Denuncias de maltrato animal y cacería furtiva abren paso a una nueva ley penal del ambiente

 
EXTRACTO GRATUITO

El maltrato animal y la cacería furtiva son actos que han ido en aumento en Venezuela. Y con ello la preocupación por la calidad de vida animal, pues en los últimos meses las redes sociales han servido de plataforma para la denuncia de algunos casos de maltrato. También han sido utilizadas para la exposición, por parte de los mismos agresores, de las imágenes más crueles de tortura a sus víctimas.En el país, la evolución normativa en torno al reconocimiento de los derechos de los animales desde todos los aspectos jurídicos -civil, administrativo y penal- ha sido poca. Las leyes se ven afectadas por los vacíos en cuanto a la penalización por los delitos de atentar contra la fauna silvestre y, en el caso de maltrato animal, esto solo tipifica como falta.La crueldad hacia animales es considerada como la antesala a la violencia social y tiene diferentes tipos que se relacionan entre sí. Muchas veces es llevada a cabo como respuesta emocional de indiferencia o la obtención de placer en el sufrimiento. En estos casos, las personas se aprovechan de su supremacía para agredir a los seres vivos que se encuentran en un nivel de inferioridad.En junio se conoció que en Bolívar varios hombres alcoholizaron a un mono con anís hasta matarlo. Foto: tech Venezuela school of veterinaryEn lo que va de año muchas de esas agresiones se hicieron virales en redes sociales y, a su vez, generaron rechazo por parte de los usuarios.Los casos que han sido reportados por las autoridades en el primer semestre del año se registraron en el interior del país. En Guárico, por ejemplo, el 4 de marzo apuñalaron a un perro en reiteradas ocasiones con una varilla. En Bolívar, el 20 de junio un hombre lanzó del octavo piso de un edificio al perro de su hija. Días después se conoció que en esa misma entidad varios hombres alcoholizaron a un mono con anís hasta matarlo. En Barinas, el 24 de junio dos mujeres en una casa mutilaron a un perro con un alicate y le causaron heridas graves en los genitales. Otro caso fue el de dos personas que drogaron a su gato con marihuana. Esos actos fueron denunciados por la Fiscalía General de la República.Dos mujeres castraron a un perro con un alicate en BarinasEn respuesta a ello, el fiscal general de la República, designado por la asamblea nacional constituyente, Tarek William Saab, inició una campaña en contra del maltrato animal. A través de ella alega que quienes le hacen daño a los animales son capaces de matar a una persona. Desde entonces se le ha visto denunciar los casos y cumplir con las respectivas detenciones de los agresores. Asimismo, informó que llevaría a la ANC una propuesta de reforma de las leyes que protegen a los animales.Las autoridades involucradas en el tema decidieron sin embargo que lo mejor en este caso es elaborar un nuevo ordenamiento jurídico. Por ello fue instalada una mesa técnica interinstitucional que redactará una nueva ley penal del ambiente. Además crearán una fiscalía nacional especializada en fauna doméstica y silvestre."Yo tengo una campaña fuerte con eso porque estamos haciendo una ley nueva. Yo voy a presentar esa ley a la asamblea constituyente porque el delito de maltrato animal no está tipificado. Soy de la idea de que quienes maltratan animales y los torturan son de por sí psicópatas que potencialmente son criminales. Esa es la tesis que yo tengo", dijo Saab en una entrevista para El Nacional.La medida de visibilizar a los criminales a través de la campaña en contra del maltrato animal y la cacería deportiva, según el funcionario, ha generado un impacto positivo en las redes sociales."Se tomó conciencia a partir de que nosotros dijimos: vamos a tomar acciones de carácter penal. No es que hay un boom con eso, sino que se tomó conciencia para la denuncia porque la gente confía en que nosotros vamos a actuar", manifestó."Tomamos la iniciativa en todo el país de judicializar los casos, de penalizar, de dictar privativa de libertad a torturadores y asesinos de animales. No solamente domésticos, sino de la fauna silvestre. A partir de una serie de acciones que hemos hecho en contra de quienes mataron a un jaguar aparecieron otras denuncias del mismo tenor. Luego aparecieron denuncias contra personas que desollaron animales domésticos, perros o gatos; que los mataron, que los apuñalaron, torturaron. Dijimos entonces que teníamos una debilidad política, porque el maltrato animal es visto como una simple falta, cuando no es así: un animal doméstico o de fauna silvestre es un ser vivo", agregó.Mesas de trabajoLas mesas de trabajo que se...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA