Conclusiones

Autor:Diego Thomás Castagnino
Páginas:245-249
 
EXTRACTO GRATUITO
C
El origen de la distribución comercial se sitúa en el momento en el cual
el hombre primitivo supera la fase de autoconsumo, y realiza los primeros
intercambios comerciales. Sin embargo, es gracias a la Revolución Indus-
trial que la distribución comercial empieza a evolucionar y a formar parte
importante de toda economía.
El contrato de colaboración empresarial de distribución surge como un me-
canismo para regular la comercialización de bienes o servicios, que permite
ampliar el alcance de los negocios del productor, excluyendo los costos de
comercialización de su estructura empresarial y permitiendo concentrar las
inversiones de capital en su actividad principal: la productiva, obteniendo
mayores benecios con menos riesgos.
A pesar del interés económico, jurídico y social que genera el contrato de
distribución dentro del comercio moderno, ha recibido una escasa aten-
ción en la doctrina venezolana, a diferencia de lo ocurrido en países como
España y Francia.
El vocablo «distribución» se ha empleado en la doctrina mercantil en dos
sentidos: el amplio, que enfatiza fundamentalmente en la actividad inter-
mediadora y que comprende a las diversas formas jurídicas mediante las
cuales una persona o empresa coloca en el mercado bienes o servicios que
genera otra empresa (agencia, franquicia, distribución, etc.), y en un sen-
tido estricto (o restringido) referido a un modo particular de vinculación
entre la empresa productora y el sujeto que coloca los productos en el mer-
cado, es decir, el distribuidor.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA