Las mariposas de Pizzani resurgen en la Sala Mendoza

Las mariposas de Lucía Pizzani abandonaron sus capullos y volaron del invernadero de la Oficina #1 a la Sala Mendoza de la Universidad Metropolitana. Allí, en un espacio más amplio, completarán otro ciclo de vida en El adorador de la imagen.La individual continúa con el proyecto de Mariposario, que expone hasta el domingo en la galería del Centro de Arte Los Galpones. Parte de la nueva propuesta la desarrolló el año pasado, durante una residencia en el Centro de Producción e Investigación en Artes Visuales Hangar, en Barcelona, España. La muestra es además el cierre de una investigación de dos años y medio en torno a la mariposa como símbolo de cambio y adaptación.Las dimensiones de la Sala Mendoza le permitieron desarrollar el tema a través de recursos distintos a la cerámica.Ahora lo explora con telas, videos, ferrotipos y hasta dibujos. Ella misma se convierte en un lepidóptero de alas negras: el resultado se despliega en una fotografía de gran tamaño y en un audiovisual, que se encuentran casi al final del recorrido. Antes el visitante disfrutará de la metamorfosis. En la entrada, fichas pegadas en la pared lo reciben. En ellas se leen citas literarias de Yolanda Pantin, Eugenio Montejo y Juan Antonio Masoliver, entre otros a los que como ella les ha interesado el proceso de la metamorfosis. Las frases están ubicadas al lado de cinco capullos de dimensiones humanas, elaborados con telas africanas. Son una especie de esculturas textiles que parecieran contener cuerpos, como si dentro de ellos hubiera algo que está a punto de nacer, casi en el mismo instante en el que el espectador los mira.Los mismos trajes vistieron a personajes anónimos que...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR