¡Crisis de verdad, verdad!

Con la venia del diccionario de la RAE 23ª edición, 2014 y sin más preámbulos, me permito copiar las acepciones de Crisis:

  1. Cambio profundo y de consecuencias importantes en un proceso o una situación, o en la manera en que estos son apreciados.2. Intensificación brus ca de los síntomas de una enfermedad.3. Situación mala o difícil.4. Situación política en que uno o más miembros del Gobierno han dimitido o han sido destituidos.5. Reducción en la tasa de crecimiento de la producción de una economía, o fase más baja de la actividad de un ciclo económico.6. Cambio brusco en el cur so de una enfermedad, ya sea para mejorarse, ya para agravarse el paciente.7. Examen y juicio que se hace de algo después de haberlo examinado cuidadosamente.Como puede entenderse, en nuestro país, sin dudas, estamos en crisis. Crisis severa, a todos los niveles, de todos los poderes e incluso de nuestras posibilidades económicas y los valores morales.Estar en crisis severa no quiere decir que se agoniza o que las posibilidades de recuperación son mínimas o nulas. Es difícil salir de las crisis, pero no es imposible y, si a ver vamos, el solo hecho de superar una crisis es el mejor de los aprendizajes y la más importante experiencia que se puede vivir.Por supuesto que salir de una crisis es difícil y doloroso, nada queda igual que antes, todo se renueva o se cambia, pero los cambios primordiales deben venir de las personas. No se puede salir de una crisis usando los mismos argumentos y actitudes que usamos cuando entramos en ella.El tiempo resuelve muchas cosas pero las verdaderas soluciones van de la mano de acciones directas, planes bien estructurados, estrategias claras y factibles, no detrás de ideologías trasnochadas, de planes económicos y sociales que han probado ser un fracaso, ni de estructuras complejas que pretenden hacer de los ciudadanos simples acatadores de órdenes emanadas de prontos emocionales, que tienden más a perpetuar un problema que a su solución.El respeto por las institu ciones es clave en la estabilidad socio-económica de un país, pero respetar las instituciones no significa que, por...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba