Decisión de Juzgado Segundo de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y Transito Los Teques de Miranda, de 25 de Febrero de 2009

Fecha de Resolución25 de Febrero de 2009
EmisorJuzgado Segundo de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y Transito Los Teques
PonenteHector del Valle Centeno
ProcedimientoAccion Mero Declarativa

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

PODER JUDICIAL

|

EN SU NOMBRE

JUZGADO SEGUNDO DE PRIMERA INSTANCIA EN LO CIVIL, MERCANTIL Y DE TRANSITO DE LA CIRCUNSCRIPCION JUDICIAL DEL ESTADO MIRANDA

LOS TEQUES

198º y 149º

PARTE ACTORA: M.D.C.M., venezolana titular de la cédula de identidad N° 10.837.758

APODERADO DE LA

PARTE ACTORA C.J.P.R. Abogado en ejercicio inscrito en Inpreabogado bajo el N° 76.920.

PARTE DEMANDADA A.G.R.M., E.A.R.M. y ANGELYS G.R.M. (MENORES)

APODERADO DE LA

PARTE DEMANDADA M.O.L.D.M.

OLIDYS J.M.F. (Curadores Especiales)

MOTIVO ACCION MERO DECLARATIVA.

EXPEDIENTE N° 17.665

CAPITULO I

SINTESIS DE LA LITIS

En fecha 15 de Noviembre de 2007 se inicia el presente procedimiento, mediante libelo de demanda que por ACCIÓN MERO DECLARATIVA, interpusiera la ciudadana M.D.C.M.L., en contra de los ciudadanos A.G.R.M., E.A.R.M. y ANGELYS G.R.M.. Admitida la misma por auto de fecha 19 de febrero de 2007 este Tribunal emplazó a las partes demandadas, ciudadanas: M.O.L.D.M., venezolana, titular de la cédula de Identidad N° 5.140.101, en su carácter de curadora especial de los ciudadanos A.G.R.M. Y E.A.R.M., menores de edad y a la ciudadana OLIDYS J.M.F., venezolana, mayor de edad, titular de la cédula de identidad 10.091.851, con el carácter de curadora especial de la ciudadana ANGELYS G.R.M., menor de edad, de este domicilio, para que una vez citada comparezca ante este Tribunal dentro de los veinte días de despacho siguiente más un (1) día como término de la distancia, que se le concede, con el objeto de que de contestación a la demanda incoada contra ellas.

En fecha 5 de marzo de 2008 se recibe consignación de los fotostatos y emolumentos de la parte actora a fines de proceder a la citación de la partes demandada, este Tribunal ordena librar las respectivas compulsas.

En fecha 17 de marzo de 2008, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 231 del Código de Procedimiento Civil, se ordena librar EDICTO a todas aquellas personas herederos desconocidos del causante, ciudadano A.R.R.G. a objeto de que hagan valer sus derechos en el presente juicio. El referido edicto deberá ser publicado en dos diarios de los de mayor circulación, durante sesenta días, dos veces por semana, de acuerdo con lo establecido en el artículo 231 del Código del Procedimiento Civil.

CAPITULO II

CONSIDERACIONES PARA DECIDIR

DEL ESCRITO DE DEMANDA

Alegó la representación judicial de la parte actora, que su representada M.D.C.M., inició a finales del año 2.001, una relación de concubinato con el ciudadano A.R.R.G., venezolano, titular de la cédula de identidad N° 8.754.796, (fallecido).

Del mismo modo deja sentado que los Tribunales de Primera Instancia en lo Civil y del Tránsito, son los competentes para conocer de las Acciones Mero Declarativas, a fin de declarar la existencia de concubinato. Fundamentándolo en la Sentencia N° 2679 de fecha 25 de Noviembre de 2.004, emanada de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, con ponencia del Magistrado JESUS EDUARDO CABRERA ROMERO.

Igualmente alega que la relación entre la peticionante y el ciudadano A.R.R.G. fue de manera pública, notoria e ininterrumpida desde aproximadamente seis (6) años, alegando que:

PRIMERO

Cohabitaron bajo el mismo techo, hasta la fecha de fallecimiento del concubino, donde fijaron su residencia en la Calle 1, Casa 13 de la Urbanización Castillejo, Conjunto Residencial El Viñedo, de Guatire, Municipio Z.d.E.M..

SEGUNDO

Se mantuvieron en estabilidad ininterrumpida.

TERCERO

Se trataron como marido y mujer entre familiares, amistades y comunidad en general.

CUARTO

Mantuvieron una unión estable de hecho, en el cual procrearon dos (2) hijos, de nombres A.G., y E.A..

En fecha 1 de junio de 2.007 el ciudadano A.R.R.G. concubino de la Ciudadana M.D.C.M.L., falleció, según consta en acta de defunción acompañada al libelo de demanda.

Alega igualmente la accionante que de la relación concubinaria con el ciudadano A.R.R.G. procrearon dos hijos de nombres A.G. y E.A..

Solicita se sirva declarar que existió una Unión Concubinaria, entre el ciudadano A.R.R.G. y la ciudadana M.D.C.M.L., y en consecuencia se le otorgue los mismos efectos que produce el matrimonio. Demanda a los ciudadanos A.G.R.M., E.A.R.M. Y ANGELYS G.R.M., para que reconozcan la existencia de la unión concubinaria habida entre su difunto padre A.R.R.G. y la ciudadana M.D.C.L..

PRUEBAS DE LA PARTE ACTORA

Conjuntamente con el libelo de demanda acompaño los siguientes recaudos.

  1. -) Partidas de nacimiento, de los niños A.G., y E.A..

  2. -) C.P.d.S.a. nombre de la ciudadana M.D.C.M.L., asegurada por su concubino el Sr. A.R.R.G..

  3. -) Documento debidamente protocolizado ante la Oficina de Registro 11 Público del Municipio Z.d.E.M., del inmueble que adquirieron el Sr. R.G. y la Sra. M.D.C.M.L..

  4. -) Justificativo de concubinato POST-MORTEM de fecha 5 de noviembre de 2.007.

  5. -) Justificativo de concubinato, evacuado por ante la Notaria Publica de Guatire del Estado Miranda, de fecha 28 de julio de 2.001.

  6. -) Copia de la cedula de identidad de la demandante.

  7. -) Sentencia de Divorcio expedida por el Tribunal de Protección del Niño y del Adolescente de la Circunscripción Judicial del Estado Miranda.

La ciudadana M.D.C.M.L. consignó, ante este Tribunal, poder especial al abogado I.J.D.L. y publicaciones de Edicto solicitadas por este Juzgado a fin de que sean agregados en el expediente.

CONTESTACIÓN DE LA DEMANDA

CUESTIONES PREVIAS

En fecha 19 de Mayo de 2008, la parte demandada, opone cuestiones previas, con base al dispositivo contenido en el ordinal 1° del Artículo 346 del Código de Procedimiento Civil,

Alega la parte demandada en el presente procedimiento, que la Acción Mero Declarativa, no fue intentada como una acción autosatisfactiva del interés del accionante, sino que insta a menores de edad a comparecer en juicio, es decir, en la presente causa los menores de edad son PARTES DEMANDADAS y donde el interés en las resulta es directo porque los afecta patrimonialmente.

Igualmente fundamenta la cuestión previa, en el artículo 173 de la Ley de Protección del Niño y del Adolescente, con respecto a la Jurisdicción citando lo siguiente: “Corresponde a los Tribunales de Protección del Niño y del Adolescente y la Sala de Casación Civil del Tribunal Supremo de Justicia, el ejercicio para la resolución de los asuntos sometidos a su decisión.

Alega en la disposición contenido en el artículo 177 ejusdem , de la Ley Especial, la cual atribuye a las Salas de Juicio de los Tribunales de Protección del Niño y del Adolescente …Según el parágrafo Segundo: Asuntos Patrimoniales y del trabajo:

  1. Administración de los bienes y representación de los hijos,

  2. Conflictos laborales,

  3. Demandas contra niños y adolescentes;

  4. Cualquier otro afín a esta naturaleza que deba resolverse judicialmente…

La parte demandada sustenta la cuestión previa promovida en el literal c) de la norma citada ya que le atribuye a los órganos de la referida jurisdicción especial el conocimiento y decisión de las demandas incoadas contra niños y adolescentes, lo cual, implica la competencia de estos órganos para conocer de los juicios en los cuales los niños y adolescentes figuran como demandados o accionados en la relación procesal, sea cual sea la materia. Es por ello que promueve cuestiones previas por la falta de competencia por la materia.

CONSIDERACIONES PARA DECIDIR

Este tribunal después de hacer las revisiones pertinentes para la decisión sobre las cuestiones previas opuestas por parte demandada precisa las siguientes consideraciones, el Artículo 346 del Código de Procedimiento Civil, establece:

Artículo 346

Dentro del lapso fijado para la contestación de la demanda, podrá el demandado en vez de contestarla promover las siguientes cuestiones previas:

1° La falta de jurisdicción del Juez, o la incompetencia de éste, o la litispendencia, o que el asunto deba acumularse a otro proceso por razones de accesoriedad, de conexión o de continencia (…)

Según Sentencia de La Sala de Casación Civil del Tribunal Supremo de Justicia en fecha 30 de abril de 2.004, N° 00402, con Ponencia del Magistrado Dr. A.R., dejo sentado lo siguiente:…”para que se declare la existencia de una comunidad concubinaria entre la demandante y una persona fallecido, donde aparezca directamente involucrado un menor, corresponde al Tribunal de Protección del Niño y del Adolescente…

Cabe destacar, que de acuerdo a esta jurisprudencia, y en lo solicitado en el libelo de demanda, las personas demandadas son menores de edad, por consiguiente el ESTADO está en el deber de brindar, la protección necesaria, como lo establece nuestro ordenamiento jurídico, órganos y tribunales competentes, especializados, es decir, existiendo menores directamente demandados es imperativo reconocer sobre la base del contenido en la decisión de la Sala Civil, que corresponde a Jurisdicción especial y no la jurisdicción ordinaria, como pretende hacerlo ver el actor, ya que existen intereses patrimoniales que tutelar, como es el caso de los menores que integran la sucesión del de CUJUS A.R.R.G..

Ahora bien, visto que la competencia es un presupuesto procesal que puede revisarse en cualquier estado y grado del proceso, este Tribunal considera oportuno traer a colación el criterio sostenido por la Sala de Casación Civil, en sentencia N° 923 de fecha 12 de diciembre de 2.007, con ponencia del Magistrado LUIS ANTONIO ORTIZ HERNANDEZ (Caso: Sucesión C.d.M.C. c/Helimenas Fuentes. Expediente N° 06-061, cuyo texto es del siguiente tenor:

…Ahora bien, la Sala estima necesario revisar su criterio con relación a la competencia en los juicios en que se encuentren involucrados los niños, niñas y/o adolescentes, atendiendo a los nuevos postulados sobre la materia.

En este sentido, cabe destacar que de conformidad a la reciente jurisprudencia de la Sala Plena, serán competente los Tribunales de Protección del Niño y del Adolescente para conocer de los asuntos de carácter patrimonial, en los que figuren niños, niñas, adolescentes, independientemente del carácter con que éstos

actúen, ello, en virtud de resguardar el interés superior de los niños, niñas y adolescentes que se encuentren involucrados en los juicios de carácter patrimonial.

En atención a lo anterior, esta Sala luego de analizar el punto detenidamente, estima conveniente modificar el criterio imperante hasta la fecha, en cuanto al tribunal competente en los casos en que comparezca un niño, niña y /o adolescente, bien sea como demandante o como demandado, acogiendo la doctrina que al respecto estableció la Sala Plena de este Supremo Tribunal.

En tal sentido, y tal como fue indicado en la decisión de la Sala Plena cuyo criterio se acoge a través de la presente decisión, a partir de la publicación del referido fallo, todos aquellos casos en que se encuentre discutido el carácter patrimonial, y que además figuren niños, niñas y/o adolescentes, no importando si actúan como demandantes o demandados, corresponderá la competencia a los Tribunales de Protección del Niño y del Adolescente”. Así decide.

En apego a lo anteriormente señalado en la decisión tomada por nuestra Sala de Casación Civil y en acatamiento a lo ya establecido por la Sala Plena de nuestro M.T.d.J. sobre el punto controvertido, es decir, se encuentran menores de edad en su condición de demandados, es por lo que es forzoso concluir que este Juzgado Civil, Mercantil y del Tránsito es incompetente para seguir conociendo de la presente causa y entendiendo al interés superior de los menores; así mismo como el domicilio de los menores demandados, tal como lo expresa la accionante en su libelo y tal como fue alegado por la representación de la demandada, se encuentra en Jurisdicción del Municipio Z.d.E.M. el Juzgado competente para conocer la presente acción debe ser el correspondiente a la Extensión Barlovento; en consecuencia este Tribunal DECLINA su competencia ante un Tribunal de Protección del Niños y del Adolescente de la Circunscripción del Estado Miranda, Así se Decide.

CAPITULO III

DISPOSITIVA

Por todos los razonamientos antes expuestos, este Juzgado Segundo de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Tránsito de la Circunscripción Judicial del Estado Miranda, con sede en los Teques, administrando Justicia en nombre de la República Bolivariana de Venezuela y por autoridad de la Ley y de Conformidad con los artículos 12 y 243 del Código de Procedimiento Civil, declara:

PRIMERO

CON LUGAR, la cuestión previa prevista en el ordinal 1° del Artículo 346 del Código de Procedimiento Civil, relativa a la falta de competencia por la materia del Juez

SEGUNDO

Se declina la competencia por ante un Tribunal de Protección del Niño y del Adolescente de la Jurisdicción del Estado Miranda, extensión Barlovento.

TERCERO

No hay condenatoria en costas dada la naturaleza de la presente decisión.

Por cuanto el presente fallo fue dictado fuera del lapso legal previsto para ello, de conformidad con lo establecido en el artículo 251 del Código de Procedimiento Civil, se ordena la notificación de las partes.

Déjese copia certificada de la presente decisión conforme a lo establecido en el artículo 248 ibídem.

REGÍSTRESE, PUBLÍQUESE y DÉJESE COPIA.

Dada, firmada y sellada en la Sala de Despacho del Juzgado Segundo de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Transito de la Circunscripción Judicial del Estado Miranda, a los veinticinco (25) días del mes de febrero de dos mil nueve .(2009) Años: 198° de la Independencia y 149° de la Federación.

EL JUEZ PROVISORIO,

Dr. H.D.V. CENTENO GUZMAN

LA SECRETARIA,

Abg. DUBRASKA MANZANARES

En la misma fecha se publicó la anterior sentencia previo el anuncio de Ley, siendo las tres de la tarde. (3:00pm).

LA SECRETARIA,

Abg. DUBRASKA MANZANARES.

HDVC/hdvc

Exp.17.665.

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR