La exploración submarina será más segura que antes

 
EXTRACTO GRATUITO

Durante años Macondo fue sinónimo de un lugar mítico y maravilloso, creado por la pluma genial de Gabriel García Márquez. Por ese motivo, un ingeniero colombiano de BP convenció a la compañía británica de que utilizara el nombre para bautizar un pozo petrolero muy prometedor en el golfo de México. Ese honor, sin embargo, du ró poco. Justo cuando los trabajos de perforación a más de 5.000 pies de profundidad en el suelo marino estaban cerca de terminar, el 10 de abril pasado una explosión que mató a 11 trabajadores, causó el hundimiento de la plataforma Deepwater Horizon. Lo que siguió fue la rotura de las tuberías que llevaban el crudo a la superficie y el derrame de 4,9 millones de barriles de petróleo que sólo se pudo contener el 15 de julio, mediante una solución temporal, pues los trabajos para el sellamiento definitivo del pozo se completaron el 19 de septiembre. Para ese entonces, el evento se había convertido en la peor tragedia ambiental en aguas territoriales de Estados Unidos. Si bien el vertimiento no es el más grande en la historia de la humanidad, sin duda fue el más costoso. BP ha hecho provisiones por 37.900 millones de dólares para atender las labores de limpieza y las miles de demandas de personas y entidades afectadas. Lo sucedido también le cos tó el cargo de presidente de la compañía a Tony Hayward, un doctor en geología de 53 años de edad, que había comenzado su vida profesional en BP en 1982 y que ascendió por diferentes cargos. Crucificado por los medios estadounidenses por su papel en la crisis, tuvo que presentar su renuncia a finales de julio y aunque sigue en la junta directiva de la empresa, está de salida. --¿Cómo analiza lo que ocu rrió en el golfo de México? --Creo que está comenzando a surgir una fotografía diferente y que con el tiempo será todavía más clara. --¿A qué se refiere? --A la amplitud del daño am biental, por ejemplo. También con respecto a quién tuvo la culpa del accidente, al igual que a la respuesta que dimos ante la emergencia. --¿Qué lecciones saca de lo sucedido? --Es correcto decir que la in dustria debería haber estado preparada para una explosión submarina. La razón de que no lo estuviera es que nunca había sucedido. El equipo o el instrumental no existían. Pensamos que este riesgo en particular había sido mitigado. Y la lección es que por mínimo que sea el riesgo, hay que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA