Sentencia nº 345 de Tribunal Supremo de Justicia - Sala de Casación Social de 12 de Junio de 2002

Fecha de Resolución:12 de Junio de 2002
Emisor:Sala de Casación Social
Número de Expediente:02-119
Ponente:Omar Alfredo Mora Díaz
Procedimiento:Recurso de Nulidad y Casación
 
ÍNDICE
CONTENIDO

SALA DE CASACIÓN SOCIAL

ACCIDENTAL

Ponencia del Magistrado O.A. MORA DÍAZ.

En la acción laboral intentada por los ciudadanos M.A. CÁRDENAS A., F.A. BRAVO, P.J. QUINTANA VILLALBA, JUAN RAMÓN TORREALBA, H.N. LOZANO, M.I.N., JOSÉ SALOMÉ BELLO, B.J.Á., E.N., G.R., ANDRÉS ISIDORO ACEVEDO GUTIÉRREZ, J.G.B.R., JESÚS PINOR, J.P. OROPEZA, VÍCTOR HERNÁNDEZ, L.R. CUMARAIMA SAN JUAN, A.M.R.P., ÓSCAR PARDO CASTRO, GILBERTO JOSÉ RADA ÑÁÑEZ, EUSTOQUIO ERNESTO PALMA GONZÁLEZ, LUIS ALBERTO DURÁN ROJAS, JULIÁN ESCOBAR, J.A. CAPOTE GONZÁLEZ, JOSÉ M. MUÑOZ MONTOYA, LUIS R. HERNÁNDEZ C., NICANOR BENEDETTI C., FERMÍN SANOJA REYES, PEDRO A. PADILLA PÉREZ, ARISTÓBALO JESÚS DÍAZ SÁNCHEZ, MIGUEL A. G.M., NEHUAL SALVADOR DÁVILA RIVERO, SEGUNDO COROMOTO L.C., L.C. OMAÑA MONCADA, HÉCTOR MORA ALCÁZAR, NELSON VILLEGAS, R.C., J.D.C. HUICE, JOSÉ HUICE, M.Á. PRAZUELA LOAIZA, A.C.G.M., J.O. SULBARÁN, P.J. PADILLA PÉREZ, S.E.V., PEDRO A.H., J.F.M., JUAN ELÍAS ARTEAGA CASTILLO, J.R. ARROYO, FELIPE PADILLA FERNÁNDEZ, VALENTÍN GONZÁLEZ OCHOA, O.A.P.C., ORLANDO ANTONIO LEÓN, TRÁNSITO J. DÍAZ, ARÍSTIDES RAMÓN FERIÑES URBINA, FREDDY IBERTO MARTÍNEZ M., JOSÉ RAMÓN ROJAS ÁVILA, P.R. TINEO SÁNCHEZ, RAMÓN ANTONIO ALFONZO R., JOSÉ HERMES GARCÍA SULBARÁN, JOSÉ R. NIEVES AZUAJE, PEDRO E. GONZÁLEZ GUEVARA, V.R. PADOVANI VALECILLOS, LUIBAL SEGUNDO MORANTE E., R.G.B., ÁNGEL DÍAZ, I.R. SEIJAS C., M.G. LEÓN, FRANCISCO ADIÁN CASTELLANO GOITÍA, ELIZABETH ANDUEZA DE MORA, D.F. BARAJAS A., O.S.S., J.O.S. SUÁREZ, A.A. ROSADO GARCÍA, T.A.M.P., O.A. PONCE, E.N. YÉPEZ Z., PLINIO FARIÑAS, HÉCTOR CASARES R., J.Á. LEÓN BLANCO, I.J.E., Ó.H.R.P., J.R. PALACIOS, J.V.L. PEINATE, LEYSER R. FIGUEROA, A.L.H.G., P.A.S.C., Ó.A.G., WILLIAM PIEDRA, R.A. OROPEZA, ORLANDO VÉLIZ GONZÁLEZ, J.L. ROJAS, JAIRO SALINAS, C.E.Á.G., I.J. ZABALA JARAMILLO, E.P. RISALES S., W.A.H.R., M.E.L.B., S.A. ESCUDERO, I.R. RIVAS SEGURA, Ó.H. CRESPO PARRA, F.F.G., J.F. LIENDO P., M.A.S., Y.I.F.R., J.A.M.H., M.R. VELÁZQUEZ MARÍN, J.A.S. CH., G.E.B.U., J.A. RADA, G.J.G.C., É.R.A., W.R.H.R., H.N.P.C., MANUEL OCHOA M., F.L.H., H.R. AVELLANEDA G., JULIO JASPE, R.D. DE LA TORRE, C.M.G., J.A. BOZO ARROYO, A.J.O.P., L.F. BARRIOS MARTÍNEZ, Y.A. ESCOBAR DE GIL, G.J. ANDARA G., J.C. PEÑA VALERRI, R.J. MEJÍAS, H.J.L. PINEDA, M.A.M., M.D. SUARCE FANEITE, É.A. ROJAS HERNÁNDEZ, R.A. PEÑA G., A.S. CORDERO, E.S. VEGA MORA, P.E. BLUM, Ó.H. ORTEGANO ARAUJO, E.A. HENRÍQUEZ FARFÁN, J.A.M.R., J.A. MEJÍAS, G.I. VALERO FRAGACHÁN, J.D.R.A., J.F.L.L., C.A.R. PARRA, HAROLD WOYNE LAINGAIGNE A., O.A.G.I., O.A. GUEDES ORTEGA, R.B. DÍAZ CARABALLO, C.G. QUEZADA, A.N. FUENTES, L.R.G.M., J.P., P.V. ESCOBAR R., P.A. LOVATO L., R.J.M.G., C.A.H., ORLANDO BELLO GONZÁLEZ, L.J. MAYORA LADERA, J.A.S.P., C.R. SOSA TAVIO, J.I. MEJÍA A., J.R.P., F.S.G.D., A.J. OVALLES HERNÁNDEZ, E.A.M.B., F.J.A.M., G.A.G., J.D.P. CABRERA, J.R. VÁSQUEZ PINTO, A.J.F.D., A.J. DÍAZ FIGUERA, OTTO BADILLO, V.R.G., J.G. CONTRERAS M., A.R. VETANCOURT H., C.T. ROBAINA, S.A. AGUILERA ORDAZ, RAMÓN PRADO TOVAR, TEODOLIO ROJAS ROJAS, G.E.P.E., J.J. VARGAS, D.I.Á., J.D. ALCÓCER CORRALES, C.O. SUCRE RANGEL, J.G.A. CISNEROS, M.Á.G.M., C.H.J., WOLFANG ENRIQUE VILLALÓN B., C.A. DÍAZ ARMAS, I.A.S. TORRES, S.C.O.D., E.A. PULGAR A., V.R.S., P.R. GUARATA ARTEAGA, J.V.G. ACOSTA, V.R. VIVAS, J.R. BASTIDAS RANGEL, É.L.Á.M., R.E.R.Á., J.P. PEÑALOZA N., C.E. MOSQUERA ESCALONA, F.M.B., RICCI OROPEZA, C.V. DÍAZ, L.M.S.H., F.R.F., Á.A.H., N.H. SOTO, O.J.M., H.G. JASPE, J.L.L.C., JOSÉ BELLO HENRÍQUEZ, I.J.R. ARMAS, E.A., A.J. ROJAS GUERRA, M.Á. TRAVIESO PÉREZ, R.Á. DE BRIZUELA, D.M.S.B., MARÍA DE LOS ÁNGELES APONTE, J.S. QUIARRAGUA ROJAS, A.R.G.G., ALEXIS OJEDA, O.B. ESCOBAR OCHOA, J.R.O.A., JESÚS TRÍAS LEÓN, J.F. RIZO G., D.Q., A.A. RIVERO ESCOBAR, A.R.P., JORGE ROJAS RIVAS, G.J. URDANETA, C.R. MEZA ISTÚRIZ, O.R.G.N., A.J.G.G., S.D.J. CONTRERAS M., DANIEL BALZA VILORIA, M.A.G.M., I.M.M.G., A.A. DÍAZ PÉREZ, J.C. BERRÍOS V., ARMANDO CÁRDENAS, P.A. NIETO CÁCERES, N.J.G., A.J. DURÁN MENDOZA, J.A.M. PERDOMO, M.D. MERCHÁN MEJÍAS, AMELIS M.R., F.A. ALCALÁ SILVA, JUAN DE LA CRUZ HUNDARIA, O.Y. TORO BOLÍVAR, V.J.R. GUERRA, J.F. COLMENARES, P.L. LA FE CORTEZ, A.J.L.G., E.J. GUILARTE RAMÍREZ, J.R.C. MAITA, J.M.S.M., J.B. JEFFRY, J.J.B. JEFFRY, J.A.R.G., J.R.L.L., J.C.G.M., C.E. VERDÚ, J.L.C. TORREALBA, C.E. ARANGUREN RIVAS, CARLOS CAICUTO, M.Á.H. DUQUE, F.E. ALCÁNTARA, F.G. MILANO TOVAR, J.E. ESCALONA G., E.G.R.R., L.A.C., B.J.B. VARGAS, H.F.L. SOJO, C.A. IZARRA MORALES, J.A. MADRIZ SUÁREZ, J.G. ESCOBAR UGUETO, P.D.J.S.U., J.M. CEDEÑO H., D.M. IZAGUIRRE URBINA, Z.J. GRAU, KENDRID R.L., J.E.S.M., JOSÉ ELPIDEO TORRES, F.J. LISBOA L., F.J.F.A., C.E.P.L., J.C. CORREA CASTRO, R.O. RIVERO RODRÍGUEZ, WINKENFERD X.O.P., JUAN ADUVÍN LEAL MORENO, R.J.P. BELLO, J.A. LONGA SOJO, P.G.M.C., J.H.S.S., F.A.M.S., ORANGEL GUTIÉRREZ, L.E. CHACÓN ACEVEDO, DURNE MILAGRO LANDAETA BARRETO, J.G.P. LOBO, C.E. PARADA BARRIOS, J.G. ASTUDILLO, D.G. AGUILERA R., J.Á. DUARTE B., N.A.L., M.J. VEGAS ROJAS, O.J.G.R., A.J. MUJICA, J.M.F.L., F.G., J.J. VILLARROEL V., J.R. BONILLA VELIZ, P.J. MACHADO GARATE, M.Á.S.U., J.A. SEQUERA C., J.L.H.M., W.J.L.P., J.C.R. DELGADO, MERVIS J. TOYO GUANIPA, A.A. VETANCOURT B., JESÚS AGUIAR LAMAS, N.A.B., M.R. CLEMENT V., H.J. MONTERO HIDALGO, G.O. ARGUINZONES, C.E.R., L.U. UTRERA, ALIO RINCÓN RONDÓN, A.E.R.G., O.D. OROPEZA H., J.L. ALARCÓN OLIVEROS, Á.G.H., M.A. SERRANO, L.G. DURÁN, G.A. SALAS BAPTISTA, F.A. ARTEAGA, R.J. BARRIOS ROJAS, J.A. CARBALLO BRITO, C.A. REGALADO A., J.E. MORGADO, J.R. SOTO C., R.A. ALBORNOZ A., G.R.S.V., M.C.C.P., RICHARD MARCANO APONTE, G.R. TORRES T., L.E.G., J.M.P. RONDÓN, SANDRA PATENEZ QUIJANO, J.R. TRUJILLO ESCALONA, J.C. CAPOTE LOVERA, G.A. VELIZ E., A.J. OROPEZA ROSILLO, J.M. ALVES DE SOUSA, Á.E. OVALLES, L.A. HENRÍQUEZ F., C.A. LÁREZ ROJAS, JOSÉ DE LA T.R. MERENTES, H.A.S. ROJAS, J.C.R. ARMAS, O.A. VERASMENDIL, C.J.G. GIMÉNEZ, C.P.G., C.A.M.H., R.J. COLINA MASS, GIACOMO LA ROSA LEONE, J.G.G.E., ANTONIO IRIARTE, J.M. MOGOLLÓN REYES, Á.G. FONSECA, C.A. YÉPEZ SILVA, C.E. PANTOJA B., P.V.M. FUENTES, FREDDY OROPEZA OROPEZA, I.J.F.A., N.F.S., J.J. VELÁSQUEZ SALAS, E.R.R. LÁREZ, J.J.S.O., C.E. VARGAS MALAVÉ, N.B. SOSA H., J.N. PIÑANGO LIENDO, C.J. CORTESÍA TOLEDO, D.A. MATA ÁVILA, P.P.H.G., T.A.E., F.E.R. IZAGUIRRE, H.G.C. DELGADO, V.G.G.R., J.E.R.R., R.J. MARCANO PADRÓN, J.G. HERRERA B., ZENÓN POLEO VILLALOBOS, F.L. MOLINA, DENIS CAYAURIMA TORTOZA OROPEZA, J.J. NIETO SARRÍA, D.J. UGAS VANALES, F.E. MATA Q., A.R. BRICEÑO M., P.J. NÚÑEZ H., F.J. PATIÑO COVA, L.N. NIETO RAMÍREZ, JACOBO PANTOJA, ORANGEL DELFÍN DURÁN PIRES, W.R. PORTILLO JIMÉNEZ, JOSÉ ORANGEL OVALLES DÍAZ, J.G.Á.O., A.Y. MAYORA L., R.I.B. BELLO, A.R.C.G., H.B., IVÁN RODIL RAPOSO, GUSTAVO SUÁREZ AZUALDE, RUBÉN VILLARROEL, J.E. SERRANO L., L.A. PIRELA, C.R.R., H.R. VERAMÉNDEZ, J.R.G. MATA, E.J. LABRADOR CONTRERAS, J.D.S. TORREALBA, J.R.B. CARVAJAL, HIPÓLITO GARGANOS SANTOS, C.F.S.C., RODOLFO RIZO BELLO, R.A. OROPEZA, J.A. ARCIA LÁREZ, A.B.G., H.E. LIENDO, J.A.G., J.R.R. MONTERO, REYNALDO MEJÍAS CANO, H.J. LOZADA M., HÉCTOR CAPOTE, J.A. DÍAZ ROJAS, R.R.B.R., A.R. DELGADO, P.G. TORREALBA D., Á.G.S. CHIRINOS, L.J. GRANADOS ACOSTA, R.A. CHAPELLÍN TINEO, J.R.G. SERRANO, J.E.M., C.A. IBARRA PLAZA, J.R. CEBALLOS, O.O.O. PURROY, P.J.R.U., H.R. LUNAR MILLÁN, A.H.H.M., A.J.P. TORRES, F.A. ABREU, R.A. MUÑOZ VALERO, J.G. ACOSTA MENDOZA, L.M.G.O., A.J. CARABALLO HERNÁNDEZ, J.E. RÍOS GÓMEZ, J.A.S.S., Á.L. NATERA M., W.R.G.L., A.R. ROJAS BELLO, C.L.P.G., ISOELIA F. G.D.A., R.A.U., Á.J. CORREA, C.E. VARGAS G., R.J.B. DORANTE, F.E.M., F.M.B.A., H.E. OROPEZA GRATEROL, FRANCISCO TORRES ALEMÁN, J.D.P. MEJÍAS, J.G. PIÑERO A., R.A.G. MARCANO, F.A. ARROYO S., J.E.P.R., J.A. DELGADO C., P.E. TORREALBA PACHECO, J.A.G. CARRIÓN, R.T. AGUILERA, GIOVANNI BENALES QUEVEDO, GIOVANNI RENALES QUEVEDO, I.C. MARCANO, A.J. URBANEJA LEIBA, J.I.P. CEDEÑO, J.G. VIVAS, R.J.G.G., H.F.O. SOTO, E.A.B., C.M.A. ESCOBAR, J.G. FIGUEROA P., J.G. SANTANDER GUERRA, S.J. CONTRERAS RIVAS, R.R. LEÓN HIDALGO, G.M.G.G., B.A. BRACHO, ORA.R. VÁSQUEZ V., P.J. URDANETA GIMÉNEZ, A.L. LINÁREZ GARBOZA, J.A. LISCANO, M.Á. RIVERO PEÑA, M.A. RIVERO PEÑA, EDZER ERIC TORREALBA, A.D.J.R., M.Á. ROA MOLINA, E.R.R.S., I.J. BENEDETTI, I.J.M.H., J.G. BARRETO, O.A. LOVERA H., A.D. JASPE PÉREZ, W.A. BENÍTEZ, J.C. MALAMBO, MARÍA COLINA ARCILA ARAUJO, H.E.T.H., P.J. OROPEZA ROMERO, GERARDO LEMOS BOUBETA, NEHRÚ M.H. MARES, É.D.M. BEJARANO, J.J.T. GUANAGUANEY, H.J. ACOSTA LINARES, R.A. AULAR H., A.P. ABREU DE RAMOS, R.A., J.F.G.P., C.A. DELGADO GONZÁLEZ, I.G.F. COVA, N.G., J.M.R. CONDE, J.R.G. LEÓN, TONY MAYORA, ÁNGEL CAPOTE BELLO, G.E. TRUJILLO, J.G. ACOSTA RODRÍGUEZ, N.J. CEDEÑO RAMÍREZ, G.J. ARAQUE, J.G. ARENAS SERRANO, O.J. RIVERO ESCOBAR, W.R. PEÑA, F.M. BORGES SILVA, TOMÁS VIZCAÍNO UGUETO, M.G., M.A. CÁCERES GARCÍA, J.E. ESCOBAR L., NICOLÁS SULVARÁN ACOSTA, J.A. DELGADO, J.R.F. MARCANO, WEIKO ANTONIO MALAVÉ RODRÍGUEZ, E.R.D. MONTILLA, N.C. VALDIVIESO, E.J.R., H.S. DRIJA M., L.A. CARIMA, P.L. CABALLERO, Á.L. ORONOZ MACADÁN, V.A. CAMPOS, EDGAR RÍOS RIVERO, D.A.Á., D.A.C.H., A.R. TINEO BELLO, J.A. ALBARRÁN GUZMÁN, A.Á. CH., J.A.L.K., J.A.C.H., S.E. GUAIPO OLIVA, F.J. CÓRDOVA CANINO, R.W. HEDDRICH, J.G.M. SOSA, L.R. YAGUARE SUÁREZ, J.G.R., L.E. CHARMELO ÁLVAREZ, H.J.F.M., J.A. SIFONTES, P.J. GRANADOS RODRÍGUEZ, Y.D. PULIDO LEDEZMA, J.L. MOSCOSO MATA, Y.D. ABREU VILLEGAS, E.J. VELÁSQUEZ, J.R. MACHADO, G.P., J.R. LOZANO CEBALLOS, ARGENIS MONRROY PORTILLO, J.L. SERRANO, GERARDO ZAMBRANO, C.M. BENCOMO, V.A. DELGADO B., T.J. HIGUERA VILLARREAL, J.G.G.A., J.C. PEÑA CAMPOS, A.E. VILLEGAS P., J.U. VÁSQUEZ G., I.M., WAULY ANTONIO MORGE ZERPA, LEONEL GRATEROL PINTO, N.J. BRACHO ESPINOZA, L.E.S., J.L. MATOS C., A.A. PULGAR, E.S. CHIRINOS CH., J.M. BARRADAS M., PAÚL VILLAFRANCA MACUARÁN, JULIO CAPOTE, LUIS DEL VALLE R.U., A.J.G.O., A.J.G.C., N.M.O., R.A.G. CEDEÑO, C.J. MAESTRE PLAZA, J.L. SIMOZA PACHECO, J.L., J.L. BAUTE RIVAS, J.G. VERASMENDI L., A.A. IRIARTE PETROVIC, J.V. MUJICA CAPOTE, JESÚS A ABRANTE A., J.F.H., L.A.O. GASCÓN, F.D. MERLO DÍAZ, V.M. VERAMENDI, HÉCTOR BARRIOS SANDOVAL, FRANK VARGAS, C.J. SEQUERA OCHOA, L.A.R.H., R.R. CAPOTE, J.M. RIVAS MORENOS, H.A. MORILLO LUCENA, R.Y. CORONEL AZA, A.R.G. MACHADO, F.A.M.L., P.G.R.C., M.Á.B., ELICEO CÁRDENAS CASTRO, J.S.M., Á.J.G.G., F.S., E.R. GUDIÑO MONTILLA, J.R. ZAVALA, H.E. MONTILLA, F.T. MONTERO FERNÁNDEZ, E.J. CAGUANA SÁNCHEZ, I.A. MORA PEÑA, D.A.R. BALZA, V.R. RAVELO LACRUZ, L.J. CHAPARRO CARMONA, R.E. LA ROSA, A.J. CEDEÑO ZABALETA, H.J.M. PRADO, J.V.F. GARCÉS, R.J.C., O.A.E. CHACÓN, J.H. TERÁN MILANEZ, R.J.M.R., E.A. DAZA SÁNCHEZ, U.B.B., J.R. ANGULO P., J.C.C., DAMNY K. RODRÍGUEZ REINOSO, Z.C. ANDRADES PÉREZ, L.A. MORA L., M.J.L.P., C.A. MOLINA ESCALANTE, ANDRÉS PADILLA L., DAGNER ALFONSO BENÍTEZ RAMOS, C.L. RIVAS A., A.J. FAJARDO C., J.R. MARQUE R., R.A. SANABRIA, C.E. SEMAN, E.E.C.G., A.A.P.M., R.R.R.R., A.A. CAMPOS SEIJAS, ROSVETT J.R.L., Á.R.G. VILLEGAS, L.E. SERRANO P., W.C. LEÓN FREITE, G.N. IBÁÑEZ, W.R. GIMÉNEZ MENDOZA, A.A. BELLO S., P.P. TORREALBA, GREGOR JOSÉ MORA NARVÁEZ, M.J. CARBALLO LAYA, L.L. IZAGUIRRE, G.E. CÁCERES P., S.E. QUIJADA M., B.E.P., J.G.L. ESCOBAR, L.E. FIGUEROA C., J.E. MAYORA, L.E.C.L., I.J. ULLOA M., L.A. CAPOTE, C.H.R.O., O.A.R., J.C. CÓRDOVA, O.B.L. RIVAS, E.J.L.C., L.A. MARCANO G., A.R. PAREDES GONZÁLEZ, A.A.R. GAVIDEA, E.G. YUMAR A., G.H.M., R.A. VIVAS RAMÍREZ, F.J. VILLARROEL VALERA, M.J.S.M., L.A.R., E.J. MONSALVE H., F.J. FARIÑES L., J.C.M.G., BERBARDO CELIBERTO FIGUEROA, A.J. MELÉNDEZ RIVERO, ELY MONCADA, R.V. PARRA PRADA, W.J. HERRERA, N.J. PIÑATE APONTE, A.G. DUQUE RONDÓN, O.L.C.., A.J. ABREU, J.E.J. BELLO, D.A. MURGA, R.L. LIENDO MATOS, L.R.C., S.J.M. BRACHO, N.P. TORTOZA OROPEZA, E.A.S., JASMINHARY ROJAS GONZÁLEZ, A.J. CORRO F., M.A. VELÁSQUEZ BLANCO, ZEREP GAVIDIA PARABAVIDES, J.A. CURVELO RODRÍGUEZ, A.J.R.R., R.A.O.R., C.J. CARRASQUEL, J.B.M., A.J.D. PEÑA, Y.J. PEÑALOZA DURÁN, L.M.G. COVA, RAFAEL CASTAÑEDA GONZÁLEZ, J.A.M.I., J.G.H.A., R.A.U.R., L.A.P.R., R.J. PERAZA MORENO, G.J.O.F., C.A. ITRIAGO, R.A. TORO MILANO, D.A.L.L., N.R. VÍLCHEZ, H.A.L.A., W.J. PALMIERI CORREA, H.J. TORRES PRATO, R.D. VERGARA, C.S. BARRANSINGN PÉREZ, J.L. HUERTA BELLO, R.A. DELGADO DELGADO, A.R. VILLALÓN B., T.J. GALLO MAZA, D.A.S.M., T.E. MOSQUERA LÓPEZ, MARIBEL ARAUJO ROMERO, R.A. CAÑA, A.J.B.L., J.G.H.T., M.R.R.G., W.J. RIVILLO MOROS, NARET SIUL TERÁN VEGA, J.A.L.V., C.A.R. YÉPEZ, V.J. ZABALA, L.E. CUELLO TOVAR, J.M.F. PEREIRA, J.J.S.R., A.A.T., M.C., E.E. SALINAS G., J.D. PERAZA PACHECO, J.V. GUAIPO, R.P. MONASTERIOS N., J.G.Á., FREDDY CONTRERAS PÉREZ, Á.R. CARRASQUEL A., R.J. BARRETO BARRETO, ILDEANGEL L.S., DELVIK A.G. CERMEÑO, DUBAN ENRIQUE CHOURIO, BELKIS DULAYNNE ESCALANTE MORAO, JENNY VITERVA LUNA BURGOS, R.J. TORREALBA, J.G. DUQUE SÁNCHEZ, CHERVI JOSÉ LAURENS PEREIRA, OMAR DUEÑAS AYALA, R.A. EGÁÑEZ CONTRERAS, ENDERSON J.S., YOLIMAR CABRILES GÓMEZ, D.A. MACHADO M., R.O., L.E. PEREIRA ESCOBAR, EDENYS A. OLLALVIS M., L.J. CAPOTE VARGAS, R.D.R. RISCO, K.E. SALAS ZÁRATE, E.R.C., E.G. PAVÓN SOTELO, KENNY RÍOS OSORES, E.S. DELGADO, J.A. MATAMOROS, J.A., B.S., FRANCISCO TROCONIS, R.A. OVADES, WILLIAM URRIBARRI, WIMER G.G., R.P.R., R.A. MORANDI MORILLO, J.G. MONTILLA, O.A. CHIRINOS, PEDRO BLUM, M.A.G.M., EDGAR TORRES, NIJEL GONZÁLEZ, J.R.M.E., J.R. ESCALANTE, A.R. PALACIOS M., V.M., R.D.R., C.G. CANCHICA V., M.A. DA S.R., N.T. VÁSQUEZ, L.G.M., E.J. BÁRCENAS, O.G. COVA, A.J. OROPEZA, J.A.M., J.F.A.L., EDSEN ÁLAVAREZ, H.A. CHIRINOS, J.E. APONTE, O.R.M., A.D.J. TÚA, E.L.A.R., J.A.F. PERALES, J.M.L., M.H., YAMNIS A. MEJÍAS, LUIS USECHE GUERRERO, DANIEL FUENMAYOR, O.A.V., J.C., LUCAS SUBERO, IRVING ROJAS, A.A. QUIROGA, J.F. YÉPEZ B., ROJERMEL RODRÍGUEZ, A.J.H., N.A. CAMPOS S., J.C. VILLALBA A., RODRIÁN R.C., N.D. VILLEGAS HURTADO, P.V.P., E.J. GRATEROL L., V.J.G., VALENTÍN SALAS, E.J.B. PANTOJA, T.W. PALACIOS, O.R. ORAMAS HERNÁNDEZ, J.A.S. YEDRA, M.A. DÍAZ G., P.P.P. ACUÑA, S.J.M. YÁNEZ, Á.A.L., I.E. LOYO BOLÍVAR, L.A.B. TRUJILLO, R.E. NIOCHET L., J.M. MACHADO MACHADO, J.C. VILLEGAS LÁREZ, J.G. SERRANO ARVELO, C.U.R. RADA, A.N.J., C.G. CARRASQUEL G., R.E. HERRERA, L.F. BARRETO DÍAZ, L.D. PALACIOS V., H.J.L.G., D.A. CEDEÑO B., S.J. MONASTERIOS, C.E. BRICEÑO ZERPA, A.J.G.G., YACKSON Y. MADRIZ H., representados judicialmente por los abogados J.H.R.L., J.C.L.P. y J.C.N.G., contra las empresas C.A. LA ELECTRICIDAD DE CARACAS, L.E.D.V. y C.A. LA ELECTRICIDAD DE GUARENAS Y GUATIRE, la primera de éstas, representada judicialmente por los abogados J.R.A.-Juárez, G.R., J.R.B., P.A.P.R., A.D.C., F.H.R., I.P.W., A.J.T.H., F.I.F., G.M. D´Empaire M., H.E.P.-Pumar, J.F.F., I.R., A.J.R.B., C.O.A., J.B.I.G., P.A.D., Nelxandro R.S., J.V.G., M.A.B., P.M.D., O.Á.E., C.G.L. y W.Z.; y en representación judicial de las otras dos empresas citadas, los abogados L.A.B.M., Meiber B.Q.S., M.G.P.R. deD.C., J.J.R.B., L.C.C. e Y.E.H.; el Juzgado Superior Cuarto del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, conociendo en reenvío, dicto sentencia en fecha 20 de diciembre de 2001, mediante la cual ordenó la reposición de la causa al estado en que el Tribunal Noveno de Primera Instancia del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana se pronuncie sobre la admisión de la presente demanda.

Contra la decisión de Alzada, la parte demandante anunció recurso de nulidad conjuntamente con recurso de casación, el cual, fue admitido. Hubo formalización e impugnación. No hubo réplica.

Recibido el expediente en esta Sala de Casación Social, se dio cuenta en fecha 7 de marzo de 2002, asignando la ponencia al Magistrado O.A. Mora Díaz.

Por inhibición del Magistrado Juan Rafael Perdomo, la cual fue declarada con lugar, fue convocado el Tercer Conjuez, Dr. R.G. deL.S..

En fecha 25 de abril de 2002, se constituyó la Sala Accidental que habrá de conocer del presente recurso de nulidad, asi como el de casación, quedando conformada por los Magistrados O.A. Mora Díaz y Alfonso Valbuena Cordero, con el carácter de Presidente y Vicepresidente, respectivamente, y el Tercer Conjuez, Dr. R.G. deL.S..

Concluida la sustanciación de los presentes recursos de nulidad y casación, además de cumplidas como han sido las formalidades legales, pasa esta Sala a dictar sentencia bajo la ponencia del Magistrado que con tal carácter la suscribe, en base a las siguientes consideraciones:

RECURSO DE NULIDAD

Se ha propuesto un recurso de nulidad en contra de un fallo proferido por un Juzgado Superior que conoció en reenvío del presente asunto, en razón de una sentencia anulada por esta Sala de Casación Social en la cual se señaló:

"Por las razones anteriormente señaladas, esta Sala declara procedente la delación formulada, en vista de que la recurrida infringió el contenido del ordinal 5º del artículo 243 del Código de Procedimiento Civil, así como lo señalado en el artículo 12 eiusdem, por no atenerse a lo alegado y probado en autos. Así se establece.

(...)

En consecuencia, se anula el fallo recurrido, y se repone la causa al estado de que el Juzgado Superior que conozca del presente asunto, dicte nueva decisión pronunciándose expresamente sobre la procedencia de las cantidades demandadas por la parte actora.".

De lo anterior se desprende que el recurso de nulidad planteado, pretende atacar un fallo que ha sido dictado en reenvío, en el cual se debía corregir un defecto de forma que contenía la sentencia casada por este Alto Tribunal.

Al respecto, la Sala ha señalado en distintos fallos, que el recurso de nulidad sólo puede ser propuesto contra las sentencias dictadas en reenvío, que deban ser dictadas en acatamiento a la doctrina establecida por este Tribunal Supremo de Justicia, es decir, sentencias en reenvío que se profieren en razón de que el fallo recurrido en casación, ha sido anulado por un vicio de infracción de ley o vicio de fondo.

En tal sentido, esta Sala de Casación Social en fallo de fecha 14 de diciembre de 2000, señaló:

"Establece el artículo 323 del Código de Procedimiento Civil, lo siguiente:

Si el Juez de reenvío fallara contra lo decidido por la Corte Suprema de Justicia, las partes interesadas podrán proponer recurso de nulidad contra la nueva sentencia dentro de los diez días siguientes a su publicación.

Asimismo ordena el artículo 322 eiusdem:

Si el recurso fuere declarado con lugar por las infracciones descritas en el ordinal 2º del artículo 313, el juez de reenvío se limitara a dictar nueva sentencia sometiéndose completamente a lo decidido por la Corte Suprema de Justicia.

De la interpretación concordada de ambas reglas legales se puede determinar, como lo ha considerado la Sala en reiterada doctrina, que el Juez de reenvío sólo está limitado en su decisión por lo resuelto por la casación, cuando el anterior recurso ha sido declarado con lugar por infracción de ley, por tanto, sólo en tal supuesto es posible interponer contra la nueva decisión recurso de nulidad, por haber fallado el juez contra lo decidido por el Tribunal Supremo de Justicia.".

Por consecuencia, al ser el presente recurso de nulidad, un mecanismo que pretende atacar una sentencia dictada en reenvío, dado un fallo casado por este Alto Tribunal por un vicio de actividad o defecto de forma, deberá declararse la improcedencia del mismo. Así se establece.

CASACIÓN DE OFICIO

En ejercicio de la facultad que confiere el artículo 320 del Código de Procedimiento Civil, de casar de oficio el fallo recurrido en base a las infracciones de orden público que en él encontrase, aunque no se les haya denunciado o se hayan denunciado incorrectamente, esta Sala pasa a decidir el presente asunto, fundamentada en las siguientes consideraciones:

El fallo dictado en reenvío, del cual se recurre en casación, ordenó lo que de inmediato se expone:

"Con motivo de la decisión dictada, en fecha 28 de Noviembre de 2001, por el Tribunal Supremo de Justicia en Sala Constitucional, (...).

(...)

Este Tribunal en atención al carácter vinculante que tienen los fallos emitidos por nuestro M.T. deJ. en Sala Constitucional, procede en consecuencia, a revisar si en la presente causa están dados los extremos a que se contrae la norma contenida en el Artículo 146 del Código de Procedimiento Civil o si por el contrario, la misma fue admitida en contravención a lo pautado dicha norma, en cuyo caso se aplicará el criterio recogido en el fallo en cuestión.

(...)

(...)

En fuerza de los razonamientos antes expuestos este Juzgado Superior Cuarto (...) en nombre de la República Bolivariana de Venezuela y por autoridad de la Ley ORDENA LA REPOSICIÓN DE LA CAUSA, al estado de que el TRIBUNAL NOVENO DE PRIMERA INSTANCIA DEL TRABAJO DE LA CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL DEL ÁREA METROPOLITANA DE CARACAS, se pronuncie sobre la admisión de la demanda en total conformidad con la doctrina proferida por la sala constitucional del tribunal supremo de justicia, de fecha 28 de noviembre de 2001, a la que se ha hecho referencia en la parte motiva del fallo.".

Tal y como se aprecia, el fallo dictado en reenvío ordenó la reposición de la causa al estado de nueva admisión de la misma, por considerar que se debe aplicar lo establecido en la sentencia emanada de la Sala Constitucional de este Alto Tribunal el día 28 de noviembre de 2001. Al respecto, es necesario reseñar lo determinado en ese fallo, en el cual observase que se expresó:

"Independientemente de las consideraciones y de los análisis que preceden, la Sala observa que el amparo bajo examen tiene su origen en el marco de un procedimiento en el que se impulsaron varias demandas acumuladas en un mismo escrito que, con la pretensión del cobro de acreencias y prestaciones provenientes de varias relaciones laborales, propusieron cuatro (4) trabajadoras contra dos (2) patronos.

(...). Debe la Sala explicar que cada demandante alegó, como causa para pedir, una relación de trabajo individual diferente y cada una de las actoras reclamó una pretensión distinta.

Así las cosas, es patente, de lo que consta en el escrito que contiene las demandas laborales preindicadas, que, en dicho proceso, se acumularon cuatro demandas, cada una de ellas propuestas por sendos demandantes contra dos demandados. Por ello, considera la Sala que en el procedimiento laboral que se examina se materializó un litis consorcio activo (varias demandantes) y un litis consorcio pasivo (varios demandados).

Ahora bien: no hay duda alguna que el litis consorcio, activo y pasivo, está permitido en el Código de Procedimiento Civil, pero bajo las regulaciones establecidas en el artículo 146 de dicho Código, el cual, textualmente, preceptúa:

"Podrán varias personas demandar o ser demandadas conjuntamente como litis consortes: a) Siempre que se hallen en estado de comunidad jurídica con respecto al objeto de la causa; b) Cuando tengan un derecho o se encuentren sujetas a una obligación que derive del mismo título; c) En los casos 1º, 2º y 3º del artículo 52."

(...).

Es el caso que, según el invocado artículo 146, varias personas podrán demandar o ser demandadas conjuntamente como litis consortes:

  1. Siempre que se hallen en estado de comunidad jurídica con respecto al objeto de la causa. En el caso laboral bajo examen, el estado de comunidad jurídica respecto del objeto de la causa queda excluido por el hecho mismo de que cada demandante reclama sumas de dinero diferentes en sus montos e independientes una de otra en cuanto a su origen y a su causa;

  2. Cuando tengan un derecho o se encuentren sujetas a una obligación que derive del mismo título. Como ya se expresó, en el caso concreto, cada demandante pretende el pago de sumas de dinero que, según el decir de ellas, provienen de relaciones individuales de trabajo que establecieron y particularizaron entre cada una de ellas y las demandadas.

    Por lo tanto se trata de derechos que derivan de títulos distintos.

  3. En los casos 1º, 2º y 3º del artículo 52 del Código de Procedimiento Civil, cuales son:

    c.1. Cuando haya identidad de personas y objeto. Al respecto, ya se observó que sólo hay, en todas las demandas acumuladas, identidad de demandados pero no de demandantes, pues cada una de ellas es diferente y, en lo que respecta al objeto, cada actora aspira a una pretensión distinta.

    (...)

    c.2. Cuando haya identidad de personas y título, aunque el objeto sea distinto. En lo que respecta a la identidad de personas ya se explicó su ausencia y en lo concerniente con la identidad de título, basta recordar, para excluirla, que cada accionante invocó como título, para fundamentar su pretensión, una relación individual de trabajo totalmente diferente de cada una de las otras que también fueron alegadas; y

    c.3. Cuando haya identidad de título y de objeto, aunque las personas sean diferentes. Basta tener presente lo observado en los dos párrafos previos para concluir que no hay las identidades exigidas en el ordinal 3º del artículo 52 que se citó.

    (...) en el proceso laboral que se examina, puede observarse y apreciarse que las demandantes que lo impulsaron actuaron, ab initio, en contravención con lo que regula el artículo 146 del Código de Procedimiento Civil en concordancia con el artículo 52, ordinales 1º, 2º y 3º eiusdem, que, como ya se analizó, son normas de orden público.

    Ahora bien, es claro para este Tribunal Supremo, en Sala Constitucional, que en el asunto laboral analizado estamos en presencia de una acumulación de demandas contraria (sic) a lo expresamente permitido por el artículo 146 del Código de Procedimiento Civil, lo que coloca a dichas demandas como contrarias al orden público y a disposición expresa de la Ley, motivo por el cual, con base en el artículo 212 del Código de Procedimiento Civil en concordancia con los artículos 341 y 346, ordinal 11º, eiusdem, se declara la nulidad de todo lo actuado en el ámbito del procedimiento incoado mediante las demandas interpuestas por las ciudadanas (...) contra (...) desde el mismo auto de admisión, inclusive, y se repone la causa al estado de que el Tribunal que conozca de ella se pronuncie sobre la admisión de aquéllas en total acuerdo con la doctrina sentada en este fallo.

    Tomando en cuenta que, según lo que se ha sentado en esta decisión, la acumulación de demandas contraria a lo que permite el artículo 146 del Código de Procedimiento Civil transgrede lo que disponen los artículos 26, 49 encabezamiento, y 253, primer aparte, de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, esta Sala Constitucional, con fundamento en lo que dispone el artículo 335 eiusdem, en cuanto a la naturaleza vinculante de las interpretaciones que ella establezca sobre el contenido o alcance de normas y principios constitucionales, dispone que las otras Salas del Tribunal Supremo de Justicia y demás Tribunales de la República apliquen, de inmediato, los criterios acogidos y dispuestos en esta sentencia para todos los procedimientos en curso, laborales o no, sometidos a la regulación del citado artículo 146 del Código de Procedimiento Civil y, en consecuencia:

  4. Se niegue la admisión de las demandas incoadas que aún no hayan sido admitidas; y

  5. En el caso de las demandas acumuladas y admitidas en contravención con el artículo 146 precitado, actualmente en curso, se disponga, aún ex oficio, la nulidad de todo lo actuado en el ámbito del procedimiento respectivo, desde el mismo auto de admisión, inclusive, y se reponga la causa al estado de que el Tribunal que conozca de ella se pronuncie sobre la admisión de las mismas en total conformidad con la doctrina proferida en esta sentencia.".

    En abundancia a lo expuesto ut supra, esta Sala considera oportuno introducir al presente fallo el asertivo criterio doctrinario del procesalista H.C. sobre el litisconsorcio, quien en su obra Derecho Procesal Civil, de forma sencilla y cristalina, explica:

    "Cuando la relación jurídica se integra con varios demandantes o varios demandados surge el fenómeno conocido con el nombre de litisconsorcio. Generalmente, las partes en el proceso son singulares, un actor y un demandado, pero el principio de economía de los juicios, que tiende a impedir la proliferación de controversias separadas y el riesgo de que se dicten sentencias contrarias o contradictorias, exige convocar a todos los litigantes interesados para que resuelvan en un solo juicio los problemas vinculados a una misma cuestión jurídica. (...). Debe observarse que a pesar de encontrarse reunidos en una misma posición, los litisconsorcios no mantienen identidad de derechos ya que concurren al proceso con pretensiones propias, autónomas e independientes.

    Cuando los sujetos procesales se agrupan en la posición de actores, se llama litisconsorcio activo, cuando varias partes se reúnen en la posición de demandado se forja el litisconsorcio pasivo (...)." (Negrillas de la Sala). (Obra citada, página 328).

    Entonces, de forma resumida, se puede señalar que el litisconsorcio se configura cuando existe un grupo de demandantes que actúan contra un sujeto (litisconsorcio activo) o cuando un sujeto acciona contra varias personas (litisconsorcio pasivo), bajo los presupuestos del artículo 146 del Código de Procedimiento Civil; la concurrencia del litisconsorcio activo y el pasivo, produce el llamado litisconsorcio mixto.

    Ahora bien, visto ya lo que enseña la jurisprudencia y la doctrina nacional acerca de la figura del litisconsorcio, y continuando con la resolución del caso que nos ocupa, se aprecia que la sentencia emanada de la Sala Constitucional de este Tribunal Supremo de Justicia, transcrita de forma parcial en las líneas que anteceden, plasma los supuestos en los cuales se produce la figura del litisconsorcio, según lo dispuesto en el artículo 146 del Código de Procedimiento Civil; la Sentenciadora que conoce en reenvío, aplica dicho criterio jurisprudencial al fallo que hoy se recurre en casación, en virtud de que, tal y como lo considera, se admitió la demanda en contravención con el artículo 146 ya citado, en tanto y cuanto no se configuró la figura del litis consorcio activo.

    Al respecto, se debe observar:

    1º) La demanda sub iudice fue propuesta por más de mil quinientos (1.500) trabajadores de las empresas accionadas.

    2º) Las empresas demandadas son tres: C.A. LA ELECTRICIDAD DE CARACAS, y sus filiales, L.E.D.V. y C.A. LA ELECTRICIDAD DE GUARENAS Y GUATIRE, C.A.

    3º) El motivo de la demanda es, tal y como se establece en el libelo (folio 50, Pieza 1), para que las accionadas “convengan en pagar o a ello sean condenadas por el Tribunal:

PRIMERO: La asignación contemplada en el literal "A" del particular Décimo Quinto del Acta del 5 de octubre de 1996, desde el 6 de diciembre de ese mismo año hasta la fecha; así como también todas as (sic) mensualidades que se sigan venciendo durante el procedimiento ó hasta que pierda vigencia el acta referida.

SEGUNDO: La retroactividad de la incidencia salarial que tiene las erogaciones contenidas tanto en el literal "A" como en el literal "B" ambos del particular Décimo Quinto del Acta del Cinco (5) de octubre de 1996. (...).

TERCERO: La corrección monetaria o indexación sobre todos y cada uno de los conceptos a que se refiere los numerales anteriores”.

4º) Las empresas demandadas se rigen por la misma Convención Colectiva de 1993-1996 , y la de 1996-1999; ya que regula las relaciones obrero patronales entre la C.A. Electricidad de Caracas y sus filiales L.E. de Venezuela C.A., La Electricidad de Guarenas y Guatire C.A.

5ª) El objeto de la pretensión es el pago de un concepto particular que forma parte integrante del Convenio Colectivo que rige las relaciones obrero patronales, ya señaladas anteriormente, contenido en un Acta suscrita por las tres empresas accionadas, así como la retroactividad de la incidencia que ésta tiene en el salario.

Ahora, considerando el contenido del artículo 146 del Código de Procedimiento Civil, así como el criterio jurisprudencial y doctrinal de lo que constituye la figura del litisconsorcio y sus elementos, se determina que en el caso sub iudice:

1º) El objeto de la presente acción es el reclamo de un derecho que pretenden los accionantes derivado de un mismo título y que sujeta por igual a todos los demandados, por lo tanto se configura lo preceptúado en el mencionado artículo 146 cuando señala que podrán varias personas demandar o ser demandadas conjuntamente como litisconsortes:

"b) Cuando tengan un derecho o se encuentren sujetas a una obligación que derive del mismo título (...)."

2º) Existe identidad de título y de objeto, en virtud de que el objeto de la pretensión es el cobro de una misma cláusula contractual y su incidencia salarial, y este deriva de un mismo título, el cual consiste en el Acta de fecha 5 de octubre de 1996 que forma parte integrante del Convenio Colectivo que rige las relaciones obrero patronales entre los demandantes y los demandados, es decir, se da otro presupuesto para que se produzca la figura del litisconsorcio, tal y como lo señala el artículo 146 de la Ley Adjetiva Civil, al expresar que este se configura:

"c) En los casos 1º, 2º y 3º del artículo 52" ; y el ordinal 3º del artículo 52 advierte:

"3ºCuando haya identidad de título y de objeto, aunque las personas sean diferentes.".

En conclusión, en el caso que es objeto de estudio si se dan los presupuestos para la figura del litisconsorcio, tanto activo como pasivo, es decir, se produjo un litisconsorcio mixto, en consecuencia, no existe contravención alguna en la admisión de la presente demanda con el artículo 146 del Código de Procedimiento Civil; debiéndose establecer que el sentenciador de la Recurrida que conoció en reenvío del presente caso, infringió el artículo 15 y 208 del mismo Código, por reposición mal decretada. Así se declara.

Por lo tanto, se anulará el fallo recurrido, y se repondrá la causa al estado en que el Juzgador que conozca del presente asunto, dicte nuevo fallo pronunciándose sobre el fondo de la controversia y en observancia al fallo que dictó esta Sala de Casación Social en fecha 3 de mayo de 2001, el cual cursa del folio 608 al 639 de la Pieza 2 del presente expediente Así se declara.

Para finalizar, es de señalar que el sustento de la Recurrida radica en el fallo, ya reseñado, que emana de la Sala Constitucional de este Alto Tribunal con fecha 28 de noviembre de 2001; al respecto, y en base a lo explanado a lo largo de la presente decisión, se advierte que el caso que nos ocupa es diferente al resuelto por la Sala Constitucional, por lo tanto, no es aplicable dicho criterio jurisprudencial a la presente demanda, por no ser análogo al mismo. Así se declara.

D E C I S I Ó N

En virtud de las razones antes expuestas, este Tribunal Supremo de Justicia, en Sala de Casación Social (Accidental), administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, declara: 1) IMPROCEDENTE el recurso de nulidad anunciado por la representación judicial de los demandantes en contra de la sentencia de fecha 20 de diciembre de 2001, proferida por el Juzgado Superior Cuarto del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas; y 2) CASA DE OFICIO Y CON REENVÍO la sentencia ya citada; en consecuencia, ANULA el fallo reseñado, y repone la causa al estado en que el Juzgado Superior Cuarto del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas dicte nueva sentencia en la que se pronuncie sobre el fondo del presente asunto.

Publíquese, regístrese y remítase directamente este expediente al Tribunal Superior de origen, ya mencionado; todo de conformidad con el artículo 326 del Código de Procedimiento Civil vigente.

Dada, firmada y sellada en la Sala de Despacho de la Sala de Casación Social, del Tribunal Supremo de Justicia, en Caracas, a los doce (12) días del mes de junio de dos mil dos. Años: 192º de la Independencia y 143º de la Federación.

El Presidente de la Sala y Ponente,

______________________________

O.A. MORA DÍAZ

El Vicepresidente,

____________________________

ALFONSO VALBUENA CORDERO

El Conjuez,

_______________________________________

R.G.D.L.S.

La Secretaria,

_____________________________

B.I. TREJO DE ROMERO

R.C. Nº AA60-S-2002-000119