Decisión de Corte de Apelaciones Sala Dos de Carabobo, de 31 de Octubre de 2007

Fecha de Resolución31 de Octubre de 2007
EmisorCorte de Apelaciones Sala Dos
Número de ExpedienteGP01-R-2007-000167
PonenteAttaway Diego Marcano Ruiz
ProcedimientoApelación De Medidas Cautelares

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

PODER JUDICIAL

CIRCUITO JUDICIAL PENAL DEL ESTADO CARABOBO

Corte de Apelaciones

Sala 2

Valencia, 31 de Octubre de 2007

197º y 148º

ASUNTO: N° GP01-R-2007-000167

Ponencia: ATTAWAY MARCANO RUIZ

Conoce la Sala de las presentes actuaciones en virtud de la Apelación interpuesta por la abogada SONSIRET CONSUELO GUERRA D´VERDE, en su carácter de Fiscal del Ministerio Público para el Régimen Procesal Transitorio de la Circunscripción Judicial del Estado Carabobo, contra la decisión dictada por la jueza del Tribunal de Primera Instancia en funciones de Juicio N° 06 de este Circuito Judicial, en fecha 31 de Mayo de 2007, en la causa N° GJ01-P-1999-000046 y contenida en el auto dictado el día 04 de Junio de 2007, mediante el cual revisó la medida privativa de libertad que le había sido dictada al imputado L.R.B. y le decretó medidas cautelares sustitutivas conforme a los numerales 3, 5, 8 y 9 del artículo 256 del Código Orgánico Procesal Penal.

Presentado el recurso, la Jueza de Primera Instancia en funciones de Control emplazó a la defensa, quien contestó el recurso, por lo que transcurrido el plazo legal se remitieron los autos a esta Sala de la Corte de Apelaciones.

En fecha 22 de Octubre de 2007 se dio cuenta en Sala, correspondiéndole la ponencia a quién en tal carácter suscribe. En fecha 23 de Octubre de 2007, se dictó auto mediante el cual se admitió el Recurso de Apelación interpuesto por la Representante del Ministerio Público y el mismo día se ordenó solicitar copias certificadas de dos actuaciones, necesarias para resolver el recurso, las cuales fueron recibidas y agregadas a este cuaderno, por lo que encontrándose la causa dentro del lapso legal para decidir, esta Sala pasa a pronunciarse sobre la cuestión planteada, quedando en conocimiento exclusivo en cuanto a los puntos de la decisión que han sido impugnados conforme a lo establecido en el artículo 441 ejusdem y, a tal efecto, observa:

PLANTEAMIENTO DEL RECURSO

La Representante del Ministerio Público, interpone su Recurso de Apelación, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 447 numeral 4 del Código Orgánico Procesal Penal, contra el pronunciamiento de la Jueza de Primera Instancia en funciones de Juicio N° 06 de este Circuito Judicial mediante el cual decretó Medidas Cautelares Sustitutivas al imputado L.R.B., a quien el Ministerio Público le imputó la comisión del delito de ROBO AGRAVADO y VIOLACION, previstos y sancionados en los artículos 460 y 375 del Código Penal.

El escrito recursivo contiene los planteamientos del Ministerio Público, concretados fundamentalmente en los siguientes términos:

  1. - En primer lugar:

    …Se desprende de la decisión publicada por el Tribunal de Primera Instancia en Funciones Sexto de Juicio, la falta de motivación, por cuanto no señaló las circunstancias por las cuales consideró dicho juzgado procedente el otorgamiento al acusado de una Medida Cautelar Sustitutiva; limitándose solo a señalar lo expuesto por las partes en canto al diferimiento del acto de Juicio Oral y Público; incurriendo de este modo en lo establecido en el artículo ut supra mencionado, y en consecuencia incumpliendo lo establecido en el artículo 173 del Código Orgánico Procesal Penal…omissis…Ahora bien, considera quien suscribe, que la juzgadora del Tribunal de Juicio, debió tomar en consideración, la conducta exteriorizada por el acusado L.R.B., en el juicio aperturado (sic) en de fecha (sic) 10 de febrero de 2005, y que fuere interrumpido por causa imputable a el (acusado)(sic) en virtud de no haber comparecido a la continuación del mismo, no justificando de manera alguna dicha incomparecencia en fechas posteriores…

    .-

  2. -Igualmente destaca:

    …Esta representante del Ministerio Público, observa que no han variado las circunstancias previstas en el artículo 250 del Código Orgánico Procesal Penal, (no hay motivación)las cuales fueron tomadas en cuenta a la hora de dictaminar la ultima detención señalada Up Supra (sic), y siendo que aun nos encontramos en presencia de elementos suficientes para que sea considerada y en consecuencia decretada la privación Preventiva de Libertad al acusado; estando plenamente vigente las causas por las cuales fue tomada dicha providencia …

    .-

    A los efectos de ilustrar mejor el presente fallo, esta Sala considera relevante transcribir parcialmente el auto contentivo de la decisión objeto del recurso de apelación, dictado el día 04 de Junio de 2007, en la siguiente forma:

    … El día 31 de Mayo de 2007 día fijado para que tuviera lugar la APERTURA DE JUICIO ORAL Y PÚBLICO en contra del acusado L.R.B., quien se encuentra detenido. La Jueza ordenó se verificara la presencia de las partes y se dejó constancia que se encontraban presentes la Fiscal para el Régimen Procesal Transitorio del Ministerio Público Abg. Sonsiret Guerra, el Acusado antes mencionado, previo traslado del Internado Judicial Carabobo, asistido por su Defensor privado Abg. S.C., el Secretario Gustavo Guevara y el Alguacil de Sala. Se le cedió la palabra a la Fiscal del Ministerio Público, quien manifestó; “Que por tratarse de un asunto de transición del año 1996 y la causa la estaba trabajando la Fiscal L.G., siendo asignada posteriormente a mi persona y por cuanto no se determina verdaderamente cuantas personas son las acusadas una vez leído el escrito acusatorio, es por lo que solicito se difiera el presente acto”. Seguidamente se le cedió el derecho de palabra al defensor privado, quien expuso; “Solicito el deseo de posponer esta Audiencia de Juicio, ya que la representación Fiscal por falta de tiempo, se considera que su actuación en el día de hoy violentaría el artículo 49 de la Constitución, referido al debido proceso en concordancia con el principio de inmediación, especificado del debido proceso, así como el principio de la Oralidad, dejando en consecuencia la violación del principio de contradicción, quedando en estado de indefensión mi representado, así mismo solicito una Medida Cautelar Sustitutiva de Libertad menos gravosa.”

    Una vez oída la manifestación de las partes este Tribunal en nombre de la República y por autoridad de la Ley decide: PRIMERO: El Artículo 264 del Código Orgánico Procesal Penal, reza: “Examen y Revisión. El imputado podrá solicitar la revocación o sustitución de la medida judicial de privación preventiva de libertad las veces que considere pertinente. En todo caso el Juez deberá examinar la necesidad del mantenimiento de las medidas cautelares cada tres meses, y cuando lo estime prudente las sustituirá por otras menos gravosas. La negativa del Tribunal a revocar o sustituir la medida no tendrá apelación. SEGUNDO: En criterio de esta Sentenciadora, las circunstancias que originalmente existían para que se hubiese dictado la Medida Privativa de Libertad, por la conducta de la Representante Fiscal, han variado en el presente caso de conformidad con lo relatado anteriormente. TERCERO: Este Tribunal considera que es prudente sustituir la Medida Privativa de Libertad, por una Medida Cautelar Sustitutiva, atendido igualmente el derecho a ser procesado el Acusado en libertad consagrado en los Pactos Internacionales suscritos y ratificados por la República Bolivariana de Venezuela y nuestra Carta Magna; en base a la posición de la Representación Fiscal y para no violentar los derechos del Acusado, y así se decide. CUARTO: Dejar sin efecto la orden de captura en contra del ciudadano L.R.R.B., venezolano, mayor de edad, titular de la Cédula de Identidad Nro. V-11.364.668, todo en aras de garantizar los derechos y garantías constitucionales y legales del Acusado.

    DECISIÓN

    Por todo lo anteriormente expuesto, este Juzgado Sexto de Juicio del Circuito Judicial Penal del Estado Carabobo, Administrando Justicia en Nombre de la República y por Autoridad de la Ley, DECRETA: Medida Cautelar Sustitutiva de Libertad, al Acusado L.R.R.B., venezolano, mayor de edad, titular de la Cédula de Identidad Nro. V-11.364.668, de conformidad con el artículo 256 del Código Orgánico Procesal Penal, bajo las condiciones siguientes; ordinal 3° Presentación cada ocho (08) días por ante la Oficina del Alguacilazgo; ordinal 5° Prohibición de frecuentar lugares donde se expendan bebidas alcohólicas, ordinal 8° presentación de dos (02) fiadores de reconocida solvencia económica, los cuales deberán consignar constancia de residencia expedida por la primera Autoridad del Municipio donde resida y Carta de trabajo debidamente sellada y firmada, ordinal 9°, Asistir a los actos del proceso fijado por este Tribunal de Juicio. La Libertad se materializará una vez constituida la Fianza. Se fijó Juicio Oral y Público para el día 04-07-07 a las 11:30 a.m. Se ordenó Librar boleta de traslado. Se ordenó igualmente Citar a los expertos, víctimas y testigos. Quedaron las partes presentes debidamente notificados. Regístrese. Publíquese. Notifíquese. Cúmplase. Jueza Sexta en Función de Juicio.- Dra. N.A. de Landaez…

    .- (Resaltado por la Sala).-

    De la misma forma y a fines semejantes se considera prudente transcribir el acta de la audiencia celebrada el día 14 de Enero de 2005, en la cual se solicitó la medida privativa de libertad al acusado, así:

    …ACTA AUDIENCIA DE JUICIO ORAL: En el día de hoy catorce de enero de dos mil cinco, siendo las 8:45 AM horas de la mañana, convocada para dar inicio a la continuación de Juicio Oral incoada en contra del ciudadano L.R.B., se constituye el Tribunal Sexto en Función de Juicio, preside la ciudadana Juez Sexto Abogado C.Z., asisitda por la secretaria Abogada M.H.,alguacil de sala J.J. verificado como han sido las partes, se deja constancia que se encuentran presentes la ciudadana Fiscal para el Regimen Procesal transitorio Abogado L.G., la defensa Publica Abogado Lemit L.R., Dr M.C. y funcionario Policial I.C., no asi el acusado, en virtud de lo cual el Tribunal le concede un lapso de espera. Siendo las 10;00 am .Se verifica la inasistencia del acusado quien quedó debidamente notificado para la audiencia del dia de hoy en virtud de lo cual no se puede continuar el presente juicio por lo que la Fiscal del Minsiterio Publico L.G. visto que el acusado no ha presentado al Tribunal ninguna justificación de su incomparecencia de conformidad con el Penultimo aparte del Artículo 250 del Código Organico Procesal Penal solicitó al Tribunal se decrete Medida Judicial de Privación Preventiva de Libertad por estimar que el acusado no ha dado cumplimiento al acto del proceso fijado para el dia de hoy solicitando ademas librar la correspondiente Orden de Captura y prohibición de salida del país. Acto seguida la defensa manifiesta a este Tribunal que no tiene nada agregar. Acto seguido el tribunal oida la manifestación de las partes y observando que se concedió ala cusado un lapso de espera suficiente para que en caso de haber existido una justificación de su inesistencia ya lo hubiera hecho llegar al Tribunal, en virtud de lo cual el Tribunal estima que estan llenos los extremos del artículo 250 del Código Organico procesal penal ya que al verificarse la inesistencia del acusado para la audiencia del audiencia del dia de hoy para la cual habia quedado notificado se prsume el peligro de fuga por cuanto se evidencia la intención de no afrontar el proceso penal que se le sigue, tal como lo señala el artículo 251 del mismo código, en virtud de lo cual SE DECRETA LA MEDIDA JUDICIAL DE PRIVACION PREVENTIVA DE LIBERTAD AL ACUSADO L.R.R.B. y se orden libar la coirrespondiente Orden de Captura a la Brigada de Cuerpo de Investigaciones, Guardia Nacional y demas cuerpo policiales. indicandoles que una vez capturado el mismo, deberá ser recluido en el Internado Judicial de Carabobo y puesto a la orden de este Tribunal y una vez que el Tribunal tenga conocimiento de su capura se fijara el juicio oral y publico. Quedan notificados los presentes. Es todo. Terminó se el yó y conformes firman. Juez Sexto en Función de Juicio…

    .-

    MOTIVACION PARA DECIDIR

PRIMERO

En cuanto a la impugnación que hace la recurrente contra la decisión contenida en el auto dictado en fecha 04 de Junio de 2007, por la Jueza en funciones de Juicio N° 06, en relación con la presunta “…la falta de motivación, por cuanto no señaló las circunstancias por las cuales consideró dicho juzgado procedente el otorgamiento al acusado de una Medida Cautelar Sustitutiva…”, es necesario observar, tal afirmación no se corresponde con la verdad contenida en la decisión porque si bien es cierto que la Jueza a quo incurre en parquedad en la elaboración de su fallo, también lo es la circunstancia de que si explica la razón por la cual sustituye la medida privativa, señalando que se fundamenta en el mandato legal que le faculta para tal revisión a fin de determinar si es prudente la sustitución por una menos gravosa y, en tal sentido, expuso que “…En criterio de esta Sentenciadora, las circunstancias que originalmente existían para que se hubiese dictado la Medida Privativa de Libertad, por la conducta de la Representante Fiscal, han variado en el presente caso de conformidad con lo relatado anteriormente…” , dejando claramente establecido que tal criterio se lo formó como consecuencia de lo expuesto por el Ministerio Público en la audiencia, así “ “…Que por tratarse de un asunto de transición del año 1996 y la causa la estaba trabajando la Fiscal L.G., siendo asignada posteriormente a mi persona y por cuanto no se determina verdaderamente cuantas personas son las acusadas una vez leído el escrito acusatorio, es por lo que solicito se difiera el presente acto…”, es decir, tal convencimiento se funda en la solicitud de diferimiento de la audiencia para cuya celebración se ordenó la aprehensión, por lo tanto, la impugnación basada en la falta de motivación carece de fundamento suficiente, por lo que debe declararse improcedente a los efectos de la apelación interpuesta.

SEGUNDO

En relación a la exposición de la recurrente en el sentido de que “…no han variado las circunstancias previstas en el artículo 250 del Código Orgánico Procesal Penal, (no hay motivación) las cuales fueron tomadas en cuenta a la hora de dictaminar la ultima detención señalada Up Supra (sic)…”, es ineludible señalar que, a tono con lo expresado por la a quo en el auto impugnado, atendiendo a principios fundamentales que rigen el proceso, entre los que se destaca el de la igualdad de las partes y la proporcionalidad de las medidas cautelares, resulta necesario destacar que la medida privativa de libertad, dictada como excepción al derecho al juicio en libertad del que venía disfrutando el acusado, se fundamentó en la falta de comparecencia del mismo a la audiencia convocada, tal como lo afirmó la representación del Ministerio Público cuando solicitó la medida privativa en la audiencia celebrada el día 14 de Enero de 2005, lo que se verifica con la revisión del acta levantada, en la cual la Jueza C.Z., de ese mismo Tribunal, decretó la medida de privación de la libertad, con fundamento en el artículo 250 del código adjetivo penal, cuyo contenido transcribimos a continuación: “… solicitó al Tribunal se decrete Medida Judicial de Privación Preventiva de Libertad por estimar que el acusado no ha dado cumplimiento al acto del proceso fijado para el dia de hoy…”, así como la manifestación del Tribunal acerca de las causas que dieron lugar a la medida privativa, así: “…observando que se concedió ala cusado (sic) un lapso de espera suficiente para que en caso de haber existido una justificación de su inesistencia (sic) ya lo hubiera hecho llegar al Tribunal, en virtud de lo cual el Tribunal estima que estan llenos los extremos del artículo 250 del Código Organico procesal penal ya que al verificarse la inesistencia (sic) del acusado para la audiencia del audiencia del dia de hoy para la cual habia quedado notificado se prsume (sic) el peligro de fuga por cuanto se evidencia la intención de no afrontar el proceso penal que se le sigue…”, tal falta de comparecencia fue considerada como una manifestación de la intención del acusado de no cumplir con los actos del juicio, lo cual debía ser evitado mediante su privación de libertad, aún cuando no consta en acta que se le haya interrogado acerca de las causas de su incumplimiento, cuestión que aun cuando no corresponde a competencia de la Sala respecto a la resolución del recurso, si resalta la circunstancia por la cual se le privó de la libertad, cuestión que si forma parte del recurso, por lo que, al analizar tal conducta morosa como causa de la decisión judicial de asegurar su comparecencia al juicio y evitar la tardanza en su desarrollo y con ello la violación del debido proceso y el respeto a la igualdad de las partes, obtiene su contrapartida en la conducta del Ministerio Público al solicitar que tal juicio, de cuyo brevedad debe ser también responsable, sea diferido en vista de que la Fiscalía no estaba preparada para realizarlo en ese momento, lo que evidentemente constituye una transgresión a la garantía de igualdad de las partes, al señalar “…Que por tratarse de un asunto de transición del año 1996 y la causa la estaba trabajando la Fiscal L.G., siendo asignada posteriormente a mi persona y por cuanto no se determina verdaderamente cuantas personas son las acusadas una vez leído el escrito acusatorio, es por lo que solicito se difiera el presente acto…”, de allí que ese hecho se convierte en una verdadera variación fáctica y jurídica de las circunstancias que otrora justificaron la aplicación de la medida privativa y con ello surge la posibilidad legal de la sustitución de la medida, conforme a lo dispuesto en el artículo 264 del Código Orgánico Procesal Penal, especialmente si se considera que la decisión impugnada contiene una fundamentación basada en el citado artículo, cuya amplia y concreta interpretación ha sido plasmada en la sentencia N° 2426 de fecha 27 de Noviembre de 2001 emanada de la Sala Constitucional, así:

“…Luego, con relación a la protección de la libertad del imputado en el proceso, la regla consagrada por la propia Carta Magna sobre la inviolabilidad de la libertad personal, tiene por fundamento el numeral 1 del artículo 44 que dispone que la persona encausada por hecho delictivo “será juzgada en libertad, excepto por las razones determinadas por la ley y apreciadas por el juez o jueza en cada caso” (Subrayado de la Sala). Por ende, de entrada, rigen dos principios esenciales para determinar la procedencia de la prisión preventiva de acuerdo al texto constitucional: a) el estricto cumplimiento del principio de legalidad en cuanto a la verificación y examen de los supuestos en que procede la disposición en cuestión; b) Que la medida debe ser dictada por un organismo judicial…” (omissis)… Respecto de la revisión de la situación del imputado, lee esta Sala que el Código Orgánico Procesal Penal ha previsto de forma clara la posibilidad de revisar y examinar las medidas cautelares en el artículo 264 (que corresponde al artículo 273 anterior a la Reforma del instrumento), el cual prescribe que “El imputado podrá solicitar la revocación o sustitución de la medida judicial de privación preventiva de libertad las veces que lo considere pertinente.” Así mismo, dispone la prenombrada norma que “En todo caso el Juez deberá examinar la necesidad del mantenimiento de las medidas cautelares cada tres meses, y cuando lo estime prudente las sustituirá por otras menos gravosas”. Ahora, se entiende que esta previsión regula exactamente dos supuestos: a) El irrestricto derecho del imputado a obtener un pronunciamiento judicial respecto de la necesidad de sostener o mantener la medida precautelativa de la que ha sido objeto con anterioridad, esto es, de incoar el examen de la vigencia de los supuestos de la medida; b) La obligación para el juez de examinar la necesidad del mantenimiento de las medidas cautelares, de oficio, cada tres meses y “cuando lo estime prudente las sustituirá por otras menos gravosas”, obligación que, de acuerdo al principio pro libertatis, debe entenderse que consagra la posibilidad de sustituir y aun de revocar la medida precautelativa en cualquier momento en que los supuestos que la fundan hayan cesado de manera alguna, absoluta o parcialmente…” (omissis… En tal sentido, observa la Sala que el legislador, al admitir expresamente en el Código la posibilidad de revisión de las medidas cautelares que consagra, tomó en cuenta la eventualidad de que los basamentos fácticos que dan lugar a las medidas provisionales en la etapa inicial del proceso pueden cambiar durante el transcurso de éste, variaciones estas que pueden verificarse incluso en etapas posteriores a las propias fases de investigación e intermedia que se encuentran bajo la rectoría del Juez de Control…”. (omissis)… Finalmente, debido a la relevancia de las consideraciones emitidas en el fallo bajo examen y, además, por haber reflexionado la Sala sobre el alcance de principios elementales de nuestro ordenamiento jurídico constitucional, como lo son el derecho a la libertad y la garantía de presunción de inocencia, declara vinculante la ratio decidendi que condujo a la decisión definitiva del presente fallo. Por tal motivo, se ordena la publicación de la presente sentencia en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela. Así mismo, se ordena remitir copia certificada del presente fallo a los Presidentes de los Circuitos Judiciales Penales del país, quienes, a su vez, difundirán el contenido de la decisión por medio de copias certificadas a los jueces de primera instancia y superiores que conforman los Circuitos Judiciales Penales de la República…”. (Resaltado por la Sala).-

Por lo tanto, conforme a este criterio vinculante del máximo tribunal de la República en Sala Constitucional, al haber cumplido los lineamientos interpretativos contenidos en la misma, la decisión impugnada resulta ajustada a derecho y constituye un acto de tutela judicial efectiva en beneficio de la Justicia, especialmente si se considera que el enjuiciamiento del acusado se viene realizando desde el año 1996, por lo que lo procedente es declarar sin lugar la apelación interpuesta. Y ASI SE DECIDE.-

DECISION

En base a las precedentes consideraciones esta SALA 2 de la CORTE DE APELACIONES DEL CIRCUITO JUDICIAL PENAL DEL ESTADO CARABOBO, administrando Justicia en nombre de la República por autoridad de la Ley, declara SIN LUGAR el recurso de apelación interpuesto por la abogada SONSIRET CONSUELO GUERRA D´VERDE, en su carácter de Fiscal del Ministerio Público para el Régimen Procesal Transitorio de la Circunscripción Judicial del Estado Carabobo, contra la decisión dictada por la jueza del Tribunal de Primera Instancia en funciones de Juicio N° 06 de este Circuito Judicial, en fecha 31 de Mayo de 2007, en la causa N° GJ01-P-1999-000046 y contenida en el auto dictado el día 04 de Junio de 2007, mediante el cual revisó la medida privativa de libertad que le había sido dictada al imputado L.R.B. y le decretó medidas cautelares sustitutivas conforme a los numerales 3, 5, 8 y 9 del artículo 256 del Código Orgánico Procesal Penal..

Regístrese. Notifíquese. Déjese copia y remítase la presente actuación al Tribunal de origen en su oportunidad legal.-

LOS JUECES DE LA SALA,

ATTAWAY MARCANO RUIZ

Ponente

CECILIA ALARCON DE FRAINO AURA CARDENAS MORALES

La Secretaria,

Abog. Y.M.T.