Giddens, Anthony. Un Mundo Desbocado. Los Efectos de la Globalizacion en Nuestras Vidas.

Autor:Lacruz, Tito
Cargo:Resena de libro

Taurus, Madrid, 2000, 117 pp.

En las ciencias sociales, y particularmente en la sociología, se empezó a escribir sobre la globalización hacia finales de los 80 y principios de los 90, siendo uno de los primeros libros el de Anthony Giddens, "Consecuencias de la Modernidad" (1990). Gran parte de estas discusiones se orientaron a proponer esquemas conceptuales para tratar dicho tema, teniendo como reto la definición propia del proceso. Uno de los conceptos que recibió más o menos cierta aceptación dentro de la disciplina fue el de Giddens que, junto al trabajo de David Harvey (The Condition of Postmodernity, 1990), vinculó la globalización a un cambio radical en los condicionantes temporales y espaciales de las interacciones sociales.

Mientras que "Consecuencias de la Modernidad" es un texto de naturaleza teórica donde la globalización es entendida en el marco de la modernización, "Un Mundo Desbocado" se presenta como una reflexión sobre las implicaciones de este fenómeno en nuestras vidas --tal cual como reza el subtítulo. El libro es producto de cuando la BBC invitó al autor en 1999 a dictar las Conferencias Reith que son realizadas anualmente por esta cadena de radio (1).

Una de las principales virtudes de este trabajo es que reflexiona sobre las implicaciones de la globalización tanto a niveles macrosociales como microsociales. Sobre lo macrosocial, muchas cosas se han dicho en relación con la globalización, pero poco se ha dicho si hablamos de lo microsocial. Más aun, en muchos casos pareciera que la globalización es un proceso que solo incumbe a los macroconglomerados sociales. El hecho de que un autor de la talla de Giddens dedique dos de sus cinco capítulos a tratar los temas de tradición (cap. III) y de familia (cap. IV) señala que quizás lo más importante de la globalización no es que lleve a una transformación de las sociedades sino que también implica un cambio "en los aspectos íntimos y personales de nuestras vidas" (p. 25).

Desmitificando la ecuación que iguala tradición a antigüedad y perpetuidad, y argumentando que el mismo término es una invención de la modernidad, Giddens señala que el problema no es la desaparición de las tradiciones, pues incluso bajo el influjo de la globalización continúan reproduciéndose. El problema es que estas tradiciones ya no se viven de la misma manera, es decir no son más defendidas a través de su propio ritual y se presentan actualmente vaciadas de su contenido y comercializadas --son más bien...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba