Inquietudes populares

No es un trabajo de 17 páginas, son tan sólo 550 palabras, tranquila.... Estas frases pueden venir un domingo al final de la tarde cuando los tiempos están trastocados por la urgencia y las referencias vibran en el curso de algunos acontecimientos. Un foro poco visitado, piezas revueltas, voces lejanas y reflexiones que se cuelan por el extraño correr del día a día. Hay que escribir, aunque a veces no se sepa bien cómo hacerlo. La verdad de esta inquietud empezó el sábado en la mañana con motivo de la exposición de la obra de Mariano Díaz que se desarrolla en varias estaciones de la ciudad de Caracas. El primer encuentro desplegado en torno a su obra y los vericuetos que pone ante nosotros una investigación que documentó los linderos de un arte poco estudiado en el país, se efectuó el pasado 10 de marzo en los espacios de la Fundación Bigott. Allí nos encontramos para escuchar algunas palabras de Francisco Da Antonio y Karina Zavarce en torno a la pregunta: ¿Arte popular? Este cuestionamiento que tituló el primer foro nunca fue ingenuo. Partió de varias reflexiones que el mismo Da Antonio dejó traslucir en sus intercambios con nosotros. Ese día acudimos pocos a la cita matutina; un templete bolivariano con su marcado carácter de revolución populista cerraba los accesos al casco colonial de Petare. Fue un sábado fuera de orden, amalgamado por grandes colas en la autopista Francisco Fajardo, una vez más agobiada por los ester tores de la nación con sus ritmos a todo volumen desplegados en sendas tarimas. Casi a las 12:00 m nos sentamos. El diálogo surgió fluido como una conversación íntima.Las palabras caminaron de un lado a otro intentando desembrollar ese enigma, esa variable oculta y extraña en...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba