La homofobia es un mal del siglo XXI

El solo hecho de que un hombre admita en público su homosexualidad y confiese que vive en pareja con otro es algo demasiado bochornoso para una sociedad decente como la hondureña. El pastor evangélico que lanzó el anatema contra Ricky Martin, para impedir el show del artista en Tegucigalpa el viernes 16, no hizo más que reiterar un viejo temor que aún subsiste en Latinoamérica Más moderados pero en similares términos, otros voceros religiosos expresaron su repudio por la gira del boricua. No nos oponemos a las preferencias sexuales del artista, eso es parte de su vida privada, pero sí al mensaje que trae porque no es ejemplo para la familia, dijo el presidente de Confraternidad Evangélica, Alberto Solórzano, en carta al Gobierno, en la que afirma que Ricky Martin posee un mensaje contradictorio porque con una mano promociona la ayuda humanitaria a una fundación que trabaja para la niñez y con la otra modela conductas que promueven antivalores, que atentan contra esa misma niñez que pregona apoyar. El pecado de Martin es su respaldo a Amor, organización dedicada a la asistencia de niños pobres en Honduras. Si yo te mostrara el manual de excusas que emplean los homofóbicos para no darle empleo o no prestar un servicio a los LGBT lesbianas, gays, bisexuales y transexuales, hallarás desde las infaltables citas bíblicas hasta ideas científicas de dudoso valor, dice Héctor Sira, dirigente de una de las 23 organizaciones que luchan por los derechos de los homosexuales en Venezuela. Que no se nombre. El temor o, peor aún, el odio hacia los homosexuales es tan viejo como el sexo. Una resistencia de las religiones a reconocer esta diversidad humana y el refuerzo de una educación familiar acendrada en valores de la cultura machistas han permeado de tal modo en las sociedades, calificando al homosexual en un pecador o un trasgresor. Pero fue quizá la protesta de Stonewall, en Greenwich Village, Nueva York, cuando la comunidad gay enfrentó una violenta redada policial de la madrugada del 28 de junio de 1969, en el pub Stonewall Inn, la que impulsó en el mundo la lucha contra la homofobia, prejuicio que en algunos países como Irán se castiga con la horca. Es sabido que en marzo de 2010 Ricky Martin confesó su homosexualidad y que convive con dos hijos y su pareja, con quien sostiene relación desde 2008, como también...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba