Luis Jiménez Deasúa

Autor:Edison Lucio Varela Cáceres
Páginas:55-72

Page 55

Ver nota 1

JIMÉNEZ DE ASÚA, no cabe duda alguna,

amó a América como solo podemos amarla los españoles, con el orgullo de reconocernos en cada rincón de ella y con pasíon de mejorarla.

Lo mejor, lo más fecundo de su vida allí quedó...

MARTÍNEZ VAL

Escribir una nota biográfica sobre JIMÉNEZ DE ASÚA es un verdadero reto; no obstante, creemos útil el intento aunque solo se alcance a bosquejar algunas ideas que sirvan de contorno sobre su excelsa figura, fundamentalmente para que los noveles, que incursionan en el mundo del Derecho, tengan una imagen de lo significativo que fue el maestro y la impronta que dejó marcada en el foro venezolano.

Datos generales...

Se graduó de abogado en la Universidad Central de Madrid en 1911. Para el doctorado en Derecho presentó la tesis: El sistema de penas determinadas a posteriori en la ciencia y en la vida, que después, ese mismo año, con importantes variaciones, publicaría como: La sentencia indeterminada (Reus. Madrid, 1913, 198 pp.). El título de doctor le sería finalmente conferido en

Page 56

1918, año en el cual gana por oposición la cátedra de Derecho Penal de la Universidad de Madrid2.

Para esta época había publicado importantes obras como: Derecho Penal (contestación al programa para las oposiciones al cuerpo de aspirantes a la judicatura y ministerio fiscal). Reus. Madrid, 1915, 382 pp. El Derecho Penal del porvenir. La unificación del Derecho Penal en Suiza. Reus. Madrid, 1916, 382 pp. El Anteproyecto de Código Penal sueco de 1916. Estudio crítico. Reus. Madrid, 1917, 100 pp. La política criminal en las legislaciones europeas y norteamericana. Suárez. Madrid, 1918, 267 pp., entre otras.

JIMÉNEZ DE ASÚA, además de catedrático y escritor, fue un eminente abogado penalista y un gran orador, como lo recuerdan sus discípulos, y ello quedará evidenciado con sus «conferencias» y «defensas» que, después, fueron compiladas y publicadas.

En 1939, se exilia en Buenos Aires3, donde comenzó a publicar artículos en la famosa revista: La Ley, e ingresa como profesor en la Universidad Nacional de La Plata; también, ejerció cátedra en la Universidad del Litoral (1956-1958)4, participando en la creación del Instituto de Derecho Penal y Criminología. En esta etapa empieza a publicar la serie: El criminalista, de la

Page 57

Luis Jiménez de Asúa

cual se editaría un total de XVII tomos5, además de «su obra cumbre imperecedera»: Tratado de Derecho Penal6, empresa que estaría compuestas por VII tomos7.

Cualquiera pudiera pensar que la situación política de la España de 1939, fue el motivo que acercara a JIMÉNEZ DE ASÚA a nuestro continente, pero ello es un error mayúsculo, ya que prácticamente después de ganar su cátedra comenzó una viva actividad de intercambio con el foro hispanoamericano lo que lo lleva a recorrer varias ciudades de América8 y a publicar obras dirigidas a dicho

Page 58

entorno académico o donde se difunden sus ordenamientos, como, por ejemplo: El estado de necesidad en materia penal con especial referencia a las legislaciones española y argentina. Talleres Gráficos de la Penitenciaría Nacional. Buenos Aires, 1922, 129 pp. La legislación penal y la práctica penitenciaría en Suramérica. Talleres Tipográficos Cuesta. Valladolid, 1924, 71 pp. Conferencias de Derecho Penal explicadas en la Universidad de La Habana. Editorial Soto-Sebastia. La Habana, 1926, 119 pp. El Derecho Penal en la República de Perú. Talleres Tipográficos Cuesta. Valladolid, 1926, 118 pp. Endocrinología y Derecho Penal. Eutanasia y homicidio por compasión (dos conferencias pronunciadas en la Facultad de Derecho de la Universidad de Montevideo). Imprenta Nacional. Montevideo, 1927, 77 pp. El nuevo Código Penal argentino y los recientes proyectos complementarios ante las modernas direcciones de Derecho Penal (conferencias pronunciadas en la Universidad de Buenos Aires en los años 1923 y 1925). Reus. Madrid, 1928, 379 pp. Un viaje a Brasil. Impresiones de un conferenciante seguidas de un estudio sobre el Derecho Penal brasileño. Reus. Madrid, 1929, 167 pp., entre otros muchos que publicaría en España antes de su exilio y sobre los cuales, además, se quiere destacar: Proceso histórico de la Constitución española. Reus. Madrid, 1932, 527 pp. Código Penal reformado de 27 de octubre de 1932 y disposiciones penales de la República. Reus. Madrid, 1934, 1160 pp. y Manual de Derecho Penal. Reus. Madrid, 1934, 454 pp.

Sus conferencias en Venezuela...

En diciembre de 1944, visita por primera ocasión a Venezuela. Sus motivaciones fueron diversas; por un lado, ofrecer un apoyo a la «República Española en el Exilio» para su reconocimiento por parte de las autoridades

Page 59

venezolanas9 y, por otro, realizar diversas actividades académicas -son estas últimas las que nos interesan-, las cuales llevaría a cabo a través de diversos ciclos de conferencias, estas generaría una notable recepción por el gremio10.

El profesor Luis COVA GARCÍA comenta que el maestro dictó en la Universidad Central de Venezuela dos ciclos de conferencias; uno referido a temas generales para un gran auditorio el cual inicio el 19 de diciembre de 1944, limitado a seis conferencias; y otras más técnicas, para un público especializado, compuesto por 46 conferencias, las cuales comenzaron en enero y concluyeron en mayo de 1945.

Tal actividad adquiriría una resonancia notablemente en el foro nacional, así por ejemplo Isidro DE MIGUEL PÉREZ, español exiliado, graduado en la Universidad Central de Venezuela y, posteriormente, profesor de dicha casa de estudio, taquigrafió las 46 conferencias y las difundió en el diario El Universal, dicho esfuerzo fue agradecido por JIMÉNEZ DE ASÚA, ya que serían la génesis de su libro: La ley y el delito. Curso de dogmática penal11. Editorial Andrés Bello. Caracas, 1945, 720 pp. texto que, además, estará dedicado a unos de los discípulos con el que se forjaría un vínculo de amistad imperecedero y que daría diversos frutos, nos referimos al profesor José Rafael MENDOZA TROCONIS12.

Page 60

Las aludidas conferencias también fueron divulgadas y comentadas por el profesor COVA GARCÍA; primero en el diario La Esfera13 y, posteriormente, en el libro titulado: Dogmática jurídico-penal (exposición y crítica a las conferencias del profesor español Don Luis Jiménez de Asúa, en la Universidad Central de Venezuela en el año 1945). Editorial Artes Gráficas. Caracas, 1947, 265 pp.

Lo anterior origina un hecho curioso, ya que JIMÉNEZ DE ASÚA escribiría un

Prólogo

al libro de Luis COVA GARCÍA: Elementos generales de Derecho Penal venezolano. Tomo I. Lit. y Tip. Vargas. Caracas, 1945, pp., pero, en razón que dicho texto ya contaba con un «prefacio» firmado por MENDOZA TROCONIS, el maestro preferirá referirse a «las crónicas que el doctor COVA fue desgranando en ‘La Esfera’ sobre mis conferencias». En tal sentido, se expresa en los siguientes términos:

El doctor Luis COVA GARCÍA no es un mero cronista de un diario, aunque este oficio sea para mí sobremanera prestigioso, sino un profesional de las leyes. Por eso, no podía ceñirse a la estricta referencia de cuanto otro explicó. Es más, buena parte de mis doctrinas y aun de las ajenas, por mi invocadas, han tomado, al pasar por la pluma de COVA, singular subjetivismo; es decir, que él las ha entendido a su modo, que no siempre coincide con el alcance que yo les daba. Más aún, en numerosos párrafos de sus muy leídas columnas, el doctor COVA ha expuesto su criterio opuesto al mío, con una gran lealtad y encomiable convencimiento. Porque yo hice visible aprecio de su parecer, sobre todo cuando no coincidía con el sustentado por mí, hube de buscar en mi cátedra el debate con el buen cronista, a fin de dilucidar si la verdad era suya en vez de mía. Todo esto hace que el estudio de COVA sobre mi curso le pertenezca por entero, en lo que tiene de criterio propio y de interpretación personal. Lejos de significar esto un reparo por mi parte es el mayor elogio que puedo hacer a un querido compañero que tuvo la bondad de sentarse entre los bancos de estudiantes y de solicitarme ahora unas palabras de introducción para este libro, cuyo éxito espero y anhelo14.

Page 61

MENDOZA TROCONIS expresará su opinión sobre la relevancia de las aludidas conferencias en el prefacio de su famoso Curso...15, llegando incluso a aseverar que la doctrina expuesta en La ley y el delito. Curso de dogmática penal, «traerá por consecuencia la necesidad de adaptar mi programa al sistema seguido por el profesor JIMÉNEZ DE ASÚA». Sobre su visita registra:

Me atrevo a afirmar que las lecciones admirables del maestro JIMÉNEZ DE

ASÚA forman su más depurada teoría jurídica del delito, constituye una condensación más consistente de su escuela sobre dogmática jurídico-penal, por manera que corresponde a nuestro país la gloria de ser referido a su código quizás el mejor trabajo de su ciencia penalista16.

Como muestra de tributaria amistad entre maestro y discípulo se publicará en el referido Curso la conferencia que JIMÉNEZ DE ASÚA dictó el día 29 de diciembre de 1944 en la Universidad Central y que cierra su ciclo sobre temas generales, titulada: «La enseñanza del Derecho Penal y el Instituto de Estudios Penales»17.

El propio JIMÉNEZ DE ASÚA reseña sus impresiones a dicha visita que denomina: «de afanes de trabajo, y de reposo en vacaciones»:

... he revivido días inolvidables de aquel Caracas lleno de inquietudes y de futuro tan prometedor. El recuerdo de mis temporales discípulos y perennes compañeros me quedó indeleblemente grabado por el buril de la amistad. A uno de ellos, acaso el más fraterno, van dedicadas estas páginas. Su nombre es representativo de cuantos afectos me ligan con los venezolanos y su suelo prodigioso18.

Page 62

En este año, publicaría: Las ciencias penales y otros ensayos. Ediciones Librería Caracas. Caracas, 1945, 188 pp., dedicado: «a José Agustín MÉNDEZ:

Juventud y, por ello esperanza sin dejar de ser realidad, de la docencia ius-penalista en Venezuela», y...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba