Sin conocimiento

 
EXTRACTO GRATUITO

En Venezuela la gasolina es gratis. Lo que se paga es tan insignificante que no se toma en cuenta en el cálculo del presupuesto de una familia, tenga la cantidad de carros que tenga. Tampoco en los análisis de costos de las empresas. El renglón refrescos lo triplica, aunque sea un gasto ocasional y casi imperceptible. Sólo en 2010 el Estado destinó 15,7 millardos de dólares al subsidio del combustible, sin incluir el gas para vehículos que es gratis-gratis, no se paga ni siquiera un monto simbólico. Con una simple multiplicación por 4,23 Âpero no con la tabla que usa el matemático Nelson Merentes vemos que el Estado quemó 66,4 millardos de bolívares. Una cantidad bien grande, y no los podrá utilizar para construir escuelas, universidades, hospitales, plantas eléctricas y represas. Tampoco podrá destinarlos al pago de pasivos laborales, haga las piruetas que haga para engañar a los desprevenidos. Mientras, a la universidad vene zolana y a la educación en general se le adjudican presupuestos de hambre, que no sólo limitan el funcionamiento de los servicios básicos, sino que imposibilitan la contratación de personal, el mejoramiento de los salarios del personal docente y administrativo, y dedicar recursos para la investigación y la dotación de las bibliotecas. El Coba criollo se enorgullece porque ha gastado en armas más de 85 millardos de bolívares. Venezuela es dueña de un arsenal bien pesado. Sus tanques lo son...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA