Decisión nº 193 de Juzgado Segundo de Primera Instancia de Juicio del Trabajo. Extensión Maracaibo. de Zulia (Extensión Maracaibo), de 6 de Diciembre de 2007

Fecha de Resolución 6 de Diciembre de 2007
EmisorJuzgado Segundo de Primera Instancia de Juicio del Trabajo. Extensión Maracaibo.
PonenteSonia Margarita Rivera Delgado
ProcedimientoPrestaciones Sociales

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

EN SU NOMBRE

EL JUZGADO SEGUNDO DE PRIMERA INSTANCIA DE JUICIO DEL TRABAJO DE LA CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL DEL ESTADO ZULIA

Maracaibo, seis (06) de diciembre de dos mil siete (2007)

197º y 148º

NUMERO DEL ASUNTO: VP01-L-2007-001352

PARTE DEMANDANTE: M.L., venezolana, mayor de edad, titular de la cédula de identidad personal Número V-16.606.366, domiciliada en esta ciudad y Municipio Autónomo Maracaibo, Estado Zulia.

APODERADA JUDICIAL DE LA PARTE DEMANDANTE: R.C. abogada en ejercicio, de su mismo domicilio, inscrita en el Instituto de Previsión Social del Abogado (INPREABOGADO) bajo el N° 38.083 .

PARTE DEMANDADA: Sociedad Mercantil EXCELL C.A., inscrita en el Registro Mercantil Cuarto de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, el 13 de octubre de 2004, bajo el N° 13, Tomo 65-A.

APODERADAS JUDICIALES DE LA PARTE DEMANDADA: E.J. PETIT Y Y.O., abogadas en ejercicio, de este domicilio, inscritas en el Instituto de Previsión Social del Abogado (INPREABOGADO) bajo los Nros. 63.558 y 61.910, respectivamente.

MOTIVO: RECLAMO DE PRESTACIONES SOCIALES Y OTROS CONCEPTOS LABORALES:

Se inicia este proceso en virtud de demanda por Prestaciones Sociales y otros conceptos de naturaleza laboral intentada ante esta Jurisdicción por la ciudadana, M.L. (inicialmente identificada), en contra de la Sociedad Mercantil EXCELL C.A. fundamentando su reclamación en los siguientes hechos:

 Que el día 13 de septiembre de 2006, comenzó a trabajar para la Sociedad Mercantil demandada, devengando un salario de Bs. 256.162,50, más las comisiones de un 10% por venta de accesorios, Bs. 1.500,oo por cada cambio de equipo y línea celular fija, Bs. 5.000,oo por equipo sin línea, asegurándoles como ingreso mínimo lo establecido por el Ejecutivo Nacional en el caso de que con las comisiones no alcanzara al mes lo mínimo establecido, es decir; que no cubriera el salario mínimo vigente de QUINIENTOS DOCE MIL BOLIVARES (Bs. 512.000,oo)

 Que el día trece (13) de septiembre de 2006, firmó un contrato de trabajo por tiempo determinado, el cual en su cláusula tercera establecía que el mismo tendría una duración de tres (03) meses como periodo de prueba, el cual una vez vencido fue inmediatamente renovado ya que en fecha trece (13) de diciembre de 2006 firmó otro contrato por tres (03) meses mas; es decir, hasta el trece (13) de marzo de 2007.

 Que en fecha trece (13) de marzo de 2007, teniendo ya siete (07) meses de embarazo, se presentó a la sede de la empresa a laborar normalmente, y fue interpelada por la administradora de la empresa IRIELYS PEREZ, a los fines de que suscribiera un documento mediante el cual manifestaba la no renovación del contrato, y que al invocar su derecho al disfrute de su pre y post natal, fue remitida a la Inspectoría del Trabajo, donde le informaron que las condiciones de la prestación de sus servicios era bajo el régimen de un contrato por tiempo determinado el cual ya había fenecido, lo cual considera injusto dado la necesidad en la que se encuentra por su estado de gravidez y acude ante esta jurisdicción.

 Alega estar protegida por un contrato realidad donde impera la realidad sobre las formas o apariencias, por lo cual su relación de trabajo aún se encuentra vigente dado que actualmente se encuentra disfrutando de su post natal, dado que el hecho de la suscripción de la carta mediante la cual manifiesta su intención de no renovar el contrato, no implica la renuncia de ningún derecho, por el contrario la empresa demandada violenta lo establecido en los artículos 384, 93, 94 y 96 de la Ley Orgánica del Trabajo, dado que para ese momento la empresa se encontraba amparada por su derecho a la suspensión de la relación de trabajo por su embarazo.

 Que en virtud de las consideraciones que anteceden, la empresa conforme lo previsto en el artículo 110 de la ley Orgánica del Trabajo reclama aparte de las indemnizaciones establecidas en el artículo 108 ejusdem, según la actora, el pago de DOS MILLONES TRESCIENTOS CUATRO MIL BOLIVARES (Bs. 2.304.000,oo), equivalente a los 135 días de sus seis (06) semanas de pre natal doce (12) semanas de post natal.

 Que por concepto de Fuero Maternal, según lo previsto en el artículo 385 de la Ley Orgánica del Trabajo se le adeuda la cantidad de DOS MILLONES TRESCIENTOS CUATRO MIL BOLIVARES (Bs. 2.304.000,oo), correspondiente a los 135 días de sus seis (06) semanas de pre natal doce (12) semanas de post natal.

 Reclama por concepto de Antigüedad, de conformidad con lo previsto en el artículo 108 de la ley Sustantiva Laboral, la cantidad de 45 días a razón de un salario de Bs. 17.066,67, estimando su reclamación en SETECIENTOS SESENTA Y OCHO BOLIVARES (Bs. 768.000,oo).

 Que por concepto de Vacaciones Fraccionadas conforme a lo establecido en el artículo 225 de la Ley Orgánica del Trabajo se le adeuda la cantidad de 12,95 días a razón de un salario de Bs. 17.066,67, estimando su reclamación en DOSCIENTOS VEINTIUN MIL TRECE BOLIVARES CON TREINTA Y TRES CENTIMOS (Bs. 221.013,33).

 Que por concepto de Bono Vacacional Fraccionado conforme a lo establecido en el artículo 223 de la Ley Orgánica del Trabajo se le adeuda la cantidad de 6,04 días a razón de un salario de Bs. 17.066,67, estimando su reclamación en CIENTO TRES MIL CIENTO UN BOLIVARES CON TREINTA Y SIETE CENTIMOS (Bs. 103.101,37).

 Que por concepto de Utilidades Fraccionadas conforme a lo establecido en el artículo 174 de la Ley Orgánica del Trabajo se le adeuda la cantidad de 12,95 días a razón de un salario de Bs. 17.066,67, estimando su reclamación en DOSCIENTOS VEINTIUN MIL TRECE BOLIVARES CON TREINTA Y TRES CENTIMOS (Bs. 221.013,33).

 Reclama igualmente la actora la Indemnización por Despido Injustificado prevista en el artículo 125 ejusdem, de treinta (30) días de salario a razón de Bs. 17.066,67, lo cual totaliza QUINIENTOS DOCE MIL BOLIVARES (Bs. 512.000,oo).

 Que por decreto presidencial le corresponde por concepto de Cesta Ticket, la cantidad de cuatro (04) meses y quince (15) días, lo que equivale a ciento diecisiete (117) días, que son los relativos a su pre y post natal, por lo que reclama la cantidad de SETECIENTOS CUARENTA MIL SEISCIENTOS SESENTA Y CINCO BOLIVARES CON OCHENTA CENTIMOS (Bs. 740.665, 80). Así mismo, reclama 26 días de Cesta Ticket o Bono Alimentación, correspondiente al mes de septiembre de 2006, los cuales no le fueron pagadas en su momento y que estima en la cantidad de CIENTO SESENTA Y CUATRO MIL SEISCIENTOS SESENTA Y CINCO BOLIVARES CON OCHENTA CENTIMOS (Bs. 164.665,80).

 En definitiva, estima su pretensión en la cantidad de SIETE MILLONES TRESCIENTOS TREINTA Y OCHO MIL SETECIENTOS OCHENTA Y NUEVE BOLIVARES CON NOVENTA Y TRES CENTIMOS (Bs. 7.338.789,93).

FUNDAMENTOS DE LA DEFENSA

Siendo la oportunidad procesal correspondiente, la parte demandada dio contestación a la demanda en los siguientes términos:

• Admite como cierto que la demandante comenzó a prestar sus servicios para la empresa desde el día trece (13) de septiembre de 2006 hasta el día trece (13) de marzo de 2007, desempeñando funciones de atención al público bajo las condiciones establecidas en el contrato de trabajo suscrito por las partes en un horario de doce y treinta minutos meridiano (12:30 m) a siete y treinta minutos de la tarde (07:30 p.m.)

• Reconoce como cierto que la demandante devengaba un salario de Bs. 256.162,50, más las comisiones de un 10% por venta de accesorios, Bs. 1.500,oo por cada cambio de equipo y línea celular fija, Bs. 5.000,oo por equipo sin línea, y que tenía como ingreso mínimo lo establecido por el Ejecutivo Nacional en el caso de que con las comisiones no alcanzara el mínimo establecido, es decir; que no cubriera el salario mínimo vigente de QUINIENTOS DOCE MIL BOLIVARES (Bs. 512.000,oo).

• Admite como cierto que la empresa en ningún momento participo al Juez de estabilidad laboral de la culminación de la relación laboral, por cuanto no se presento ningún despido, sino la culminación de una relación a tiempo determinado por lo que no se tenía que cumplir con procedimiento alguno previsto en la ley.

• Admite como cierto que para la fecha de vencimiento del contrato la demandante ya tenia siete (07) meses de embarazo, y que fue interpelada por la administradora de la empresa IRIELYS PEREZ, a los fines de que suscribiera un documento mediante el cual manifestaba la no renovación del contrato, y que al invocar su derecho al disfrute de su pre y post natal, fue remitida a la Inspectoría del Trabajo, donde le informaron que las condiciones de la prestación de sus servicios era bajo el régimen de un contrato por tiempo determinado el cual ya había fenecido.

• Niega, rechaza y contradice que la ciudadana actora hubiese sido objeto de algún despido, justificado o injustificado, dado que las condiciones de la prestación de sus servicios era bajo el régimen de un contrato por tiempo determinado el cual ya había fenecido y que no seria renovado.

• Niega que la demandada haya devengado un ultimo salario diario de DIECISIETE MIL SESENTA Y SEIS CON 67/100 (Bs. 17.066,67), dado que su último salario mensual fue de QUINIENTOS DOCE MIL TRESCIENTOS CINCUENTA BOLIVARES (Bs. 512.350,oo) lo que equivale a DIECISIETE MIL SETENTA Y OCHO BOLIVARES CON 33/100 (Bs. 17.078,33).

• Niega que la ciudadana IRIELYS PEREZ, en su condición de administradora de la empresa demandada, haya inducido a la demandante en alguna forma a firmar un documento en el cual decía que la demandante aceptaría la no renovación del contrato, dado que al momento de suscribir las partes este último, eran contestes en la condición contractual de la relación laboral, su fecha de inicio y su fecha de culminación.

• Niega que la demandante haya suscrito un contrato el día 13 de septiembre de 2006 y posteriormente otro en fecha trece de diciembre de 2006, alegando que la demandante solo firmó un solo contrato y que este tenia vigencia desde el trece (13) de septiembre de 2006, hasta el trece (13) de marzo de 2007.

• Niega que la empresa haya violentado la normativa establecida en al Ley Orgánica del trabajo y en la Constitución Nacional referente a la suspensión de la relación de Trabajo y de la protección laboral a la maternidad y a la familia, dado que las mismas se aplican a las relaciones laborales a tiempo indeterminado y en el presente caso, el contrato en cuestión fue suscrito a tiempo determinado.

 Niega rechaza y contradice en cualquier forma de derecho, que la empresa conforme lo previsto en el artículo 110 de la ley Orgánica del Trabajo se le adeude a la demandante, aparte de las indemnizaciones establecidas en el artículo 108 ejusdem, el pago de DOS MILLONES TRESCIENTOS CUATRO MIL BOLIVARES (Bs. 2.304.000,oo), equivalente a los 135 días de sus seis (06) semanas de pre natal y doce (12) semanas de post natal, como indemnización por la terminación anticipada e la relación de trabajo.

 Niega rechaza y contradice en cualquier forma de derecho, que por concepto de Fuero Maternal, según lo previsto en el artículo 385 de la Ley Orgánica del Trabajo se le adeude a la actora la cantidad de DOS MILLONES TRESCIENTOS CUATRO MIL BOLIVARES (Bs. 2.304.000,oo), correspondiente a los 135 días de sus seis (06) semanas de pre natal doce (12) semanas de post natal.

 Niega rechaza y contradice en cualquier forma de derecho que por concepto de Antigüedad, de conformidad con lo previsto en el artículo 108 de la ley Sustantiva Laboral, se le adeude a la actora la cantidad de SETECIENTOS SESENTA Y OCHO BOLIVARES (Bs. 768.000,oo), por 45 días a razón de un salario de Bs. 17.066,67.

 Niega rechaza y contradice en cualquier forma de derecho, que por concepto de Vacaciones Fraccionadas conforme lo establecido en el artículo 225 de la Ley Orgánica del Trabajo se le adeude a la demandante la cantidad de 12,95 días a razón de un salario de Bs. 17.066,67, estimando su reclamación en DOSCIENTOS VEINTIUN MIL TRECE BOLIVARES CON TREINTA Y TRES CENTIMOS (Bs. 221.013,33).

 Niega rechaza y contradice en cualquier forma de derecho que por concepto de Bono Vacacional Fraccionado conforme lo establecido en el artículo 223 de la Ley Orgánica del Trabajo se le adeude a la demandante la cantidad de CIENTO TRES MIL CIENTO UN BOLIVARES CON TREINTA Y SIETE CENTIMOS (Bs. 103.101,37). Correspondiente a 6,04 días a razón de un salario de Bs. 17.066,67.

 Niega rechaza y contradice en cualquier forma de derecho que por concepto de Bono Utilidades Fraccionadas conforme lo establecido en el artículo 174 de la Ley Orgánica del Trabajo se le adeude a la demandante la cantidad de DOSCIENTOS VEINTIUN MIL TRECE BOLIVARES CON TREINTA Y TRES CENTIMOS (Bs. 221.013,33), correspondientes a 12,95 días a razón de un salario de Bs. 17.066,67.

 Niega rechaza y contradice en cualquier forma de derecho que a la actora se le adeude la Indemnización por Despido Injustificado prevista en el artículo 125 ejusdem, la cual ha estimado en treinta (30) días de salario a razón de Bs. 17.066,67, lo que totaliza QUINIENTOS DOCE MIL BOLIVARES (Bs. 512.000,oo).

 Niega rechaza y contradice en cualquier forma de derecho, que por decreto presidencial le corresponda a la demandante por concepto de Cesta Ticket, la cantidad de cuatro (04) meses y quince (15) días, equivalente a ciento diecisiete (117) días, relativos a su pre y post natal, la cantidad de SETECIENTOS CUARENTA MIL SEISCIENTOS SESENTA Y CINCO BOLIVARES CON OCHENTA CENTIMOS (Bs. 740.665, 80).

 Niega rechaza y contradice en cualquier forma de derecho, que se le adeude a la demandante la cantidad de CIENTO SESENTA Y CUATRO MIL SEISCIENTOS SESENTA Y CINCO BOLIVARES CON OCHENTA CENTIMOS (Bs. 164.665,80), correspondiente a 26 días de Cesta Ticket o Bono Alimentación del mes de septiembre de 2006.

 Consecuencialmente, niega rechaza y contradice en cualquier forma de derecho que se le adeude a la ciudadana M.L. la cantidad de SIETE MILLONES TRESCIENTOS TREINTA Y OCHO MIL SETECIENTOS OCHENTA Y NUEVE BOLIVARES CON NOVENTA Y TRES CENTIMOS (Bs. 7.338.789,93), por los conceptos antes mencionados, alegando que a la mencionada demandante, se le adeuda únicamente una liquidación final de QUINIENTOS DIEZ MIL SETECIENTOS SETENTA Y CINCO BOLIVARES CON 82/100 (Bs. 510.775,82), cantidad esta a la que se le debe adicionar dieciséis (16) días a razón de (Bs. 8.400,oo), por concepto de Cesta Ticket correspondientes al mes de septiembre de 2006, y a cuyo resultado se le debe sustraer la cantidad de CIENTO CINCUENTA Y SIETE MIL CIENTO SESENTA Y DOS BOLIVARES CON 75/100 (Bs. 157.162,oo), por concepto de saldo de cuenta por cobrar según factura N° 6960 y préstamo personal efectuado al 12 de marzo de 2007.

DE LA CONFESIÓN FICTA

Distribuido el presente asunto, correspondió activar los mecanismos de autocomposición procesal al Juzgado Quinto de Primera Instancia de Sustanciación, Mediación y Ejecución del Trabajo de esta Circunscripción Judicial del Estado Zulia; quien luego de cumplidas las formalidades de Ley, en fecha 13 de agosto de 2007 instaló la Audiencia Preliminar, conforme lo dispone el Artículo 129 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo con la comparecencia de las partes involucradas en este proceso; por un lado la parte demandante a través de su apoderada judicial Abogada R.C.C. y por el otro la empresa demandada a través de la profesional del derecho E.P., prolongándose la misma con la consideración de las partes conjuntamente con la Juez, hasta el día veinticinco (25) de septiembre de 2007; dejándose constancia que tanto la parte actora como la demandada consignaron escritos de promoción de pruebas.

En esa fecha 25 de septiembre de 2007 se llevó a efecto la prolongación de la Audiencia Preliminar con la presencia de las partes, dejándose constancia que no obstante el Juez trató de mediar y conciliar las posiciones de las partes no se logró la mediación; en tal sentido se dio por concluida la Audiencia Preliminar; ordenando en consecuencia, incorporar las pruebas promovidas por las partes; observándose igualmente que el Juzgado a quo, dejó constancia que fue consignado el escrito de contestación a la demanda, ordenando en consecuencia remitir el presente expediente a los Tribunales de Juicio, conforme lo dispone el artículo 135 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo.

En fecha 09 de octubre de 2007, fue recibida la presente causa en este juzgado Segundo de Primera Instancia de juicio del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, quien luego de verificar la pertinencia de las probanzas aportadas por las partes, procedió a fijar oportunidad para llevar a cabo la audiencia de juicio publica y contradictoria para el día 27 de noviembre de 2007 a las dos de la tarde (02:00 p.m.), fecha en la cual declarada abierta la audiencia y contando con la comparecencia de las partes involucradas, se procedió a diferir la misma, de conformidad con lo previsto en el artículo 158 de Ley Orgánica del Trabajo, reanudándose la misma al cuarto (4°) día hábil siguiente a la una y treinta minutos de la tarde, a los fines de dar lectura al dispositivo del fallo, observando el Tribunal que al llamado que hiciera el ciudadano Alguacil, solo se presentó la parte demandante, dejándose así constancia de la incomparecencia de la parte demandada ni por sí, ni por medio de su apoderado judicial.

Al efecto, el artículo 151 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo establece en su tercer aparte lo siguiente:

Omissis (…)

Si fuere el demandado quien no compareciere a la audiencia de juicio, se tendrá por confeso con relación a los hechos planteados por la parte demandante, en cuanto sea procedente en derecho la petición del demandante, sentenciado la causa en forma oral con base a dicha confesión

(sic).

En atención a la norma citada ut supra, vale entonces destacar que si el demandado no comparece a la audiencia, oportunamente, se le tendrá por confeso, en cuanto no sea contraria a derecho la petición del demandante, en el entendido que el diferimiento que se haga a los fines de emitir el Tribunal el dispositivo del fallo, en nada vulnera el principio de concentración e inmediatez procesal, toda vez, que es criterio vinculante de Nuestro M.T.d.J. y parte medular del artículo in comento, que la audiencia una vez diferida por tal motivo su reanudación se tendrá como tal; es decir, como la continuación de una misma audiencia y nunca como un acto separado, aislado y mucho menos antagónico al primero. Así pues, la no comparecencia de alguna de las partes a la reanudación de la audiencia de Juicio se entenderá como la no concurrencia al acto pleno y por ende se activaran los efectos establecidos en el artículo 151 ejusdem.

En ese sentido, si bien la demandada en el presente procedimiento no compareció a la reanudación de la audiencia publica y contradictoria en el presente asunto a los fines de dar lectura al dispositivo del fallo, debe declararse confeso una vez que se constate que los conceptos demandados por el actor no sean contrarios a derecho.

A partir de esta configuración conceptual, esta juzgadora ateniéndose al criterio sostenido por nuestro m.T.d.J., no puede en propiedad afirmar que un hecho se tenga como cierto en cuanto no sea contraría a derecho, la pretensión, por el contrario debe observar que si bien es cierto que en virtud de la incomparecencia de la demandada a la audiencia, deben considerarse salvo prueba en contrario, admitidos los hechos esgrimidos en la demanda, siempre y cuando la pretensión no sea contraria a derecho, también es cierto que el Juzgador está en la obligación de analizar si esos hechos acarrean la consecuencia jurídica que le atribuye el actor en su libelo, es decir, debe exponer el juez en su fallo los motivos de derecho que le llevan a decidir de determinada manera, ya que lo que debe tenerse por aceptado son los hechos alegados más no el derecho invocado por la parte actora (Tribunal Supremo de Justicia- Sala de Casación Social, Sentencia del 27-06-2002).

Cabe destacar que en orden al criterio establecido por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, en Sentencia de fecha 29 de agosto de 2.003, este Tribunal pese a la falta de contestación por parte de la demandada, fijó y celebró audiencia de juicio, oral y pública, a los fines de evacuar las pruebas promovidas por ambas partes, toda vez que, por vía jurisprudencial se ha dejado sentado que cuando se está en presencia de una falta de contestación o contumacia, por la circunstancia de inasistir o no contestar la demanda, debe tenerse claro que el demandado aún no está confeso; en razón de que el contumaz por el hecho de inasistir, nada ha admitido debido a que él no ha alegado nada, pero tampoco ha negado o contradicho nada, situación ante la cual debe tenerse claro, que no se origina presunción alguna en su contra. De tal manera que hasta este momento la consecuencia que asume el demandado que no contestó la demanda, está referida a que tiene la carga de la prueba, toda vez, que necesariamente debe desvirtuar los alegatos presentados por la actora, y que indiscutiblemente la declaratoria de procedencia de la Confesión Ficta, no solo dependerá de que la petición no sea contraria a derecho sino también, de que el demandado en el término probatorio no probare nada que le favorezca, por lo que solo queda de esta juzgadora determinar la procedencia en derecho de los conceptos demandados dado que han quedados admitidos los hechos esgrimidos por el actor en su escrito libelar y la ineludible existencia de una confesión ficta.

Ahora bien, como lo ha referido anteriormente esta juzgadora, toda confesión sólo concierne a los hechos, y por ende no puede en propiedad afirmarse que un hecho se tenga como cierto en cuanto no sea contraria a derecho la pretensión, el petitorio del actor, el Juez está en la obligación de analizar si esos hechos acarrean la consecuencia jurídica que le atribuye el actor en su libelo, es decir, debe exponer el Juez en su fallo los motivos de derecho que le llevan a decidir de determinada manera, ya que lo que debe tenerse por aceptado son los hechos alegados más no el derecho invocado por la parte actora. (Tribunal Supremo de Justicia-Sala de Casación Social, Sentencia de 27-06-2.002).

Dentro de este marco de argumentación legal, la declaratoria de procedencia de la Confesión Ficta, debe estar supeditada a que la petición no sea contraria a derecho y que el demandado en el término probatorio no probare nada que le favorezca, es decir, que no esté prohibida por la Ley o no se encuentre amparada o tutelada por la misma; por lo que al verificar el Juez tal situación, debe tomar en cuenta mas allá de los hechos admitidos, es si existe un supuesto jurídico que los ampare y que genere una consecuencia jurídica requerida, por cuanto, la admisión de los hechos pierde su trascendencia al sobreponerse las circunstancias de hecho a las fácticas. De lo anterior expuesto debe entenderse que si la acción está prohibida por la Ley, no hay acción, y no es que sea contraria a derecho, sino sencillamente no hay acción cuando la pretensión no se subsume en el supuesto de hecho de la norma invocada.

Pues bien, quedaron admitidos los hechos, por lo que verificamos la procedencia en derecho de los conceptos demandados pasando esta Juzgadora a verificar el material probatorio aportado por las partes en la Audiencia Preliminar, conforme al Principio de Exhaustividad de la sentencia, y en tal sentido tenemos:

PRUEBAS PROMOVIDAS POR LA PARTE ACTORA

COMUNIDAD DE LA PRUEBA:

Invocó el Principio de Comunidad de la Prueba. Al efecto, éste Tribunal se pronunció en el auto de admisión de las pruebas indicando que éste no es un medio de prueba sino una solicitud que el Juez está en el deber de aplicar de oficio siempre sin necesidad de alegación de parte; razón por la cual al no ser promovido un medio probatorio susceptible de valoración; éste Tribunal considera que es Improcedente valorar tales alegaciones. Así se declara.

DOCUMÉNTALES:

  1. Consignó once (11) recibos de pago en copia simple. Estas documentales que rielan del folio treinta y cinco (35) al folio cuarenta y cinco (45), son plenamente valoradas, toda vez, que de ninguna forma fueron atacadas por la parte demandada en la oportunidad correspondiente.

  2. Consignó en tres (03) folios útiles, exámenes ecográficos. Al efecto, se le otorga pleno valor probatorio, toda vez, que de ninguna forma fueron atacadas por la parte demandada en la oportunidad correspondiente.

  3. Consignó acta de nacimiento del n.J.J.A.L.. Al efecto, se le otorga pleno valor probatorio, toda vez, que de ninguna forma fueron atacadas por la parte demandada en la oportunidad correspondiente.

TESTIMONIALES:

Promovió las testimoniales juradas de las ciudadanas: MILSA LEÓN DE AVILA, EYLEEN RUIZ y A.G., todas identificadas en actas. Sin embargo, al momento de celebrar la audiencia de Juicio, Oral y Pública, la parte demandante promovente solo presentó a las ciudadanas MILSA LEÓN DE AVILA y A.G.. Al efecto, vale destacar que la evaluación y subsiguiente valoración de dicho medio probatorio, queda sometida a los principios de la sana crítica y las reglas de la lógica, toda vez, que según los doctrinarios esta constituye uno de los medios de prueba mas inseguros ya que, no es una declaración de voluntad sino una manifestación del pensamiento que no crea, modifica o extingue estados jurídicos, sino que simplemente consiste en narrar al Juez los hechos tal y como se experimentaron, partiendo del supuesto de que dicha declaratoria se hace con la mas pura verdad y nada mas que la verdad. En atención a esto, quien sentencia desecha tales testimoniales, por cuanto, las ciudadanas interrogadas no aportaron al proceso elementos de convicción que ayudaran a esta jurisdicente a formarse un criterio y decidir al fondo de lo aquí controvertido. Así se decide.

PRUEBA DE INFORME:

• Solicitó se oficiara al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales I.V.S.S., a los fines de que informe a este Tribunal si la ciudadana demandante fue inscrita en dicha institución por la Empresa EXCELL C.A.. En relación a dicho medio de prueba, en fecha 17 de octubre de 2007, se libró oficio N° T2PJ-2007-1915, recibiéndose resultas de lo solicitado, en fecha 27 de noviembre de 2007, mediante oficio N° 5397, a través del cual informa la institución oficiada que en la cuenta individual de la ciudadana M.L. aparece la última empresa que la ingresó pero que dicha información la conoce es el trabajador. En consecuencia, dado que dicho medio de prueba no tiene que ver con lo controvertido en actas, esta sentenciadora lo desecha del proceso. Así se decide.-

• Solicito se oficiara a la Sociedad Mercantil EXCELL C.A., a los fines de que informase a este Tribunal sobre los particulares indicados en el escrito de promoción de pruebas consignado por la actora. Al efecto, en fecha 17 de octubre de 2007, se libró oficio N° T2PJ-2007-1916, sin embargo, de las actas se evidencia que no existen resultas de dicho oficio. En consecuencia, quien sentencia desecha este medio de prueba del proceso. Así se decide.-

• Solicitó se oficiara a la Clínica Materno Infantil San Juan, a los fines de que informase a este Tribunal si la ciudadana fue tratada en dicha Clínica, así como lo relativo a su historia médica, cuando ingresó, porqué causa y cual es el resultado del diagnostico médico y en caso positivo, enviar copia simple de los documentos antes solicitados, así como de los datos exactos en donde se encuentra consignado y archivado dicho documento, En relación a ello, en fecha 17 de octubre de 2007 este Juzgado libró oficio N° T2PJ-2007-1917, sin embargo, para el momento de la celebración de la audiencia pública y contradictoria en el presente asunto, no se evidenció en actas resultas de lo solicitado, razón por la cual queda desechado del proceso este medio de prueba. Así se decide.-

• Solicitó se oficiara a la Inspectoría del Trabajo (Sala de fuero), a los fines de que informase a este Tribunal, si la Empresa EXCELL, C.A. representada por F.M.C.A., Venezolano, mayor de edad, comerciante, titular de la Cedula de Identidad N° V- 9.778.717, o por la Administradora IRIELYS PEREZ, solicito la apertura de algún procedimiento, de conformidad con lo previsto en el Articulo 384, en concordancia con los Artículos 453 y 454 de la antes mencionada Ley Orgánica del Trabajo, por despido por causa justificada de la trabajadora M.L., o por incurrir en las causales del Artículo 102 de la Ley Orgánica del Trabajo o que en base a estos alegatos le allá consignado a este despacho algún cheque de pago por prestaciones sociales, entre las fechas comprendidas de marzo de 2007 hasta julio de 2007. En caso positivo, enviar copia simple del procedimiento, y del acta levantada por el funcionario de Inspectoria del trabajo a la Empresa, así como de los datos exactos en donde se encuentra consignado y archivado dicho documento, En relación a ello, en fecha 17 de octubre de 2007 este Juzgado libró oficio N° T2PJ-2007-1918, sin embargo, para el momento de la celebración de la audiencia pública y contradictoria en el presente asunto, no se evidenció en actas resultas de lo solicitado, razón por la cual queda desechado del proceso este medio de prueba. Así se decide.-

• Solicitó se oficiara a la Inspectoría del Trabajo (Departamento de Inspección, Higiene y Seguridad), a los fines de que informase a este Tribunal, lo relacionado a las inspecciones realizadas en la Empresa durante el año 2006 y 2007, así como el resultado de dicha inspección y las observaciones hechas en la misma a dicha empresa. En caso positivo, enviar copia simple del acta de inspección efectuad por el funcionario de Inspectoria del Trabajo a la Empresa, así como de los datos exactos en donde se encuentra consignado y archivado dicho documento, En relación a ello, en fecha 17 de octubre de 2007 este Juzgado libró oficio N° T2PJ-2007-1919, sin embargo, para el momento de la celebración de la audiencia pública y contradictoria en el presente asunto, no se evidenció en actas resultas de lo solicitado, razón por la cual queda desechado del proceso este medio de prueba. Así se decide.-

• Solicitó se oficiara a la Inspectoría del Trabajo (Departamento de Reclamos), a los fines de que informase a este Tribunal, lo relacionado a una consignación de cheque por pago de prestaciones sociales a la ciudadana M.L., por parte de la empresa EXCELL C.A, de julio de 2007, así como el resultado de dicha acta y las observaciones hechas en la misma. En caso positivo, enviar copia simple del acta de Inspección efectuada por el funcionario de Inspectoria del Trabajo a la Empresa, así como de los datos exactos en donde se encuentra consignado y archivado dicho documento, En relación a ello, en fecha 17 de octubre de 2007 este Juzgado libró oficio N° T2PJ-2007-1920, sin embargo, para el momento de la celebración de la audiencia pública y contradictoria en el presente asunto, no se evidenció en actas resultas de lo solicitado, razón por la cual queda desechado del proceso este medio de prueba. Así se decide.-

PRUEBAS PROMOVIDAS POR LA PARTE DEMANDADA:

DOCUMÉNTALES:

• Consignó marcado con la letra “B” constante de cuatro (04) folios útiles, original de contratos de Trabajo suscritos entre la demandada y la actora. En relación a esta documental la parte contra quien se opuso en la oportunidad procesal correspondiente, tacha el contenido de la misma, alegando no ser cierto la fecha de duración establecida y que no se contempla el pago de los Cesta Ticket. Al efecto, es necesario aclarar que el medio de ataque idóneo reside en el desconocimiento del contenido de la misma conforme lo prevé el artículo 86 de la ley Orgánica Procesal del Trabajo, dado que estamos en presencia de un documento privado y de conformidad con lo previsto en el artículo 82 de la Ley Adjetiva Laboral, aunado al hecho de que reconoce como ciertas la rubrica y las huellas digito pulgares plasmadas en dicho instrumento. En consecuencia, quien sentencia le otorga plano valor probatorio al mismo. Así se decide.-

• Consignó marcado con la letra “C”, carta de notificación dirigida a la demandante indicando la fecha de inicio y terminación del Contrato de Trabajo e igualmente consigna carta de solicitud de préstamo efectuado por la trabajadora a la empresa las cuales rielan al folio cincuenta y siete (57) y sesenta y dos (62) respectivamente. En relación a estas documentales, observa quien sentencia que no fueron atacadas por la parte contra quien se opusieron, por lo que son valoradas por este Tribunal.

• Consignó marcado con la letra “D”, facturas originales de cuentas por cobrar a nombra de la demandante. Al efecto, vale el análisis que antecede.

• Consignó marcado con la letra “E”, cálculo de liquidación de prestaciones sociales emitido por el Ministerio del Trabajo del Estado Zulia, las cuales fueron desconocidas por la parte contra quien se opusieron, toda vez que la firma plasmada no es de la demandante. En consecuencia, quedan las mismas desechadas del proceso. Así se decide.-

CONSIDERACIONES PARA DECIDIR

Pues bien, en virtud de la incomparecencia de la parte demandada a la continuación de la audiencia de juicio, y siguiendo este Tribunal los lineamientos establecidos por la Sala de Casación Social del Tribunal Supremo de Justicia, se entiende que incurrió la demandada en una confesión ficta relativa por su incomparecencia, pudiendo desvirtuarla con las pruebas evacuadas; por lo que habiendo este Tribunal verificado el cumplimiento de los requisitos para que la confesión ficta sea declarada, pasa a decidir la presente controversia en base a las siguientes consideraciones y conclusiones:

Adminiculadas las pruebas anteriormente analizadas y recayendo en la demandada la carga de desvirtuar los alegatos de la actora (por efecto de la presunción de los hechos alegados en la demanda originada por su incomparecencia a la continuación la audiencia de juicio); concluye esta Juzgadora que no logró dicha parte desvirtuar del todo tales alegatos, y no presentó en su oportunidad medios de prueba pertinentes que enervaran por completo las pretensiones de la actora, quedando en consecuencia demostrada la relación laboral alegada en su libelo, restándole sólo a este Tribunal verificar la procedencia en derecho de los conceptos reclamados. Así se decide.

Para la declaratoria de procedencia de la Confesión Ficta, se requiere que la petición no sea contraria a derecho y que el demandado en el término probatorio no probare nada que le favorezca. Siguiendo este orden de ideas, el hecho relativo a que la pretensión no sea contraria a derecho, tiene su fundamento en el entendido que la acción propuesta no esté prohibida por la Ley o no se encuentre amparada o tutelada por la misma; por lo que al verificar el Juez tal situación, la circunstancia de verificar los hechos admitidos, pierde trascendencia al sobreponerse las circunstancias de derecho a las fácticas, ya que aunque resulten ciertos los hechos denunciados no existe un supuesto jurídico que los ampare y que genere una consecuencia jurídica requerida.

En este orden de ideas, observa esta sentenciadora que la parte actora reclama una indemnización equivalente a cuatro (04) meses y quince (15) días de salario, estableciendo que dicha reclamación se basa en el importe que debe pagar el patrono cuanto sin justa causa despida a un trabajador bajo el régimen de contrato por obra determinada o a tiempo determinado, el cual debe ser igual al importe que este devengaría hasta la conclusión de la obra o vencimiento del contrato. Así pues, ha quedado claro para esta sentenciadora, luego de la evacuación y subsiguiente análisis valorativo del material probatorio aportado por las partes, que en el caso de autos no se esta en presencia de un despido de ningún tipo, en el entendido que estando el vinculo laboral enmarcado dentro de un contrato a tiempo determinado, una vez que este llegue a su fecha de vencimiento, fenecen todos y cada uno de los derechos y obligaciones en el contemplados, siempre que las partes contratantes no decidan de manera bilateral la prorroga del mismo.

En el caso sub examine, la parte demandante reconoció el régimen en base al cual se regularía la relación laboral con la parte demandada, igualmente reconoce que teniendo como fecha de vencimiento el mencionado contrato el día trece (13) de marzo de 2007, es en esa fecha cuando al empresa le manifiesta su voluntada de no renovar el contrato, de tal manera que de ninguna forma se encuentra la trabajadora perjudicada por un despido injustificado, sino que simplemente expiró la vigencia del contrato.

Asevera la actora que para el momento en el cual se dio fin a la relación de trabajo, la misma ya se encontraba en su séptimo mes de embarazo, por lo cual se hacia acreedora del derecho a gozar de su pre y post natal, y que por lo tanto su relación de trabajo se debe extender hasta el momento en el cual culminen las doce (12) semanas de post natal que consagra la Ley Sustantiva Laboral. Ahora bien, el artículo 74 de la Ley Orgánica del Trabajo establece:

El contrato celebrado por tiempo determinado concluirá por la expiración del término convenido y no perderá su condición específica cuando fuese objeto de una prorroga

En orden a lo anteriormente trascrito, y tomando en consideración lo manifestado por las partes, resulta del todo improcedente la reclamación que igualmente plantea la demandante en cuanto al fuero maternal, toda vez; que para el momento en el cual las partes suscribieron el mencionado contrato, la actora ya estaba conciente de su estado de gravidez, y aún así manifestó expresamente su voluntad de someterse a todos y cada uno de los términos establecidos en el mismo, inclusive la cláusula en la cual se establecía el tiempo de duración, por lo tanto; siendo lo contemplado en el artículo 385 ejusdem, únicamente aplicable en aquellos casos en los cuales la relación de trabajo no este sometida a un termino, es decir; que sea una relación de trabajo a tiempo indeterminado, mal puede esta sentenciadora condenar el pago de lo correspondiente al pre y post natal, recalcando que en el caso de autos lo imperante, dado que no resulta ultrajante del orden público que reviste a la norma en materia laboral, el régimen contractual al cual se sometieron las partes.

Por otra parte, es necesario aclarar que el artículo 108 de la ley Orgánica del Trabajo, establece que únicamente después del tercer mes ininterrumpido de trabajo, se comenzará a computar lo correspondiente a dicho concepto, el cual se hará por mes vencido y con una asignación de cinco (05) días de salario por cada mes vencido, a razón del salario devengado al mes y sobre el salario base se tomará en cuenta la incidencia de Utilidades y Bono Vacacional.

En ese sentido, siendo que la relación laboral comenzó, tal y como lo expresa la actora en su escrito de demanda, el 13 de septiembre de 2006 y feneció el 13 de marzo de 2007, la antigüedad acumulada no es otra sino de tres (03) meses, por cuanto de un simple cálculo aritmético se deduce que si el concepto en cuestión se debe comenzar a calcular a partir del tercer (3°) mes ininterrumpido de trabajo, en el caso en concreto a partir del 13 de diciembre de 2006, y si terminó el 13 de marzo de 2007, es evidente que solo se pueden computar tres (03) meses lo que equivale a efectos del cálculo del concepto de Antigüedad a quince (15) días de salario.

Por otra parte, reclama la actora lo relativo al pago del Bono de Alimentación o Cesta Ticket, correspondiente a los periodos relativos al pre y post natal, lo cual dadas las consideraciones antes explanadas resultan a todas luces improcedentes, Sin embargo, ha quedado reconocido por la empresa que ciertamente se le adeuda lo correspondiente a este concepto para el mes de septiembre de 2006, lo cual tomando en cuenta que la relación de trabajo inició en fecha 13 de septiembre de 2006, al 30 de septiembre 2006, ha transcurrido un total de dieciséis (16) días, los cuales deben ser cancelados por la empresa demandada a razón de 0.25 % del valor de la unidad Tributaria para ese momento.

A tenor de lo antes expuesto, procede esta sentenciadora a determinar los conceptos y montos procedentes que motivan la declaratoria parcial del presente fallo:

ANTIGÜEDAD (Artículo 108 L.O.T.):

En relación a este concepto, es necesario en principio dejar claro que si bien la actora en su escrito libelar manifiesta haber devengado un salario variable dada la incidencia de las comisiones y demás asignaciones, igualmente manifiesta que el salario mínimo devengado era el establecido como tal por el Ejecutivo nacional, el cual para el momento estaba establecido en QUINIENTOS DOCE MIL BOLIVARES MENSUALES (Bs. 512.000,oo). En consecuencia:

 Salario Básico: Bs. 512.000,oo

 Salario Diario: Bs. 17.067,oo

 Salario Integral: Bs. 18.110,oo

Dejando sentado lo anterior, y teniendo claro que la antigüedad acumulada es de quince (15) quince días esta sentenciadora, acogiendo el criterio jurisprudencial de aplicar en todo momento lo mas favorable al trabajador pasa a discriminar el presente concepto en la siguiente forma:

Art. 108 de la ley Orgánica del Trabajo:

Periodo Días X Salario Integral Total

13/12/2006 al 13/03/2007 15 multiplicado por Bs. 18.110,oo 271.650,00

TOTAL 271.650,00

UTILIDADES FRACCIONADAS (Art. 174 de la Ley Orgánica del Trabajo)

De conformidad con lo previsto en el artículo 174 ejusdem, y dado que del desarrollo de este proceso no se logró demostrar el pago efectivo y oportuno de dicho concepto, esta sentenciadora procede a calcularlo en los siguientes términos:

Periodo Días X Salario Normal Total

De 13/09/2006 al 13/0312/2007 8 multiplicado por Bs. 17.067,oo 136.536,oo

TOTAL Bs. 136.536,oo

Del cuadro anterior se denota el fraccionamiento de los periodos laborados para el año 2006 y 2007. En consecuencia, corresponde a la demandante por este concepto la cantidad de CIENTO TREINTA Y SEIS MIL QUINIENTOS TREINTA Y SEIS BOLIVARES (Bs. 136.536,00). Así se decide.-

VACACIONES Y BONO VACACIONAL FRACCIONADO (Art. 219, 223 y 225 de la Ley Orgánica del Trabajo):

De conformidad con lo previsto en los artículos ut supra mencionados y dado que del desarrollo de este proceso no se logró demostrar el pago efectivo y oportuno de dichos conceptos, esta sentenciadora procede a calcularlo en los siguientes términos:

VACACIONES FRACCIONADAS:

Periodo Días X Salario Normal Total

De 13/09/2006 al 13/0312/2007 8 multiplicado por Bs. 17.067,oo 136.536,oo

TOTAL Bs. 136.536,oo

Del cuadro anterior se denota el fraccionamiento de los periodos vacacionales correspondientes 2006 y 2007. En consecuencia, corresponde a la demandante por este concepto la cantidad de CIENTO TREINTA Y SEIS MIL QUINIENTOS TREINTA Y SEIS BOLIVARES (Bs. 136.536,00). Así se decide.-

BONO VACACIONAL FRACCIONADO:

Periodo Días X Salario Normal Total

De 13/09/2006 al 13/0312/2007 4 multiplicado por Bs. 17.067,oo 68.268,oo

TOTAL Bs. 68.268,oo

Del cuadro anterior se denota el fraccionamiento de lo correspondiente al Bono Vacacional para el periodo laborado. En consecuencia, corresponde a la demandante por este concepto la cantidad de SESENTA Y OCHO MIL DOSCIENTOS SESENTA Y OCHO BOLIVARES (Bs. 68.268,0). Así se decide

INDEMNIZACIONES (Art. 125 L.O.T.):

La actora motiva la culminación de su relación de trabajo, en un despido injustificado, alegando no haber incurrido en las causales explicitas en el artículo 102 de la ley Orgánica del Trabajo. Al efecto, ha sido determinado por este Tribunal de instancia, dado el exhaustivo análisis del material probatorio aportado por las partes al proceso, y en anuencia a las consideraciones que anteceden, que efectivamente no existe un despido injustificado, dado que el vinculo laboral que tuvo lugar en determinado momento, feneció por terminación de su objeto, es decir, el régimen que regulaba y mantenía vivo dicho vinculo era el contrato de trabajo celebrado entre las partes el cual, según quedó demostrado en autos era a tiempo determinado y al vencimiento del lapso de duración establecido, cualquiera de las partes contratantes podría manifestar su voluntad de no renovar dicho contrato.

Así pues, el artículo 125 establece claramente que las indemnizaciones en el contenidas, procederán únicamente cuando se este en presencia de un despido injustificado, y siendo que en el caso concreto la relación de trabajo terminó por vencimiento del contrato a tiempo determinado celebrado entre las partes, y al cual se acogieron libremente las mismas, resulta improcedente la reclamación de las indemnizaciones contempladas en el artículo in comento. Así se decide.-

CESTA TICKET O BONO ALIMENTACIÓN:

Ha quedado reconocido por la empresa que ciertamente se le adeuda lo correspondiente a este concepto para el mes de septiembre de 2006, lo cual tomando en cuenta que la relación de trabajo inició en fecha 13 de septiembre de 2006, al 30 de septiembre 2006, ha transcurrido un total de dieciséis (16) días, los cuales deben ser cancelados por la empresa demandada a razón de 0.25 % del valor de la unidad Tributaria para ese momento, es decir; cuantificado en bolívares atiende a OCHO MIL CUATROCIENTOS BOLIVARES (Bs.- 8.400,oo). En consecuencia, al multiplicar los 16 días por el valor antes indicado, se arroja un total de CIENTO TREINTA Y CUATRO MIL CUATROCIENTOS BOLIVARES (Bs. 134.400,oo). Así se decide.-

En definitiva la sumatoria de todas y cada una de las cantidades anteriormente discriminadas arrojan un total condenado de SETECIENTOS CUARENTA Y SIETE MIL TRESCIENTOS NOVENTA BOLIVARES (Bs. 747.390,00). Así se decide.-

DISPOSITIVO:

Por los fundamentos expuestos, ESTE JUZGADO SEGUNDO DE PRIMERA INSTANCIA DE JUICIO DEL TRABAJO DE LA CIRCUNSCRIPCION JUDICIAL DEL ESTADO ZULIA, ADMINISTRANDO JUSTICIA EN NOMBRE DE LA REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA Y POR AUTORIDAD DE LA LEY, DECLARA:

PRIMERO

LA CONFESIÓN FICTA DE LA DEMANDADA SOCIEDAD MERCANTIL EXCELL C.A..

SEGUNDO

PARCIALMENTE CON LUGAR LA DEMANDADA POR PRESTACIONES SOCIALES QUE TIENE INCOADA LA CIUDADANA MAIREN LEAL, EN CONTRA DE LA SOCIEDAD MERCANTIL EXCELL C.A. (AMBAS PARTES SUFICIENTEMENTE IDENTIFICADAS EN LAS ACTAS PROCESALES).

TERCERO

SE CONDENA A LA PARTE DEMANDADA A PAGAR A LA PARTE ACTORA LA CANTIDAD DE SETECIENTOS CUARENTA Y SIETE MIL TRESCIENTOS NOVENTA BOLIVARES (Bs. 747.390,00), POR LOS CONCEPTOS DISCRIMINADOS EN LA PARTE MOTIVA DEL FALLO.

QUINTO

NO HAY CONDENATORIA EN COSTAS PROCESALES A LA PARTE DEMANDADA DADA LA NATURALEZA PARCIAL DEL PRESENTE FALLO.-

PUBLIQUESE Y REGISTRESE. DEJESE COPIA CERTIFICADA POR SECRETARIA.

DADA, FIRMADA Y SELLADA EN LA SALA DE AUDIENCIAS DE ESTE JUZGADO SEGUNDO DE PRIMERA INSTANCIA DE JUICIO DEL TRABAJO DE LA CIRCUNSCRIPCION JUDICIAL DEL ESTADO ZULIA, en Maracaibo, a los seis (06) días del mes de diciembre de 2.007. Años: 197 de la Independencia y 148 de la Federación.

Abg. S.M.R.D.

La Jueza

Abg. E.B.R.

El Secretario

En la misma fecha siendo las dos y treinta minutos de la tarde (02:30 p.m.) se publicó el fallo que antecede.

Abg. E.B.R.

El Secretario

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR