Discurso inaugural pronunciado por el Dr. Mario Midón, Presidente de la Asociación Argentina de Derecho Constitucional, a propósito del XI Congreso Iberoamericano de Derecho Constitucional, celebrado en septiembre de 2013, en Tucumán, Argentina

Autor:Revista Frónesis
Páginas:441-444
 
EXTRACTO GRATUITO
FRONESIS
Revista de Filosofía Jurídica, Social y Política
Instituto de Filosofía del Derecho Dr. J.M. Delgado Ocando
Universidad del Zulia. ISSN 1315-6268 - Dep. legal pp 199402ZU33
Vol. 20, No. 3, 2013: 441 - 444
Diálogo
Discurso inaugural pronunciado por el Dr. Mario Midón,
Presidente de la Asociación Argentina de Derecho
Constitucional, a propósito del XI Congreso
Iberoamericano de Derecho Constitucional, celebrado
en septiembre de 2013, en Tucumán, Argentina
La Asociación Argentina de Derecho Constitucional tiene el gusto de re-
cibir hoy a calificados exponentes del mundo jurídico, todos oriundos de una
variada geografía identificada con lo “Iberoamericano”, para mentar así al Ins-
tituto que bajo ese rótulo nos convoca en la histórica ciudad de Tucumán.
No es casual, que ello sea así.
En primer lugar, porque en esta porción del territorio nacional fue
declarada en 1816 la formal Independencia de la argentinidad y qué más
apropiado, entonces, que un escenario impregnado de tanta representa-
ción histórica para debatir el multifacético como ambicioso temario que el
programa anuncia.
En segundo lugar, la realización de esta convocatoria asumida por la
Asociación Argentina de Derecho Constitucional, que se aprecia como exi-
tosa y plural, reconoció desde sus orígenes un alma mater, que ratifica con
sus aptitudes organizativas lo que todos sabemos de sus dotes científicos.
Me refiero al Dr. Sergio Díaz Ricci que no le esquivó al bulto de las respon-
sabilidades que la empresa comportaba.
El derecho, lo sabemos todos, no responde a las inexorables leyes físi-
cas y naturales que caracterizan a otras ciencias.
Pero, no es menos que, siendo un objeto cultural tiene sus propias re-
glas y, de todos ellas, la que postula el “deber ser” de los preceptos es su

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA