La misión casi imposible del Banco de Japón

 
EXTRACTO GRATUITO

TOKIO--El nuevo goberna dor del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, comenzó el jueves a tratar de hacer lo que nadie ha logrado: revertir una caída de precios que se prolonga por casi dos décadas para elevar los salarios y las ganancias en la tercera economía del mundo.El predecesor de Kuroda, Ma saaki Shirakawa, asegura que la tarea es imposible, al menos con las herramientas a su disposición en este momento. Utilizar las políticas del banco central para impulsar los precios estancados es como dar golpes al aire, dijo Shirakawa ante el Parlamento el viernes.Kuroda, sin embargo, cuenta con el respaldo del primer ministro, Shinzo Abe, y ha declarado que su misión es alcanzar la meta de inflación de 2% del banco central tan pronto como sea humanamente posible.El jueves, en su primera con ferencia de prensa al mando de la institución, el economista expresó su deseo de que los precios al consumidor alcancen 2% en dos años, un objetivo que numerosos analistas encuentran excesivamente ambicioso.Se prevé que Kuroda, de 68 años, empiece a gastar billones millones de millones de yenes en la compra de bonos y emprenda otras medidas de estímulo parecidas a las que llevan a cabo la Reserva Federal de Estados Unidos y otros bancos centrales de las economías desarrolladas. Estas políticas incentivan la inversión en activos de mayor riesgo y serían un factor detrás del reciente auge de los principales índices bursátiles de EE.UU. y la apreciación de las monedas de varios países latinoamericanos, entre otros efectos.No cabe duda de que necesi tamos un relajamiento monetario osado tanto en términos de cantidad como de calidad, manifes tó Kuroda en la rueda de prensa y añadió que el relajamiento cuantitativo es indispensable.Es mucho lo que está en jue go, tanto para Japón como para la economía mundial.Desde 1998 a la fecha, la in flación japonesa ha caído a los niveles de 1992, los salarios han descendido 7% y los precios de los bienes raíces urbanos se han derrumbado 51%. Japón ha pasado de ser la segunda a la tercera economía del mundo, detrás de EE.UU. y China. Toda una generación de japoneses no ha conocido otra cosa que la deflación.La debilidad de Japón tam bién ha privado de crecimiento a la economía mundial durante las recesiones y crisis de deuda de los últimos 10 años. Si el experimento del banco central funciona, Japón podría volver a ser un motor de prosperidad global y un contrapeso económico más...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA