Homenaje a Humberto Villasmil

Autor:César Augusto Carballo Mena
Cargo:Profesor de Derecho del trabajo en la Universidad Católica Andrés Bello
Páginas:11-14
 
EXTRACTO GRATUITO
11
Homenaje a Humberto Villasmil Prieto
César CARBALLO MENA
Profesor de Derecho del trabajo en la Universidad Católica Andrés Bello
“Que cada quien hable y escriba como pueda,
que al hombre lo revelan sus palabras”
Fernando Vallejo
Sumario
Qué vine a decir. Cómo topé con Humberto Villasmil. Por
qué rendirle homenaje. Punto final
Q VINE A DECIR
No soy aficionado a la lectura de currículos vitae. No sé, en realidad, si alguien
lo sea. Me resultan siempre latosos y, en la mayoría de los casos, les tengo
por ladinos.
Me produce suspicacia que a nadie se le ocurra, por ejemplo, incluir algún
pecado venial o dislate menor para amenizar la prosa1.
Sostengo, incluso, el –quizá arbitrario– teorema según el cual, con escasas y
notables excepciones, la extensión curricular es inversamente proporcional a
los méritos del sujeto curriculado.
A este respecto, recuerdo el asombro que me causó escuchar a un viejo profesor
decir que cada año su currículo profesional se hacía más y más breve, mientras
yo –en aquel entonces– escenificaba indescriptibles malabares de imaginación
para engrosar el mío.
El tiempo, con su peculiar método de enseñanza –gratuita, permanente, a
domicilio y didáctica a garrotazos– me ayudó a comprenderlo. Y es que, como
le confiaba ARTURO PÉREZ REVERTE a JOAQUÍN S ABINA, a la lumbre de un tequila2,
la vida nos va despojando de palabras rimbombantes para dejarnos apenas con
1“[S]i todo el mundo proclamara su verdadero oficio, su identidad, no sabríamos dónde meternos. Imagínese
usted las tarjetas de visita: Dupont, filósofo cobarde, o propietario cristiano, o humanista adúltero, de
verdad, hay donde escoger. ¡Pero sería un infierno! Sí, así debe ser el infierno: calles llenas de anuncios
y ningún modo de explicarse. Clasificado de una vez por todas […] En todo caso conozco el mío: dos
rostros, un Jano encantador, y por encima el lema de la casa: No se fíe. Y en mis tarjetas: Jean-Baptiste
Clamence: comediante…”. CAMUS, Albert: La caída. Alianza editorial, 4ª edición, 2012, Madrid, p. 42.
2http://www.elmundo.es/cultura/2016/02/14/56bb0e5fca474152398b4669.html.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA