Introducción al estudio del Estado

Autor:Gabriel Sira Santana
Cargo:Abogado
Páginas:124-154
RESUMEN

La colaboración repasa algunas ideas necesarias para el estudio del Estado a fin de determinar su relación con las personas y la sociedad, su concepto, evolución histórica y condiciones existenciales.

 
EXTRACTO GRATUITO
Introducción al estudio del Estado
Gabriel Sira Santana*
Abogado
Resumen: La colaboración repa sa a lgunas ideas necesarias para el estudio del
Estado a fin de determinar su r elación con las per sonas y la sociedad, su concepto ,
evolución histórica y condiciones existenciales
Palabras Clave: Esta do, sociedad, terr itorio, poder.
Abstract: This paper reviews some necessary ideas for the study of the State in or-
der to determine it s rela tionship with people a nd s ociety, its concept, historical
evolution and existential cond itions.
Key words: State , society, territory, power.
SUMARIO
I. LA PERSONA Y LA SOCIEDAD C OMO PUNTO DE PARTIDA
II. UN CONCEPTO DE ESTADO
III. LA EVOLUCIÓN HISTÓRICA DE L ESTADO
1. Antigüedad. 2. Edad Media . 3. Estado Nacional. 4. Esta do Moderno.
IV. LAS CONDICIONES EXISTENCIALES DEL E STADO (VENEZOLANO)
1. Territorio. 2. Población. 3. Pode r.
La influencia del Estado en las más disímiles actividades de la vida humana no es un
hecho controvertido en sociedades como la nuestra. Tal es así, que en el foro se ha afirmado
que “puede decirse que todas las acciones del hombre como ser social, aun las más íntimas o
individuales, están en una u otra forma, directa o indirectamente, sometidas a regulaciones y
controles estatales o, en última instancia, a la vigilancia imperceptible del Estado”
1
.
Por este motivo, no extraña que precisar qué se entiende por Estado es decir, por el su-
jeto que ejercería dicha influencia sea un tema al que los estudiosos del Derecho han presta-
do especial atención al punto que resulta común oír, como en tantos otros a suntos de interés
jurídico, que hay tantas definiciones como autores.
* Abogado mención su mma cum laud e y especialista en Derecho Administrativo, mención honoríf i-
ca, por la Universidad Central de Ven ezuela (UCV). Profesor de pregrado y de la Especialización
en Derecho Adm inistrativo de la UCV. Profesor de Teoría P olítica y Constitucional en la Univer-
sidad Monteávila. Investigador del Centro pa ra la Integración y el Derecho Público ( CIDEP). Ga-
nador del Premio Academia de Ciencias Políticas y Sociales para Profesionales 2017-2018, Dr.
Ángel Francisco Brice.
1
Naranjo Mesa , Vladimiro. Teorí a constituciona l e instituciones políticas, 9 ° ed., Editorial Temis,
Bogotá, 2003, p. 71.
ESTUDIOS
125
No es nuestra intención reseñar cada una de estas concepciones
2
del que, para algunos,
es “[u]no de los temas más apasionantes de la filosofía y de la ciencia política”
3
. No obstante,
lo que sí haremos es repasar sin ánimos exhaustivos
4
algunas particularidades del Estado
que convendría no dejar de lado al adentrarnos en otras áreas del Derecho visto que, como se
dijo al inicio, y con independencia de si nos encontramos ante un Estado paternalista o de
corte liberal, pues en uno u otro solo variaría en principio el margen de acción de esta
institución
5
, la omnipresencia que engloba el término exige conocer sus implicaciones para
lograr la mejor defensa de nuestros derechos y libertades.
I. LA PERSONA Y LA SOCIEDAD COMO PUNTO DE PARTIDA
Antes de adentrarnos en el estudio del Estado hay dos nociones que lo anteceden y cuyo
manejo resulta necesario: la persona y la sociedad.
La persona es “todo ente susceptible de ser titular de d eberes y derecho” o, en otras p a-
labras, aquel que es “capaz de figurar como sujeto pasivo o activo en una relación jurídica;
como el s ujeto de la relación jurídica o de derecho”. Es decir, “el sujeto (bien sea a ctivo o
pasivo) de una relación o situación regulada por el orden legal”
6
.
Esta persona podrá ser de dos tipos: natural
7
si se trata de un individuo de la especie
humana, según el artículo 16 del Código Civil o jurídica
8
, si nos referimos a cualquier otro
de los “entes aptos para ser titulares de derechos o deberes” que “persiguen fines humanos”
9
y que, de acuerdo con el artículo 19 ejusdem, serían (i) La nación equiparada por algunos al
Estado
10
y las entidades políticas que la componen, como serían los estados y los munici-
2
Véanse alguna s de ellas en Hans-Joachim Leu y Njaim, Humbert o, “Selección de textos en torno
al concepto de Estado”, Revista de la Faculta d de Derecho, N° 37-38, Universidad Central de V e-
nezuela, Caracas, 1968, pp. 151-181, donde el lector podrá encontrar más de treinta definiciones
enlazadas en orden cronológico.
3
Meier, Henrique, “Esta do e ideología (individualismo, personalism o y transpersonalismo”, Revista
de la Fa cultad de Derecho, N° 27, Universidad Católica Andrés Bello, Caracas, 1979-1980, p. 41.
4
Las líneas que siguen fueron preparadas con ocasión d e las clases impartidas en la asignatura
Teoría Política y Constitucional II del segundo sem estre de la car rera de Derecho en la Univers i-
dad Monteávila, de ahí su car ácter introductorio.
5
Véase, entr e otros, Herr era Orellana, Luis Alfonso, “Liberalismo y Estado de Dere cho a los 100
años de la ACIENPOL. Reflexiones a partir de Elementos de Derecho Constitucional de Pab lo Ru-
ggeri Parra”, Libro homenaje a la Academia d e Ciencias Políticas y Socia les en el centenario de
su fundación 1915-2015, t. I, ACIENPOL, Caracas, 2015, pp. 125-154.
6
María Candelaria Domínguez Guillén, Inicio y extinción de la personalida d jurídi ca del ser h u-
mano (nacimiento y muerte), Tribunal Supr emo de Justicia, Caracas, 2007, pp. 22-23.
7
También denominadas indi vidual, física, simple o concreta.
8
Conocidas también como colect iva, moral, compleja o abstracta.
9
Aguilar Gorrond ona, José Luis, Persona s. Derecho Civil I, 20° ed. , Universidad Cat ólica Andrés
Bello, Caracas, 2007, pp. 41 -43.
10
Ibíd., p. 43, aun que en la teoría son conceptos difer entes ya que, co mo expone V. Naranjo Mesa,
ob. cit., pp. 80-81, la nación no necesariamente está ligada a un territorio determinado como sí
ocurre con el Esta do ya que impera el elemento humano producto del compa rtir una historia, tra-
diciones y costumbres. Este concepto se diferen cia, a su vez, del paí s (en el que predomina el ele-
mento territorial o geográfico), la patria (elemento anímico o espiritual) y la república (forma de
gobierno).

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA