Decisión nº 1061 de Juzgado Superior Sexto de lo Contencioso Tributario de Caracas, de 30 de Noviembre de 2007

Fecha de Resolución30 de Noviembre de 2007
EmisorJuzgado Superior Sexto de lo Contencioso Tributario
PonenteMartha Aquino
ProcedimientoRecurso Contencioso Tributario

ASUNTO: 924 SENTENCIA N° 1061

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

PODER JUDICIAL

Tribunal Superior Sexto Contencioso Tributario de la Región Capital

Caracas, treinta (30) de noviembre de dos mil siete (2007)

196º y 148º

ASUNTO: AF46-U-1995-000048

Se inició el presente asunto mediante Recurso Contencioso Tributario interpuesto en fecha treinta y uno (31) de agosto de mil novecientos noventa y cinco (1995), por el abogado L.R.A., titular de la cédula de identidad N° 3.189.792 e inscrito en el INPREABOGADO bajo el N° 12.481, actuando en su carácter de apoderado judicial de la empresa “DISTRIBUIDORA DE GAS S.A. (DI GAS),” domiciliada en Caracas e inscrita ante el Registro Mercantil de la Circunscripción Judicial del Distrito Federal y Estado Miranda, en fecha veinticuatro (24) de noviembre de mil novecientos cincuenta y cinco (1955), bajo el N° 03, Tomo 12-B; contra la Resolución Culminatoria del Sumario Administrativo N° HCF-PEFC-SA-00235, de fecha ocho (08) de febrero de mil novecientos noventa y cuatro (1994), notificada en fecha dos (02) de agosto de mil novecientos noventa y cinco (1995), emanada de la Dirección de Control Fiscal del Ministerio de Hacienda, en la cual se formulan reparos a la recurrente por los siguientes conceptos y montos: 1.- Por objeciones fiscales en declaraciones de Impuesto sobre la Renta, de conformidad con lo establecido en los artículos 27, 78, 81 de la Ley de Impuesto sobre la Renta, en concordancia con el ordinal 18 del artículo 2 del Decreto 1506 de fecha 01-04-87 y ordinal 10 del artículo 1 del Decreto 1818 de fecha 30-08-91, la cantidad de UN MILLON SETECIENTOS TREINTA MIL CIENTO UN BOLIVARES CON TREINTA Y CINCO CENTIMOS (Bs. 1.730.101,35); 2.- Multa por la cantidad de UN MILLON OCHOCIENTOS CATORCE MIL TRESCIENTOS DIECISIETE BOLIVARES CON CUARENTA Y DOS CENTIMOS (Bs. 1.814.317,42); de conformidad con lo dispuesto en los artículos 28 y 100 del Código Orgánico Tributario de 1992; 3.- Intereses Moratorios por la cantidad de CUATROCIENTOS VEINTIUN MIL DOSCIENTOS SETENTA Y SIETE BOLIVARES CON CUARENTA Y DOS CENTIMOS (Bs. 421.277,42), de conformidad con lo dispuesto en el artículo 13 del Reglamento de la Ley de Impuesto sobre la Renta, en concordancia con el artículo 60 del Código Orgánico Tributario de 1992, siendo la cantidad total a pagar por concepto de impuesto, intereses y multa por la cantidad total de TRES MILLONES NOVECIENTOS SESENTA Y CINCO MIL SEISCIENTOS NOVENTA Y SEIS BOLIVARES CON DIECINUEVE CENTIMOS (Bs. 3.965.696,19).

En fecha once (11) de septiembre de mil novecientos noventa y cinco (1995), el Tribunal Superior Primero de lo Contencioso Tributario de la Región Capital (DISTRIBUIDOR), asignó el conocimiento del presente asunto a este Tribunal, siendo recibido por Secretaría en fecha doce (12) de septiembre de mil novecientos noventa y cinco (1995), (folio 105).

Por auto de este Tribunal de fecha veintiocho (28) de septiembre de mil novecientos noventa y cinco (1995), se dio entrada al recurso interpuesto, ordenándose notificar a las partes que comprenden la presente relación jurídica tributaria, (folio 107).

En fecha cuatro (04) de octubre de mil novecientos noventa y cinco (1995), el alguacil de este Tribunal consignó la boleta de notificación correspondiente al Contralor General de la República, (folio 113); en fecha diecisiete (17) de octubre de mil novecientos noventa y cinco (1995), se consignó la boleta del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT); (folio 115).

Mediante Sentencia Interlocutoria, de fecha dos (02) de noviembre de mil novecientos noventa y cinco (1995), este Tribunal admitió el recurso interpuesto, siguiendo el procedimiento establecido en el Código Orgánico Tributario, (folio 116).

En fecha veintitrés (23) de noviembre de mil novecientos noventa y cinco (1995), este Tribunal declaró vencido el lapso para apelar del auto de admisión en la presente causa, (folio 117).

Por auto de fecha treinta (30) de noviembre de mil novecientos noventa y cinco (1995), se declaró abierta a pruebas la presente causa, (folio 118).

Por auto de fecha ocho (08) de enero de mil novecientos noventa y seis (1996), este Tribunal declaró vencido el lapso de promoción de pruebas, dejándose constancia que las partes no hicieron uso de ese derecho, (folios 119).

En fecha veintitrés (23) de febrero de mil novecientos noventa y seis (1996), este Tribunal declaró vencido el lapso de evacuación de pruebas, (folio 120)

En fecha veintisiete (27) de febrero de mil novecientos noventa y seis (1996), este Tribunal fijó el décimo quinto día de despacho siguiente para que tuviera lugar el acto de informes, (folio 121).

En fecha veinte (20) de marzo de mil novecientos noventa y seis (1996), tuvo lugar el acto de informes; compareció la representación judicial de la recurrente y consignó escrito de informes en sesenta y siete (67) folios útiles, dejándose constancia que la representación judicial del Fisco Nacional no hizo uso de ese derecho, por lo que el Tribunal dijo vistos, (folios 122 al 190).

Siendo la oportunidad procesal para dictar sentencia en el presente asunto, este Tribunal pasa a hacerlo previas las siguientes consideraciones:

I

DEL ACTO RECURRIDO

En fecha ocho (08) de febrero de mil novecientos noventa y cuatro (1994), la Dirección de Control Fiscal del Ministerio de Hacienda dictó la Resolución Culminatoria del Sumario Administrativo N° HCF-PEFC-SA-00235, notificada en fecha dos (02) de agosto de mil novecientos noventa y cinco (1995), en la cual se formulan reparos a la recurrente por los siguientes conceptos y montos: 1.- Por objeciones fiscales en declaraciones de Impuesto sobre la Renta, de conformidad con lo establecido en los artículos 27, 78, 81 de la Ley de Impuesto sobre la Renta, en concordancia con el ordinal 18 del artículo 2 del Decreto 1506 de fecha 01-04-87 y ordinal 10 del artículo 1 del Decreto 1818 de fecha 30-08-91, la cantidad de UN MILLON SETECIENTOS TREINTA MIL CIENTO UN BOLIVARES CON TREINTA Y CINCO CENTIMOS (Bs. 1.730.101,35); 2.- Multa por la cantidad de UN MILLON OCHOCIENTOS CATORCE MIL TRESCIENTOS DIECISIETE BOLIVARES CON CUARENTA Y DOS CENTIMOS (Bs. 1.814.317,42); de conformidad con lo dispuesto en los artículos 28 y 100 del Código Orgánico Tributario de 1992; 3.- Intereses Moratorios por la cantidad de CUATROCIENTOS VEINTIUN MIL DOSCIENTOS SETENTA Y SIETE BOLIVARES CON CUARENTA Y DOS CENTIMOS (Bs. 421.277,42), de conformidad con lo dispuesto en el artículo 13 del Reglamento de la Ley de Impuesto sobre la Renta, en concordancia con el artículo 60 del Código Orgánico Tributario de 1992, siendo la cantidad total a pagar por concepto de impuesto, intereses y multa por la cantidad total de TRES MILLONES NOVECIENTOS SESENTA Y CINCO MIL SEISCIENTOS NOVENTA Y SEIS BOLIVARES CON DIECINUEVE CENTIMOS (Bs. 3.965.696,19).

II

ARGUMENTOS DE LA PARTE RECURRENTE

Tanto en su escrito recursivo como en el escrito de informes, la representación judicial de la recurrente alegó que la Resolución Culminatoria del Sumario Administrativo es nula y sin efecto legal por haber operado la caducidad prevista en el artículo 151 del Código Orgánico Tributario de 1992, ya que fue notificada luego de haber transcurrido el año siguiente a la finalización del lapso para que la recurrente presentara el escrito de descargos.

Alega además, respecto a la objeción fiscal por gatos no normales ni necesarios para la producción de la renta, que su representada demostró mediante comprobantes, recibos y datos aportados que los gastos objetados si se hallan directamente involucrados en las actividades productoras de rentas, gastos éstos que están referidos a obsequios, agasajos, pagos a clubes privados y gastos de los directivos de la empresa y que están vinculados a la actividad productora de la empresa, bien en las relaciones de la empresa con los productos que fabrica y vende en el mercado, o bien en las relaciones internas de ésta con sus empleados a fin de estimular la productividad y desarrollo profesional dentro de la compañía.

Respecto a la objeción fiscal de gastos no admisibles por falta de retención, la representación judicial de la recurrente alegó que dicho rechazo resulta improcedente por ausencia de base legal o fundamento jurídico, porque los Decretos Reglamentarios 1506 y 1818 violan el principio de la legalidad tributaria porque no sólo indican una serie de sujetos pasivos en su condición de responsables distintos a los definidos en la Ley, sino que además entra a definir hipótesis generadoras de la obligación tributaria en un acto de rango sublegal y además porque dicha regulación reglamentaria establece una sanción.

Con relación a la objeción relativa al renglón de las liberalidades, la representación judicial de la recurrente alegó que existe vicio de incongruencia entre lo que señala la Resolución Culminatoria del Sumario Administrativo que hace referencia al incumplimiento del deber formal de llevar los libros y la contabilidad, mientras que en las actas fiscales se indica exactamente lo contrario porque expresan que una vez examinados los libros y la contabilidad de la recurrente, fueron encontrados en un todo conformes con la legislación mercantil e impositiva.

Alega también que resulta improcedente por ilegal el rechazo de las deducciones por concepto de donaciones, por ausencia de fundamentación, porque se deduce que tal objeción ocurrió aunque nada de ella se dice en la Resolución Culminatoria, pero no aparece relacionada en el acto recurrido, violándose el principio de la globalidad de la decisión administrativa.

Alega también la improcedencia de las multas impuestas por vía de consecuencia, ya que al ser nulas las determinaciones tributarias, también lo son sus accesorios y también porque los reparos se formularon con fundamento exclusivo en los datos e informaciones suministrados por la recurrente en su declaración.

Finalmente se alega la improcedencia de los intereses moratorios ya que las obligaciones tributarias sobre las cuales recaen no son líquidas ni exigibles.

III

MOTIVACION PARA DECIDIR

Vistos los términos en que ha quedado planteada la controversia, este Tribunal observa que la misma se circunscribe a determinar: i) Si en el presente asunto operó la caducidad prevista en el artículo 151 del Código Orgánico Tributario de 1992; ii) Si resulta ilegal la objeción tributaria sobre gastos no normales ni necesarios para la producción de la renta; iii) Si resulta ilegal la objeción fiscal por lo que respecta al rechazo de la deducción relativo a gastos no admisibles por falta de retención; iv) Si resulta ilegal la objeción fiscal por lo que respecta al rechazo de las liberalidades por estar viciada de incongruencia; v) Si resulta procedente la objeción fiscal relativa al rechazo de las deducciones por concepto de donaciones; vi) Si resultan improcedentes las multas aplicadas; y vii) Si resulta igualmente improcedente la determinación tributaria relativa a los intereses moratorios por cuanto la obligación tributaria no es aún líquida y exigible

i) Respecto al argumento sobre la caducidad verificada, este Tribunal considera necesario a.l.d. que rigen la materia en el Código Orgánico Tributario de 1992, aplicable ratione temporis, según las cuales:

Artículo 145.- Cuando haya de procederse conforme al artículo 143, se levantará un Acta que llenará, en cuanto sea aplicable, los requisitos de la resolución prevista en el artículo 149 y que se notificará al contribuyente o responsable por alguno de los medios contemplados en el artículo 134, con lo cual quedará abierto el sumario administrativo. El Acta, salvo en lo relativo a las sanciones privativas de la libertad personal, hará plena fe mientras no se pruebe lo contrario.

El afectado podrá formular sus descargos dentro del plazo de veinticinco (25) días hábiles contados desde la notificación del Acta. Regirá, en materia de pruebas y del lapso respectivo, lo dispuesto en la Sección III de este Capítulo.

Artículo 148.- Al ordenarse el sumario administrativo, podrá disponerse el secreto de las actuaciones durante un plazo que no podrá exceder de quince (15) días hábiles, transcurrido el cual regirá lo dispuesto en el artículo 139 de este Código y comenzará a correr el plazo de veinticinco (25) días hábiles para formular descargos, previstos en el artículo 145.

Articulo 151.- La Administración dispondrá de un plazo de un (1) año, contado a partir del vencimiento del lapso para presentar el escrito de descargos, para tomar la resolución a que se contrae este artículo.

Si la administración tributaria no notifica válidamente la resolución en el lapso previsto para decidir, quedará concluido el sumario y el Acta invalidada y sin efecto legal alguno, al igual que los actos cumplidos en el sumario.

Los elementos probatorios acumulados en el sumario así concluido podrán ser apreciados en otro, siempre que así se haga constar en el Acta que inicia el nuevo sumario y sin perjuicio del derecho del interesado a oponer la prescripción y las demás excepciones que considere procedentes.

De la normativa transcrita se evidencia que la Administración Tributaria tiene un plazo máximo de un (1) año, contado a partir del vencimiento del lapso para la interposición del escrito de descargos por el recurrente, para dictar y notificar válidamente la Resolución Culminatoria del Sumario administrativo, pasado el cual el sumario quedará concluido y el Acta quedará invalidada y sin efecto legal alguno.

Ahora bien, en el presente asunto, este Tribunal observa que las Actas de Reparo N° HCF-TEFC-04-01-01 y N° HCF-TEFC-04-02-01, fueron emitidas y notificadas en fecha quince (15) de febrero de mil novecientos noventa y tres (1993), (folios 93 y 102), fecha a partir de la cual comenzaron a correr los quince (15) días previstos en el artículo 148 del Código Orgánico Tributario de 1992, aplicable ratione temporis, en el caso de que la Administración Tributaria dispusiere el secreto de las actuaciones, lapso éste que culminó el día once (11) de marzo de mil novecientos noventa y tres (1993).

Vencido ese lapso, de conformidad con lo establecido en los artículos 145 y 148 del Código Orgánico Tributario de 1992, aplicable ratione temporis, comienzan a correr veinticinco (25) días hábiles para presentar el escrito de descargos y promover pruebas en su defensa, observándose que el plazo para la presentación del escrito de descargos en el presente asunto venció el día veinte (20) de abril de mil novecientos noventa y tres (1993), por lo que la Administración Tributaria tenía hasta el veinte (20) de abril de mil novecientos noventa y cuatro (1994), para dictar y notificar en forma válida, la correspondiente Resolución Culminatoria del Sumario Administrativo.

Ahora bien, se observa que la Resolución Culminatoria del Sumario Administrativo N° HCF-PEFC-SA00235, es de fecha ocho (08) de febrero de mil novecientos noventa y cuatro (1994), siendo notificada a la contribuyente en fecha dos (02) de agosto de mil novecientos noventa y cinco (1995), por lo que para ese momento había transcurrido fatalmente más de un año desde la fecha en que venció el lapso para presentar el escrito de descargos en el procedimiento del sumario administrativo, que fue el veinte (20) de abril de mil novecientos noventa y tres (1993), en consecuencia, tal como fue expuesto anteriormente, dicho sumario administrativo debe sufrir los efectos que contempla el artículo 151 del Código Orgánico Tributario de mil novecientos noventa y dos(1992), según el cual:

Articulo 151.- La Administración dispondrá de un plazo de un (1) año, contado a partir del vencimiento del lapso para presentar el escrito de descargos, para tomar la resolución a que se contrae este artículo.

Si la administración tributaria no notifica válidamente la resolución en el lapso previsto para decidir, quedará concluido el sumario y el Acta invalidada y sin efecto legal alguno, al igual que los actos cumplidos en el sumario.

Los elementos probatorios acumulados en el sumario así concluido podrán ser apreciados en otro, siempre que así se haga constar en el Acta que inicia el nuevo sumario y sin perjuicio del derecho del interesado a oponer la prescripción y las demás excepciones que considere procedentes.

Verificado entonces, en el asunto bajo estudio, que la notificación válida se practicó el día dos (02) de agosto de mil novecientos noventa y cinco (1995), cuando ya había transcurrido con creces el lapso de un año contado a partir de la culminación del plazo para interponer el escrito de descargos en el sumario administrativo, que en el caso de autos fue el día veinte (20) de abril de mil novecientos noventa y cuatro (1994), lapso este que tenía la Administración Tributaria para dictar la respectiva Resolución Culminatoria y notificarla válidamente, es forzoso para este tribunal declarar que el Sumario Administrativo en este asunto quedó concluido y su Acta invalidada y sin efecto legal alguno el día veintiuno (21) de abril de mil novecientos noventa y cuatro (1994), en consecuencia debe declararse nula la Resolución impugnada. Así se declara.

Siendo procedente la denuncia de caducidad de las Actas Fiscales, tal como quedó demostrado supra, este Tribunal juzga inoficioso hacer pronunciamiento sobre los demás pedimentos formulados en el escrito recursivo. Así se declara.

IV

DECISIÓN

En virtud del razonamiento que precede, este Tribunal Superior Sexto Contencioso Tributario de la Región Capital Administrando Justicia en Nombre de la República y por Autoridad de la Ley, declara CON LUGAR el Recurso Contencioso Tributario interpuesto en fecha treinta y uno (31) de agosto de mil novecientos noventa y cinco (1995), por el abogado L.R.A., titular de la cédula de identidad N° 3.189.792 e inscrito en el INPREABOGADO bajo el N° 12.481, actuando en su carácter de apoderado judicial de la empresa “DISTRIBUIDORA DE GAS S.A. (DI GAS),” domiciliada en Caracas e inscrita ante el Registro Mercantil de la Circunscripción Judicial del Distrito Federal y Estado Miranda, en fecha veinticuatro (24) de noviembre de mil novecientos cincuenta y cinco (1955), bajo el N° 03, Tomo 12-B; contra la Resolución Culminatoria del Sumario Administrativo N° HCF-PEFC-SA-00235, de fecha ocho (08) de febrero de mil novecientos noventa y cuatro (1994), notificada en fecha dos (02) de agosto de mil novecientos noventa y cinco (1995), emanada de la Dirección de Control Fiscal del Ministerio de Hacienda, en la cual se formulan reparos a la recurrente por los siguientes conceptos y montos: 1.- Por objeciones fiscales en declaraciones de Impuesto sobre la Renta, de conformidad con lo establecido en los artículos 27, 78, 81 de la Ley de Impuesto sobre la Renta, en concordancia con el ordinal 18 del artículo 2 del Decreto 1506 de fecha 01-04-87 y ordinal 10 del artículo 1 del Decreto 1818 de fecha 30-08-91, la cantidad de UN MILLON SETECIENTOS TREINTA MIL CIENTO UN BOLIVARES CON TREINTA Y CINCO CENTIMOS (Bs. 1.730.101,35); 2.- Multa por la cantidad de UN MILLON OCHOCIENTOS CATORCE MIL TRESCIENTOS DIECISIETE BOLIVARES CON CUARENTA Y DOS CENTIMOS (Bs. 1.814.317,42); de conformidad con lo dispuesto en los artículos 28 y 100 del Código Orgánico Tributario de 1992; 3.- Intereses Moratorios por la cantidad de CUATROCIENTOS VEINTIUN MIL DOSCIENTOS SETENTA Y SIETE BOLIVARES CON CUARENTA Y DOS CENTIMOS (Bs. 421.277,42), de conformidad con lo dispuesto en el artículo 13 del Reglamento de la Ley de Impuesto sobre la Renta, en concordancia con el artículo 60 del Código Orgánico Tributario de 1992, siendo la cantidad total a pagar por concepto de impuesto, intereses y multa por la cantidad total de TRES MILLONES NOVECIENTOS SESENTA Y CINCO MIL SEISCIENTOS NOVENTA Y SEIS BOLIVARES CON DIECINUEVE CENTIMOS (Bs. 3.965.696,19).

En consecuencia:

  1. - Se ANULA la Resolución Culminatoria del Sumario Administrativo N° HCF-PEFC-SA00235, de fecha ocho (08) de febrero de mil novecientos noventa y cuatro (1994), emanada de la Dirección de Control Fiscal del Ministerio de Hacienda, notificada en fecha dos (2) de agosto de mil novecientos noventa y cinco (1995).

  2. - SE EXIME DE COSTAS al Fisco Nacional, de conformidad con lo establecido en el Parágrafo Único del artículo 327 del Código Orgánico Tributario vigente, en virtud de considerar que el mismo actuó razonablemente en ejercicio de su función como garante del efectivo control fiscal y en resguardo de los intereses del colectivo.

PUBLÍQUESE, REGÍSTRESE Y NOTIFÍQUESE.

Dada, firmada y sellada en la Sala de Despacho del Tribunal Superior Sexto Contencioso Tributario de la Región Capital, en Caracas a los treinta (30) días del mes de noviembre del año dos mil siete (2007). Años 197° y 148°.

LA JUEZ

ABG. MARTHA AQUINO GOMEZ

LA SECRETARIA,

ABG. ALEJANDRA GUERRA L

En la misma fecha se publicó la anterior sentencia, siendo las diez horas y treinta minutos de la mañana (10:30 a.m.)

LA SECRETARIA,

ABG. ALEJANDRA GUERRA L.

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR