Decisión de Juzgado Primero de Primera Instancia Agraria de Lara (Extensión Barquisimeto), de 7 de Octubre de 2015

Fecha de Resolución 7 de Octubre de 2015
EmisorJuzgado Primero de Primera Instancia Agraria
PonenteAlonso Enrique Barrios Avendaño
ProcedimientoTítulo Supletorio

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

JUZGADO PRIMERO DE PRIMERA INSTANCIA AGRARIO

DE LA CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL DEL ESTADO LARA

ASUNTO Nº: KP02-S-2015-00935

SOLICITANTE: J.A.A.R., venezolano, mayor de edad, titular de la cédula de identidad Nº: 14.159.665, de este domicilio.-

ABOGADA ASISTENTE: J.A.P.V., inscrito en el inpreabogado bajo el N°: 222.806.

MOTIVO: SOLICITUD DE TITULO SUPLETORIO

SENTENCIA: DEFINITIVA

Vista la Solicitud formulada por el ciudadano J.A.A.R., venezolano, mayor de edad, titular de la cédula de identidad Nº: 14.159.665, de este domicilio, asistido por el Abogado J.A.P.V., inscrito en el inpreabogado bajo el N°: 222.806, en la cual requiere que se le conceda TITULO SUPLETORIO, sobre unas mejoras y bienhechurías fomentadas sobre una parcela de terreno propiedad del Instituto Nacional de Tierras (INTI), denominada parcela “LOS DOS HERMANOS”, ubicada en el Sector Vainilla, Asentamiento Campesino La Mata, Parroquia J.G.B., Municipio Palavecino del Estado Lara, constante de una superficie de DIEZ HECTAREAS CON OCHOCIENTOS CUATRO METROS CUADRADOS (10 has con 804 m2), alinderado de la siguiente manera: NORTE: Terreno ocupado por Feliz; SUR: Terreno ocupado por J.A.; ESTE: Vía de penetración al Sector La Mara y OESTE: Vía de penetración al Sector La Vainilla. Estas bienhechurías se encuentran constituidas por: Una casa con una área de construcción de CINCUENTA METROS CUADRADOS (50 M2), con dos (02) habitaciones, un (01) baño externo, un corredor, techo de acerolit, paredes de bloques de cemento, piso de cemento, con todos los servicios públicos, árboles frutales diversos, cercado totalmente con estantillos de madera y alambres de púas, con un portón; se hace necesario pronunciarse sobre la competencia:

DE LA COMPETENCIA DE LOS JUZGADOS DE PRIMERA INSTANCIA AGRARIA PARA TRAMITAR SOLICITUDES DE TITULO SUPLETORIOS SOBRE MEJORAS Y BIENHECHURIAS

En primer lugar corresponde a esta Instancia pronunciarse acerca de su competencia, para tramitar solicitudes de Titulo Supletorio sobre mejoras y bienhechurías y al respecto observa que:

Dispone nuestra Ley de Tierras y Desarrollo Agrario en su artículo 197 numeral 15, que:

Los Juzgados de Primera Instancia Agraria conocerán de las demandas entre particulares que se promueven con ocasión de la actividad agraria sobre los siguientes asuntos:

1…Omissis…

2…Omissis…

  1. Omissis…

  2. En general, todas las acciones y controversias entre particulares

relacionados con la actividad agraria.

Ahora bien la Sala Especial Agraria de la Sala de Casación Social del Tribunal Supremo de Justicia, en Sentencia de fecha 05 de agosto del 2004 (Exp. Nº AA60-S-2004-000324), amplió el criterio para establecer la competencia Agraria, señalando lo siguiente:

…Omissis…Tal y como se explica en las líneas que anteceden, era menester verificar la existencia de los dos requisitos preseñalados para el establecimiento de la competencia agraria, como lo eran que se tratase de un inmueble (predio rústico o rural) susceptible de explotación agropecuaria donde se realice actividad de esta naturaleza y que la acción incoada sea con ocasión de esta actividad y que ese inmueble no haya sido calificado como de uso urbano o que se encuentre dentro de este predio; debiéndose cumplir con ambos requisitos para que procediera la competencia del Tribunal Agrario. Empero, esta Sala Especial Agraria, con la finalidad de ampliar el criterio jurisprudencial enfocado ut supra, estima pertinente considerar que para poder determinar la competencia genérica de los Juzgados Agrarios se tendrá como norte la naturaleza del conflicto en función de la actividad agraria realizada, debiendo cumplir el mismo con los siguientes requisitos: 1°) Que se trate de un inmueble susceptible de explotación agropecuaria donde se realice actividad de esta naturaleza y que la acción que se ejercite sea con ocasión de esta actividad, y 2º) que el inmueble en cuestión esté ubicado en el medio urbano o en el medio rural, indistintamente… Omissis…” (Negrillas del Tribunal).

En este mismo orden de ideas, se observa que en la sentencia Nº 65 de la Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia, publicada en fecha dieciséis (16) de Julio del año Dos Mil Nueve (2009), Exp. Expediente: 2007-00127, con ponencia del Magistrado RAFAEL ARISTIDES RENGIFO CAMACARO, se estableció:

“…Una vez asumida la competencia, la Sala Plena pasa a determinar cuál es el órgano judicial competente para resolver la presente causa, para lo cual hace las siguientes consideraciones:

El artículo 197 de la Ley de Tierras y Desarrollo Agrario establece lo siguiente:

Artículo 197. Las controversias que se susciten entre particulares con motivo de las actividades agrarias serán sustanciadas y decididas por los tribunales de la jurisdicción agraria, conforme al procedimiento ordinario agrario, el cual se tramitará oralmente, a menos que en otras leyes se establezcan procedimientos especiales.

En el mismo sentido, el artículo 208 de la mencionada Ley señala lo siguiente:

Artículo 208: Los juzgados de primera instancia agraria conocerán de las demandas entre particulares que se promuevan con ocasión de la actividad agraria, sobre los siguientes asuntos:

1. Acciones declarativas, petitorias, reivindicatorias y posesorias en materia agraria. (…)

(destacados añadidos).

A los fines de determinar la naturaleza agraria de una controversia, la jurisprudencia de este Supremo Tribunal ha enfatizado como criterio determinante que en el conflicto se encuentre involucrado un inmueble susceptible de explotación agropecuaria donde se realice actividad de esta naturaleza, indistintamente de si el mismo está ubicado en un medio rural o urbano (sentencia de la Sala de Casación Social Nº 523 del 4 de junio de 2004, caso J.R.P.O.).

Asimismo, esta Sala Plena, en sentencia número 200, del 14 de agosto de 2007, caso A.J.N.B. vs. Agropecuaria La Gloria, C.A., señaló:

Conforme a lo antes expuesto, todos los inmuebles susceptibles de explotación agropecuaria gozan de la protección especial que consagra la Ley de Tierras y Desarrollo Agrario, independientemente de que los mismos estén ubicados en poligonales urbanas o rurales.

Por otro lado, ha señalado la Sala Constitucional que del análisis de los artículos 197 y 208 de la Ley de Tierras y Desarrollo Agrario, antes citados, se desprende que el legislador ha establecido ‘en primer lugar un foro atrayente con respecto a la jurisdicción agraria (artículo 197 eiusdem) para ventilar conflictos que se produzcan entre particulares con motivo de dicha actividad; y en segundo lugar, atribuyen competencia para conocer y decidir de determinadas acciones (como las del caso de marras, esto es, acciones derivadas de perturbaciones o daños a la propiedad o posesión agraria) a los Juzgados de Primera Instancia Agrarios, dejando en su último ordinal una cláusula abierta para que estos Juzgados conozcan de ‘(…) todas las acciones y controversias entre particulares relacionados con la actividad agraria’ (artículo 208 eiusdem)’ (subrayado añadido) (sentencia número 5047 del 15 de diciembre de 2005, caso H.L.C.).

Por tal razón, considera esta Sala Plena que cuando el artículo 208, numeral 15 de la Ley de Tierras y Desarrollo Agrario atribuye competencia a los juzgados de primera instancia agraria para conocer de ‘todas las acciones y controversias entre particulares relacionados con la actividad agraria’, debe entenderse como una cláusula abierta que comprende cualquier controversia en la que pueda verse afectada la producción agroalimentaria. Ello en virtud de que el juez agrario ‘debe velar por el mantenimiento de la seguridad agroalimentaria de la Nación y el aseguramiento de la biodiversidad y la protección ambiental’ (artículo 207 eiusdem)

.

De manera que, la competencia de los tribunales agrarios está determinada por el objeto sobre el cual recaen las distintas pretensiones. Esto conlleva al tribunal que debe regular la competencia a efectuar un análisis del objeto de la pretensión, pues el tipo de pretensiones que pueden plantearse en la jurisdicción especial agraria son similares a las que pueden ventilarse en la jurisdicción civil ordinaria: pretensiones declarativas, reivindicatorias, posesorias, servidumbres, deslindes, sucesorales, contractuales, de créditos, etc.

En el caso de autos, se observa que el ciudadano J.G.R.G., ha solicitado la expedición de un título supletorio de propiedad sobre un inmueble en el cual existen “siembra de ajos, papa, zanahoria y trigo, sistema de riego, tendido eléctrico y vialidad interna, dos tanques de lombricultura, un rancho donde se guardan los implementos agrícolas, dos motores de fumigación, igualmente posee animales de crías, tales como ovejas, gallinas, caballos, etc. (…omissis…). En dicho lote de terreno mi representada (sic) y fomentado otras mejoras y bienhechurías y otras mejoras tales como despedraje, drenaje, mecanización y reparación del mismo para así hacerlo apto para el cultivo de diferentes rubros agrícolas de ciclos cortos”. Por lo tanto, cualquier decisión en este caso puede incidir sobre la continuidad o interrupción de la actividad agropecuaria que pueda realizarse en dicho predio; por lo que, a juicio de esta Sala, el caso bajo examen se enmarca dentro de las competencias atribuidas a los Tribunales agrarios. Así se decide.

En consecuencia, esta Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia, declara que el tribunal competente para conocer y decidir la solicitud de título supletorio presentada por la abogada A.C.Z.L., actuando en representación del ciudadano J.G.R.G., es el Juzgado de Primera Instancia del Tránsito y Agrario de la Circunscripción Judicial del Estado Mérida. Así se decide.

Por otro lado, conviene destacar que la Sala de Especial Agraria del Tribunal Supremo de Justicia en sentencia Nº 523 del 4 de Junio de 2004, estableció dos (2) supuestos que deben cumplirse para que sea determinada la competencia genérica de los Juzgados Agrarios, siendo que se tendrá como norte la naturaleza del conflicto en función de la actividad agraria realizada, debiendo cumplir el mismo con los siguientes requisitos: A) Que se trate de un inmueble susceptible de explotación agropecuaria donde se realice actividad de esta naturaleza y que la acción que se ejercite sea con ocasión de esta actividad y B) Que dicho inmueble esté ubicado en el medio urbano o en el medio rural, indistintamente, motivo por el cual se discrepa de la disertación realizada por la mayoría cuando señalan que el asunto no cumple con los requisitos de competencia para que sea conocido por la Jurisdicción especial agraria, por no constar declaratoria rural del inmueble, pues lo que determina la naturaleza agraria es la actividad del terreno, independientemente que su ubicación sea urbana o rural...”

En ese mismo sentido Jurisprudente, pueden referirse los criterios expuestos en votos salvados de los Magistrados LUISA ESTELLA MORALES, ARCADIO DELGADO ROSALES, FRANCISCO CARRASQUERO LÓPEZ, EVELIN MARRERO ORTIZ, ISBELIA PÉREZ VELÁSQUEZ, Y J.R.P., (vid. sentencia Nº 1 publicada en fecha quince (15) de Enero de 2009, Exp. Nº AA10-L-2007-000210), criterios en los que resulta coincidente la posición de afirmar por distintas razones de orden constitucional, legal, e inclusive orden público agrario, la competencia de los tribunales agrarios para tramitar y proveer en sede de Jurisdicción Voluntaria, solicitudes de Titulo Supletorio sobre bienhechurías…”

De conformidad con lo antes mencionado en concordancia con el criterio sostenido por la Sala Plena, por la Sala Especial Agraria de la Sala de Casación Social del Tribunal Supremo de Justicia en sentencia de fecha 05 de agosto del 2004 (Exp. Nº AA60-S-2004-000324), y con el voto salvado de los Magistrados LUISA ESTELLA MORALES, ARCADIO DELGADO ROSALES, FRANCISCO CARRASQUERO LÓPEZ, EVELIN MARRERO ORTIZ, ISBELIA PÉREZ VELÁSQUEZ, Y J.R.P., tal como se evidencia en sentencia Nº 1 publicada en fecha quince (15) de Enero de 2009, (Exp. Nº AA10-L-2007-000210), lo cual acata y comparte este Tribunal Agrario por cuanto es evidente que la competencia de esta jurisdicción especial agraria lo determina la actividad agraria desarrollada, debiéndose cumplir con los requisitos antes mencionados, y visto que la presente deriva de la Solicitud de Título Supletorio, sobre unas mejoras y bienhechurías fomentadas sobre una parcela de terreno propiedad del Instituto Nacional de Tierras (INTI), denominada parcela “LOS DOS HERMANOS”, ubicada en el Sector Vainilla, Asentamiento Campesino La Mata, Parroquia J.G.B., Municipio Palavecino del Estado Lara, constante de una superficie de DIEZ HECTAREAS CON OCHOCIENTOS CUATRO METROS CUADRADOS (10 has con 804 m2), alinderado de la siguiente manera: NORTE: Terreno ocupado por Feliz; SUR: Terreno ocupado por J.A.; ESTE: Vía de penetración al Sector La Mara y OESTE: Vía de penetración al Sector La Vainilla. Estas bienhechurías se encuentran constituidas por: Una casa con una área de construcción de CINCUENTA METROS CUADRADOS (50 M2), con dos (02) habitaciones, un (01) baño externo, un corredor, techo de acerolit, paredes de bloques de cemento, piso de cemento, con todos los servicios públicos, árboles frutales diversos, cercado totalmente con estantillos de madera y alambres de púas, con un portón, este Tribunal asume la competencia en la presente Solicitud.

II

NARRATIVA

.- En fecha 20 de febrero del 2015, se dio por recibida y se ordenó efectuar las anotaciones en los Libros respectivos, Solicitud de Título Supletorio, presentada por el ciudadano J.A.A.R., Venezolano, mayor de edad, titular de la Cédula de Identidad N°: 14.159.665, asistido por el Abogado J.A.P.V., inscrito en el Inpreabogado bajo el N°: 222.806 (Folios 01 al 06).-

.-En fecha 24 de febrero del 2015, este Tribunal de conformidad con lo establecido en el artículo 197, ordinal 15º de la Ley de Tierras y Desarrollo Agrario, admitió la Solicitud de Titulo Supletorio, a los fines de practicar Inspección Judicial y oír las declaraciones de los testigos que presentara el solicitante, se fijó el día martes 07 de abril del 2015, a las 8:30 de la mañana, asimismo se acordó oficiar al Ministerio del Poder Popular para la Agricultura y Tierras (Folios 07 y 08).-

.- En fecha 07 de abril del 2015, se declaró desierto el acto de inspección judicial por cuanto el Solicitante no compareció ni por sí ni por medio de apoderados, asimismo se indicó que se fijaría nueva oportunidad previa solicitud de la parte interesada (Folio 09).-

.- En fecha 09 de abril del 2015, se recibió escrito presentado por el ciudadano J.A. asistido por el Abogado J.P., donde solicitaron se realiza.I.O. (Folio 10).-

.- En fecha 13 de abril del 2015, se fijó nueva oportunidad a los fines de llevar a cabo Inspección Judicial en el lote de terreno objeto de la presente solicitud, asimismo se acordó oficiar al Ministerio del Poder Popular para la Agricultura y Tierras (Folios 11 y 12).-

.- En fecha 12 de mayo del 2015, se declaró desierto el acto de inspección judicial por cuanto el Solicitante no compareció ni por sí ni por medio de apoderados, asimismo se indicó que se fijaría nueva oportunidad previa solicitud de la parte interesada (Folio 13).-

.- En fecha 30 de junio del 2015, se recibe escrito presentado por el Abogado J.A.P.V., mediante el cual solicitó se realizara una Inspección Ocular, en predio agrícola propiedad de J.A.A.R. (Folio 14).-

.- En fecha 01 de julio del 2015, el Tribunal fijó oportunidad a los fines de llevar a cabo Inspección Judicial, asimismo se acordó oficiar al Ministerio del Poder Popular para la Agricultura y Tierras (Folios 15 y 16).-

.- En fecha 16 de julio del 2015, se declaró desierto el acto de inspección judicial por cuanto el solicitante no compareció ni por sí ni por medio de apoderados, asimismo se indicó que se fijaría nueva oportunidad previa solicitud de la parte interesada (Folio 17).-

.- En fecha 27 de julio del 2015, se recibe escrito presentado por el Abogado J.A.P.V., mediante el cual solicitó se realizara una Inspección Ocular, (Folio 19).-

- En fecha 03 de agosto del 2015, este Tribunal indicó a la parte que se procedería a efectuar la reprogramación de la agenda y se le fijaría oportunidad a los fines de efectuar la Inspección Judicial, una vez haya culminado el receso judicial (Folio 20).-

.- En fecha 16 de septiembre del 2015, se fijó oportunidad para la práctica de inspección judicial y evacuación de testigos que presentara el Solicitante; asimismo se acordó oficiar al Ministerio del Poder Popular para la Agricultura y Tierras (Folios 21 y 22).-

.- En fecha 24 de septiembre del 2015, el Tribunal suspendió Inspección por cuanto no se contó con vehículo para la práctica de la misma, en consecuencia, fijó nueva oportunidad para la práctica de la misma y se acordó oficiar al Ministerio del Poder Popular para la Agricultura y Tierras (Folios 23 y 24).-

.- En fecha 28 de septiembre del 2015, se practicó Inspección Judicial en el lote de terreno (Folios 25 al 27).-

.- En fecha 30 de septiembre del 2015, se evacuaron las testimoniales de los ciudadanos E.L.E. y A.R.C.O. (Folios 28 al 31).-

III

DE LAS PRUEBAS APORTADAS PARA LACOMPROBACIÓN

DE LOS HECHOS

Considera quien suscribe, que así como en la tramitación de las causas de naturaleza contenciosa es de obligatorio cumplimiento la aplicación de los referidos principios, en sede de Jurisdicción Voluntaria, resultan de vital aplicación, a los fines que el Juez Agrario, en el ejercicio de sus competencias pueda, a través de la inmediación y la concentración, lograr una Tutela Judicial efectiva que sea expresión de la verdad, la cual tendrá siempre la Jurisdicción como el norte de sus actos. Como consecuencia de lo anterior, este Juzgado Primero de Primera Instancia Agrario de la Circunscripción Judicial del Estado Lara, es del criterio que, a los fines de tramitar y proveer en sede de Jurisdicción Voluntaria, solicitudes de título supletorio sobre bienhechurías y mejoras, el Juzgado agrario deberá:

1) En ejercicio del principio de inmediación, y en atención a las facultades establecidas en los artículos 190 y 191 de la Ley de Tierras y Desarrollo Agrario, el Juez deberá personalmente apreciar el testimonio de los testigos ofrecidos por el solicitante, a fin de constatar que se trata de verdaderos testigos que al dar razón fundada de sus dichos puedan explicar el modo, lugar y tiempo en que ocurrieron los hechos sobre los cuales versan sus respuestas, que en el caso, por el objeto a que se refiere la solicitud, no debería ser otra cosa, que la realización de las mejoras y bienhechurías por parte del solicitante, de modo pues, que el testigo en su explicación al momento de reproducir históricamente su conocimiento en el caso, pueda señalar dónde cómo y cuándo sucedieron los hechos a que se refieren los particulares del interrogatorio, pues serán estos los elementos que le indicaran al Juzgador, si efectivamente el testigo estuvo o ha estado presente en el lugar o momento donde ocurrieron los hechos o si los pudo percibir; razón del dicho que será imprescindible para la declaración testimonial, tal como consta en las actas de los folios 13 al 16.

DE LA INSPECCIÓN JUDICIAL

En ejercicio del principio de inmediación, y en atención a las facultades establecidas en los artículos 190 y 191 de la Ley de Tierras y Desarrollo Agrario, se acordó una Inspección Judicial a los fines de trasladarse al lugar indicado en la Solicitud en referencia, con el objeto de verificar in situ, las circunstancias de orden fáctico relativas al caso, si tales bienhechurías existen, si se trata de las señaladas en la solicitud, si las mismas guardan relación con la actividad agrícola, que no están ocupadas por terceros ajenos a la Solicitud, entre otras, que le permitan al Juez formarse un criterio de acuerdo con la verdad material de la solicitud, si existen indicios que le permitan en su conjunto apreciar que las mismas fueron fomentadas conforme a lo señalado por la solicitante; y así proveer con conocimiento de causa, garantizando la tutela de lo peticionado, y al mismo tiempo, velar por los Principios Agrarios de orden público establecidos en la Ley. La misma fue efectuada en los siguientes términos:

SIC… “En horas de despacho del día de hoy LUNES VEINTIOCHO (28) DE SEPTIEMBRE DEL AÑO DOS MIL QUINCE (2015), siendo las diez y quince (10:15) de la mañana, se trasladó y constituyó éste Tribunal en presencia del Juez Abg. A.E. BARRIOS A., la Secretaria Abg. MARYELIS D. DURAN R, sobre una sobre una parcela de terreno propiedad del Instituto Nacional de Tierras (INTi), denominada parcela “LOS DOS HERMANOS”, ubicada en el Sector la Vainilla, Asentamiento Campesino La Mata, Parroquia J.G.B., Municipio Palavecino del Estado Lara, constante de una superficie de DIEZ HECTAREAS CON OCHOCIENTOS CUATRO METROS CUADRADOS (10 has con 804 m2), alinderado de la siguiente manera: NORTE: Terreno ocupado por Feliz; SUR: Terreno ocupado por J.A.; ESTE: Vía de penetración al Sector La Mara y OESTE: Vía de penetración al Sector La Vainilla. Se deja constancia que se encuentra presente el Solicitante, ciudadano J.A.A.R., venezolano, mayor de edad, casado, titular de la Cédula de Identidad N°: 14.159.665, debidamente asistido por el abogado J.A.P.V., inscrito en el Inpreabogado bajo el No. 222.806. Se deja constancia que se encuentra presente el ciudadano C.C., titular de la cédula de identidad Nº:7.301.437, funcionario adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Agricultura y Tierras, quien fue designado como Experto para acompañar al Tribunal durante la Inspección Judicial, quien ha sido juramentado para tal fin. Acto seguido, el Tribunal dio inicio a la inspección bajo los parámetros previstos en el artículo 472 del Código de Procedimiento Civil y 1429 del Código Civil Venezolano, se procedió a recorrer el lugar con el a.d.E. a fin de dejar constancia de las bienhechurías existentes en el lote de terreno objeto de la Solicitud. Seguidamente el Tribunal deja constancia que una vez recorrido el lote de terreno objeto de la Solicitud, se constató que en el mismo existen las siguientes bienhechurías: Una casa con una área de construcción de CINCUENTA METROS CUADRADOS (50 M2), con dos (02) habitaciones, un (01) baño externo, un corredor, techo de acerolit, paredes de bloques de cemento, piso de cemento, con todos los servicios públicos, cercado parcialmente con estantillos de madera y alambres de púas, con un portón metálico.Se deja constancia que para el desarrollo de la inspección se utilizó una cámara filmadora marca SONY, número de control interno 133, bien nacional 03-24, serial Nº: 958525. Es todo, terminó, se leyó y conformes firman..”

DE LA DECLARACION DE LOS TESTIGOS

PRESENTADOS POR EL SOLICITANTE

E.L.E., venezolana, mayor de edad, titular de las cédula de identidad, V-4.732.473. Se anunció el acto objeto de esta con las formalidades de ley, compareció la ciudadana que legalmente juramentado dijo ser y llamarse como quedó escrito, domiciliada en Las Acacias, Cabudare, Municipio Palavecino del Estado Lara, de conformidad con el artículo 486 del Código de Procedimiento Civil. Leídole que le fueron las generalidades de ley referente a testigo, manifestó no tener impedimento alguno para declarar sobre el interrogatorio que de VIVA VOZ le será formulado prestando el correspondiente juramento de ley. En este estado el Juez comienza a formular las siguientes preguntas al ciudadano anteriormente identificado PRIMERO: Si conocen suficientemente de vista, trato y comunicación al ciudadano J.A.A.R.. La testigo respondió: Si lo conozco suficientemente de vista, trato y comunicación desde hace más de diez años aproximadamente. SEGUNDO: Si sabe y le consta que las bienhechurías en referencia las fomento el ciudadano J.A.A.R. hace dos meses, con dinero de su propio peculio, pagando la mano de obra y los materiales invertidos en la construcción. La testigo respondió: sí se y me consta que las bienhechurías en referencia las fomentó el ciudadano J.A.A.R. hace dos meses, con dinero de su propio peculio, pagando la mano de obra y los materiales invertidos en la construcción. TERCERO: Si sabe y le consta que las bienhechurías aquí descritas tienen un valor de CIEN MIL BOLIVARES (Bs.100.000,00). La testigo respondió: Si, por el conocimiento que tengo esas bienhechurías tienen un valor de CIEN MIL BOLÍVARES. (Bs. 100.000). CUARTO: Que de razón fundada de sus dichos. La testigo respondió: Me consta lo declarado porque tengo una parcela vecina a la del señor J.A.A.R.. Es todo, terminó, se leyó y conformes firman.-

A.R.C.O., venezolano, mayor de edad, titular de las cédula de identidad, V-7.401.961. Se anunció el acto objeto de esta con las formalidades de ley, compareció el ciudadano que legalmente juramentado dijo ser y llamarse como quedó escrito, domiciliado en Los Pinos, Cabudare, Municipio Palavecino del Estado Lara, de conformidad con el artículo 486 del Código de Procedimiento Civil. Leídole que le fueron las generalidades de ley referente a testigo, manifestó no tener impedimento alguno para declarar sobre el interrogatorio que de VIVA VOZ le será formulado prestando el correspondiente juramento de ley. En este estado el Juez comienza a formular las siguientes preguntas al ciudadano anteriormente identificado PRIMERO: Si conocen suficientemente de vista, trato y comunicación al ciudadano J.A.A.R.. El testigo respondió: Si lo conozco suficientemente de vista, trato y comunicación desde hace más de siete años aproximadamente. SEGUNDO: Si sabe y le consta que las bienhechurías en referencia las fomento el ciudadano J.A.A.R. hace dos meses, con dinero de su propio peculio, pagando la mano de obra y los materiales invertidos en la construcción. El testigo respondió: sí se y me consta que las bienhechurías en referencia las fomentó el ciudadano J.A.A.R. hace dos meses, con dinero de su propio peculio, pagando la mano de obra y los materiales invertidos en la construcción. TERCERO: Si sabe y le consta que las bienhechurías aquí descritas tienen un valor de CIEN MIL BOLIVARES (Bs.100.000,00). El testigo respondió: Si, por el conocimiento que tengo esas bienhechurías tienen un valor de CIEN MIL BOLÍVARES. (Bs. 100.000), aproximadamente CUARTO: Que de razón fundada de sus dichos. El testigo respondió: Me consta lo declarado porque soy vecino del señor J.A.A.R. y tengo una parcela cerca. Es todo, terminó, se leyó y conformes firman.-

DE LA PROCEDENCIA DEL TITULO SUPLETORIO

En la presente solicitud se pudo determinar con la inspección judicial y la evacuación de los testigos, la existencia de mejoras y producción agrícola realizada por el ciudadano J.A.A.R., en el lote de terreno supra identificado, por tal motivo este Tribunal declara que tales diligencias resultan suficientes para decretar j.T.d.P., salvo mejor derecho de terceros, a favor del ciudadano J.A.A.R., venezolano, mayor de edad, titular de la cédula de identidad Nº: 14.159.665, de este domicilio, sobre unas mejoras y bienhechurías fomentadas sobre una parcela de terreno propiedad del Instituto Nacional de Tierras (INTI), denominada parcela “LOS DOS HERMANOS”, ubicada en el Sector Vainilla, Asentamiento Campesino La Mata, Parroquia J.G.B., Municipio Palavecino del Estado Lara, constante de una superficie de DIEZ HECTAREAS CON OCHOCIENTOS CUATRO METROS CUADRADOS (10 has con 804 m2), alinderado de la siguiente manera: NORTE: Terreno ocupado por Feliz; SUR: Terreno ocupado por J.A.; ESTE: Vía de penetración al Sector La Mara y OESTE: Vía de penetración al Sector La Vainilla. Estas bienhechurías se encuentran constituidas por: Una casa con una área de construcción de CINCUENTA METROS CUADRADOS (50 M2), con dos (02) habitaciones, un (01) baño externo, un corredor, techo de acerolit, paredes de bloques de cemento, piso de cemento, con todos los servicios públicos, cercado parcialmente con estantillos de madera y alambres de púas, con un portón metálico. Así se decide.-

DISPOSITIVA:

En razón de lo antes expuesto, este Juzgado Primero de Primera Instancia Agrario de la Circunscripción judicial del Estado Lara, de conformidad con el artículo 937 del Código de Procedimiento Civil, en concordancia con el artículo 197, ordinal 15º de la Ley de Tierras y Desarrollo Agrario, y previo cumplimiento de los requisitos legales, actuando en nombre de la República Bolivariana de Venezuela y por Autoridad de la Ley, DECRETA j.T.d.P., salvo mejor derecho de terceros, a favor del ciudadano J.A.A.R., venezolano, mayor de edad, titular de la cédula de identidad Nº: 14.159.665, de este domicilio, sobre unas mejoras y bienhechurías fomentadas sobre una parcela de terreno propiedad del Instituto Nacional de Tierras (INTI), denominada parcela “LOS DOS HERMANOS”, ubicada en el Sector Vainilla, Asentamiento Campesino La Mata, Parroquia J.G.B., Municipio Palavecino del Estado Lara, constante de una superficie de DIEZ HECTAREAS CON OCHOCIENTOS CUATRO METROS CUADRADOS (10 has con 804 m2), alinderado de la siguiente manera: NORTE: Terreno ocupado por Feliz; SUR: Terreno ocupado por J.A.; ESTE: Vía de penetración al Sector La Mara y OESTE: Vía de penetración al Sector La Vainilla. Estas bienhechurías se encuentran constituidas por: Una casa con una área de construcción de CINCUENTA METROS CUADRADOS (50 M2), con dos (02) habitaciones, un (01) baño externo, un corredor, techo de acerolit, paredes de bloques de cemento, piso de cemento, con todos los servicios públicos, cercado parcialmente con estantillos de madera y alambres de púas, con un portón metálico.

Líbrese oficio al Registrador Inmobiliario que corresponda por la ubicación del inmueble, a los fines de protocolizar el Titulo Supletorio al cual se hace referencia, de conformidad con lo establecido en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela, Nro. 411.953, de fecha 28 de mayo del 2014, emitida por el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz y para la Agricultura y Tierras, que deja sin efecto la cláusula décima de las Disposiciones Finales de la Ley de Tierras y Desarrollo Agrario, para dar paso al artículo 4 de la mencionada Gaceta, que señala:

Se instruye a los Registradores y Registradoras, Notarios y Notarias, no solicitar las autorizaciones cuya exigencia se suspende mediante la presente Resolución, durante la vigencia de la misma

.

Publíquese, Regístrese y déjese copia certificada por Secretaría de conformidad con lo establecido en el artículo 248 del Código de Procedimiento Civil.

Dada y firmada en la Sala de Despacho del Juzgado Primero de Primera Instancia Agrario de la Circunscripción Judicial del Estado Lara, en Barquisimeto, a los siete (07) días del mes de octubre del año dos mil quince (2015). Años 205° y 156° de la Federación.

El Juez, La Secretaria,

(fdo) (fdo)

Abg. A.E.B.A.A.. Maryelis D. Duran R.

AEBA/MD/mcg.-

Siendo las________ pm se publicó la anterior decisión

Conste,

La Secretaria, _________________