MIGRACI

AutorSalas, Marilena Asprino

VENEZUELAN MIGRATION IN TIMES OF PANDEMIC IN ECUADOR

  1. Problema y objetivo de la investigación

    A lo largo de la historia, los desplazamientos humanos han sido un fenómeno recurrente y en ciertas comunidades, natural: pueblos nómadas construyeron su estructura social y su economía sin vínculos de pertenencia ni arraigo a un lugar específico, generando así una particular dinámica relacional con la realidad. En sentido contrario, otras poblaciones se asentaron y organizaron de manera definitiva en un territorio determinado, estableciendo vínculos como los descritos con aspiraciones de permanencia. Han sido éstas las principales alternativas desplegadas ante las sociedades humanas para su desarrollo: el nomadismo y el sedentarismo. Entre una y otra se ha perfilado una zona conformada por personas que deciden abandonar su lugar de origen por diversos motivos, entre los cuales pueden citarse la búsqueda de mejores condiciones de vida o de nuevas y mejores oportunidades y la conservación de la vida, en caso de estar en peligro. Estas personas son los llamados migrantes o personas en situación de movilidad.

    El fenómeno de la migración ha evolucionado en tiempos recientes por la incidencia de factores como la globalización económica y laboral y el desarrollo de las TICS, haciéndose mayor su alcance e impacto en la sociedad mundial. Sus efectos en las sociedades de acogida han dado lugar a intensos debates entre quienes defienden el derecho a migrar de las personas y quienes priorizan la defensa y seguridad de las mismas. Esta conflictividad de la migración fue destacada en 2006 en el marco del Primer Diálogo de Alto Nivel sobre la Migración Internacional y el Desarrollo celebrado en el seno de las Naciones Unidas, con las siguientes palabras:

    Los beneficios que comporta la migración, tanto para los migrantes como para las sociedades de acogida, no se conocen lo suficiente. La migración suscita debates apasionados. Puede privar a los países de sus ciudadanos más capaces y brillantes y separar familias. Puede traer aparejadas muchas cosas buenas, pero también puede generar tensiones sociales; los problemas relacionados con la integración de los migrantes son, por ejemplo, objeto de gran controversia. Además, a veces los delincuentes y los terroristas se aprovechan de la circulación de personas. Sin embargo, la solución a muchos de los problemas que plantea la migración podría encontrarse por la vía del compromiso y el diálogo constructivos, que darán origen a un mayor reconocimiento de los enormes beneficios y oportunidades que reporta la migración. (Organización de las Naciones Unidas, 2006, párrafo 5).

    Han transcurrido quince años desde ese primer diálogo y la controversia se mantiene, agudizándose inclusive con respecto a ciertos grupos humanos en particular. Así, en los últimos años y en diversas latitudes se han intensificado las expresiones y manifestaciones de rechazo e intolerancia hacia los migrantes venezolanos, protagonistas de uno de los mayores desplazamientos registrados en el presente siglo. Efectivamente, según cifras dadas por la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) existen 5,9 millones de personas venezolanas refugiadas y migrantes; más de 850.000 solicitantes de asilo; más de 170.000 refugiados reconocidos y más de 2,5 millones viviendo bajo otras formas legales de estadía en las Américas (ACNUR, 2021). Por supuesto, esta significativa expresión de movilidad humana ha disparado las alarmas en los principales países de acogida, provocando expresiones de rechazo y xenofobia.

    Algunos actores sociales señalan el cambio en el perfil social, económico, profesional y educativo de los venezolanos migrantes como una de las causas de este repudio, cambio que ha sido evidenciado de diversas maneras. En mayo de 2021 el diario El Espectador de Colombia señaló: >, explica a la AFP Claudia Vargas, socióloga que investiga el tema en la Universidad Simón Bolívar de Caracas. > (Párrafo 3).

    El distanciamiento cualitativo entre las primeras oleadas de inmigrantes venezolanos y las más recientes, es destacado por el escritor colombiano Andrés Hoyo, quien con admiración describió el perfil de los primeros:

    Están por todas partes, ponen restaurantes, abren almacenes, instalan droguerías, invierten en negocios, compran apartamentos, perforan pozos y asisten con entusiasmo a cuanto evento (...). Son el desembarco venezolano, así sus integrantes no vengan en barco, sino en avión (...). Se les nota por los modales, los gustos y la energía que son burgueses acostumbrados a vivir bien y a trabajar. No se parecen a las demás migraciones vividas por nuestro país en las últimas décadas, motivadas más que todo por la penuria económica, por la falta de oportunidades y por la violencia (Hoyos, 09 nov 2010).

    El venezolano migrante de las primeras etapas de este fenómeno respondía a un perfil educativo y profesional elevado, dotado de potencial y de habilidades para aportar al desarrollo económico y social del país de acogida. En este contexto, los actos de xenofobia y discriminación en contra de venezolanos eran prácticamente nulos. En el Ecuador, un significativo número de universitarios venezolanos con estudios de posgrado y experiencia en investigación se incorporaron a las universidades ecuatorianas públicas y privadas, como parte de un movimiento de migrantes calificados, en el sentido dado al término por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM, 2018, p. 51). Sin embargo, a pesar de las favorables condiciones en que tal movimiento se dio, investigadores como Salcedo y Uzcátegui (2020) en su estudio Docentes universitarios migrantes: una mirada cuantitativa a un problema cualitativo, lo han calificado como migración forzada partir de la elaboración y análisis del perfil migratorio de los mismos, evidenciando así que no todo es color de rosa para estas personas.

    Hasta aquí una parte de la historia. A partir del año 2019, la situación cambia notablemente. Los migrantes venezolanos son ahora individuos que se desplazan en condiciones de extrema pobreza y vulnerabilidad y que conforman una masa heterogénea de personas de diversas edades y género (inclusive, familias enteras) con algunos delincuentes mimetizados dentro de ella, lo que ha tenido un impacto en la percepción social del desplazamiento y en la respuesta estatal y social dado al mismo.

    En el caso de Ecuador es pertinente destacar que esta Nación pasó de ser país de tránsito a país de destino de los migrantes venezolanos a consecuencia de la implementación de medidas más restrictivas en otros países vecinos, tal y como han señalado los expertos del Banco Mundial:

    Desde 2015, más de 1,15 millones de venezolanos pasaron por Ecuador en un "corredor humanitario" hasta llegar a Perú o seguir camino hacia el sur. Sin embargo, después de que países como Perú y Chile empezaron a solicitar visas a los venezolanos para entrar a sus territorios en junio de 2019, Ecuador se ha transformado en un país de destino. Así, por ejemplo, entre enero de 2018 y agosto de 2019 el saldo migratorio fue de 294.409 venezolanos (1.454.401 entradas-1.159.992 salidas), según fuentes oficiales. (Grupo Banco Mundial, 2020, pág. 45)

    De igual manera, es necesario indicar que la ejecución de actos aislados de violencia por parte de ciudadanos venezolanos--como el asesinato de un taxista en Ambato en abril de 2018 y de una joven mujer embarazada en Ibarra en enero de 2019--han tenido un impacto negativo en la percepción de la sociedad ecuatoriana hacia los migrantes venezolanos pues ha favorecido la construcción de un estereotipo nocivo, a pesar de no estar respaldado por estadísticas oficiales. En este sentido, León Cabrera (2019) ha señalado que:

    La creencia popular de que la llegada de los venezolanos ha incrementado el número de delitos en el Ecuador también carece de sustento. El 92 por ciento de la población carcelaria, según el Ministerio del Interior, es ecuatoriana. La ministra Romo dijo que en 2017, de los 884 homicidios intencionales que se registraron en el Ecuador, ninguno fue cometido por venezolanos. En 2018, de los novecientos asesinatos reportados, apenas quince detenidos eran de esa nacionalidad (León Cabrera, 2019, párrafo 18).

    En referencia a los migrantes en general, Flores (2018) ha afirmado que:

    Las posturas xenófobas suelen alegar una supuesta relación entre la inseguridad y la migración en Ecuador; sin embargo, mediante varios estudios técnicos, se ha demostrado fehacientemente que no existe tal vínculo entre los dos elementos y que es una simple construcción social, resultado de la estigmatización existente en contra de los extranjeros (párrafo 3). Por supuesto, un elemento que contribuye a afianzar este estereotipo es la pobreza de las últimas oleadas de migrantes venezolanos y que se muestra en muchas ciudades ecuatorianas. Se ha reconocido el carácter multidimensional y dinámico de la pobreza y sus relaciones con la polarización y la desigualdad social (Bayón, 2013, pág. 3); que, en el caso de este flujo migratorio conlleva vulnerabilidad e indefensión. Las dificultades que enfrentan estas personas para satisfacer las necesidades más básicas fueron socializadas por el Grupo de Trabajo para Refugiados y Migrantes (GTRM) y la Plataforma de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes de Venezuela (R4V) en mayo de 2021, siendo consideradas entre ellas: alimentación, albergue/alojamiento, documentación, empleo, artículos de higiene y servicios médicos. Como puede observarse, algunas persisten más de un año después de haber ingresado al país.

    Alimentación Alimentación Alimentación Alimentación Albergue / Albergue / Empleo Empleo Alojamiento Alojamiento Empleo Empleo Albergue / Albergue / Alojamiento Alojamiento Documentación Servicios Servicios Servicios médicos médicos médicos Artículos de Educación Educación Documentación higiene Otras Otras Documentación Educación Fuente: Resumen de resultados: Evaluación conjunta de necesidades. Grupo...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR