En clave europea

 
EXTRACTO GRATUITO

Europa, referencia necesaria de tradición cultural, estabilidad y modernidad, pare ce interesarnos ahora de otra manera, con más acento en las amenazas que en la seguridad, en de conflicto que en el acuerdo, en el enfrentamientos que en el diálogo cultural. La atención noticiosa tiene que ver con lo que unos observan como el principio del fin del sueño de la Unión Europea y otros como un estado natural de crisis de un proyecto que evoluciona, crece, se corrige, avanza.Expresión de este clima son los casos de Grecia, Portugal, España, superando cada uno a su ritmo y a su manera una condición de exigencias y ajustes económicos; el brexit como manifestación de una voluntad de más autonomía en la toma de decisiones; Italia, Francia, Alemania en procesos electorales en los que nuevas fuerzas, nuevos movimientos, nuevas tendencias y una nueva conducta del electorado trastoca lo establecido. Es la reacción a fenómenos agravados por nuevos problemas, como la creciente inmigración, la amenaza del terrorismo, el peso de la tecnología en el trabajo, del empleo, de las relaciones personales, de la naturaleza de los mercados, de la circulación de la información, del conflicto entre las fuerzas de la globalización y las realidades locales.En los recientes procesos electorales europeos y en los que se anuncian han pesado y continuarán pesando de ma nera importante, entre otros, los discursos del populismo y del nacionalismo. El discurso populista, apoyado en el desprestigio de la política, el desgaste de los partidos tradicionales, la desconfianza de los ciudadanos, la corrupción, ha levantado las banderas de los reclamos sociales, de un cierto ideal socialista, de la promesa de bienestar como derecho, de un modelo que privilegia la denuncia y la destrucción más que la construcción, la ruptura de las instituciones más que su eficacia. Los nacionalismos, por su parte, inspirados en una aspiración de identidad cultural, autonomía o soberanía, han alimentado visiones altamente excluyentes y han dado lugar a formas de intolerancia y de extremismo. ¿Cuánto durarán estos discursos? ¿En qué momento se tomará conciencia del...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA