La economía venezolana en el 2005 y perspectivas para el 2006.

AutorRiutort, Mat

BALANCE 2005

El año 2004 es el año en que se recuperó el producto perdido en el bienio 2002-2003. Esta recuperación se logró gracias al crecimientode 17,9% que experimentó la actividad económica en ese año. En el 2005 el producto continuó creciendo y se incrementó en 9,4%, impulsado por el dinamismo de las actividades no petroleras. Este resultado estuvo acompañado de una reducción de la inflación, el desempleo y la informalidad y un leve crecimiento riel poder adquisitivo de las remuneraciones (ver Cuadros 1 y 2).

Este crecimiento de la actividad económica interna estuvo relacionado con la expansión de la demanda agregada interna. Tanto el consumo privado como la inversión aumentaron en forma considerable. Dos factores impulsaron esta expansión: por un lado, el incremento del gasto público gracias a los crecientes ingresos fiscales petroleros, y por el otro, el aumento del crédito bancario gracias a la reducción de las tasas nominales de interés. La política fiscal mantuvo un carácter netamente expansivo gracias al aumento de los ingresos fiscales y cuasi fiscales. El precio promediode la cesta de crudo venezolana superó los 45 dólares por barril, un 37% superior al promedio registrado en el 2004 (ver Ciuadro l).

Gracias a estos altos precios del petróleo las exportaciones petroleras superaron los US$ 48.0009 millones y permitieron que el saldo global de la balanza de pagos se situara en casi USS 5.000 millones, a pesar de que las importaciones de bienes aumentaron a más de US$ 25.000 millones y la cuenta de capital mostró un saldo negativo algo superior a US$ 15.000 millones. Es importante resaltar que las importaciones aumentaron en casi USS 8.0000 millones en comparación con el año 2004 (ver Cuadro l).

El consumo privado aumentó en 16,3% como consecuencia del mayor dinamismo de los créditos al consumo, de la reducción del ritmo de crecimiento de los precios y del mejoramiento de los ingresos de los hogares. Este mejoramiento de los ingresos se debió a aumento nominal de las remuneraciones, la reducción del desempleo y las transferencias de recursos a los hogares a través de distintos programas sociales.

La reducción de la inflación y el crecimiento nominal de las remuneraciones permitieron un mejoramiento del poder adquisitivo que junto con la disminución del desempleo contribuyeron a detener el crecimiento de los niveles de pobreza. Al crecimiento. de las remuneraciones se debe agrugarel posible efecto que las transferencias realizadas a través de las "misiones" pudieran tener sobre el ingreso de los hogares. Si en conjunta ambos factores permitieron que el ingreso per cápita de los hogares se increinentara en alrededor de 60%, entonces el porcentaje de personas pobres pasaría de 65,5% en 2004 a 49, 3% en 2005, mientras que el porcentaje de hogares en situación de pobreza pasaría de 59,6%, en 20174 a 38,5% en 2005 (1) [ver Cuadros 3, 4 y 5).

Si bien la caída de la inflación lía contribuido al mejoramiento del bienestar, los mecanismos para lograrla, como son el establecimiento de controles de precios y la utilización del tipo de cambio como ancla nominal, crean distorsiones en la asignación ofíciente de los recursos, incentivan las importaciones, perjudican al aparato productivo interno y las exportaciones no petroleras privadas tienden a perder dinamismo. Esto quiere decir que la política antiinflacionaria puesta en práctica, si bien puede tener electos positivos en el corto plazo, es altamente costosa en términos de eficiencia económica y en términos de recursos, puesto que está siendo financiada en eran medida con reservas internacionales, y en el mediano y largo plazo no soluciona el problema estructural de la inflación. Las controles de precios y tipo de cambia producen desequilibrios mucroecónomicos.

Los resultadus obtenidos en el año...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba