La educación se ha feminizado en América Latina

 
EXTRACTO GRATUITO

La pujanza de la mujer venezolana frente a la adversidad ha escrito la historia de las escue las de Fe y Alegría durante sus 62 años.Cuando Abraham Reyes en tregó al padre jesuita Jesús María Vela las dos plantas de su casa localizada en terrenos en los que ahora queda el 23 de Enero, en Caracas para construir la primera escuela de Fe y Alegría en el país, en 1955, fue su esposa, Patricia Reyes, de quien poco se habla, la que no solo acordó ceder su vivienda a la enseñanza sino también aprender a leer y a escribir, entre niños y niñas, para enseñar a sus ocho hijos y demostrar generosidad.Las primeras maestras fueron jóvenes estudiantes voluntarias de la Universidad Católica Andrés Bello, quienes aprendieron junto a José Mari que el poder creador hay que despertarlo.62 años más tarde Luisa Ce cilia Pernalete es promotora y ejemplo --para más de 220 directivas de los equipos regionales de 170 escuelas repartidas en sectores pobres de toda Venezuela-de que no hay mujer que se amilane ante las dificultades. Decir qué puedo hacer es lo que hacemos y es la mejor forma de afrontar la crisis.Directora regional de escuelas en Zulia 1990-1997 y en Bolívar, especialmente en Guayana 1998-2009, creadora del movimiento Madres Promotoras de la Paz, integrante de la ONG Provea, artífice del teatro pedagógico e integrante del Centro de Formación e Investigación Padre Joaquín en el área de la conducción de la paz y la ciudadanía, Pernalete destaca que atravesó dos épocas difíciles frente a Fe y Alegría. La primera, como funcionaria de la Asociación Venezolana de Educación Católica, en Zulia, el Ejecutivo no dio los recursos necesarios para la fundación de escuelas. De enero a marzo no teníamos cómo pagar los sueldos de los profesores, y entonces de las rifas salieron esos recursos. Los muchachos comían y nunca tuvimos que decir: `Me asaltaron en la esquina’. La segunda es ahora; y es todo más difícil. Los muchachos no pueden comer. El SAE antes PAEno llega a todas las escuelas y nos ayudamos con la solidaridad.Recuerda cuando llegó a Gua yana y detectó al grupo Cariñas en una situación my precaria, de desnutrición. Fundamos la escuela que se llamó Brisas del Orinoco. Los niños del preescolar eran demasiado chiquitos, tenían...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA