La edad y el nivel educativo como determinantes de la actitud del elector frente a las reformas económicas.

AutorVillasmil Bond, Ricardo

Resumen

Una mirada casual a la experiencia mundial con las reformas económicas de libre mercado sugiere que los grupos de mayor edad y con menor nivel educativo son sus opositores más vehementes, mientras que los jóvenes y en particular los más educados tienden incluso a apoyarlas. Esta percepción es confirmada por estudios de opinión pública que ven variables sociodemográficas como la edad, la educación y la localización (urbano vs. rural) como buenos pronosticadores del comportamiento del elector y de su posición con respecto a ciertos valores políticos y económicos. Curiosamente, sin embargo, la literatura teórica en torno al tema es bastante limitada. Este trabajo analiza la edad y la educación como determinantes de la disposición a apoyar un proceso de reformas económicas. Para ello, construimos un modelo donde agentes racionales, temporalmente consistentes y con perfecta previsión, maximizan el valor presente de sus ingresos. Al someter una reforma económica al voto universal, encontramos un patrón claro en la conducta del votante: los jóvenes y los individuos con alto nivel educativo apoyan la reforma, mientras que los mayores y aquellos con bajo nivel educativo se oponen a ella. Dos hipótesis emergen de este modelo: 1) que los individuos más jóvenes y más educados tienden a apoyar más los procesos de reforma económica; y 2) que los sociedades más jóvenes y más educadas tienden a apoyar más los procesos de reforma económica. De ser esto cierto, emerge una implicación clara de política: los países en desarrollo deberían hacer todos los esfuerzos posibles por consolidar las reformas económicas y educativas antes de que se cierre la ventana demográfica de oportunidades.

Palabras clave: edad, educación, reformas, mercado, comportamiento del votante.

Age and educational level as determinants of elector's attitude towards economic reforms

Abstract

A casual look at anti-reform demonstrations suggests that older and less educated segments of the population tend to be the ones most forcefully against market-oriented reforms, while young and highly educated individuals tend to be much more sympathetic. This perception is confirmed by public opinion surveys, who find that socioeconomic and demographic variables such as age, income, education and Iocation (rural vs. urban) are strong predictors of voting behavior and of attitudes towards economic and political values in general. Surprisingly, however, the theoretical literature analyzing the issue is quite slim.

This paper analyzes the impact of age and education levels on a voter's degree of support for market-oriented reform. We construct a model where rational and time-consistent workers with perfect foresight maximize the present value of earnings. By putting economic reform on the ballet, we find that a clear voting pattern ernerges: the young and highly educated will support reform, while the older and less educated voters will oppose it.

Two testable hypotheses emerge from this model: 1) that younger and better educated individuals should be more supportive of market oriented reforms; and 2) that younger and better educated populations should be more supportive of market oriented reforms. If true, a clear and important policy implication is that developing nations should make all efforts to consolidate market oriented reforms and significantly increase their education levels before the demographic window of opportunity closes.

Keywords: age, educatien, market-oriented reforms, voting behavior.

L'age et le niveau éducatif en tant que déterminants de l'attitude des electeurs face aux réformes économiques

Resumé

Si on jet un regard sur rexperience mondiale des réformes économiques du libre marché, on decouvre que ceux qui s'opposent aux réformes sont les groupes les plus âgés et d'un niveau éducatif bas. Tandis que les groupes plus jeunes et avec un niveau éducatif plus élevé, ont la tendance a l'appui des réformes. Les enquétes d'opinion publique confirment que l'âge, l'éducation et la localisation (urbain vs. Rural) des personnes sont les facteurs les plus déterminants qui permettent faire de prédiction autour du comportement des electeurs face à certaines valeurs politiques.

Cependant, la literature théorique à propos de ce sujet est assez limitée. Le présent article analyses l'âge et l'education en tant que facteurs qui déterminent l'appui aux réformes économiques. Dans ce sens, on a construit un modèle oú les agents rationnels, avec consistence temporelle et en prévision parfaite, font la maximisation des valeurs presentes des revenus. Le patron électoral est assez claire face aux réformes économiques: les plus jeunes et les individus avec un haut niveau éducatif appuient la réforme, tandis que les plus agés et ceux qui ont un niveau éducatif moins élévé s'opposent a la réforme. Mots clés: âge, éducation, réformes, marché, comportament des électeurs

INTRODUCCIÓN

Pocas ideas gozan de tanto consenso en el campo de la economía aplicada como aquella que ve la adopción de políticas más compatibles con el libre mercado como la acción que más contribuiría al bienestar de los países en desarrollo. Naturalmente, el consenso no es absoluto. En la discusión de temas más específicos, tales como la velocidad y la secuencia en las cuales se van a introducir los cambios, las opiniones están bastante divididas y tienden a ser bastante inestables en el tiempo. Sin embargo, esto no es del todo sorprendente, ya que como dice el refrán, el diablo está en los detalles. En medio de un consenso tan generalizado en lo concerniente a sus bondades, lo verdaderamente sorprendente es la actitud aparentemente dilatoria --y en ocasiones abiertamente renuente-- de las naciones en desarrollo que enfrentan procesos de reforma.

EXPLICANDO LA PARADOJA

La evidencia en efecto sugiere la predominancia de acciones tímidas y tardías, aun en presencia de claras indicaciones de un largo y sostenido deterioro de los indicadores económicos y sociales o incluso, de un colapso inminente. La aparente irracionalidad de este patrón de conducta, sin embargo, tiende a desaparecer una vez que analizamos la situación desde la perspectiva del líder político. Medidas de política económica de libre mercado, tales como las privatizaciones, los aumentos en las precios de los servicios públicos y en los bienes de consumo masivo, y las reducciones en el tamaño del sector público son causa de descontento, disturbios, huelgas y, en ocasiones, de la salida abrupta de ministros, presidentes, ¡e incluso dictadores! La pregunta entonces es la siguiente: si los políticos reflejan más o menos la opinión pública cuando evaden la decisión de reformar la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba