Advierten sobre militarización de relaciones laborales

 
EXTRACTO GRATUITO

El 25 de septiembre pasado, Hebert García Plaza, jefe del Órgano Superior de Defensa de la Economía, anunció que la Milicia cubriría las vacantes de cajeros en los supermercados públicos y privados, luego de observar que 50% de los puestos de las cajas registradoras de los establecimientos estaba vacío.La medida representa, según expertos laborales y sindicalistas, la continuidad de la política de militarizar las relaciones de trabajo en Venezuela.Froilán Barrios, del Frente Autónomo de Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato, recordó que desde 2008 el Gobierno instrumenta un proceso permanente de militarización de las relaciones laborales en el país, a partir del discurso del presidente Hugo Chávez de que los trabajadores deben prepararse para la guerra asimétrica contra el imperio Estados Unidos.Agregó que los sindicalistas oficialistas han señalado que la tropa miliciana de trabajadores alcanza la cifra de 250.000 personas, que hasta ahora han sido vistas uniformadas en actos patrios. La iniciativa es de un profundo contenido reaccionario y antisindical que persigue el control y disciplina militar en los centros de trabajo, reiteró.La militarización de las re laciones laborales se debe al disgusto del Gobierno ante la gran conflictividad social existente en el país desde 2008, con un promedio de 2.000 protestas anuales: 45% son llevadas a cabo por trabajadores que exigen que el patrón Estado respete la contratación colectiva, entre otros derechos laborales, agregó.Orlando Chirinos, dirigente de la Unión Nacional de Tra bajadores, central izquierdista disidente, indicó que la presencia de militares persigue amedrentar a la clase obrera con la sustitución de una fuerza de trabajo que es civil por otra militar, sujeta a obedecer ciegamente las órdenes de sus superiores.Acabar con los sindicatos. La Milicia es la nueva herramienta del Ejecutivo para acabar con los sindicatos, organizaciones que, por sus luchas, no encajan en el modelo totalitario socialista, afirmó el asesor laboral Rolando Díaz. El uso de los milicianos para ocupar puestos civiles es una nueva arista en la estrategia de abolir las organizaciones sindicales, añadió.El experto dijo que la Milicia está en el sector de la vigilancia desde hace algunos meses, luego de la sugerencia gubernamental a las empresas del ramo de incluir en sus nóminas a este personal que ya está en edificios de oficinas...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA