Consideraciones metodologicas sobre el estudio del comportamiento antisocial en la teoria de curso de vida de Sampson y Laub.

Autor:Ordonez Camacho, Jose Gregorio
Cargo:Ensayo
 
EXTRACTO GRATUITO

METHODOLOGICAL CONSIDERATIONS ABOUT THE STUDY OF ANTISOCIAL BEHAVIOR IN SAMPSON AND LAUB'S LIFE-COURSE THEORY

  1. INTRODUCCION

    Mientras exploraban el sotano de la biblioteca de la Universidad de Harvard, Sampson y Laub (1993) descubrieron y recuperaron para el interes publico el clasico estudio longitudinal elaborado por Sheldon y Eleonor Glueck. Estos investigadores encontraron las viejas tarjetas de almacenamientos de datos usados por los Gluecks en su estudio "Revelando la Delincuencia Juvenil" (Unraveling Juvenile Delinquency). El estudio comenzo en 1950 y de 1956 a 1970 se realizaron cuatro seguimientos. El diseno de la investigacion involucraba una muestra asignada de 500 sujetos masculinos delincuentes y 500 sujetos masculinos no delincuentes que estaban residenciados en viviendas de clase baja en la ciudad de Boston, Massachusetts (Sampson y Laub, 1993)

    Sampson y Laub (1993) se sintieron desafiados por el debate radical suscitado por la manifestacion del comportamiento antisocial en ciertos periodos evolutivos, la adecuacion metodologica de disenos longitudinales y de corte transversal en el estudio de la delincuencia y la aparicion de recientes enfoque evolutivos en la explicacion del delito. Un ejemplo de este debate lo representan Hirschi y GottfTedson (1983), quienes demostraron que la distribucion del delito por edad permanecia sin cambios a lo largo de diferentes condiciones sociales. A partir de este hecho, estos autores argumentaron que el enfasis en las investigaciones longitudinales es injustificado porque la variable "edad" no indica interaccion con ningun posible factor causal relacionado con el crimen. Por lo tanto, desde su perspectiva los disenos de corte transversal son una mejor opcion para dilucidar las causas de la delincuencia juvenil (Hirschi y Gottfredson, 1983, Gottfredson y Hirschi, 1987). Por otro lado, Farrington (1986) rechazo este analisis, explicando que los estudios longitudinales son necesarios para descubrir los cambios en el desarrollo a traves del tiempo y su influencia en el comportamiento antisocial.

    Consecutivamente, Sampson y Laub (1993) se preguntaron: ?Sera que la informacion longitudinal recolectada es realmente innecesaria para la comprension del delito? ?Que pasa con los cambios individuales y los eventos sobresalientes en la vida durante la adultez? Como resultado de esto, estos autores propusieron otras preguntas: ?Podriamos desarrollar y probar un modelo teorico que tomara en cuenta los despliegues de comportamiento antisocial en la infancia, delincuencia en la adolescencia y los delitos manifiestos en periodo de la adultez desde una perspectiva longitudinal? En otras palabras, ?Podriamos descifrar el delito y las desviaciones durante todo el curso de vida? (Sampson y Laub, 1993, p. 2)

    Basados en el estudio original de los Glueck, Sampson y Laub reconstruyeron, modificaron y analizaron los datos longitudinales recolectados en seis anos (1987-1993). Despues, integraron la literatura criminologica considerando tanto la perspectiva de curso de vida propuesta por Elder (1985), como los principios de la Teoria del Control Social (Durkheim 1951 [1897]; Janowitz, 1975 y Hirschi 1969)

    De acuerdo con Elder (1985), la perspectiva del curso de vida describe como la existencia de los individuos se ve determinada por la ocurrencia de eventos particulares a lo largo de su historia. En esencia, hay dos conceptos principales en la perspectiva del curso de vida: trayectorias y transiciones. La trayectoria es el camino tomado a lo largo del camino de la vida, el cual se relaciona con eventos de larga duracion, tales como la historia escolar o familiar. De manera contraria, una transicion incluye eventos de corta duracion o momentos claves que guian a ciertos cambios en la vida, tales como la graduacion, el matrimonio o la paternidad. Como consecuencia de esto, las transiciones juegan un papel importante en la direccion de futuras trayectorias (Sampson y Laub, 1993)

    De igual forma, la teoria del curso de vida de Sampson y Laub esta basada en la teoria del control social, la cual afirma que el delito toma lugar como resultado de un vinculo social debilitado con la sociedad. De acuerdo a esta perspectiva, se asume que los individuos son desviados a menos que exista un vinculo social que ayude a contener estos impulsos (Hirschi, 1969; Janowitz, 1975). Asi, Sampson y Laub (1993) apoyados en el enfoque del control, enfatizaron el rol que tiene las instituciones de control social informal para regular el comportamiento de las personas de acuerdo a una serie de principios y valores socialmente esperados. Por ejemplo, la escuela, la familia y el trabajo constituyen instituciones que desarrollan importantes vinculos sociales que restringen el comportamiento criminal.

    Segun Sampson y Laub (1993), el lazo socio-emocional del apego y las formas directas de supervision facilitan las relaciones que se dan entre los hijos y sus familias. De manera similar, argumentaron que el apego hacia las figuras parentales y la calidad de la relacion existente entre hijos y padres tienen un efecto inhibidor importante sobre las conductas antisociales de los adolescentes.

    Por otra parte, Sampson y Laub (1993) encontraron evidencia relativa a la desvinculacion familiar y su influencia sobre ciertos factores riesgo que potencian la conducta delictiva. El consumo de alcohol en jovenes, por ejemplo, se ha asociado a un debil vinculo parental que a su vez eleva la probabilidad de presentar un comportamiento antisocial.

    Mientras discutian su teoria y solventaban las preguntas surgidas de la investigacion, Sampson y Laub (1993) se encontraron con otro reto al manejar los datos de los Glueck: era necesario crear un enfoque metodologico integrado que usara tanto datos cuantitativos como cualitativos. En el estudio de los Glueck se recopilaron datos relacionados a la descripcion de la conducta antisocial y los factores de riesgos asociados a ella. Posteriormente, Sampson y Laub (1993) para construir su teoria incorporaron multiples fuentes de informacion, lo cual exigia la utilizacion de diferentes estrategias metodologicas para el proceso de analisis de los datos.

    El proposito de este articulo es discutir las consideraciones metodologicas de las estrategias usadas por Sampson y Laub (1993; Laub y Sampson, 2003) para integrar tanto los datos cuantitativos como cualitativos en la formulacion de su teoria. Como consecuencia, se ofrecen algunas criticas teorico-metodologicas a esta perspectiva criminologica y se evalua el modelo de investigacion mixta empleado para determinar los procesos de continuidad y persistencia del comportamiento antisocial en jovenes durante el curso de vida.

  2. ESTRATEGIAS PARA LA INTEGRACION DE INFORMACION CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

    El estudio de los Glueck consistio en un diseno de grupos apareados, en donde 500 jovenes catalogados como delincuentes fueron apareados con 500 jovenes no delincuentes de acuerdo a su edad, origen etnico, inteligencia y estatus socioeconomico. Cuando se comenzo el estudio, el grupo de jovenes delincuentes mostraba un promedio de edad de 14 anos y 8 meses y el grupo de jovenes no delincuentes tenian un promedio de edad de 14 anos y 6 meses. El proceso de recoleccion de datos usado por el estudio de los Glueck incluyo entrevistas con diversos tipos de informantes: participantes de la investigacion, miembros de la familia, trabajadores sociales, maestros de escuelas, vecinos y empleados. Igualmente, la informacion incluia archivos tanto de agencias publicas como privadas que tenian relacion con los participantes y sus familiares (Laub y Sampson, 2004)

    Considerando los multiples tipos de informacion (cuantitativa - cualitativa) recolectada por los Glueck, Sampson y Laub (2004) decidieron integrarla usando diferentes estrategias metodologicas. Estas estrategias se describen detalladamente en Crime in the Making (Sampson y Laub, 1993) y Shared Beginning Divergent Lives (Laub y Sampson, 2003):

    2.1. CONTINUIDAD Y CAMBIOS EN EL COMPORTAMIENTO CRIMINAL

    El proposito de esta primera estrategia descrita por Laub y Sampson (1998a; 2004) era explicar la continuidad y los cambios en el comportamiento criminal a traves del curso de vida. Mediante el empleo de esta estrategia, el investigador quiere responder la siguiente pregunta: ?Porque algunos delincuentes continuan delinquiendo?, ?Por que algunos delincuentes desisten?

    Este metodo mixto esta dividido en dos partes. La primera parte, el analisis cuantitativo incluia algunas tecnicas estadisticas, tales como analisis historicos, modelos estructurados de covarianzas de maxima verosimilitud y modelos lineales generalizados que tomaban en cuenta la heteroge neidad no observada. El objetivo de estos analisis era identificar predictores de desviacion hacia el comportamiento criminal a traves del curso de vida. De esta forma, basados en esta metodologia, Sampson y Laub (1993) encontraron que la estabilidad laboral y los lazos maritales en la adultez eran los mejores predictores para abandonar la trayectoria antisocial, sin importar las experiencias durante la infancia.

    La segunda parte de este metodo mixto se refiere al analisis cualitativo de las historias de vida, permitiendoles conjugar sus hallazgos con los analisis cuantitativos para alcanzar un entendimiento mas complejo del comportamiento delictivo durante el curso de vida (Laub y Sampson, 2004). En la etapa cualitativa del analisis de datos, Sampson y Laub (1993) asumieron una estrategia centrada en la persona, la cual facilitaba el proceso de exploracion de patrones de caracteristicas personales mediante un enfoque evolutivo. Este tipo de estrategia permite a los cientificos investigar la interaccion social y los cambios individuales a lo largo del tiempo (Singer, Ryff y otros, 1998)

    De igual forma, Sampson y Laub (1993) usaron una estrategia conocida como analisis de casos negativos (Giordano, 1989) la cual consistia en fusionar informacion cuantitativa y cualitativa de la siguiente manera: 1) seleccionaron la variable estabilidad laboral, como el mejor predictor de abandono de la trayectoria criminal en su analisis cuantitativo; 2) escogieron experiencias de arresto durante la adultez, como un indicador de comportamiento criminal; 3) seleccionaron al menos ocho (8) casos por hallazgos esperados (Delincuentes: Baja estabilidad laboral versus arrestos; No Delincuentes: Alta estabilidad laboral versus ningun arrestos) para profundos analisis cualitativos; 4) el mismo numero de casos era seleccionado por hallazgos inesperados (Delincuentes: Alta estabilidad laboral versus arrestos; No Delincuentes: Baja estabilidad laboral versus ningun arrestos).

    El mismo procedimiento fue usado en un estudio realizado por estos autores (Laub y Sampson, 1998b) sobre las competencias sociales en adolescentes y resultados observados en la adultez respecto al trabajo, matrimonio, desviacion social y delitos. La finalidad de este estudio era identificar los mecanismos a traves de los cuales las competencias en los adolescentes promovian oportunidades de conformidad durante la vida adulta. Consecuentemente, las competencias observadas en la adolescencia y la estabilidad laboral en la adultez fueron seleccionadas como criterio para la seleccion de los casos en el analisis cualitativo. La Figura 1 ilustra la convergencia y divergencia de los hallazgos obtenidos por la combinacion de estas variables. Los hallazgos convergentes encajan con el modelo teorico, mientras que los hallazgos divergentes muestran resultados inconsistentes con la teoria.

    De esta forma, los hallazgos divergentes generaron nuevas preguntas para la investigacion que contribuyeron a clarificar la teoria o para ampliar el entendimiento del fenomeno. Esta estrategia tambien ha sido llamada casos "fuera de diagonal" porque los hallazgos divergentes pueden ser identificados por una linea diagonal (linea punteada, Figura l) en direccion opuesta a la linea diagonal (linea continua, Figura 1) que indica los hallazgos convergentes.

    De acuerdo a Jick (1979), los casos de analisis negativos involucran el proceso de triangulacion, el cual es definido como la combinacion de metodologias en el estudio del mismo fenomeno social. El termino "triangulacion" ha sido utilizado como una metafora proveniente de la estrategia militar, la cual emplea multiples tecnicas referenciales para localizar el punto exacto de un objetivo. Jick (1979) argumenta que la triangulacion es esencial para el diseno de metodologias mixtas. Dentro del proceso de combinar metodologias, la debilidad de un metodo se ve disminuida por la fuerza de otro. Al mismo tiempo, Jick (1979) identifica dos tipos de triangulacion: 1) Triangulacion dentro de metodos, la cual incluye multiples acercamientos tanto cuantitativos como cualitativos; 2) Triangulacion de metodos cruzados, la cual incorpora simultaneamente tanto perspectivas cuantitativas como cualitativas. Sampson y Laub (1993) utilizan una metodologia de triangulacion de metodos cruzados para el analisis de sus datos.

    2.2. CAMBIOS EN EL COMPORTAMIENTO CRIMINAL (PUNTOS DE VIRAJE)

    El proposito de la segunda estrategia de metodologia mixta fue identificar directamente los cambios ocurridos en la direccion del curso de vida (Laub y Sampson, 1998; 2004). De esta manera, se empleo el siguiente procedimiento para detectar estos cambios en la conducta antisocial: 1) seleccionaron las variables de estabilidad laboral y lazos maritales, como los mejores indicadores cuantitativos de vinculos sociales durante la adultez; 2) identificaron casos con incremento y descenso de los niveles de vinculacion social segun la edad; 3) Sampson y Laub llevaron a cabo un analisis cualitativo profundo en las historias de vida seleccionadas para asi descubrir los principales puntos de viraje o transiciones asociada con esos cambios.

    La fortaleza de la estrategia utilizada por Sampson y Laub (1993; Laub y Sampson, 2003) para integrar informacion cualitativa y cuantitativa trajo como consecuencia varios beneficios metodologicos. Primero, los resultados cuantitativos fueron mejorados por el analisis cualitativo de los datos, sugiriendo nuevas ideas en la comprension de las razones que llevan a persistir y abandonar trayectorias hacia el delito. Segundo, al analizar los casos residuales que no encajaban con los hallazgos esperados, el modelo analitico fue expandido integrando nuevas rutas que no habian sido previamente identificadas dentro y fuera del comportamiento criminal. Por ejemplo, Sampson y Laub (1993) encontraron que una excesiva ingesta de alcohol puede contrarrestar el efecto positivo de la influencia de un fuerte vinculo social (Lazos maritales o estabilidad laboral) en la aparicion de un posterior patron delictivo (Laub y Sampson, 1998a; 2004) Por otro lado, la principal debilidad de las estrategias mixtas usadas por Sampson y Laub (1993) se relaciona con la complejidad que los hallazgos divergentes agregan al modelo teorico. Si la estrategia no es empleada correctamente, puede introducir un efecto de confusion entre el nuevo "factor hallado" y las variables que ya estan contenidas dentro del modelo de analisis.

    Otro aspecto importante que implica la integracion metodologica se relaciona con los supuestos filosoficos implicitos en los metodos cualitativos y cuantitativos. Estos postulados filosoficos estan circunscritos por los paradigmas de investigacion en las ciencias sociales. De acuerdo a Guba y Lincoln (1994) los paradigmas pueden ser definidos como la cosmovision o sistema de creencias que guian a los investigadores para obtener conocimiento. De esta forma, el paradigma positivista subyace en los metodos cuantitativos, mientras que el paradigma constructivista ofrece apoyo a los metodos cualitativos.

    Segun Newman (2000), el positivismo ha dominado la mayor parte de los articulos de las revistas de sociologia en los Estados Unidos. Sin embargo, este acercamiento ha sido rechazado por las revistas europeas desde los anos 80's. Para los positivistas las ciencias sociales deberian regirse por un principio logico, deductivo y de observacion empirica:

    Los positivistas ven las ciencias sociales como un metodo organizado para la combinacion logica deductiva con una precisa observacion empirica de un comportamiento individual de manera de descubrir y confirmar una serie de leyes probabilisticas causales que pueden ser usadas para predecir patrones generales de la actividad humana (Newman, 2000, p.66)

    Contrariamente los constructivistas creen que hay multiples realidades construidas y que no es posible distinguir la causa del efecto (Tashakkari y Teddlie, 1998) El paradigma constructivista tambien llamado Enfoque Interpretativo presenta el punto de vista opuesto del positivista:

    El enfoque interpretativo es un analisis sistematico de la accion socialmente significativa a traves de una observacion detallada de las personas en su medio natural para de esta manera llegar al entendimiento y la interpretacion de como estas personas crean y mantienen su mundo social. (Newman, 2000. p.71)

    Considerando la incompatibilidad de los supuestos filosoficos implicitos en cada paradigma, algunos investigadores han argumentado que la integracion entre los metodos cuantitativos y cualitativos es imposible. Este debate fue llamado "la guerra de paradigmas" y domino la discusion metodologicas entre los anos 50 y 80 (Tashakkari y Teddlie, 1998).

    Sin embargo, la resolucion de las diferencias entre los paradigmas de investigacion en ciencias sociales emergio con la aparicion del Paradigma Pragmatico (Tashakkari y Teddlie, 1998). Howe (1988) discute acerca del relativismo del conocimiento cientifico y que la seleccion o combinacion de metodos cualitativos y cuantitativos depende de las preguntas planteadas para la investigacion y del punto de vista del investigador. De acuerdo a los postulados de esta perspectiva, ambos metodos puede ser compatibles haciendo posible el planteamiento de una metodologia mixta.

    Fundamentandose en el paradigma pragmatico, un estudio de modelo mixto sugiere una integracion de metodologias a traves de varias etapas del proceso de investigacion (Tashakkari y Teddlie, 1998). Segun Patton (1990), los modelos de investigacion mixta requieren la integracion de metodos cualitativos y cuantitativos tanto para la recoleccion como para el analisis de los datos.

    Sampson y Laub (1993; Laub y Sampson, 2003) no ofrecieron una discusion sobre su posicion epistemologica. Sin embargo, se sugiere que ellos asumieron una perspectiva pragmatica cuando presentaron sus argumentos acerca de las estrategias empleadas para la combinacion de datos cualitativos y cuantitativos. Los autores tambien enfatizaron (Laub y Sampson, 1998; 2004) que su enfoque integraba ambos tipos de datos durante los diferentes pasos del proceso de investigacion (recoleccion de datos y analisis de datos). De acuerdo con Tashakkari y Teddlie (1998) esta caracterizacion corresponde a un estudio de modelo mixto, el cual implica la interaccion entre ambos metodos y va mas alla de una mezcla de metodologias.

    No obstante, Modell (1994) en su revision del libro "Crime in the Making" indicaba que "los autores no pueden divorciarse del enfoque en las variables, y virtualmente tratan su pequena muestra como una prueba cuantitativa microscopica de sus hipotesis" (Modell, 1994, p.1391). Laub y Sampson (2003) expandieron el analisis cuantitativo en su version revisada de la teoria como respuesta a la critica hecha por Modell. Sin embargo, la muestra quedo reducida a 52 hombres blancos. De esta forma, el estudio que realizaron continuo siendo "una prueba cuantitativa microscopica" y no constituyo un soporte empirico para formular una teoria general del delito (Robins, 2005).

    Por otro lado, una critica que se desprende del analisis de la metodologia mixta empleada por Sampson y Laub se refiere a la incapacidad de la teoria formulada para identificar el mecanismo de mediacion que explica la influencia de experiencias de la infancia temprana sobre el curso de vida. Por ejemplo, ellos evaluaron el efecto directo de experiencias en la ninez sobre los resultados en la adultez, sin tomar en cuenta la influencia acumulativa de actitudes, creencias, desarrollo moral, habilidades sociales y el desarrollo de la identidad social de los individuos por el fortalecimiento de sus vinculos sociales. Aunque, Sampson y Laub (1993; Laub y Sampson, 2003) emplearon tecnicas estadisticas sofisticadas para explicar las trayectorias a traves del curso de vida, y estrategias para integrar datos cuantitativos y cualitativos, estos autores no pudieron explicar como estos factores de procesos psicologicos afectaban sus vinculos sociales. Incluso, cuando evaluaron la teoria utilizando analisis de casos negativos, no identificaron otras importantes variables de proceso que pudieran ser incluidas dentro del modelo teorico. Como consecuencia, el analisis sugiere que los individuos son entidades que simplemente reaccionan a fuerzas sociales del control social informal.

    La Teoria del Curso de Vida por Edades del Control Social Informal de Sampson y Laub podria ser mejorada con elementos del enfoque del aprendizaje social (Akers, 1998), el cual explica como las habilidades sociales (definiciones, identificacion diferencial, reforzamiento diferencial) aprendidas a traves del curso de vida afectan los vinculos sociales y el camino al comportamiento antisocial. Igualmente, la teoria general de la tension (Agnew 2001) aporta mecanismos subjetivos de interpretacion hacia ciertos estresores de vida que explican la eleccion del comportamiento desviado.

    Agnew (2011), plantea que la criminologia ha estado dividida entre la concepcion del delito como conducta transgresora de la ley (Criminologos tradicionales) y la vision critica del fenomeno sociologico que mantiene la estructura delictiva en la sociedad (Criminologos criticos). En este sentido, Agnew (2011; 2013) propone integrar los supuestos sobre la naturaleza humana asociados a las principales corrientes criminologicas, entre los cuales destacan: 1) Interes Propio: los individuos estan predominantemente orientados hacia sus intereses personales, 2) Preocupacion Social: las personas estan dirigidas hacia la preocupacion por el bienestar de otros y 3) Tabula Rasa: el ser humano esta significativamente moldeado por el ambiente social. Segun Agnew (2014), para avanzar hacia un enfoque unificado de la criminologia, estas posiciones epistemologicas de la naturaleza humana pueden integrarse, sugiriendo que los criminologos deben prestar mayor atencion al balance simultaneo de la concepcion del "interes propio" y la "preocupacion social" al ponderar "la influencia del ambiente" sobre el origen de la conducta criminal. Estas consideraciones traen como consecuencia una vision holistica del ser humano mediante modelos de investigacion mixta disenados para captar con mayor efectividad la complejidad del fenomeno delictivo.

  3. CONTINUIDAD Y DESISTIMIENTO DEL COMPORTAMIENTO ANTISOCIAL

    Una vez planteadas la integracion de las perspectivas teoricas del curso de vida y el control social, la idea central de la teoria de Sampson y Laub se fundamenta en "la calidad del vinculo social, el cual es la base para el ejercicio del control social informal y ayuda a explicar la aparicion, persistencia, y desistimiento del comportamiento criminal y desviado" (Sampson y Laub, 1993) Esta idea central incorpora tres temas basicos en la teoria: a) la estructura y proceso en la delincuencia juvenil, b) continuidad entre la ninez y la adultez; c) cambios en el curso de vida. (Sampson y Laub, 1993, 2005, Laub, Sampson y Sweeten, 2006)

    1. Estructura y proceso en la delincuencia juvenil: Sampson y Laub criticaron la separacion entre los factores estructurales (Ej. Pobreza, disfuncion familiar) y las variables de proceso psicologico (Ej. Control paternal, apego a la escuela) reflejada en gran parte de la literatura criminologica, observando esta separacion como un error. Estos investigadores unieron los dos componentes en su teoria afirmando que los resultados del control social informal derivados de la familia y la escuela, son mediados por los individuos y las variables estructurales de contexto (Sampson y Laub, 1993, 2005). Por lo tanto, para explicar la aparicion del comportamiento antisocial, los criminologos deben estudiar la influencia de los factores contextuales de la familia (Sampson y Laub, 1996; Sampson, 2006; Staff y otros, 2015) en los procesos subyacentes a los vinculos parentales (Sampson y Laub, 1992).

    2. Continuidad entre la infancia y la adultez: El segundo tema introducido en la teoria de Sampson y Laub se refiere a la continuidad del comportamiento criminal entre la infancia y la adultez. Este tema ha sido desarrollado basado en la perspectiva de curso de vida propuesta por Elder (1985). De acuerdo a esta perspectiva, el curso de vida es una secuencia de roles culturalmente definidos segun la edad, los cuales evolucionan a traves de una linea de desarrollo sobre el curso de vida (Trayectorias) siendo marcada por importantes eventos de vida (Transiciones). En consecuencia, el analisis del curso de vida es usualmente caracterizado por el impacto de fuertes conexiones de eventos ocurridos en la ninez y su efecto futuro en el desarrollo social del individuo. (Sampson y Laub, 1993, 2004)

    Asimismo, Sampson y Laub identificaron eventos especificos o transiciones que afectan el curso de las trayectorias debido a cambios en el control social informal. Estos autores distinguieron instituciones especificas de control social (Ej. familia, escuela) que en diferentes etapas del curso de vida tienen la capacidad de transformar trayectorias criminales (Sampson y Laub, 1990; 1993). Por otro lado, los puntos de viraje ("turning points") constituyen cambios significativos durante el curso de vida, los cuales podrian llevar a una diferente trayectoria dependiendo de la adaptacion social. Estas transiciones pueden ser aceleradas por varios eventos que modifican la trayectoria del curso de vida. (Sampson y Laub, 1993; 2004)

    De esta manera, circunstancias de la vida como el matrimonio, un trabajo significativo, y servir en el ejercito pueden ser considerados como puntos de viraje positivos. En contraste, una prolongada encarcelacion, problemas de alcoholismo e inestabilidad laboral se asocian a puntos de viraje negativos hacia el comportamiento criminal (Sampson y Laub, 1990; 1993, 1996). En estudios recientes, se ha determinado que los jovenes que han entrado en contacto con el sistema de administracion de justicia y han sido liberados posteriormente, se adaptan exitosamente al camino convencional en la medida que entran inmediatamente al mercado laboral (Schubert y otros, 2016). De esta forma, un "buen empleo" constituye un poderoso punto de viraje positivo hacia el comportamiento adaptado. c. Cambios en el Curso de Vida: El tercer tema desarrollado en la teoria de Sampson y Laub (1990; 1993) explica la significancia de los cambios en el curso de vida. Fundamentados en la Teoria del Control Social, Sampson y Laub (1993) acentuaron el papel del control social informal y la calidad de los vinculos generados dentro de las instituciones sociales y las relaciones interpersonales. Al mismo tiempo, examinaron las relaciones entre los individuos y los fuertes vinculos sociales formados como resultado de esta interaccion. Coleman (1990) llamo a este proceso de interdependencia positiva "Capital Social", el cual ha jugado un papel significativo dentro de la Teoria del Curso de Vida por Edades de Sampson y Laub. (Sampson y Laub, 1993)

    En este sentido, el capital social generado por la calidad de los vinculos sociales puede explicar el proceso de desistimiento en la ruta criminal. Consistentemente con esta idea, Sampson y Laub (2004) recopilaron sus hallazgos e indicaron que los mayores puntos de viraje implicados en el proceso de desistimiento incluian el matrimonio, la milicia, el trabajo y los cambios de vecindarios. Asi, estos puntos de viraje institucionalizados ejercen en comun una serie de funciones correctoras de la trayectoria del curso de vida hacia un camino convencional: 1) dividen el pasado del presente, 2) proveen tanto supervision como monitoreo, 3) cambian y estructuran actividades rutinarias y 4) ofrecen la oportunidad para identificar transformaciones personales.

    Por otra parte, la socializacion dentro de subculturas delictivas y entre personas expuestas a factores de riesgo asociados al comportamiento antisocial produce un fenomeno opuesto llamado "Capital Criminal". Se entiende por capital criminal, todo aquel conjunto de informacion, destrezas tecnicas, redes sociales y recursos necesarios para hacer exitosa la actividad criminal (Hagan y McCarthy, 1997). De esta forma, la exposicion a factores de riesgo que generen capital criminal puede explicar el proceso de persistencia en el delito o puntos de virajes hacia la delincuencia.

    Desde esta perspectiva, el consumo de alcohol durante la adolescencia, por ejemplo, ha sido identificado como un punto de viraje negativo en el camino hacia la delincuencia (Sampson y Laub, 2003). Hawkins, Catalano y Miller (1992) identificaron varios factores de riesgo para el alcohol y la delincuencia tales como padres alcoholicos, estrategias inadecuadas en el manejo familiar, conflictos familiares y una pobre vinculacion parental. Recientemente, Staff y otros (2015) encontraron que la exposicion temprana (3 anos de edad) a disfuncionalidad y alcoholismo familiar aumentaba la probabilidad de comportamientos desviados y consumo de alcohol entre los adolescentes a la edad de 11 anos.

    De acuerdo con la Teoria del Curso de Vida por Edades de Sampson y Laub, los hallazgos sugieren que una calida y cercana relacion con los padres incrementa el compromiso escolar e inhibe el consumo de alcohol en los adolescentes (Marcos y Bahr, 1988; Ordonez, 2009; Mogro-Wilson, 2013; Chaplin, Sinha, y otros, 2013). Adicionalmente, Marcos y Bahr (1988) indican que tanto los lazos parentales como el vinculo escolar estan intimamente relacionados en la prevencion del consumo de drogas entre adolescentes. De este modo, Clausen (1996) demostro que una pobre vinculacion afectiva entre padres e hijos acompanados de altos niveles de control parental estan asociados al consumo de drogas. Estos hallazgos estan en sintonia con las conclusiones de Sampson y Laub (1993) y otros investigadores, que han demostrado que la falta de apoyo parental esta fuertemente relacionada con el consumo de alcohol en adolescentes (Hawkins y otros, 1992; Ordonez, 2011; Chaplin y otros, 2013; Ordonez, 2015).

    No obstante, segun Sampson y Laub (1993; Laub y Sampson, 2003) las respuestas a los eventos de vida variaran de individuo a individuo, llevandolos a diferentes trayectorias dependiendo de la fortaleza de sus vinculos sociales. Sin embargo, aunque la Teoria del Curso de Vida por Edades descansa casi exclusivamente en la proposicion de que la calidad de los vinculos sociales explica el comienzo, la persistencia y el desistimiento del delito, los autores reconocen que a veces los fuertes vinculos sociales establecidos no son suficientes para explicar el comportamiento criminal (Sampson y Laub, 1993)

    Ciertamente, Simons, Johnson y otros, (1998) afirman que algunos ninos exhiben un comportamiento antisocial incluso en la presencia de vinculos sociales fortalecidos en la familia y en la escuela. Considerando esta evidencia, la perspectiva del curso de vida de Sampson y Laub no podria explicar porque el patron de comportamiento antisocial de algunos ninos permanece relativamente estable a traves de su vida de adultos, incluso en la presencia de fuertes vinculos sociales. En estos casos particulares, la perspectiva del curso de vida de Sampson y Laub (1993; Laub y Sampson 2003) es incapaz en explicar porque los puntos de viraje institucionales no influyen en el proceso de desistimiento del delito.

    Por consiguiente, la proposicion principal de la teoria de Sampson y Laub podria ser criticada como poco plausible ya que en algunos casos "la causa" (fortalecimiento de vinculos sociales) no produce "el efecto" (inhibir el delito). Sin embargo, el alcance de la teoria de Sampson y Laub podria ser evaluado usando estrategias de investigacion mixtas (Ej. casos de analisis negativos) para expandir el modelo teorico sugiriendo nuevas direcciones para una mejor comprension del comportamiento criminal a lo largo del curso de vida. Desde este punto de vista, se plantean algunas consideraciones metodologicas que conducen a nuevos desafios en el estudio de la continuidad y desistimiento dentro de la perspectiva de la criminologia del desarrollo.

  4. CONSIDERACIONES METODOLOGICAS SOBRE EL ESTUDIO DEL COMPORTA-MIENTO ANTISOCIAL EN EL CURSO DE VIDA: MODELOS DE INVESTIGACION MIXTA

    De acuerdo a la teoria de curso de vida de Sampson y Laub, los adolescentes que han recibido un alto nivel de apoyo parental tienen menos probabilidades de desarrollar un comportamiento antisocial. Por lo tanto, el apoyo parental positivo se asocia a trayectorias dirigidas al desistimiento del delito. Contrariamente, el consumo de alcohol en la adolescencia representa un punto de viraje negativo que facilita el camino al comportamiento antisocial. (Sampson y Laub, 1993; Laub y Sampson, 2003). Luego, esta teoria requiere un enfoque de investigacion longitudinal para verificar los efectos a largo plazo de las variables incluidas en su modelo teorico. En este caso, un estudio longitudinal permite identificar como el apoyo parental contribuye a explicar las trayectorias de inhibicion del comportamiento antisocial y como el consumo de alcohol en los adolescentes pueden convertirse en una transicion negativa que los desvie hacia el camino de la delincuencia. La principal ventaja de los estudios longitudinales es que el diseno de la investigacion proporciona una informacion detallada describiendo los procesos de desarrollo a traves del tiempo (Babbie, 2004). Por esta razon, este tipo de relacion teorica no puede ser evaluada en su totalidad usando disenos de investigacion transversal.

    Al mismo tiempo, la metodologia para el estudio sobre el apoyo parental bajo la perspectiva del curso de vida exige innovadoras estrategias integradoras de datos cualitativos y cuantitativos. Como se menciono anteriormente, la fortaleza de los estudios de modelo mixto descansa sobre la combinacion secuencial de metodos (Cuantitativo/ Cualitativo) que permiten mejorar el analisis previo de datos, expandiendo nuevos enfoques de investigacion dentro del modelo teorico para un mejor entendimiento de los caminos que llevan hacia la delincuencia. (Sampson y Laub, 1993; Laub y Sampson; 1998a; 2003; 2004)

    En este sentido, la estrategia de estudio de Continuidad y Cambios del Comportamiento Antisocial busca explicar la persistencia o desistimiento en este tipo de comportamiento durante el periodo de la adolescencia. Mediante el metodo de investigacion mixta se realiza en primer lugar el analisis cuantitativo. Este tipo de analisis incluye varias tecnicas estadisticas para identificar los predictores del desistimiento de la conducta criminal relacionados con el efecto inhibidor del apoyo parental en jovenes adolescentes.

    Posteriormente, el analisis cualitativo intensivo de las historias de vida permite evaluar los hallazgos obtenidos previamente en el estudio cuantitativo en la etapa anterior de la investigacion mixta. Los datos cualitativos pueden ser obtenidos de los adolescentes participantes en el estudio, sus familiares y profesores. La recoleccion de estos datos se realiza frecuentemente en la perspectiva del curso de vida de Sampson y Laub (1993) mediante la tecnica del calendario de historias de vida. (Freedman y otros, 1988; Laub y Sampson, 2003), la cual busca organizar sistematicamente por dominios de vida las experiencias recuperadas de manera retrospectiva.

    De igual forma, la estrategia conocida como analisis de casos negativos (Giordano, 1989) puede brindar la oportunidad de evaluar el alcance del modelo teorico de Sampson y Laub (1993) al ofrecer explicaciones sobre la influencia del apoyo parental en las rutas hacia el camino antisocial. La Figura 2 ilustra posibles hallazgos convergentes y divergentes obtenidos por la relacion establecida entre el apoyo de los padres y el comportamiento antisocial, de acuerdo con el modelo teorico de Sampson y Laub. Asi, esta tecnica ofrece pautas en la seleccion de casos criticos para un analisis cualitativo profundo de las historias de vida.

    De forma complementaria, otra estrategia de integracion metodologica en la perspectiva del curso de vida es la utilizada para determinar los puntos de viraje. El proposito de esta metodologia es verificar la influencia del apoyo parental y el compromiso escolar como puntos de viraje positivos en el desistimiento o inhibicion del comportamiento antisocial. Esta estrategia se puede ejecutar siguiendo dos pasos principales: l) las variables de apoyo parental y compromiso escolar pueden ser usadas como indicadores de inicio de los vinculos sociales durante la adolescencia; 2) los casos que presenten cambios (aumento o descenso) de los niveles de vinculacion social de la edad de 12 anos (primera observacion) a la edad de 16 anos (segunda observacion) seran identificados para un analisis cualitativo a profundidad, de manera similar a la estrategia de analisis de casos negativos.

    La Figura 3 ilustra la direccion de los cambios para determinar los puntos de viraje en el curso de vida. Igualmente, la estrategia permite descubrir, en casos particulares, cuales fueron los puntos de virajes positivos y negativos que la teoria no puede explicar para evaluarla, ampliarla y fortalecerla.

  5. CONCLUSIONES Y EVALUACION DEL MODELO DE INVESTIGACION DE MIXTA

    Finalmente, se hace necesario evaluar las estrategias de investigacion mixta en estudios longitudinales. Entre las limitaciones principales de este tipo de diseno se encuentran los altos costos tanto en tiempo como en dinero, desercion de los sujetos de la muestra y fatiga del sujeto (Bachman y Shutt, 2003; Babbie, 2004). Ciertamente, una de las desventajas mas restrictivas para los disenos longitudinales es la desercion del panel de muestra, la cual se refiere a la probabilidad de que el grupo de participantes que debe ser localizado para el seguimiento se reduce con el tiempo.

    En terminos teoricos, esto podria ser una falla muy grave porque aquellos que abandonan el estudio podrian no ser tipicos, distorsionando los resultados obtenidos por los datos de investigacion. Ademas, los participantes podrian elegir abandonar el estudio para evitar repetitivas actividades de investigacion (entrevistas, encuestas y grupos focales) y disminuir la llamada "fatiga del sujeto" involucrada en disenos longitudinales mixtos (Bachman y Schutt, 2003). Esta dificultad puede acentuarse debido a que la metodologia empleada crea una interaccion reciproca entre el equipo de investigacion y los participantes. Por esta razon, los investigadores deben ofrecer un plan para hacer atractiva las actividades de recoleccion de datos de manera de mantener alta la motivacion del participante y sistematizar sus evaluaciones subjetivas a lo largo de las diferentes etapas del estudio.

    Recientemente, Agnew y Messner (2015) plantean la necesidad de enriquecer los modelos de investigacion mixta en criminologia, incluyendo la evaluacion subjetiva (cualitativa) de quien delinque acerca de la calidad de sus vinculos sociales y la posibilidad de exito en el comportamiento antisocial. De esta forma, el nivel del razonamiento moral (McDermott, y Langdon, 2016) y la evaluacion subjetiva influyen parcialmente sobre los condicionantes que tradicionalmente explican el delito permitiendo establecer su umbral de manifestacion. El umbral de expresion del comportamiento delictivo se refiere al alcance de la severidad de los danos originados por el acto criminal a partir de la evaluacion cognitiva del agresor. Segun Agnew y Messner (2015), la consideracion de este nuevo paradigma enriqueceria el impacto del poder explicativo de los modelos de investigacion criminologica mediante la incorporacion de tecnicas cuantitativa-cualitativas que muestren una mayor proximidad al fenomeno delictivo.

    La bondad del Modelo de Investigacion Mixta en la Criminologia del Desarrollo es que permite recuperar de una manera mas eficiente la informacion sobre la naturaleza holistica del fenomeno evolutivo del comportamiento criminal en cuanto a continuidad, discontinuidad, trayectorias y puntos de viraje. Aqui concebimos al ser humano en desarrollo como un ente cambiante que internamente define, interpreta y construye su entorno como reto o como amenaza para elaborar recursos resilientes que le permiten adaptarse a la adversidad.

    La resiliencia se refiere al fenomeno de adaptarse a situaciones de vida a pesar de presentar factores de riesgo asociados al desarrollo de conducta antisocial. Actualmente, la ciencia de la resiliencia (Masten, 2014) se encuentra en pleno desarrollo e intenta descubrir los procesos psicosociales involucrados en la resolucion adaptativa de trayectorias de vida que llevan al comportamiento prosocial ajustado. El estudio de la resiliencia en la Criminologia del Desarrollo exige una integracion multidisciplinaria con estrategias mixtas de investigacion (cuantitativa / cualitativa) para comprender la compleja naturaleza de los aspectos biologicos, psicologicos, sociales y culturales del comportamiento social humano.

  6. REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

    Agnew, R. (2001) Building on the foundation of general strain theory: Specifying the types of strain most likely to lead to crime and delinquency. Journal of Research in Crime and Delinquency, 38 (4):319- 361.

    Agnew, R. (2011) Toward a Unified Criminology: Integrating assumptions about crime, people, and society. New York: New York University Press.

    Agnew, R. (2013) Integrating assumptions about crime, people, and society: Response to the review of Toward a Unified Criminology. Journal of Theoretical and Philosophical Criminology, 5(1): 74-93

    Agnew, R. (2014) Social Concern and Crime: Moving beyond the assumption of simple self-interest. Criminology 52(1): 1-32.

    Agnew, R. and Messner, S. (2015) General assessments and thresholds for chronic offending: An enriched paradigm for explaining crime. Criminology 53(4): 571-596.

    Akers, R. (1998). Social learning and social structure: A general theory of crime and deviance. Boston: Northeastern University Press.

    Babbie, E. (2004). The Practice of Social Research. California: Wadsworth/Thomson Learning.

    Bachman, R. and Schutt, R. (2003). The Practice of Research in Criminology and Criminal Justice. Thousand Oaks: Sage

    Chaplin, T.; Sinha, R.; Simmons, J.; Healy, J.; Mayes, L.; Hommer, R.; Crowley, M. (2013)

    Parent-adolescent conflict interactions and adolescent alcohol use. Addictive Behavior. 37 (5), 605-612.

    Clausen, S. (1996) Parenting styles and adolescent drug use behaviors. Childhood 3, 403-414

    Coleman, J. S. (1990). Foundations of Social Theory. Cambridge, MA: Harvard University Press.

    Durkheim, E. (1951) [1897] Suicide: A study in sociology. Glencoe: Free Press

    Elder, G. H., Jr. (1985). Perspectives on the life Course. (Pp. 23-49) En Life Course Dynamics, ed. Glen H. Elder, Jr. Ithaca: Cornell University Press.

    Farrington, D. P. (1986). Age and crime. En N. Morris y M. Tonry (eds.) Crime and justice: An annual review of research [pp. 189-250]. Chicago: University of Chicago Press.

    Freedman, D., Thornton, A., Camburn, D., Alwin, D., y Young-DeMarco, L. (1988). The life history calendar: A technique for collecting retrospective data. Sociological Methodology, 18, 37-68.

    Giordano, P. (1989). Confronting Control Theory's Negative Cases. En Theoretical Integration in the Study of Deviance and Crime, ed. Steve Messner, Marvin Krohn, y Allen Liska. (pp. 261-278) Albany: State University of New York Press.

    Gottfredson, M., y Hirschi, T. (1987). The methodological adequacy of longitudinal research on crime. Criminology, 25, 581-614.

    Guba, E.G. y Lincoln, Y.S. (1994) Competing paradigms in qualitative research. Chapter 6 en N.K. Denzin y Y.S. Lincoln (Eds) Handbook of Qualitative Research. Sage

    Hagan, J. y McCarthy, B. (1997). Anomie, social capital, and street criminology. En: N. Passas, y R Agnew (Eds.), The Future of Anomie Theory (pp. 124-141). Boston, MA: Northeastern University Press.

    Hawkins, J. D., Catalano, R F., Millar, J. Y. (1992) Risk and protective factors for alcohol and other drug problems in adolescents and early childhood: Implications for substance abuse prevention. Psychological Bulletin 112(1), 64-105

    Hirschi, T. (1969). Causes of Delinquency. Berkley, CA: University of California Press.

    Hirschi, T. y Gottfredson, M. (1983) Age and the explanation of crime. American Journal of Sociology 89(3), 552-584.

    Howe, K.R. (1988). Against the Quantitative-Qualitative incompatibility thesis or, Dogmas die hard Educational Researcher, 17, 10-16

    Janowitz, M. (1975) Sociological Theory and Social Control. American Journal of Sociology 81:82-108

    Jick, T. (1979). Mixing Qualitative and Quantitative Methods: Triangulation in Action. Administrative Science Quarterly 24: 602-611

    Laub, J. H., y Sampson, R. J. (1998a). Integrating qualitative and quantitative data. En J. Z. Giele y G. H. Elder, Jr. (eds.) Methods of life research [pp. 213-230]. Thousand Oaks, CA: Sage.

    Laub, J. H., y Sampson, R. J. (1998b). The long-term reach of adolescent competence: Socioeconomic achievement in the lives of disadvantaged men. En Colby, A., James, J. y Hart, D. (eds.), Competence and character through life. Chicago, IL: University of Chicago Press.

    Laub, J. H., y Sampson, R. J. (2003). Shared beginnings, divergent lives: Delinquent boys to age 70. Cambridge, MA: Harvard University Press.

    Laub, J. H., Sampson, R. J., y Sweeten, G. A. (2006). Assessing Sampson and Laub LifeCourse Theory of Crime. En F. T. Cullen, J. P Wright, y K. R. Blevins, (Eds.) Taking Stock: The Status of Criminological Theory. Advances in Criminological Theory, Vol. 15. (pp. 313-333) New Brunswick, NJ: Transaction Publishers.

    Masten, A. (2014). Ordinary Magic. Resilience in Development. New York, NY: Guilford

    Marcos, A. C., y Bahr, S. J. (1988). Control theory and adolescent drug use. Youth and Society 19(4), 395-425.

    McDermott, E., y Langdon, P. (2016) The moral reasoning abilities of men and women with intellectual disabilities who have a history of criminal offending behavior. Legal and Criminological Psychology 21, 25-40

    Modell, J. (1994). Book review of Crime in the making: Pathways and turning points through life. American Journal of Sociology, 99, 1389-1391.

    Mogro-Wilson, C (2013) Parental factors associated with Mexican American adolescent alcohol use. Journal of Addiction. Volume 2013

    Newman, W. L. (2000). Social research methods: Qualitative and quantitative approaches. 3era Ed. Boston: Allyn and Bacon

    Ordonez, J. (2009) The influence of parental support on antisocial behavior among sixth through eleventh graders. Theses and Dissertations. University of South Florida.

    Ordonez, J. (2011) Apoyo parental y conducta violenta en estudiantes universitarios. Revista Cenipec. 30: 205-236.

    Ordonez, J. (2015) El contexto familiar y la conducta antisocial: Un enfoque teorico integrado para la prevencion. En Rosenzweig, P. y Celis, M. (Eds) Una Educacion Universitaria de Calidad (pp. 938-958). Merida, Venezuela: Sello Editorial Publicaciones del Vicerrectorado Academico de la Universidad de Los Andes.

    Patton, M. Q. (1990). Qualitative Evaluation and Research Methods, 2da Ed. Newbury Park, CA: Sage

    Robins, L. (2005). Explaining when arrests end for serious juvenile offenders: Comments on the Sampson and Laub study. Annals of the American Academy of Political and Social Science, 602, 57-72.

    Sampson, R. (1992). Family management and child development. En J. McCord (Ed.) Facts, frameworks, and forecast: Advances in criminological theory, Vol. 3 (pp. 63-93) New Brunswick, NJ: Transaction Publishers.

    Sampson, R (2006). How does community context matter? Social mechanisms and explanation of crime rates. In P. H. Wikstrom y R. J. Sampson. (Eds.) The explanation of crime: Context, mechanisms, and development. (pp. 31-60) New York: Cambridge University Press.

    Sampson, R. J., y Laub, J. H. (1990). Crime and deviance over the life course: The salience of adult social bonds. American Sociological Review, 55, 609-627.

    Sampson, R J., y Laub, J. H. (1993). Crime in the making: Pathways and turning points through life. Cambridge: Harvard University Press.

    Sampson, R. J., y Laub, J. H. (1996). Socioeconomic achievement in the life course of disadvantaged men: Military service as a turning point, circa 1940-1965. American Sociological Review, 61, 347-367.

    Sampson, R J., y Laub, J. H. (2005). A General Age-Graded Theory of Crime: Lessons Learned and the future of Life-Course Criminology". En Farrington (Ed.) Advances in Criminological Theory: Testing Integrated Developmental/Life Course Theories of offending, Vol.13. (pp. 165-181) New Brunswick, NJ: Transaction Publishers.

    Schubert, C., Mulvey, E., y Pitzer, L. (2016) Differentiating serious adolescent offenders who exit the justice system from those who do not. Criminology 54(1): 56-85.

    Simons, R. L., Johnson, C., Conger, R D., y Elder, G., Jr. (1998). A test of latent trait versus life course perspectives on the stability of adolescent antisocial behavior. Criminology, 36, 217-243

    Singer, B., Ryff, C. D., Carr, D., y Magee, W. J. (1998) Linking life histories and mental health: A person-centered strategy. Sociological Methodology, 28, 1-51

    Staff, J., Whichard, C., Siennick, S., y Maggs, J. (2015) Early life risks, antisocial tendencies, and preteen delinquency. Criminology 53(4): 677-701.

    Tashakkari, A. y Teddlie, C. (1998). Mixed Methodology: Combining qualitative and quantitative approaches. Thousand Oaks, CA: Sage Publications.

    Ordonez Camacho, Jose Gregorio, Psicologo, Ph D en Criminologia, Master en Salud Publica. Profesor Titular de la Escuela de Criminologia de la Facultad de Ciencias Juridicas y Politicas. Director del Centro de Investigaciones Psicologicas de la Facultad de Medicina. Universidad de Los Andes. Merida-Venezuela. e-mail: ordonezc@ula.ve

    Recibido: 12/11/2015 Aprobado: 31/03/2016s

    Figura 1: Casos de Analisis Negativos: Hallazgos Convergentes y Divergentes. Competencias en la Adolescencia Baja Atta Hallazgos Hallazgos Divergentes Convergentes ?Por que algunos Encaja en el Modelo adolescentes Baja Teorico Una pobre competentes tienen un competencia en la pobre resultado como adolescencia predice adulto? ?Que evento Estabilidad pobres resultados en cambia su trayectoria Laboral en la adultez de curso de vida? La Adultez Hallazgos Hallazgos Divergentes Convergentes ?Como Encaja en el Modelo adolescentes con Teorico Una bajas competencias competencia exitosa Alta logran salir en la adolescencia adelante? ?Como predice resultados hacen para tener exitosos en la exito en la adultez? adultez Figura 2: Analisis de casos negativos: Hallazgos Convergentes y Divergentes Comportamiento Antisocial(CA) Bajo Alto Hallazgos Divergentes Hallazgos Convergentes ?Porque algunos Encaja en el Modelo adolescentes con bajo Teorico Un pobre apego Bajo AP muestran bajo CA? parental predice altos ?Que evento en el niveles de curso de vida cambia comportamiento Apoyo su trayectoria? antisocial Parental (AP) Hallazgos Convergentes Hallazgos Divergentes Encaja en el Modelo ?Como adolescentes con Teorico Un alto nivel alto AP logran cambiar Alto de apego parental sus vidas? ?Como hacen predice bajos niveles para tener altos de comportamiento niveles de CA? antisocial Figura 3: Estrategia para determinar Puntos de Viraje en el Curso de Vida Periodo de Tiempo (12 a 16 anos aproximadamente) Observacion 1 Observacion 2 (12 anos) (16 anos) Inicio Descenso en Vinculacion Social Vinculos Bajos niveles de ?Cuales son las razones Sociales Rajo Vinculacion Social por las se presenta un Apoyo descenso en la Parental Vinculacion Social? y Compromiso Inicio Aumento en Vinculacion Escolar Social Alto Altos niveles de ?Cuales son las razones Vinculacion Social por las se presenta un aumento en la Vinculacion Social?

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA