El derecho de reproduccion de obras literarias: aspectos de su evolucion historica.

Autor:Olimpio Torres, Rosa Maria
 
EXTRACTO GRATUITO

REPRODUCTION RIGHTS OF LITERARY PIECES: HISTORICAL DEVELOPMENT

  1. INTROITO

    Tanto el surgimiento como la evolucion del derecho de reproduccion estan intimamente ligados con la existencia y perfeccionamiento del Derecho de Autor. Se podria afirmar, inclusive, que el derecho de reproduccion es, per se, una de las expresiones del Derecho de Autor. Vale decir, el derecho de reproduccion: forma parte del contenido o esta incluido dentro del conjunto de derechos patrimoniales que le son reconocidos a la persona del autor o autores, segun el caso.

    En otros terminos, el derecho de reproduccion no constituye, el mismo, una rama autonoma e independiente dentro del conjunto de las distintas expresiones de la ciencia juridica. Por consiguiente, para comprender su evolucion, en el plano de la historia, es conveniente vincularlo con las diferentes fases que han caracterizado al Derecho de Autor, del cual aquel forma parte, o como dijera Georges Chabaud: "... el derecho exclusivo de reproduccion y los actos que el comprende constituyen verdadera y esencialmente el derecho de autor, siendo toda la propiedad intelectual" (1).

  2. ANTECEDENTES DEL DERECHO DE REPRODUCCION DE LAS OBRAS LITERARIAS

    2.1. REFERENCIA A LA REPRODUCCION DE LAS OBRAS LITERARIAS EN LA ANTIGUA GRECIA

    Como es conocido, en la antiguedad el pueblo griego descollo en el empeno por forjar una gran cultura, sobre todo en las distintas manifestaciones artisticas y el pensamiento filosofico. La labor de los antiguos griegos, en este sentido, ha sido calificada como la mas notable fuente de la civilizacion occidental. En lo que respecta a la preocupacion de los griegos por difundir el fruto de sus inquietudes, esencialmente en los temas relacionados con la literatura (poesia, leyendas, mitos, relatos, narraciones, etc.), se reflejo inicialmente bajo la forma de transmision oral.

    No obstante, las primeras expresiones escritas de los griegos fueron redactadas sobre hojas de papiro, siguiendo la influencia de los egipcios, material con el cual formaron los denominados "rollos", suerte de antecedente de lo que mas tarde fue el codice, el cual--a su vez--dio origen al libro, tal como se conoce hoy dia.

    Los mas afamados poetas griegos se esforzaron por transcribir sus producciones en textos manuscritos, calificados estos como una de las formas incipientes de la reproduccion de las obras literarias. Se supone que para mediados del siglo V a. C., ya habia en la ciudad de Atenas una literatura tecnica, referida a diversos temas, "... y que imaginamos se difundia bajo la forma del libro" (2). La prueba de la existencia del libro, como tal, en Grecia, tiene como punto de referencia--en el tiempo--la obra teatral titulada Los Persas, cuyo autor fue Timoteo de Mileto (454 a.C. al 357 a.C., aproximadamente), hallada en una tumba de Abusir, en el bajo Egipto, considerada por ello como el mas antiguo de los libros griegos, de que se tiene noticia (3).

    Para el siglo IV a. C., se advirtio una amplia difusion y extension del libro entre los griegos, en la presentacion en que se conocia para esa epoca, esto es, en la forma de manuscritos sobre papiro, lo cual trajo como consecuencia el debilitamiento de la transmision de los conocimientos y de las obras en forma oral, hasta entonces predominante. Sin embargo, esta amplitud en la difusion de la expresion escrita implico el hecho de que la version original (inicialmente transmitida en forma oral), al ser reproducida en los escritos, sufriera alteraciones, adulteraciones y fuera objeto de interpolaciones debidas a la labor de los transcriptores.

    No se conocio en la antigua Grecia algun elemento que pueda senalarsele como medida protectora del derecho de los autores sobre las obras de su creacion; ante esa realidad, es decir:

    Al no existir la proteccion de la propiedad intelectual, la consecuencia necesaria fue el empeoramiento de los textos que se difundian ampliamente. Es significativo el hecho de que el orador y politico Licurgo (390 a.C. al 324 a.C.) tratara de proteger a los grandes tragicos mediante la implantacion de un ejemplar oficial ... (4), sobre todo en virtud de que los copistas de las obras de esos autores (Esquilo, Sofocles y Euripides), asi como los actores que las representaban, eran poco respetuosos de las versiones originales. Tal intento, por parte de Licurgo--a nuestro modo de ver-, constituye uno de los mas antiguos antecedentes de la proteccion del derecho de autor.

    Y, en lo que atane concretamente a la reproduccion de las obras (y entre ellas, las literarias), solo se tiene noticias de que los llamados eruditos (esto es, los libreros o bibliopola: vendedores de libros), eran quienes tenian a su cargo la actividad de consignar en las bibliotecas los textos "oficiales", y a partir de estos facilitar las copias o transcripcion del escrito en varios ejemplares solicitados por los interesados.

    2.2. EL DERECHO ROMANO Y LA PROPIEDAD DE LAS OBRAS LITERARIAS.

    El Derecho de Autor no tiene su origen en el Derecho Romano, como ocurre con la mayor parte de nuestras instituciones juridicas y, por consiguiente, el derecho de reproduccion sobre las obras de creacion intelectual tampoco tiene su genesis en el contexto de las instituciones juridicas romanas; ello, en virtud de que estas no establecieron un sistema de proteccion juridica, sistematizado y especifico, para regular los derechos sobre los bienes inmateriales producto del ingenio humano. En efecto: los romanos, no manejaron el concepto de creacion intelectual y por lo tanto no la reglamentaron.

    Sin embargo, podria indicarse, que uno de los primeros elementos antecedentes del derecho que tiene la persona sobre una obra determinada, se encuentra en la concepcion romana acerca de la propiedad y, por analogia, la referida a la propiedad de las obras literarias y no tanto de la obra en si, sino del soporte material (el pergamino, por ejemplo), que la contenia. Los romanos centraron su atencion en determinar quien era el propietario de la cosa material, pero no en dar proteccion al creador de la obra; ellos aplicaban el principio legal de que lo accesorio sigue la suerte de lo principal, basados en la specificatio, que en el Derecho Romano era uno de los modos originarios autonomos de adquirir la propiedad (5), lo cual explica que en lo referente a las obras literarias, los romanos consideraban que el propietario de la obra era el dueno del pergamino y no quien la escribia; lo mismo ocurria con la pintura y la escultura, en las que el dueno de la obra era el propietario del soporte material sobre el que la obra habia sido realizada, la cual era considerada una cosa (res) y como tal podia venderla o disponer de ella de cualquier forma y sin limitacion alguna. En este sentido, los romanos no distinguieron entre el objeto material de la obra y la creacion intelectual u objeto inmaterial.

    Durante la epoca de la hegemonia romana y a lo largo de veinte siglos (esto es, desde el siglo V a.C. hasta el XV d.C.), no se presentaron problemas para determinar a quien se debia reconocer el derecho sobre el soporte material que contenia una obra producto de la creacion intelectual, pues en el transcurso de todo ese tiempo--en este aspecto--continuo vigente el principio (esencialmente desde el angulo juridico), que senalaba que el dueno del soporte material contentivo de la obra, era quien tenia pleno derecho sobre la misma y, por consiguiente, era la unica persona que podia disponer de ella. Durante todos esos siglos la reproduccion de las obras continuo siendo realizada a mano. Y, en el caso concreto de las obras literarias, el ejemplo mas significativo lo constituyeron los manuscritos.

    2.3. RESENA SOBRE LA REPRODUCCION DE OBRAS LITERARIAS DURANTE LA EDAD MEDIA.

    Se ha indicado como lapso convencionalmente establecido para situar, en el campo de la historia de la humanidad, el periodo de la llamada Edad Media (o epoca medioeval), el transcurrido desde finales del siglo V d.C. (aproximadamente desde el ano 476), hasta mediados del siglo XV d.C. Este periodo represento el interregno comprendido entre la edad antigua y la epoca moderna, y se caracterizo--fundamentalmente--por la preponderancia de la posesion de la tierra como factor de produccion esencial para cimentar el dominio tanto en el orden economico como en el politico.

    En el plano cultural, la Edad Media significo un estadio historico de la humanidad en el que la hegemonia del dogma religioso signo la mayor parte de la vida social, cultural y artistica, en este aspecto el sentimiento espiritualista cristiano, puesto al servicio de sectores dominantes en el seno de la sociedad y manejado, en no pocas ocasiones, por los intereses de esos sectores, constituyo un elemento de especial significacion en el terreno de las relaciones sociales.

    En dos planos esenciales han sido ubicadas tales relaciones durante el senalado periodo: en primer termino (en el aspecto meramente economico), se senala el predominio de las labores agricolas, a cargo de los siervos y vasallos quienes estaban al servicio de los senores feudales; y, en segundo lugar (en el terreno cultural), la intensa labor desarrollada para divulgar el conocimiento, en los trabajos realizados por el clero, tanto en los burgos como, fundamentalmente, en los conventos, abadias y monasterios. En este ultimo renglon, sobresalen las actividades de los monjes dedicados, con excepcional paciencia, a la transcripcion de obras clasicas mediante manuscritos, elementos significativos de la reproduccion de obras, no solamente de caracter religioso sino de indole literaria, al punto de asegurarse que fue, precisamente, durante la Edad Media, que la reproduccion de obras literarias, especialmente la copia de manuscritos, tuvo una gran importancia y trascendencia.

    De este modo, la reproduccion de obras literarias, durante el periodo medioeval, continuo caracterizandose mediante el recurso del manuscrito. Las obras (fundamentalmente de caracter religioso), eran copiadas en forma lenta y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA