Códigos de buenas prácticas contra el acoso sexual y acoso moral (art. 48 LO 3/2007)

Autor:Gloria P. Rojas Rivero
Cargo del Autor:Catedrática de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, Universidad de La Laguna
Páginas:521-542
 
EXTRACTO GRATUITO
521
Códigos de buenas prácticas contra el acoso
sexual y acoso moral
(art. 48 LO 3/2007)
Gloria P. Rojas Rivero*
SUMARIO
I. In tro ducció n.
II. P reven ción.
1. El acos o como r iesgo p rofesio nal.
2. Obligac iones empr esar iales e n ma teria pre ventiva .
3. Los Pr otocolo s sobr e acoso labor al.
A) Norm at iva apl icable.
B) Obligat orie dad.
C) Resp ons ables de su e labor ación .
D) ¿Cómo se elab oran ?
E) Efica cia jur ídica del Pr otoco lo.
F) Cont enid o.
G) Balan ce.
______________
* Catedrática de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, Universidad de La Laguna.
I. INTR OD UCCIÓ N
En el mar co de u na eco nom ía evoluc ionad a y bas ada en el con ocimie nto y
en la innovación, nu est ras relacion es laborales deber ían ser de calidad.
Deb ería p rim ar la co labor ación fren te a la pur a jer arqu ía, la t ran spa ren cia
sob re el cor por ativism o, la in iciativa sobr e la ine rcia d e los pr ocesos . Pero
lo cier to es q ue no es así. La gran pa rado ja de la e mpr esa de nues tros día s
es que d ispon iendo de medios , recur sos y con ocimien tos p ara d esarrolla r
organizacion es saludab les estamos creando en torn os de tr abajo tóxicos.
Pudien do ut ilizar la tecno logía, la co mun icación, la cultur a, la for mació n,
el liderazgo,… par a in tegrar y crecer, los estam os utilizando p ara
fra gment ar, e xcluir y r estar .
Per o esto es as í porque a lgo está pasan do a la vez. Fen ómen os com o el de
la glob alización imp onen nuevas condicion es de tr abajo que están
pr ovocan do la apa rició n de nue vos ri esgos p ar a la sa lud d e los t rab aja dor es.
Son riesgos que tienen su origen en la organización del traba jo, tan
522
peligrosos y da ñinos, o más, como cualq uier otro, pero mucho menos
con sider ado s en la med ida e n qu e su t rat am ient o es m ucho más noved oso.
Algunas de las cond icion es la bor ales de refer en cia, conocidas por todos,
son : más competitividad, mayor exigencia de produ ctivid ad y, por ta nt o,
aumen to de los ritmos de tr abajo; má s pres iones de t iempo para fin alizar
las t areas; m ayor disponibilida d y depe nden cia per sonal con h orar ios sin
limites; más esfuerzo intelectua l en el tr abajo en detrimento del físico;
mayor especialización; má s capacidad para tra bajar en eq uip o; m ás
flexibi lidad ... Por otr o lad o, la p reca ried ad la bor al (en el su eldo, e n la t are a,
en el hor ario ), el t rab ajo pa rcela do y es tan dar izad o, mo nót ono y repe titivo ,
el tr abajo a turnos, la externalización, la subcon tr atación, et c. Cada vez
má s tr aba jado res está n som et idos a est e tip o de a mbi ent es, qu e tie nen com o
elem ento co n el aum en to de la ten sión y de la conflictividad en el
am bient e de tr abajo y que están minand o, a m archa s forzad as, su calidad
de vid a. Y es qu e en la economía globalizad a que im pera, las exigencias
em pre sar iales la est án p agan do los tr aba jado res prin cipa lme nte en su salu d.
El pr oblem a no es, ni mu cho m enos, p equeño. E sta n ueva con cepción del
traba jo su pone que, junto a los riesgos tradicionales de en fermedad es
profesionales o a ccidentes laborales de tipo tra um ático, apar ezcan ot ros
que est án da ndo lu gar a n uevas form as de enfer mar. Est os riesgos tiene n
qu e ver co n la r elació n, la estr ate gia y el p oder , y cua ndo hay q ue en fren ta rse
a ello s hay q ue ha cerlo no an alizan do cu áles s on las tar eas a r ealiza r, ni los
medios con los qu e se van a rea lizar , sin o observando el ambien te social
del t raba jo y razo nando so bre la cultur a de la empr esa.
Se tr ata de unos riesgos má s difíciles d e detect ar y que se m an ifiest an a
tr avés d e pr oceso s psic ológicos bási came nt e. Algun os de los da ños a la sa lud
qu e prod ucen son b asta nte vis ibles: t rab ajado res q uema dos ( burn out ), el
síndrome posvacaciona l, las mu ertes p or ataque al corazón después de
mu cha presión en el trab ajo, los at aques de ansiedad por u na arbitr ar ia
gest ión d e los s upe rior es, el e str és, la depr esió n, la pérd ida de la aut oest ima ,
sen tido de culp abilidad, insomn io, problem as digestivo s...., per o quizá el
má s significa tivo, da da su graved ad, es el acoso en el tr abajo q ue pr ovoca
en la mayor ía de las ocasion es mu chos d e los da ños se ñalad os, qu e llegan
inclu so a p rovocar la In capacid ad P erma nen te Absolu ta1.
Es u n te ma a ctua l en lo s deb ates sociale s y en lo s med ios d e comu nica ción,
que crece contin uamente a juzgar por el número de pron unciamientos
judiciales, pero t odavía p oco presentes en las políticas y acciones de
______________
1 La STSJ Cantabria 20-3-07 resuelve el caso de una trabajadora de 29 años con trastorno depresivo, estrés
postraumático y crisis de angustia derivados del acoso laboral.
Glori a P. Rojas Rivero

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA