El desarrollo de la investigación científica en el ámbito de lo jurídico

Autor:Laura García Leal
Cargo:Universidad del Zulia Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas Instituto de Filosofía del Derecho “Dr. José M. Delgado Ocando” Sección de Metodología del Derecho Maracaibo - Venezuela lauragar@cantv.net
Introducción

Una de las funciones principales de las Universidades está en el poner el acento en los instrumentos formativos aptos e idóneos que permitan preparar a sus profesores y estudiantes en la tarea de procesar un complejo conjunto de conceptos, teorías, verificaciones y técnicas que forman el universo de la educación en nuestros días.

En función de este desafío científico, los métodos y las técnicas de investigación deberían pasar a ocupar un lugar de privilegio en el quehacer educativo de la Universidad. A esto se une la conciencia de la necesaria imbricación entre docencia e investigación y producir un salto cualitativo entre la universidad repetidora y el estudiante pasivo y la universidad creadora de conocimiento y el estudiante ávido de búsqueda de respuestas. De tal suerte que, pasamos de una enseñanza que muestra conocimientos a una enseñanza problematizadora, que todo lo somete al juicio crítico del aprendizaje.

En este contexto, la Ciencia del Derecho no puede permanecer sumergida en la ritualidad tradicional. Las instituciones jurídicas son expresión de realidades sociales y éstas se nutren de los cambios que la historia señala en su afán por llevar al hombre hacia metas superiores de progreso social e individual.

Investigación jurídica científica y no científica

La palabra investigación tiene un contenido lexicológico muy amplio, pues se refiere a la acción o efecto de dirigir pesquisa para el descubrimiento de alguna cosa, o de estudiar algo de manera concienzuda y minuciosa (Pérez, 1999).

Ahora bien, no es investigación la mera búsqueda de datos o de conocimientos sobre algún tema, teoría, verdad científica que otros ya han expuesto o demostrado. Esta es una labor meramente informativa y solo tiene por objeto acrecentar el saber de la persona que la realiza. Es un método activo de aprendizaje, pero nunca investigación científica.

Así, la investigación científica es la que tiene por objeto la búsqueda de un saber adicional o complementario al existente, o bien como dice Aníbal Bascuñan Valdés es “el perenne tránsito de un saber dado a un saber superior progresivo, mediante la aprehensión dialécticamente renovada de un saber adicional” (1961:18).

...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba