Administración de justicia en los inicios de la República: María Antonia Bolívar vs. Ignacio Padrón

Autor:Inés Quintero
Páginas:225-240
 
EXTRACTO GRATUITO
Administración de justicia en los inicios
de la República: María Antonia Bolívar
vs. Ignacio Padrón
Inés quinTero*
Sumario
Introducción 1. Contendores desiguales 2. En defensa de
Padrón 3. El juez de la causa 4. La República se respeta.
Conclusiones
Introducción
El 8 de septiembre de 1836, María Antonia Bolívar, caraqueña, viud a de Pablo
Clemente, madre de cuatro hijos, abuela de varios nietos y herma na del difunto
Simón Bolívar, se presenta ante el Alcalde General de la Parroquia Catedral
para informar que le han robado de su casa la cantidad de diez mil pesos, u na
suma nada despreciable; infor ma, igualmente, que el principal sospechoso del
hurto es Ignacio Padrón, u n mozo que trabajaba para ella. El hecho, de acuerdo
a la misma declaración, había ocurr ido el 19 de abril de ese mismo año.
La denuncia es procesada por el Juez Primero de la Parroquia Catedral,
José Julián Osío quien tuvo a su cargo la preparación del sumario y enviada
el 11 de septiembre al Juez de Primera Instancia, Juan Jacinto Rivas, res-
ponsable de conducir el juicio. La defensa de Padrón la realiza el abogado
Juan Bautista Carreño.
* Universidad Central de Venezuela, Doctora en Historia, Profesora Titular en la Es-
cuela de Historia, en la Maestría y Doctorado de Historia. Individuo de Número y
Directora de la Academia Nacional de la Historia. Fullbright Scholar en la Biblioteca
del Congreso, Washington D. C. Andrés Bello Fellow de la Universidad de Oxford.
226 Derecho Procesal y otros ensayos
Son interrogados numerosos testigos de part e y parte, María Antonia es con-
vocada por la defensa para que rinda declaración en el tr ibunal y, finalmente,
el juez dicta sentencia el 17 de octubre de ese mismo año. Padrón es decla-
rado inocente y María A ntonia es condenada a pagar las costas del juicio.
El caso fue estudiado en detalle y publicado en el libro El fabricante de pei-
netas. Último romance de María Antonia Bolívar1, y reeditado var ias veces. En
los años inmediatamente posteriores a su publicación, por iniciativa de René
molina, este libro fue materia de lectura para los est udiantes de Derecho de la
Universidad Central de Venezuela, en la asignatura «Introducción al Derecho».
También dispuso el mismo profesor invitar a la autora para compartir el conte-
nido de esta historia con quienes in iciaban su proceso formativo.
El propósito fundamental era reflexionar con los estud iantes el desarrollo del
caso, su significación y alcances, no solamente desde el punto de vista pro-
cesal o jurídico, sino de manera especial en relación con el desempeño de
quienes fueron pieza fundamental del desenlace: el abogado defensor de Ig-
nacio Padrón, Juan Bautista Car reño, y el juez de primera instancia que tuvo
a su cargo la conducción de la causa, Juan Jacinto Rivas.
La iniciativa de René molina de utilizar este libro como recurso formativo
para sus estudiantes, del mismo modo que la oportunidad que representó
compartir su lectu ra con estos jóvenes que comenzaban a exponerse a las
exigencias que demanda estudiar Derecho en nuestro país, constituyeron no
solamente un intercambio extraordina rio, sino, también, la posibilidad de re-
flexionar, una vez más, sobre lo que representó este particular episod io como
importante referente de lo que fue el esfuerzo de dar inicio a la construcción
de la República, en un ámbito especialmente sensible: el de la administ ración de
justicia con apego a las leyes y con absoluta independencia de los intereses y
presiones que pudiesen incidir en el desarrollo y desenlace del caso. La con-
clusión en las diferentes ocasiones que hicimos el ejercicio fue más o menos
la misma: fascinación y sorpresa ante la muy transparente y equilibrada
1 quinTero, Inés: El fabricante de peinetas. Último romance de María Antonia Bolívar.
Editorial Alfa. Caracas, 2011.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA