Apostamos porque haya una continuidad en todo lo que construimos

 
EXTRACTO GRATUITO

Hace una década, la plaza Francia de Altamira se ganó el epíteto de Plaza de la Libertad cuando un centenar de caraqueños se reunió allí para protestar contra el Gobierno. También fue el sitio escogido para realizar una vigilia en contra de la conmemoración de los 10 años del intento de golpe del 4 de febrero. El lugar era entonces una trinchera de la disconformidad política. Pero los tiempos cambian. Hoy en esa misma plaza se presentarán ocho coloquios literarios, dos conciertos y una muestra de videoarte, como parte de la cuarta edición del Festival de la Lectura que se instaló allí hasta el domingo, organizado por Cultura Chacao y la Cámara Venezolana del Libro. Si ha sido posible un giro de esa magnitud es porque el municipio Chacao tiene una sólida política cultural afanada en promover la participación e impulsar programas artísticos que beneficien a la ciudadanía. Diana López, directora de Cultura Chacao, considera que la efectividad del trabajo del grupo que coordina resulta de una clara planificación y de alianzas organizativas como la que mantiene con Cavelibro para promocionar la lectura. Un objetivo que nos establecemos es trabajar en redes nacionales e internacionales. Buscamos áreas de intercambio de buenas experiencias para crecer y ofrecer un servicio público de calidad que ayude a generar ciudadanía, calidad de vida, dice. Por ello el municipio Chacao forma parte de varias redes internacionales con las que comparte objetivos comunes de transformación de las ciudades, como Agenda 21 de la Cultura, Ciudades Educadoras, Red Interlocal y Desearte Paz. También participa en la Red de Centros Culturales en Venezuela, que agrupa otras seis instituciones del país. --¿Cómo se ha traducido en experiencias esta relación con otros países? --De Medellín, por ejemplo, estudiamos cómo los Parque Biblioteca, una red que construyeron en los sectores populares de la ciudad, ayudan a la convivencia en sitios donde existía conflictividad. Son experiencias evidentes con las que puede medirse el cambio que trae una buena gestión cultural. Las actividades en las áreas públicas son importantes porque generan una relación distinta de esos lugares con los ciudadanos, que luego se traduce en mejores comportamientos. --¿En foros internacionales, los extranjeros se interesan por la experiencia del país? --Sí. Llama la atención...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA