Migración de desespero: la crisis de los venezolanos que se fueron

 
EXTRACTO GRATUITO

Las restricciones impuestas por los países de la región contra los migrantes venezolanos generan xenofobia, abusos y discriminación, afirmaron expertos. Para ellos, es importante que los Estados garanticen el respeto a los derechos humanos y la seguridad jurídica de la población migrante.«La incertidumbre jurídica genera xenofobia, rechazo y criminalidad. La vulnerabilidad implica bajos salarios y trabajar en condiciones de desprotección«, indicó Fernando Lozano, investigador mexicano de la Universidad Autónoma de México.Lozano, junto a investigadores de 11 países, realizó la recopilación de datos para el libro Crisis y migración de la población venezolana. Entre la desprotección y la seguridad jurídica en Latinoamérica. Está en el país para participar en el foro Horizontes de la migración venezolana: retos para su inserción laboral en América Latina, que se celebrará el 27 de noviembre en la UCAB.Dijo que la migración venezolana en los últimos cuatro años pasó a ser, lo que algunos investigadores definen como, «una migración de desespero». Esto, producto de la crisis social, política y económica que hoy vive la nación. Este éxodo, indicó, ha significado una presión muy seria para países como Colombia, Ecuador, Perú y Chile, que no estaban preparados para recibir migrantes venezolanos.«Se ha expedido una serie de permisos para estancias temporales, que tristemente están venciéndose. Los Estados están siendo cada vez menos flexibles y hacen cada vez más rígidas las políticas migratorias hacia la población venezolana», recalcó.La situación de los connacionales en América Latina es muy diversa, continuó, debido al estatus migratorio en el que se encuentran. No obstante, recordó que la falta de certidumbre jurídica, de un papel que indique si es turista, residente permanente o temporal, los hace vulnerables.Perfil del migranteAnitza Freitez, directora del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la UCAB y coordinadora de Encovi, señaló que la migración venezolana sufrió una transición en los últimos cinco años. Pasó de ser una diáspora calificada, de ciudadanos con estudios universitarios, a ser una migración masiva, de personas que no culminaron estudios de bachillerato.«En décadas pasadas la migración era calificada, más de 60% de la población tenía título de educación universitaria o más. 40% de la población reciente pertenece a los estratos menos aventajados, con educación más baja», subrayó.Otra de las características de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA