nº AP31-M-2008-000404 de Tribunal Décimo Séptimo de Municipio Ordinario y Ejecutor de Medidas. de Caracas, de 2 de Mayo de 2019

Fecha de Resolución: 2 de Mayo de 2019
Emisor:Tribunal Décimo Séptimo de Municipio Ordinario y Ejecutor de Medidas.
RESUMEN

Se declara consumada LA PERENCIÓN DE LA INSTANCIA en la presente demanda en el juicio que por COBRO DE BOLIVARES, sigue C.A., CENTRAL BANCO UNIVERSAL, contra la ciudadana SYLVIA CRISTINA PEREZ MESADO.

 
CONTENIDO
TSJ Regiones - Decisión


AP31-M-2008-000404

PARTE ACTORA: C.A CENTRAL BANCO UNIVERSAL, domiciliada en la ciudad de Barquisimeto, Estado Lara, inscrita por ante el Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Lara, en fecha veintinueve (29) de octubre del año dos mil uno (2001), bajo el Nº 01, Tomo 46-A, ente resultante de la función por absorción autorizada por la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras, según Resolución Nº 212.01, de fecha once (11) de octubre del año dos mil uno (2001), debidamente publicada en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Nº 37.306, de fecha dieciocho (18) de octubre del año dos mil uno (2001) y notificada por Oficios Nos. SBIF-CJ-DAF-7956 y SBIF-CJ-DAF-7957, de fecha veintitrés (23) de octubre del año dos mil uno (2001).

ABOGADO DE LA PARTE ACTORA: A.V., V.V., A.B. y E.C., inscritos en el Inpreabogado bajo los nros. 11.496, 64.943, 63.193 y 66.265 respectivamente.

PARTE DEMANDADA: S.C.P.M., mayor de edad, de este domicilio y titular de la cédula de identidad Nº V-6.914.733

APODERADO JUDICIAL DE LA PARTE DEMANDADA: Sin representación judicial constituida en autos.

MOTIVO: COBRO DE BOLIVARES.

SENTENCIA: INTERLOCUTORIA CON FUERZA DE DEFINITIVA.-

-I-
-BREVE RESEÑA DE LAS ACTAS PROCESALES-

Mediante escrito presentado en fecha 10 de julio de 2008, por ante la Unidad de Recepción y Distribución de Documentos, Circuito Judicial Los Cortijos, por los abogados A.V., V.V. y E.C., apoderados judiciales de C.A., CENTRAL BANCO UNIVERSAL, quienes introdujeron demanda contra la ciudadana S.C.P.M., todos plenamente identificados en autos, correspondiendo a este Juzgado conocer de la presente causa.
En fecha 15 de julio de 2008, se dictó auto mediante el cual se admitió la demanda interpuesta de conformidad con lo establecido en los artículos 341 y 859 ambos del Código de Procedimiento Civil, ordenándose el emplazamiento de la parte demandada.
Mediante auto dictado en fecha 30 de julio de 2008, se ordenó abrir el cuaderno de medidas; asimismo, se ordenó librar compulsa a la ciudadana S.C.P.M..
En fecha 08 de agosto de 2008, el apoderado judicial de la parte actora, dejó constancia de haber consignado los emolumentos al alguacil para la practica de la citación de la demandada.
En fecha 16 de octubre de 2008, compareció el alguacil adscrito a este Tribunal E.Z., quien consignó resulta negativa de la citación dirigida a la ciudadana S.C.P.M..
Mediante auto de fecha 23 de abril de 2019, la Juez Suplente de este Juzgado, abogado A.P.R. se avoco al conocimiento de la presente causa en el estado que se encuentra.

CUADERNO DE MEDIDAS:

Mediante auto de fecha 30 de julio de 2008, se ordeno abrir cuaderno de medidas, a los fines de proveer la medida cautelar solicita por la parte actora.
En fecha 10 de agosto de 2009, el apoderado judicial de la parte actora solicitó al Tribunal se pronunciara sobre la medida de prohibición de enajenar y gravar que fuera solicitada en el libelo de la demanda.
-II-
-DE LA PERENCIÓN DE LA INSTANCIA-

Dada la importancia de la administración de justicia y siguiendo la reiterada opinión doctrinaria que advierte la existencia de un modo atípico de extinción de la relación procesal, que deviene de la inactividad de las partes en un lapso establecido taxativamente por la ley; dichas partes han creado una presunción de renuncia a la causa que habían iniciado, obstaculizando con su conducta omisiva el efectivo desarrollo de la actividad judicial ya que impide que el proceso llegue a su natural desenvolvimiento: la sentencia.
Como consecuencia de lo anteriormente expuesto, la falta de estímulo procesal dado por el desinterés de las partes en accionar, coloca al órgano judicial en una pendencia indefinida a una relación procesal aparentemente paralizada, además de situar al demandado en un estado de indefensión, ya que éste continuará en su calidad de demandado por tiempo indeterminado.
En respuesta de lo anterior nuestros legisladores crearon la institución de LA PERENCIÓN, figura con la cual se busca sancionar la conducta omisiva de las partes y con la correlativa función de cooperar al exigir el efectivo y oportuno actuar de los litigantes.
Por cuanto el desenvolvimiento de un proceso no tiene sentido sin la necesidad de las partes en acudir a los órganos jurisdiccionales para dirimir sus controversias. La Teología del proceso responde a la prosecución de la justicia a través de la elaboración de la sentencia que resuelve el caso planteado. La ausencia del interés de las partes en la obtención del fallo convierte el proceso en una sujeción injustificada de fases. En éste sentido la Doctrina procesalista fundamenta la figura de la perención de la instancia consagrada en el artículo 267 del Código de Procedimiento Civil, en los términos siguientes:
ARTICULO 267.- Toda instancia se extingue por el transcurso de un año sin haberse ejecutado ningún acto de procedimiento por las partes. La inactividad del Juez después de vista la causa, no producirá la perención.

Con la reforma legislativa producida en 1.986 se establecieron los parámetros descriptivos de la institución jurídica denominada perención, puesto que se dispuso que esta no es renunciable a las partes, debe ser declarada de oficio por el juez y opera de pleno derecho, es decir, la sentencia cumple la función de declarar un hecho jurídico que ya se había consumado por el transcurso del tiempo y la inactividad de las partes y que tuvo como efecto la extinción del proceso.
Criterios que fueron reiterados por parte de la Sala de Casación Civil del Tribunal Supremo de Justicia, cuando en sentencia N° RH-00095 de fecha 29 de julio de 2.003, con ponencia del magistrado Dr. C.O.V., recaída en el expediente N° 036119, dispuso expresamente:
(SIC)”…Ahora bien, en razón de la naturaleza de las “sentencias interlocutorias con fuerza de definitivas, que tienen las decisiones que declaran la Perención de la instancia, la Sala, en sentencia N° 156, de fecha 10 de Agosta de 2.000 (Caso: Banco Latino, C.A., S.A.C.A. contra COLIMODIO S.A. y Distribuidora COLIMODIO S.A.), expediente N° 00-128, estableció lo siguiente:
“…Es evidente que la decisión recurrida en casación pertenece a las llamadas sentencias interlocutorias con fuerza de definitivas, que según la Doctrina de éste Alto Tribunal, son susceptibles del recurso ordinario de apelación y del extraordinario de Casación (…). La perención de la instancia es el efecto procesal extintivo del procedimiento, causado por la inactividad de las partes durante el plazo determinado en los ordinales del artículo 267 del Código de Procedimiento Civil…
…Este instituto es, por tanto, de orden público, verificable de derecho y no renunciable por convenio entre las partes, y puede declararse aún de Oficio por el Tribunal, todo lo cual resalta su carácter imperativo…” Así se reitera.
Sentado todo lo anterior y teniendo como premisa principal que desde el día 16 de octubre de 2008, fecha en la cual el alguacil dejó constancia de la imposibilidad de lograr la citación personal de la parte demandada, ha transcurrido un lapso superior a diez (10) años sin que parte alguna haya dado impulso procesal a la causa, es concluyente para éste Juzgado declarar consumada la PERENCIÓN de la instancia en los términos dispuesto en el artículo 267 del Código de Procedimiento Civil, tal y como será determinada en la parte dispositiva del presente fallo. Así se decide

-III-
-DISPOSITIVA-
En virtud de los fundamentos anteriormente expuestos, éste Juzgado Décimo Séptimo de Municipio Ordinario y Ejecutor de Medidas de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, Administrando Justicia en Nombre de la República Bolivariana de Venezuela y Autoridad de la Ley, DECIDE:
-PRIMERO: Se declara consumada LA PERENCIÓN DE LA INSTANCIA en la presente demanda en el juicio que por COBRO DE BOLIVARES, sigue C.A., CENTRAL BANCO UNIVERSAL, contra la ciudadana S.C.P.M..
–SEGUNDO: Como consecuencia del particular anterior y de conformidad con lo previsto en el artículo 270 del Código de Procedimiento Civil, se declara EXTINGUIDO el presente proceso.
-TERCERO: No se hace especial condenatoria en costas dada la naturaleza del presente fallo, ello de conformidad en lo previsto en el artículo 283 del Código de Procedimiento Civil.-
-PUBLÍQUESE, REGÍSTRESE
Dada, firmada y sellada en la Sala del Despacho de este TRIBUNAL DÉCIMO SÉPTIMO DE MUNICIPIO ORDINARIO Y EJECUTOR DE MEDIDAS DE LA CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL DEL ÁREA METROPOLITANA DE CARACAS, a los dos (2) días del mes de mayol del año dos mil diecinueve (2019). Años 208° de la Independencia y 160º de la Federación.
LA JUEZ,

ABG. ARLENE PADILLA
LA SECRETARIA

ABG. MARIA NAVAS
En la misma fecha, se publicó y registró la anterior decisión.
LA SECRETARIA

ABG. MARIA NAVAS
AP/MN/annis