Eppur si muove

Autor:Rafael F. Alburquerque
Cargo del Autor:Vicepresidente de la República Dominicana. Profesor de derecho del trabajo de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra
Páginas:77-94
 
EXTRACTO GRATUITO
77
Eppur si muove
SUMARIO
In lim ine
Int rod ucción .
Prim era part e: El n uevo m odelo d e pro ducció n.
Segun da pa rte: La ideol ogía libe ral.
Conclu sione s.
Rafael F. Alburquerque*
IN LIMI NE
Rafael Caldera fue m i maestro. Nunca estuve en un aula recib ien do sus
enseñ anzas , pero d esde e l inicio d e mi car rera como ju s-labo ralist a recib í
su im pr onta por con duct o de su s libro s, escr itos, con feren cias y ch arlas .
Lo con ocí en la ciud ad de Sant iago, en la Rep ública Domin ican a, y a pa rtir
de e se pr imer encue ntr o comp art í con él en diver sas op ort unid ades , tan to
en Venezuela como en otros países. Lo trat é com o Presidente de la
Rep ública , en la segun da op ort unid ad q ue ocu po t an al ta dis tinc ión, com o
también sien do ya un ciuda dano de a pié de la Patr ia de Sim ón Bolívar, y
en todo moment o me distin guió con su cá lida y generosa amistad, hast a
acep tar m i atrevimient o de solicitar le me escrib iera el p rólogo de un o de
mis libros .
Fue Maest ro en toda la exten sión d e la pa labra . No sólo como es pecialis ta
en Derecho del Tr abajo sino tam bién p or el ejem plo de su vida digna y
solid aria.
Me u no, p ues, a este h ome naje a l mae stro Rafael Ca ldera , a qu ien sie mpr e
rec orda re por su bo nhom ía, su sapie ncia y su prove rbial ca baller osida d.
_______________
* Vicepresidente de la República Dominicana. Profesor de derecho del trabajo de la Pontificia Universidad Católica
Madre y Maestra.
78
INTRODU CCIÓN
El Der echo del Trabajo tom ó ca rta de ciud ad an ía con el Tr at ado de
Versailles de 1919. Cier to que antes de esa fech a se conocier on diversas
norm as de p rotección al tra bajo as alaria do, pe ro no fue h asta la firma del
mencionado t ratado cu an do sur gió com o u n estr uct ur ad o con junto de
no rma s, fun dam en tad o en p rin cipios y carac tere s pr opios , que hicier on d e
la legislación del tr abajo u na verdadera rama del Derecho, con
pecu liari dade s y fisono mía s ingula r, qu e la sep aró d el Dere cho pr ivado de
las o bligacio nes.
El n uevo d erech o, com o le llam ó Alfredo Palaci os en s u obr a de 192 0, t uvo
com o mis ión p rot eger a los t rab ajad ore s con tra los exce sos d e la exp lota ción
del ca pit al, pe ro a l mis mo t iemp o sir vió pa ra o rgan izar y legitim ar el ré gime n
de d epen den cia en que el s istem a coloca ba al a salar iado 1. Se tra taba de un
acuerd o tran saccion al en tre la burguesía y el proletariado europ eos que
orga niza ba el m odo de pr odu cción capit alist a aseg ura ndo un d eter min ado
equ ilibr io entre los pr otagon istas d e la r elación de trabajo2. La cla se
dom ina nte ofr ecía de term inad as gar ant ías mín ima s de tu tela es tata l a los
tr aba jador es, a camb io de que és tos a ban don ara n su acción revo lucion ari a
qu e de ejer cerla podía condu cir a p oner fin a l orde n socia l estab lecido.
El fra gor de la su blevación bolche vique y su consigu iente tom ar de poder
en 1917 esta ban m uy fres cos en el recue rdo d e la bu rgues ía gober nan te de
Eur opa occiden tal para q ue ésta se r esis tiera t ozudamen te a las
reclamacion es de los trabajad ores; m ucho m ás convenient e para los
int ereses de aquélla era m ed iat izar la con front ación de clases y hacer
pa rticip ar al pr oleta riad o, au nq ue fue ra d e mo do lim ita do, d e las b ond ade s
del ca pit alismo, con lo cua l lograban salvaguardar sus m ed ios d e
produ cción .
Tal com o ha n sost enid o PELISSI ER, SUPI OT y JEAMM AUD, m ás qu e un
«der echo de conquist a» , el Derecho d el Traba jo se concibió como un
«der echo de com p rom iso », con el cu al se log ró en un mom en to d eter mi nad o
de la histo ria sent ar las b ases d e un E stad o de Bien estar que si rviera para
gar ant izar la paz s ocial y al m ism o tie mpo pre serva r el sis tem a cap ital ista3.
Mien tra s el Est ado de Bien esta r pud o ma nte ner vigent e el equ ilibri o ent re
los sectores productivos de la Nación no h ubo cuestiona mient o alguno a
su existencia y fun cion am ien to. Muy al contrario, finalizada la segu nd a
_______________
1 LYON-CAEN, Gérard, Les fondements historiques et rationnels du droit du travail, citado por PELISSIER,
SUPIOT y JEAMMAUD, Droit du travail, Dalloz, París, 2002, p. 42, nota 1.
2 Ibidem, nota anterior.
3 Ob. cit., p. 7, nota 4.
Rafael F. Albur querque

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA