Algunas consideraciones sobre la inamovilidad laboral

Autor:Rafael Ortiz-Ortiz
Cargo del Autor:Profesor de pre y postgrado de la Universidades Católica Andrés Bello y Arturo Michelena
Páginas:273-334
 
EXTRACTO GRATUITO
273
Algunas consideraciones sobre la
inamovilidad laboral
Rafael Ortiz-Ortiz*
El señor K caminaba en un valle cuando de improviso notó que
sus pies se sumergían en el agua. Entonces comprendió que su
valle era en realidad un brazo de mar y que se aproximaba la
hora de la marea alta. Se detuvo de repente en búsqueda de una
barca y quedó en espera de encontrarla. Cuando se persuadió
que no había ninguna barca a la vista abandonó esta esperanza
y esperó que el agua no subiese más. Sólo cuando el agua le
hubo llegado al mentón, abandonó también esta esperanza y se
puso a nadar. Había comprendido que él mismo era una barca.
BERTOLD BRECHT.
_____________
* El autor es profesor de pre y postgrado de la Universidades Católica Andrés Bello y Arturo Michelena.
ExMagistrado Presidente de la Corte Primera de lo Contencioso Administrativo. Decano de Investigación y
Extensión de la Universidad Arturo Michelena.
SUMARIO
A. Preli mina res.
1. El régim en ju rídico d e la est abilid ad lab oral.
2. La es tabili dad e specia l de Der echo so cial.
B. La In amo vilidad Labora l.
1. Definició n.
2. Car acter ística s.
a. La exis tenc ia de u n int erés s uper ior.
b. Ran go con stitu ciona l y desar rollo leg al.
c. Pro visiona lidad y límite s tem pora les.
d. La exi sten cia de u n “fuer o” especia l.
3. Nat ura leza o cat egorí a Ju rídica .
a. In stit ución de Der echo co lectivo.
b. In stitu ción d e cont rol so cial.
4. El ám bit o objet ivo de pr otecci ón.
a. Fr ente al tra slado injust ificado .
b. Cont ra d e la des mejor a de co ndici ones la bora les.
c. Cont ra el d espid o no au tor izado.
d. La p rohib ición d e tra nsfer encia o cesión .
C. La inam ovilidad d e los trab ajadore s exclui dos d e esta bilidad
gener al.
1. Ina movilid ad y con tr atació n tem por al.
2. Tesis a favor de la inam ovilidad de los tr abajado res si n
esta bilida d re lativa.
3. Tesis ex cluyen tes d e la ina movili dad y la esta bilida d gen era l.
4. Tesis de la con curr enci a de la esta bilida d gen era l y la
inam ovilid ad.
5. Ina movilid ad y or den públi co.
274
RESUMEN:
La in amo vilidad labor al ha sido u na con sta nte e n las r elacion es de tra bajo
de los últ imo seis añ os, pues el Presidente de la Reblica, añ o tr as año,
prorr oga este fuero especial en relación con a quellos traba jadores que se
ubiquen bajo sus sup uestos de hecho; sin embar go, las “situaciones” qu e
genera n esta pr otección especia l son varias y de diversa índole, desde el
llam ado “fuero sind ical” ha sta aqu ellas s itua cion es en las cu ales s e req uier e
la in terve nción del E stad o dad a la situ ación de min usva lía excep cional d e
los t raba jador es.
Este en sayo pretend e abordar el n úcleo esencial de la in amovilidad en el
em pleo h urga ndo en los “in ter eses su per iores ” qu e se pr eten den prot eger,
el ám bit o obje tivo o m at eria l de p rot ección , su “n atu ra leza ju rídi ca” (au nqu e
sea un con cept o com plejo y, a veces, in asib le), y con cluire mos co n algu nas
“relaciones” en tr e la estabilidad gen er al o relativa y la institución de la
ina movilid ad la bora l1.
Pala br as clave s: Es tab ilida d lab ora l. In am ov ilida d lab ora l. Dere cho so cial.
______________
1 El presente trabajo forma parte de Línea de investigación de mayor extensión titulada: “La inamovilidad laboral.
Procedimientos administrativos y contencioso administrativo”, de próxima aparición.
Rafael Orti z-Ort iz
275
A. P REL IMIN AR ES
El est ud io de la ina movi lidad labo ral t ien e par ticu lar imp ort anci a en nue str o
medio jurídico pues, d e ser una modalidad de est abilida d con cacter
“tem por al” y extr aor din ario , se ha conve rtid o en un a situ ación per ma nen te
e in definid a en la últim a década d e nue stra vida repu blicana. A fina les de
20 07 se dictó el Decr eto de inamovilida d labor al q ue debe regir la s
rela cion es de tra bajo dur ant e tod o el a ño 20 0 8, a bar cand o a t odos aqu ellos
tr abaja dore s que n o se en cuen tren except uado s, a sab er:
a) Quie nes eje rzan cargos de d irecció n o de co nfian za;
b) Qu ienes sean trab ajado res te mpo reros , event uales u ocasi onales ;
c) Quie nes d even guen para la fech a de e ntr ada en vigen cia d el Decre to un
sala rio bá sico me nsua l supe rior a tres salar ios mín imos ; y
d) Qu ienes sean funcion ario s púb licos
Nad a se dice so bre algun as s itua cion es pa rt icula res s obr e los cu ales t am poco
la jurisprudencia se ha pronunciado, por ejemplo: a) Gozan de esta
inamovilidad especial la s trab aja doras dosticas?; b) Qu ienes trabajen
en emp resas con menos de d iez trabajadores -en cuyo régimen ordinario
se tiene que el emplead or no está obligad o a r een ganch ar - goza n d e
inamovilidad?, supuesto frecuentemente aplicable a los t ra bajadores
conserjes; c) Se le a plica el Decret o a las personas “contratad as” por los
en tes pú blicos?
Sien do en ton ces q ue e l cam po de aplic ación de la inam ovilid ad es ta n am plio
se en tiend e que hayam os escogido este tem a para tratar de desarrolla rlo
con algun a exten sión.
1. El rég im en Ju rí dic o d e l a e sta bi lid ad l ab ora l
La estab ilidad laboral en n uestro p aís, com o en la m ayoría de los
ord en am ien tos de Iberoamérica, tiene ra igam bre constitucional por
con sider ar q ue es ta in stit ución es in sepa rab le de la funció n pr otect ora que
asu mió el Es tado-bienes tar en contr a del lib eralism o salva je. La hist oria
no s mu estr a qu e cua nd o a los emp lead ores no se les po ne lím ite s y el Est ado
sólo observa, mira y “deja p asar” se producen pr ofund as desigualdades,
ar bitr arie dad es e in just icias. Só lo bas ta con reco rda r las exten sas jo rn adas
de t rab ajo, e l uso in dis crim ina do d e mu jere s y niñ os, los salar ios d esigu ales
e inequitativos, el m alt ra to, humillaciones y vejám en es que nos dejó la
revolución in dust ria l. El trabajador era una pieza m ás de la com pleja
maquina ria de los em plead ores, y de ellas la p ieza s fácilmente
sustituib le.
La respuesta a esos pr oblemas p roviene de los prop ios traba jad ores: las
Algunas consider aciones sobre la i namovil idad laboral

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA