Del juego y de la apuesta

AutorMaría Candelaria Domínguez Guillén
CargoUniversidad Central de Venezuela, Abogada; Especialista en Derecho Procesal; Doctora en Ciencias, mención «Derecho»; Profesora Titular; Investigadora-Docente del Instituto de Derecho Privado. mariacandela1970@gmail.com.
Páginas231-270
Del juego y de la apuesta
María Candelar ia Domínguez guillén*
RVLJ, N.º 15, 2020, pp. 231-270.
«Los juegos de azar y las apuestas de d iversos tipos
son hoy en día un fenómeno de masas; y en el lugar
de aquella disposición “excepcionalmente” permisiva,
hace mucho tiempo que nos hemos dado una compleja
maraña de reglamenta ciones administrativas»
Andreas WaCKe1
Sumario
Introducción 1. Generalidades 2. Noción 3. Evolución
4. Caracteres 5. Regulación 5.1. Panorama general 5.2. La ca-
rencia de acción y la no repetición de lo pagado 5.3. Efectos
o consecuencias 5.4. Juegos permitidos 5.4.1. Loterías autorizadas
5.4.2. Juegos de fuerza o destreza 5.4.3. Otros 6. Perspectivas
Introducción
En las siguientes líneas nos pasearemos resumidamente por las normas del
Código Civil venezolano relativas al juego y la apuesta. Apenas tres artículos
* Universidad Central de Venezuela, Abogada; Especialista en Derecho Procesal;
Doctora en Ciencias, mención « Derecho»; Profesora Titular; Investigadora- Docente
del Instituto de De recho Privado. mariacandela1970@gma il.com.
1 «Juegos y apuestas (especialme nte de deporte) en la evolución del Derecho Civi l
europeo». En: Estudios jurídic os en homenaje al profesor José María Miq uel.
Vol. ii. Thomson Reuters. L. Díez-PiCazo coord . Madrid, 2014, p. 3741, https://k ups.
ub.uni-koeln.de/7471/1/146_Andreas_Wacke-Juego_y_apuesta.pdf.
232 Revista Venezolana de Legislación y Jurisprudencia • N.o 15 • 2020
dedica el texto sustantivo a este tipo contractual bajo el título «Del juego
y de la apuesta» que a su vez da nombre a nuestra breve reflexión. La doc-
trina patria es escasa2 en lo atinente a dicha figura contractual y lo mismo
vale decir de la jurisprudencia en una búsqueda electrón ica. Veremos entre
otros, su noción, caracteres y regulación jurídica. En ocasiones haremos
algunas referencias no exhaustivas a la variada normativa administrativa,
enfocándonos básicamente en la escueta reglamentación del Código Civil.
1. Generalidades3
El juego no es solo de niños, pues de adultos solemos eventualmente jugar
para distraer nos4. El juego ha sido un elemento importante para el aprendizaje
2 Véa se : aguilar g orronDona, José Luis: Contratos y garantías. De recho Civil iv.
7.ª, UCAB. Caracas, 1989, pp. 532-538; Ber naD mainar , Rafael: Contra tación
civil en el Derecho vene zolano. T. ii. UCAB. Caracas, 2012, pp. 147-162; BreWer-
Carías, A llan R.: «Consideraciones sobre el régimen jurídico de los juegos
y apuestas lícitas». En: Revista Tachirense de Derecho. N.º 2. UCAT. San Cristóbal,
1992, pp. 63-68; gueVara CárDenas, Eduardo: «Algu nas notas sobre el régimen
fiscal del juego en Venezuela». En: Tributum. N.° 3. UCAT. San Cristóbal, 1997,
pp. 165-176; ValeDon hurtaDo, Carlos y esCuDero E., Jesús E.: «Ley para el cont rol
de los casinos, salas de bingo y m áquinas traganíqueles. ¿Qué es lo que regu la?».
En: Boletín Tributario TPA. Torres, Plaz & Araujo. Caracas, 1997, pp. 9 y 10;
Carmona , Juan: La excepción de juego en el Derecho Ci vil venezolano, ¿Que es
jurídicamente el 5 y 6 ? Tipografía Americana. Car acas, 1950.
3 Véa se : algarra Prats, Esther: El contrato de j uego y apuesta. Dykinson. Madr id,
2012, https://books.google.co.ve/books?id=; algarr a Prats, Esther y BarCeló Do-
méneCh, Javier: «Internet y contrato d e juego. El juego on line y la regulación del
contrato de juego y apuesta e n el Derecho español». En: Actualidad Jurídica Ibe-
roamericana. N.º 2. iDiBe. Valencia, 2015, pp. 327-360, http://idibe.org; garCía ro-
Dríguez, Carlos: El marc o jurídico de los juegos de azar y la i ncidencia de las
nuevas tecnología. Un iversidad Complutense. Memoria pa ra optar al gra do de
Doctor (R. CaBallero sánChez y J. fernánDez-miranDa, di rector). Madrid, 2017;
Balestra, luigi: «El juego y la apuesta en la categoría de los contratos aleat orios».
En: C ontratos aleatorios. Temis-Ubijus-Zabalia. L. Pérez gallarDo, co ord. Ma-
drid, 2012, pp. 69-99; morales, José Albert o: «Comentarios éticos y jur ídicos sobre
el contrato de juego y apuesta». En: Revista de Derecho Puertorriqueño. N.º 21.
Pontificia Universidad Católica de P uerto Rico. Ponce, 1978, https://heinon line.org/
de las personas, a través de este el hombre se enfrenta a la realidad de la
vida5; es u na manifestación del espíritu lúdico del individuo que en todas las
épocas y lugares se ha practicado con mayor o menor medida; es algo ligado
Del juego y de la apuesta 233
HOL/LandingPage?handle=hein.journals/rvdpo15&div=6&id=&page=; infante
ruiz, Francisco J. y oliVa Bl ázquez, Fra ncisco: «Los contr atos ilegales en el
Derecho privado europ eo». En: InDret Revista para el análisis d el Derecho. N.º 3.
Universitat Pompeu Fabra. Barcelona, 2009, pp. 1-58, https://ind ret.com/wp-con-
tent/themes /indret/pdf/653_es.pdf; raluCa stroie, Iuliana: «Sobre las no ta n re-
creativas actividades de juego y apuestas on line ¿es abusivo rest ringir el uso de
los usuarios?». En: Revista CesCo de Derecho de Consumo. N.° 19. Universidad
de Castilla-La Ma ncha. Castilla-La Ma ncha, 2016, https://Dialnet-SobreLasNo-
TanRecreativasActividadesDeJuegoYApuesta-5807261%20(1).pdf; eCheVerría De
raDa, Teresa: Los contratos de juego y apuesta. Bosch. Barcelona, 1996, https://
libros-revistas-derecho.vlex.es/vid/contratos-juego-apuesta-283034; lóPez maz a,
Sebastián: Los contratos de juego y apuesta en el ámbito civil. T homson Reuters-
Aranzadi. Pamplona, 2011, https://dialnet.unirioja.es/servlet/libro?codigo=479711;
WaCKe: ob. cit., pp. 3723-3745; izu Belloso, Miguel José: « Los juegos de azar en
el Derecho histórico y en el Derecho actual de Navar ra». En: Revista Jurídica de
Navarra. N.º 17. Pamplona, 1994, pp. 69-79, file:///C:/Users/mat or/Desktop/ Visitas/
RJ_17_I_4JoseMig uelJU EGO.pdf; lete Del río, José María: Dere cho de Obliga-
ciones. Vol. iii (Contratos en particula r). 2.ª, Tecnos. Madrid, 1995, pp. 247-250;
Díez-PiCazo, Luis y gullón, A ntonio: Sistema de Derecho Civil. Vol. ii. 9.ª, Tecnos.
Madrid, 2003, pp. 430 y 431; alBalaDejo, Manuel: Derecho Civ il ii. Derecho de
Obligaciones. 14.ª, Edisofer. Madrid, 2011, pp. 835-840; martínez De aguirr e
alDaz, Carlos et al.: Curso de Derecho Civil ii. Derecho de Obligac iones. Vol. ii.
3.ª, Colex. Madrid, 2011, pp. 769-771; orDuña moreno, Javier et al.: Derecho Civil.
Derecho de Obligaciones y Contratos. Tirant Lo Blach. Valencia, 2001, pp. 517
y 518; gastalDi, José María y Centana rio, Esteban: Contr atos aleatorios y reales.
Editorial de Belgr ano. Buenos Aires, 1997, pp. 29-49; Viñas Cor reas, José de la
Luz: Juegos y sorteos: su interpretación constitucional. Universid ad Panameric ana.
Tesis para obtener el grado Maest ro en Derecho Procesal Constitucional (M. Á.
lugo galiCia, director). México D. F., 2017, http://biblio.upmx.mx /tesis/191766.pdf
4 Véa se : WaCKe, ob. cit., p. 3725, «La sociedad y el Derecho se ocup an del juego y de
las apuestas de ma neras distintas. Por un lado, se d ice que los niños aprenden a com-
prender el mundo jugando. Pero segú n Friedrich Von sChiller (1759-1805), también
los adultos son solamente humanos cuando juegan…».
5 Viñas Correas: ob. cit., p. 1, el autor cita a Johan huizinga (Homo ludens. Ali anza.
Madrid, 1972, pp. 11-14), para sostener que el juego no es exclusivo del hombre y
que, por tanto, precede a l a cultura: «los animales no ha n esperado a que el hombre

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba