El dano medico y su responsabilidad derivada: implicaciones civiles y penales.

Autor:Urdaneta Morales, Aubin
Cargo:Ensayo
 
EXTRACTO GRATUITO

MEDICAL LIABILITY: CIVIL AND CRIMINAL IMPLICATIONS

  1. INTRODUCCION

    El Derecho es visto como una parte de la sociedad que compila los principios y valores que rigen los fenomenos sociales llamados juridicos, forma parte de la inteligencia del hombre para resolver problemas de convivencia. El Derecho, es entonces, una ciencia de organizacion social, al tomar en cuenta que su fin ultimo es la aplicacion de las leyes para intimar y valorar la responsabilidad y, de establecer mecanismos de resarcimiento para lograr la Salud Social.

    Por un lado, la Medicina cumple una funcion social y judicial. En los diferentes estamentos legales se incluye al quehacer medico, desde las mas vetustas disposiciones legislativas, en las cuales se contienen los preludios del desempeno de una labor social dentro del ejercicio de la profesion medica. Asi pues, hoy en dia, la mayoria de los que ejercen la medicina --al prestar sus servicios- satisfacen las necesidades humanas y, por tal motivo, se justifica que dichos servicios hayan sido considerados como bienes economicos, los cuales contribuyen al bienestar comun, al ser esta la mejor manera de dar cumplimiento a tal cometido de naturaleza social. En este orden de cosas, al establecerse la relacion medico--paciente, nace un vinculo juridico entre ambos, de orden civil y caracter privado, que origina una cadena de obligaciones para las partes involucradas y de las que se derivan tambien una serie de consecuencias juridicas para el medico en su ejercicio privado o publico. Del incumplimiento de las obligaciones generadas por dicho vinculo juridico o de su cumplimiento culposo, nace la responsabilidad medica, la cual, constituye en la actualidad una de las materias de estudio mas relevantes dentro de la responsabilidad profesional, debido a su crecimiento exponencial en los ultimos anos.

    Este alarmante incremento de la exigencia de responsabilidad al profesional sanitario, se origina por muy diferentes razones, entre ellas: socializacion de su ejercicio, super especializacion, perdida de la necesaria atmosfera de confianza en la relacion medico-paciente y, especialmente, por el propio exito de la medicina. En efecto, puede afirmarse que el medico es victima de si mismo: la colectividad se hace eco de los grandes y sorprendentes avances de la medicina, y el ciudadano comun cree que esta ciencia, aun siendo inexacta, todo lo puede, sin alcanzar a comprender que todavia hoy no es perfecta.

    El medico en su actividad profesional, a traves de la prestacion de sus servicios profesionales, asume con el paciente una obligacion, la cual, dentro de la clasificacion general de las obligaciones es considerada una obligacion de medio y no de resultado. Esto es, que el medico se compromete a suministrar sus mas solicitos cuidados en procura de obtener un oportuno y seguro diagnostico. Entonces, podria aplicar un tratamiento efectivo y adecuado, cuando el paciente asi lo consienta, tomando entonces todas las precauciones que la ciencia y la practica profesional general le recomiendan.

    Este profesional de la salud, desde siempre ha percibido altos honorarios por su actuacion, lo cual pudiera haber correspondido no solo a la gran apreciacion del ejercicio medico y sus grandes conocimientos de esta ciencia, acompanados de su gran habilidad quirurgica para intervenir a los pacientes sino que, ademas, se puede percibir un aspecto sutil encerrado en la misma valoracion: la apreciacion del riesgo ante la eventual culpa medica que pudiera ocasionar un dano al paciente, motivo por la cual, en la antiguedad era sancionado al cortarle las manos. De tal manera, la historia presenta relatos donde, por una parte, se valora el digno ejercicio de la medicina aunque por otra, siempre ha estado presente el fantasma de la coaccion, de la presion, de la sobrevigilancia del acto medico.

    El ejercicio de la medicina es una profesion digna, honrada, decorosa, que requiere una especial vocacion de servicio y exige del medico una gran responsabilidad individual-hacia su paciente-y colectiva-hacia el grupo social en el cual se desenvuelve-; asi como tambien exige del medico sacrificio y comportamiento especial que lo diferencia del resto de los profesionales de la sociedad. Es bueno resaltar que, la mayoria de las profesiones estan reglamentadas por el Estado en lo referente a su ejercicio, para proteger a dichos profesionales y para otorgarles derechos y beneficios, por cuanto, se mantiene un cierto equilibrio entre esta actividad y la necesidad de una contraprestacion, representado por ciertas obligaciones de los profesionales de la medicina para con el Estado y para con cada individuo que requiera de sus servicios.

    Asi pues, al medico se le demanda un especial rendimiento en su actuacion profesional, excesivo conocimiento del ser humano y su salud; sin embargo, no se ha esperado nunca en la historia un segundo mas para castigarlo por el error cometido. Es asi como siempre el ejercicio profesional de la medicina, a diferencia de cualquier otra actividad profesional, se ha visto supervisada por una serie de normas de conducta etica, moral y legal, que han mantenido una ferrea disciplina dentro de la profesion medica y donde se han establecido penas y sanciones cada vez mayores y mas estrictas. Empero, todo este conjunto de normas sustantivas y adjetivas se encuentran esparcidas arbitrariamente en un contexto general, que obligan por su intencion y finalidad, a buscar un ordenamiento logico dentro del contexto general de una norma juridica.

    Ahora bien, en este quehacer del profesional de la salud, se hace imperioso disertar acerca de lo que es el dano como tal, desde sus diferentes aristas. El Dano es definido por Cabanellas (2003), en un sentido amplio, como "toda suerte de mal material o moral" (p.107). Se puede afirmar que el mismo, es toda disminucion o perdida que experimenta una persona en su patrimonio o bienes materiales o en su acervo moral. No obstante, en Medicina no existe este concepto tal como se aborda en las Ciencias Juridicas, como se puede desprender de la definicion que de este hace el Diccionario Terminologico de Ciencias Medicas Salvat, que lo estatuye como el mal que se le puede causar a un o una paciente, pero a traves de la utilizacion del adjetivo iatrogeno "producido por el medico o medicamentos"; esta palabra denota todo mal referido a la ciencia medica.

    En adicion a ello, para Aguiar (2008), "es imprescindible tratar de diferenciar, desde ahora en el inicio, la confusion que algunos profesionales del Derecho y de la Medicina, me han manifestado entre algunos terminos que, si bien es cierto guardan relacion entre si y entre ellos y la responsabilidad legal medica". Para este autor, el termino iatrogenico, hay que diferenciarlo del dano porque:

    El dano es producto de una accion u omision, voluntaria, consciente de un sujeto de derecho, pero que no tiene una intencion con relacion al resultado final de dano conseguido como producto de esta accion u omision, es lo que conocemos en forma general como un resultado de dano culposo, o producto de la culpa, en tanto y en cuanto a la culpabilidad general se refiere (p.96). Es por esto que, en este trabajo, se enfoca con prioridad esa particular institucion juridica que analiza los fundamentos y requisitos para que una determinada persona--el medico--se vea en la necesidad de reparar el perjuicio sufrido a otra-el paciente o sus familiares--. Para lo cual, se puede aseverar que la responsabilidad civil medica, es la posicion del medico en la cual la ley impone la consecuencia de reparar un hecho que ha lesionado un bien protegido.

    En este mismo orden, respecto de la responsabilidad medica, se trae a colacion la definicion clasica del criminologo Lacassagne, citada por numerosos autores, la cual se refiere a la responsabilidad como "la obligacion a que estan sujetos los medicos, de sufrir las consecuencias de ciertas faltas por ellos cometida...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA