Los Grupos de Empresas en el Derecho del Trabajo

Autor:Efrén Córdova - Néstor De Buen
Cargo del Autor:Profesor de Derecho del Trabajo de la Florida International University - Profesor Emérito de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
Páginas:229-245
 
EXTRACTO GRATUITO
229
Los Grupos de Empresa en el
Derecho del Trabajo
1, UN HOMENAJE MUY MERECIDO.1, UN HOMENAJE MUY MERECIDO.
1, UN HOMENAJE MUY MERECIDO.1, UN HOMENAJE MUY MERECIDO.
1, UN HOMENAJE MUY MERECIDO.
Sin la menor duda tener la oportunidad de participar en un homenaje
al presidente CALDERA constituye un privilegio. Pero hacerlo, además, en el
ámbito académico, aprovechando la coincidencia de preocupaciones sobre el
tema social, tan caro a RAFAEL CALDERA, le concede a la grata oportunidad
un valor aún mayor.
Debo reconocer que aquellos tiempos entre presidencias, cuando el
senador vitalicio se daba tiempo para acudir a Congresos, invitaciones a
conferencias, encuentros y simples charlas de amigos, eran, desde la perspectiva
individual, un poquito más cómodos. Porque tenía su gracia ver como el Senador
CALDERA, con la elemental compañía de su agente de seguridad ya amigo de
todos nosotros, ante el hecho imposible de evitar de que se había declarado
una huelga por un día en el Hotel en que nos alojábamos en Roma, lo que
impedía servicios formales de desayuno, tomaba la bolsita de papel que una
amable gerente nos entregaba a los huéspedes, con un croissant, una cocacola
de tamaño menor y – me parece recordar que una naranja - y se aprestaba a
desayunar con la mayor sencillez posible. Claro está que a diferencia de todos
sus colegas, desparramados en los sillones de la sala principal del hotel, se
hizo abrir la puerta del comedor y se sentó como mandan las reglas de la
urbanidad con un señorío envidiable y yo diría que en una especie de reto de
buen humor al grupo de laboralistas iberoamericanos que estabamos con él
en un Seminario de la Universidad Roma Dos.
Antes de su primera presidencia, RAFAEL CALDERA era ya uno de los
valores iberoamericanos, con obra importante que lo llevó a ser fundador de
la Academia Iberoamericana de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social.
Pero en su etapa intermedia, como hoy podríamos denominarla, su labor,
prácticamente personal, de autor de la Ley Orgánica de Trabajo, un ejemplo
de reforma de contenido social en una etapa de regresiones conservadoras, lo
elevó a un rango superior y envidiable.
No ha sido menos destacada su entereza para regir los destinos de un
país que entregó en la abundancia y recibió con un balance negativo de
problemas políticos, económicos y sociales. Su entereza para resolver los que
el entorno internacional ha provocado, en una ola de neoliberalismo y de
crisis en el precio del petróleo, no son menos admirables. Hacer frente y con
230
Néstor De Buen
gracia a los nuevos invasores financieros, armados de instrumentos cibernéticos
que han demostrado ser tan peligrosos o más que las armas de la guerra,
tiene un mérito especial.
Pero aunque no fuera por todo eso que es muy importante sino,
simplemente, porque RAFAEL CALDERA es mi amigo y lo admiro y lo quiero,
habría motivos más que suficientes para estar con él en este momento en que,
próximo a concluir con su alta responsabilidad, los laboralistas, sus colegas, lo
queremos invitar a que se una al esfuerzo colectivo para rescatar a nuestra
disciplina de la evidente pretensión de mandarla al archivo, que gobierna
tantas voluntades políticas y empresariales. Y entre tanto nos reunimos para
decirle que lo queremos mucho.
2. UN TEMA ANTIGUO.2. UN TEMA ANTIGUO.
2. UN TEMA ANTIGUO.2. UN TEMA ANTIGUO.
2. UN TEMA ANTIGUO.
El tema de la empresa viene preocupando desde hace bastantes años,
a los laboralistas. FRANÇOIS BLOCH-LAINÉ hizo un primer ensayo con su
célebre «Pour une reforme de l’entreprise»1 en el que plantea el divorcio
entre los hechos y las normas, a propósito del concepto de empresa y la
necesidad de encontrar un nuevo esquema jurídico del que tendría que surgir
una empresa renovada2 . De hecho BLOCH-LAINÉ expuso los problemas que
surgen de la coparticipación en la empresa de diversos centros de poder:
dueños del capital, administradores, el Estado, los trabajadores y las
organizaciones sindicales.
A partir de la obra de BLOCH-LAINÉ los laboralistas emprendieron la
tarea de poner en parangón las realidades sociales y económicas con los
esquemas tradicionales del derecho: personalidad, representación, obligaciones,
responsabilidades, etc. La bibliografía es ya muy amplia, tanto desde la
perspectiva de la empresa misma como de la forma en que se divide el poder3.
Puede verse entre otros ensayos, mi colaboración en el III Congreso
Iberoamericano de Sevilla, bajo el título de «El concepto de empresa en la
1Ëditions du Seul, Francia, sin precisión de ciudad de edición, 1963.
2P. 34.
3Merece especial referencia la ponencia de MANUEL ALONSO GARCÍA «La reforma de la Empresa
«, documento principal del Tema 1 desarrollado en el Tercer Congreso Iberoamericano de Derecho
del Trabajo (Sevilla, España, 30 de septiembre al 3 de octubre de 1970), y el conjunto de
comunicaciones presentadas en el mismo Congreso reunidas en el Volumen II, del Servicio de
Publicaciones del Ministerio de Trabajo español. Una obra importante sobre la empresa es «Sucessâo
nas Obligaçoes e a Teoria da Emprêsa « de EVARISTO DE MORAES FILHO, Rorense, Río de Janeiro,
dos tomos, 1960. Debe tomarse en cuenta también «Catorce estudios sobre la emrpesa», del «Grupo
de los Miércoles», Acali Editorial, Montevideo, 1984 y de OSCAR ERMIDA URIARTE «Empresas
multinacionales y derecho laboral», Ediciones jurídicas Amalio M. Fernández, Montevideo, sin fecha.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA