Al amamantar se alimenta al bebé en cuerpo y alma

Pocas cosas en la vida son naturales, gratis y saludables. La leche materna es una de ellas. Por esas razones parece ser la opción natural y lógica cuando se trata de alimentar a un bebé.La leche materna, aparte de contener todos los nutrientes específicos que requieren los niños, contiene también toda una serie de enzimas que permiten preparar el sistema digestivo para que puedan consumirla, indica Ignacio De Abasolo, creador y coordinador de Lactivistas, red de bitácoras de lactancia y Crianza Natural.Lizbeth González pediatra puericultora, miembro y líder de la Liga de la Leche, asociación sin fines de lucro que brinda información, apoyo y ayuda a las mamás que deseen amamantar, indica otros beneficios: El bebé tiene mucho menos posibilidad de contraer enfermedades infecciosas, tanto virales como bacterianas. También disminuye el riesgo de diarreas y otras enfermedades gastrointestinales, como el reflujo gastroesofági co y enfermedad celíaca, así como de procesos alérgicos como el asma, otras infecciones de la infancia y muerte en la cuna.La Organización Mundial de la Salud también señala beneficios para la mamá: La lactancia exclusivamente materna constituye un método natural aunque no totalmente seguro de control de la natalidad durante los primeros seis meses siguientes al parto. Además, reduce el riesgo de cáncer de mama y ovario en fases posteriores de la vida, ayuda a las mujeres a recuperar más rápidamente su peso anterior al embarazo y reduce las tasas de obesidad.Vínculo afectivo. Los beneficios no se limitan a la salud física. El aspecto emocional es uno a considerar cuando se habla sobre lactancia. De Abasolo explica dos ventajas para los nenés: Durante el acto de amamantar, el bebé siente los latidos del corazón de la madre, los cuales también sentía dentro del útero.Eso le permite calmarse. Además, las glándulas de Montgomery pequeños gránulos que se encuentran dentro de la areola secretan una sustancia sebácea que permite mantener limpio el pezón y que tiene el mismo olor del líquido amniótico, lo que hace que los niños sientan placer y tranquilidad.De Abasolo agrega que ama mantar genera un vínculo estrecho madre-bebé y que está demostrado...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba