Aplausos desde ya

 
EXTRACTO GRATUITO

Muy cerca. Independientemente de lo que suceda esta noche, Mariam Habach ya cumplió. Y cumplió, porque tanto en los eventos previos como en las preliminares colocó el nombre de Venezuela en las listas de los apostadores. Porque logró convertirse en la favorita de los anfitriones, por encima del deseo que estos tienen de lograr el segundo back to back en la historia del Miss Universo.Porque la prensa filipina la ha destacado junto con la representante local. Porque ha estado impecable con el vestuario que financió su padre, incluido el traje típico y el vestido de gala firmados por Nidal Nouaihed. Porque los usuarios de las redes sociales la han convertido en la candidata con más seguidores y los fanáticos venezolanos la bautizaron como la bomba dorada.Sin embargo, el triunfa lismo que se respira en ambientes relacionados con los certámenes de belleza, aunque justificado, resulta apresurado al considerar los nuevos parámetros establecidos por la organización estadounidense en relación con el tipo de mujer que buscan y que han definido con una palabra: empoderada.¿Cumple con ese requisito una chica de recién estrenados 21 años, apenas comenzando a transitar la universidad y la vida? Ya se verá la valoración que hará el jurado de ese aspecto, porque en cuanto a belleza, desempeño y actitud...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA