Desorden Público cantó hace 25 años la tragedia que hoy vive Venezuela

"Mal amamantada / y el tetero de petróleo que se acaba". Cuando Horacio Blanco y Danel Sarmiento escribieron "Tetero de petróleo", hace 25 años, no imaginaron nunca la vigencia que tendría hoy ese tema que formó parte del álbum Canto popular de la vida y muerte de Desorden Público.Venezuela, el país con las mayores reservas de crudo del mundo y que llegó a producir hasta 1,3 millones de barriles diarios de gasolina, hoy se ve en la necesidad de importar combustible porque el chavismo acabó con la industria petrolera nacional.Cuando Hugo Chávez llegó al poder en 1998, Petróleos de Venezuela producía 3.120.000 barriles diarios de crudo al día. En enero de este año la cifra era de apenas 882.000.Un cuarto de siglo después, Horacio Blanco decidió darle continuidad a aquella letra de "Tetero de petróleo" con "A mí no me engañan más", básicamente porque, cree, ha sido una mentira sostenida eso de que el petróleo es de todos los venezolanos."Estábamos en el estudio preparando la grabación de Canto popular de la vida y muerte (versión 25 años) y en ese proceso los músicos nos ponemos bastante creativos y experimentamos mucho. Decidimos hacerle una extensión a "Tetero de petróleo" con una musicalidad distinta, más relajada, para abordar una vez más el tema petrolero, pero desde lo que vivimos en 2019 y 2020, que se parece mucho, pero no es igual a lo que vivimos hace 20 años", cuenta el cantante de Desorden Público. Alberto Arcas de Okills participa como invitado en el tema.Entonces, con una letra más punzante, ruda, sin eufemismos, Horacio Blanco canta: "Maldita mentira que el petróleo es nuestro"."El asunto es hacer desde el arte un intento por desenmascarar a la gente que maneja el poder, que durante décadas nos ha echado ese cuento absurdo de que el petróleo es de todos los venezolanos. Y nos dan la sensación de que somos millonarios, de que a todos nos toca una cuota. Y lo peor es que hemos crecido con ese cuento y seguimos siendo adictos a esa mentira, lo que ha hecho que no desarrollemos nuestras potencialidades. La riqueza viene de lo que uno pueda generar con talento y esfuerzo. Más nada", sentencia Horacio Blanco.—"No me engañan más" y la nueva versión de "Tetero de Petróleo" son una crónica de lo que vivimos actualmente en el país. ¿Planificó la banda en lanzamiento por estos días?—Para nada. Porque nunca imaginamos que nuestro país llegara a estos ridículos niveles de paroxismo; es el extremo del absurdo. Las canciones las teníamos engatilladas, listas para ser lanzadas. Creímos que mayo era un buen mes para publicar el disco aniversario de Canto popular de la vida y muerte. Pero se atravesó toda la crisis del coronavirus. Y decidimos mantener activa la comunicación de la banda con el mundo. Todo el tema de la gasolina y el petróleo se empezó a poner más rudo. Y dijimos: este es el momento. Nunca, en nuestra historia como banda, nuestros temas han tenido tanta relevancia en medio de un contexto político y social como ahora.—Me llama mucho la atención esa frase que dice que el petróleo es...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba