Miguel Ángel Martín, @TuNoMandas: No sé cómo devolverle a Venezuela tanto cariño

 
EXTRACTO GRATUITO

"Que quede muy claro algo: estoy abrumado con tantas demostraciones de afecto. No sé cómo devolverle a Venezuela tanto cariño, me tienen el corazón inflado", dice Miguel Ángel Martín, actor español de 42 años de edad, @TuNoMandas en redes sociales porque le cuesta hacer lo que le ordenan, a quien un video que subió en Facebook con la intención de alegrarle los días a sus amigos en tiempos de confinamiento le ha dado un vuelco a una carrera teatral de más de dos décadas.En el primer video de 1 minuto y 50 segundos que publicó en marzo, cuando en España se cumplía el tercer día del confinamiento por el estado de alarma decretado por el gobierno de Pedro Sánchez, Martín relataba su agenda del día: visita virtual guiada por el Museo del Prado, clase de yoga por skype con un vecino, ver las noticias, aplausos en la terraza para los médicos, cantar "Sobreviviré" de Mónica Naranjo y más, muchas cosas más… "Después del confinamiento yo voy a tener que coger una baja, lo que estoy es sobreexplotado (…) pero coño, dejarme tranquilito, que hasta Netflix me está echando de menos. Por favor, dejarme unos días de confinamiento y relax que yo lo que quiero es echarme una siestecita", remataba.El monólogo que publicó también en Twitter e Instagram se hizo viral. Hasta circuló por WhastApp. La guinda fue un retuit del escritor Arturo Pérez-Reverte con el comentario: "Maravillosa España de toda la vida. Que esto no lo perdamos nunca. La guasa". Había nacido, entonces, Diario de un confinamiento, que no es otra cosa que la mirada irónica y con mucho humor de Miguel Ángel Martín de estos días de encierro, mientras toma un café y a veces en pijama. Una mirada que aplauden tanto en España como en buena parte de Latinoamérica. Y mucho en Venezuela.Miguel Ángel Martín estudio Arte Dramático en Málaga y apenas terminó la carrera se fue a Madrid pensando que en la capital de España estaba su futuro como actor. Regresó en unas vacaciones a su tierra y lo vio actuando el director de un espectáculo para niños que se presentaba en un barco de atracciones. Lo contrató. Más nunca se fue."El teatro infantil es muy enriquecedor, es un género muy difícil en el que tienes que mantener la atención tanto del niño como de los adultos. Y el truco está en no hablarles a los pequeños como idiotas. Porque no lo son. Son, de hecho, un público muy inteligente", recuerda el actor de sus primeros días.—¿Quién era Miguel Ángel Martín antes de aquel día de marzo en el que publicó su...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA