Sentencia nº 01005 de Tribunal Supremo de Justicia - Sala Político Administrativa de 27 de Julio de 2011

Fecha de Resolución:27 de Julio de 2011
Emisor:Sala Político Administrativa
Número de Expediente:2010-0389
Ponente:Yolanda Jaimes Guerrero
Procedimiento:Apelación
 
ÍNDICE
CONTENIDO

MAGISTRADA PONENTE: Y.J.G. Exp. Nº 2010-0389

El Tribunal Superior de lo Contencioso Tributario de la Región Central adjunto al Oficio N° 0875-10 de fecha 14 de abril de 2010, remitió a esta Sala el expediente contentivo del recurso de apelación ejercido el 24 de febrero de 2010, por la abogada M.R.C., INPREABOGADO N° 40.249, actuando como sustituta de la Procuradora General de la República en representación del FISCO NACIONAL, conforme se evidencia de documento poder otorgado ante la Notaría Pública Vigésima Quinta del Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital el 25 de septiembre de 2008, inserto bajo el N° 51, Tomo 48, de los Libros de Autenticaciones llevados por esa Notaría, contra la sentencia N° 0703 del 3 de noviembre de 2009, dictada por el citado tribunal, mediante la cual declaró con lugar el recurso contencioso tributario interpuesto en forma subsidiaria al recurso jerárquico por el abogado F.C.V., INPREABOGADO N° 105.103, en su condición de apoderado judicial de la sociedad mercantil ELECTRICIDAD DE VALENCIA, C.A., inscrita en el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Mercantil del Primer Circuito Judicial del Estado Carabobo el 29 de agosto de 1908, bajo el N° 6, entrada N° 524, según se desprende de instrumento poder otorgado ante la Notaría Pública Cuarta de V.d.E.C. el 2 de julio de 2007, inserto bajo el N° 27, Tomo 150, de los Libros de Autenticaciones llevados por ese despacho notarial.

El referido recurso contencioso tributario fue interpuesto contra el acto administrativo signado con el N° SNAT/INA/GRA/DDA/ULG/2007/E N° 0005144 del 18 de mayo de 2007, dictado por el Superintendente Nacional Aduanero y Tributario del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT), por medio del cual “no se concedió la exoneración del pago por concepto de tasa de almacenaje solicitada por la contribuyente Electricidad de Valencia, C.A., en virtud de no encontrarse el caso planteado dentro de los supuestos establecidos por la propia norma para gozar de este beneficio fiscal y por constituir la misma el pago que hace el interesado como contraprestación por un servicio que recibe directamente del Estado”.

Por auto del 14 de abril de 2010, el tribunal de instancia oyó en ambos efectos la apelación ejercida y ordenó remitir el expediente al Tribunal Supremo de Justicia en Sala Político-Administrativa, conforme al antes identificado Oficio N° 0875-10.

El 18 de mayo de 2010, se dio cuenta en Sala y por auto de esa misma fecha se ordenó abrir el procedimiento de segunda instancia, previsto en el artículo 19 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia de la República Bolivariana de Venezuela, aplicable ratione temporis. Asimismo, se designó Ponente a la Magistrada Y.J.G. y se fijó el lapso de quince (15) días de despacho para la fundamentación de la apelación incoada.

En fecha 22 de junio de 2010, el abogado C.A.V.O., INPREABOGADO N° 40.259, actuando como sustituto de la Procuradora General de la República en representación del Fisco Nacional, conforme se desprende de documento poder otorgado ante la Notaría Pública Vigésima Quinta del Municipio Bolivariano Libertador del Distrito Capital, el 5 de marzo de 2010, bajo el N° 31, Tomo 15 de los Libros de Autenticaciones llevados por ese despacho notarial, presentó escrito de fundamentación de la apelación ejercida.

Mediante el auto del 8 de julio de 2010, se estableció que de conformidad con lo previsto en el artículo 93 de la vigente Ley Orgánica de la Jurisdicción Contencioso Administrativa y en consideración al vencimiento del lapso para la contestación de la apelación, la presente causa entró en estado de sentencia.

Vista la designación realizada por la Asamblea Nacional en fecha 7 de diciembre de 2010, a la Doctora T.O.Z., quien se juramentó e incorporó como Magistrada Principal de la Sala Político Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia, en fecha 9 de diciembre del mismo año, la Sala queda integrada de la siguiente manera: Presidente, Magistrada Evelyn Marrero Ortíz; Vicepresidenta, Magistrada Yolanda Jaimes Guerrero, Magistrados Levis Ignacio Zerpa, Emiro García Rosas y Magistrada T.O.Z..

El 23 de febrero de 2011 se eligió la actual Junta Directiva de la Sala Político Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia y quedó conformada de la manera siguiente: Presidenta, la Magistrada Evelyn Marrero Ortíz; Vicepresidenta, la Magistrada Yolanda Jaimes Guerrero, y los Magistrados Levis Ignacio Zerpa, Emiro García Rosas y la Magistrada T.O.Z..

-I-

ANTECEDENTES

Del escrito recursorio y de las actas que cursan insertas en el expediente se evidencia:

En fecha 24 de septiembre de 2006, llegó a bordo del vuelo N° 750 una mercancía constituida por partes de turbinas con un peso de 318,80 Kgs, provenientes de Estados Unidos de América, amparada con la Guía Aérea N° ATL-0175521, a la consignación de la sociedad mercantil Electricidad de Valencia, C.A., con un valor CIF de Bs. 116.756.395,00.

El 5 de octubre de 2006, la Aduana Aérea de V.d.E.C.d.S.N.I.d.A.A. y Tributaria (SENIAT), recibió la solicitud de exoneración del impuesto de importación formulada por la consignataria a través de escrito fechado 13 de septiembre de 2006.

En fecha 16 de octubre de 2006, la sociedad mercantil Valen Trade, C.A., en su condición de Agente Aduanero de la empresa consignataria presentó fianza ante la Administración Aduanera a los fines de garantizar el pago de los impuestos de importación de conformidad con los artículos 9 y 44 de la Ley Orgánica de Aduanas de 1999, en razón de la tardanza del órgano fiscal en dar respuesta a la solicitud de exoneración del impuesto de importación.

El 22 de noviembre de 2006, la empresa Electricidad de Valencia, C.A., declaró la mercancía ante la Aduana Aérea de V.d.E.C..

En fecha 11 de enero de 2007, la contribuyente solicitó a la Administración Aduanera la exoneración de la tasa de almacenaje causada por la mercancía antes descrita que arribó a territorio nacional el 24 de septiembre de 2006.

El 18 de mayo de 2007, la Superintendencia Nacional Aduanera y Tributaria del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT), dictó el acto administrativo signado con el N° SNAT/INA/GRA/DDA/ULG/2007/E N° 0005144, mediante el cual “no se concedió la exoneración del pago por concepto de tasa de almacenaje solicitada por la contribuyente Electricidad de Valencia, C.A., en virtud de no encontrarse el caso planteado dentro de los supuestos establecidos por la propia norma para gozar de este beneficio fiscal”.

Asimismo, en fecha 30 de mayo de 2007 la referida Superintendencia dictó el acto administrativo distinguido con el N° SNAT/INA/GRA/DDA/ULG/2007/E N° 0005679, a través del cual exoneró del pago del impuesto de importación a la citada contribuyente de conformidad con los artículos 91 literal e) de la Ley Orgánica de Aduanas de 1999 en concordancia con el 13 de su Reglamento sobre los Regímenes de Liberación, Suspensión y otros Regímenes Aduaneros Especiales.

En fecha 29 de julio de 2007, la sociedad mercantil Electricidad de Caracas, C.A., interpuso recurso jerárquico y en forma subsidiaria recurso contencioso tributario contra el prenombrado acto administrativo N° SNAT/INA/GRA/DDA/ULG/2007/E N° 0005144, siendo declarado “inadmisible” por la Administración Tributaria, en razón de que ya se había agotado la vía administrativa, pues, a juicio del órgano fiscal “las actuaciones que emanan del Superintendente de este Servicio Autónomo agotan tal vía administrativa”.

-II-

DE LA DECISIÓN APELADA

En la sentencia recurrida, el recurso contencioso tributario interpuesto fue decidido con base en las consideraciones siguientes:

…En cuanto a la inadmisibilidad del recurso jerárquico, como quiera que la contribuyente ejerció el mismo y subsidiariamente el contencioso tributario y aún cuando la Administración Tributaria declaró el primero inadmisible, es criterio de este Tribunal que la inadmisibilidad declarada por el SENIAT es en realidad una declinación de competencia y que procede admitir, sustanciar y decidir el fondo de la controversia en el recurso contencioso tributario interpuesto. Así se decide.

La contribuyente rechaza el pago de almacenaje de la mercancía importada con base a que el mismo fue originado en atrasos de la propia Administración Tributaria en tramitar la exención a los impuestos de importación. La Administración Tributaria por el contrario aduce que la contribuyente debe pagar el almacenaje puesto que lo pagado por concepto de tasa por servicios no se difumina en un beneficio general para la colectividad como es el caso de los impuestos, sino que, por el contrario, produce un concreto, efectivo e individualizado servicio al contribuyente.

La mercancía arribó al país el 24 de septiembre de 2006, amparada con la guía aérea N° ATL-0175521, consistente en partes de turbinas con un peso de 318,80 kilogramos y un valor CIF de BsF. 16.756,40.

El 11 de enero de 2007, el Agente Aduanal VALEN-TRADE, C.A. solicitó ante la Administración Tributaria, la exoneración del impuesto de importación de la mercancía antes señalada, consignando para ello, los certificados de no producción nacional, emitidos por el Ministerio de Industria Ligera y Comercio, números 2989/2006, 2990/2006 y 3859/2006 de fechas 09 de octubre de 2006 los dos primeros y 05 de diciembre de 2006 el último, y de acuerdo al Oficio de Utilidad Pública S/N del 28 de julio de 2006, firmado por el Director General de Energía Eléctrica del Ministerio del Poder Popular para la Energía y Petróleo, documentos estos imprescindibles para la aprobación por parte de la Administración de la exoneración de los impuestos de importación de la mercancía, afianzando su señalamiento en el contenido del artículo 91 de la Ley Orgánica de Aduanas.

El 30 de mayo de 2007, con oficio N° 0005679, se le concedió a la contribuyente la exoneración de los derechos de importación. La aprobación fue comunicada a la contribuyente el 08 de junio de 2006 (sic), casi seis meses después de efectuada la solicitud. Esa tardanza obligó a la contribuyente a constituir fianza y consignarlo en la Aduana el 31 de enero de 2007 para garantizar el pago de los impuestos de importación, por cuanto la mercancía ya había caído en estado de abandono legal.

La declaración de la mercancía ante la Aduana Aérea de Valencia fue hecha el 22 de noviembre 2006. En enero de 2007, la Aduana aprueba la admisión de la fianza.

El artículo 30 de la Ley Orgánica de Aduanas dispone:

(…)

A su vez el abandono legal está tipificado en el artículo 66 eiusdem:

(…)

El artículo 31 ibidem relativo a la declaración extemporánea y el almacenaje expresa:

(…)

El artículo 34 de su Reglamento dispone:

(…)

Sin embargo, el artículo 19 del Reglamento de la Ley Orgánica de Aduanas sobre los Regímenes de Liberación, Suspensión y otros Regímenes Aduaneros Especiales establece:

(…)

La contribuyente aduce que solicitó oportunamente la exoneración de impuestos de importación el 13 de septiembre de 2006, mucho antes (sic) de de que se llevó a cabo la importación el 24 de septiembre de 2006 (11 días), sin embargo el Juez verificó que dicha solicitud tiene un sello húmedo del SENIAT del 18 de septiembre de 2006 a las 3,10 pm. (Folio 35); se verificó como consecuencia de lo anterior que la solicitud de exoneración fue hecha antes de la llegada de la mercancía.

El artículo 5 de la Ley Orgánica de Procedimientos Administrativos dispone que toda petición o solicitud debe ser resuelta por la Administración dentro de los 20 días siguientes a su presentación, lo cual no ocurrió en con referencia a dicha solicitud.

El 23 de agosto de 2006, la contribuyente solicitó al Ministerio de Industrias Ligeras y Comercio la certificación de no producción nacional.

El Juez verificó que el Certificado de no producción fue emitido por el Ministerio de Industrias Ligeras y Comercio el 09 de octubre de 2006 (después de la llegada de la mercancía) (folios 39 y siguientes).

El 08 de Junio de 2007, la contribuyente recibió la Resolución N° SNAT/INA/GRA/DDA/ULG/2007/E N° 00055679 en la cual se le exoneraba de los impuestos de importación.

Con base en las normativa transcrita y los hechos verificados y con fundamento en el contenido del artículo 31 del Reglamento de la Ley Orgánica de Aduanas, este Tribunal declara que en el presente caso no se causa tasa de almacenaje a la contribuyente por cuanto este fue debido a la demora de la Administración en otorgar la debida exoneración que cumplió con todos los requerimientos contenidos en las leyes. Así se decide.

V

DECISIÓN

De acuerdo a lo anterior este TRIBUNAL SUPERIOR …omissis… Declara:

1) CON LUGAR el Recurso Contencioso Tributario, interpuesto …omissis… contra el acto administrativo contenido en la Resolución Nº GGSJ/GR/DRAAT/2008/000010-290 del 04 de junio de 2008, emanada de la Gerencia General de Servicios Jurídicos de la Aduana Principal Aérea de Valencia del SERVICIO NACIONAL INTEGRADO DE ADMINISTRACIÓN ADUANERA Y TRIBUTARIA (SENIAT), mediante la cual se declaró improcedente la exoneración del pago por concepto de tasa de almacenaje e inadmisible el recurso jerárquico interpuesto contra la Resolución N° SNAT-INA-GRA-DDA-ULG-2007-E-0005144, del 18 de mayo de 2007.

2) CONDENA en las costas procesales al SERVICIO NACIONAL INTEGRADO DE ADMINISTRACIÓN ADUANERA Y TRIBUTARIA (SENIAT), en una cantidad equivalente al tres por ciento (3%) del monto del recurso, por haber sido totalmente vencida en la presente causa, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 327 del Código Orgánico Tributario.

Notifíquese de la presente decisión al ciudadano Procurador General de la República y Contralor General de la República con copia certificada. Líbrense los oficios correspondientes. Cúmplase lo ordenado…

.

-III-

ARGUMENTOS DE LA APELACIÓN INTERPUESTA

En escrito presentado en fecha 22 de junio de 2010, la representación fiscal fundamentó el recurso de apelación, alegando las razones de hecho y de derecho siguientes:

Que el tribunal de instancia incurrió en el vicio de falso supuesto de hecho al haber analizado erróneamente el contenido de las normas que le sirvieron de base para dictar la decisión objeto de la presente apelación “ya que parte de la errónea idea de que se trata de la no causación de la tasa de almacenaje cuando de lo que se trata es de una negativa de otorgamiento de la exoneración de la misma, pues la citada tasa se causó”.

Adujo que incurrió también en el vicio de falso supuesto de derecho “cuando califica como declinatoria de competencia la inadmisibilidad del recurso jerárquico, pues no le corresponde a la Gerencia General de Servicios Jurídicos del SENIAT revisar por vía de recurso jerárquico un acto dictado por la Intendencia Nacional de Aduanas que es jerárquicamente superior a la citada Gerencia, por lo que mal podría materializarse tal declinatoria, siendo que de lo que se trata es de una inadmisibilidad pura y simple”.

Manifestó que el juzgador a quo incurrió en el vicio de errónea interpretación de la ley “cuando pretendió motivar el otorgamiento del beneficio de exoneración de la tasa de almacenaje basándolo en el artículo 30 de la Ley Orgánica de Aduanas que sólo consagra el lapso para la presentación de la declaración de aduanas y con el artículo 66 eiusdem que se refiere al abandono legal”.

Esgrimió que el sentenciador de instancia incurrió “en el vicio de suposición falsa de conformidad con el ordinal 2° de los artículos 313 y 320 del Código de Procedimiento Civil, por falta de aplicación del artículo 506 y 509 eiusdem, en concordancia con lo establecido en los artículos 12 y 15 del artículo 243 de dicho Código, toda vez que la contribuyente no consignó ningún elemento probatorio que sustentare sus dichos y desvirtuara lo señalado por la Administración Aduanera, siendo que el juzgador se basó en la premisa de que no se causa la tasa de almacenaje por cuanto esta fue debido a la demora de la Administración en otorgar la debida exoneración”.

Expuso que resulta improcedente la condenatoria en costas a la República “en virtud de que no se han cumplido con los requisitos legales para su origen de conformidad con lo dispuesto en el artículo 218 del Código Orgánico Tributario de 1994, aplicable ratione temporis, además de que la Administración Aduanera tuvo motivos suficientes para dictar el acto administrativo recurrido”.

En este sentido, solicitó se declare con lugar la apelación ejercida y en el supuesto contrario, se exima a la República del pago de las costas procesales, no sólo por haber tenido motivos racionales para litigar, sino también en aplicación del criterio sentado por la Sala Constitucional del M.T. en decisión N° 1.238 del 30 de septiembre de 2009, caso: J.I.R..

-IV-

CONSIDERACIONES PARA DECIDIR

Corresponde a esta Sala pronunciarse sobre la apelación ejercida por la representación fiscal, y al respecto se destaca lo siguiente:

Previamente al análisis del fondo de la apelación incoada, esta Sala desestima el alegato referente al falso supuesto de derecho denunciado por el Fisco Nacional, en razón de la “calificación errónea que hace el tribunal de instancia cuando consideró como declinatoria de competencia la inadmisibilidad del recurso jerárquico declarada por la Administración Aduanera”, toda vez que tal calificación no tuvo incidencia en el dispositivo del fallo apelado, que se circunscribió a determinar la procedencia de la exoneración de la tasa de almacenaje, siendo este el punto central y fundamental de la controversia planteada. Así se decide.

En este sentido, la presente controversia se circunscribe a determinar si el tribunal a quo incurrió en el vicio de falso supuesto de hecho y de derecho al haber analizado erróneamente el contenido de las normas previstas en los artículos 30 y 31 de la Ley Orgánica de Aduanas de 1999 y el artículo 34 de su Reglamento, así como también dilucidar si incurrió en el vicio de “suposición falsa”, al haber declarado procedente la solicitud de exoneración de la tasa de almacenaje formulada por la sociedad mercantil Electricidad de Valencia, C.A.

Visto el planteamiento anterior, esta Alzada observa que los vicios denunciados por la representación fiscal están dirigidos a desvirtuar la procedencia de la exoneración de la tasa de almacenaje declarada por el juzgador a quo, con motivo de la importación de partes de turbinas ingresadas a territorio nacional el 24 de septiembre de 2006, por lo que el presente análisis se centrará en lo ajustado o no a derecho de la citada declaratoria.

En este sentido, del contenido de la decisión apelada destaca esta Sala que a los fines de su declaratoria, el sentenciador de instancia se basó fundamentalmente en lo dispuesto en los artículos 31 de la Ley Orgánica de Aduanas de 1999 y 34 del Reglamento, los cuales son del tenor siguiente:

Ley Orgánica de Aduanas:

“Artículo 31. Cuando la declaración de las mercancías se efectúe fuera del plazo que se establezca y las mismas hayan permanecido bajo la responsabilidad de la Administración Aduanera, el consignatario aceptante pagará el almacenaje a que hubiere lugar, salvo que el retardo fuere imputable a la Administración Pública. En los casos de exportación el referido almacenaje se causará en los términos y condiciones que señale el Reglamento”.

Reglamento de la Ley Orgánica de Aduanas:

Artículo 34. La tasa de almacenaje no se causará o podrá ser reducida cuando el propietario de las mercancías pruebe fehacientemente que el retardo en el retiro de la mercancía es imputable total o parcialmente a la administración tributaria

.

Las disposiciones normativas antes transcritas detentan como común denominador la no causación de la tasa de almacenaje por las demoras relacionadas tanto en la declaración de la mercancía como en el retiro de las mismas, siempre que tales demoras resulten imputables a la Administración Aduanera.

En efecto, según se desprende del mencionado artículo 31, la tasa de almacenaje no tendría lugar cuando la declaración de la mercancía se haga en forma extemporánea, siempre que esa declaración tardía obedezca a situaciones imputables al órgano fiscal.

Asimismo, de acuerdo al indicado artículo 34 del Reglamento de la Ley Orgánica de Aduanas de 1991, la tasa de almacenaje no se causará o en todo caso podrá ser reducida por la demora en el retiro de las mercancías, siempre y cuando el titular de tales mercancías demuestre fehacientemente que dicha demora resulta imputable a la Administración Aduanera.

Vemos entonces de los referidos artículos la existencia de dos situaciones que evitan la exigibilidad de la tasa de almacenaje, siempre que deriven de una acción u omisión por parte del órgano con competencia en materia aduanera.

Ahora bien, en el caso de autos se observa que la justificación dada por el juzgador a quo para declarar la procedencia de la exoneración de la tasa de almacenaje obedeció “al retraso por parte de la Administración Aduanera en dar respuesta y aprobar la solicitud de exoneración de los impuestos de importación y tasa de almacenaje”, que tuvo como consecuencia que la consignataria presentara en forma extemporánea la declaración de la mercancía importada, que ingresó a territorio nacional el 24 de septiembre de 2006, pues no fue sino el 18 de mayo de 2007 cuando el órgano fiscal resolvió la solicitud de exoneración de la tasa de almacenaje, cuya solicitud tuvo lugar el 11 de enero de 2007.

Esta extemporaneidad en la declaración de la mercancía devenida como consecuencia de la presunta “demora de la Administración Aduanera en dar respuesta sobre la exoneración solicitada” hizo que el tribunal de instancia la encuadrara dentro del supuesto contemplado en el referido artículo 31 y correlativamente en el citado artículo 34, por referirse al proceso de nacionalización, toda vez que de las actas procesales se evidencia que la declaración de la mercancía efectuada por la consignataria, que constituye la primera fase para su desaduanamiento, fue realizada el 22 de noviembre de 2006, siendo que los efectos importados ingresaron a territorio nacional el 24 de septiembre de 2006.

Ahora bien, según se evidencia al folio 35 del expediente judicial, la solicitud de exoneración de los “impuestos aduaneros y tasas aduanales” tuvo lugar conforme a lo previsto en el artículo 91 de la Ley Orgánica de Aduanas de 1999. En efecto, en comunicación de fecha 13 de septiembre de 2006 la sociedad mercantil Electricidad de Valencia, C.A., solicitó a la Administración Aduanera la mencionada exoneración en los siguientes términos:

…Ahora bien, como quiera que la ejecución de los mantenimientos requieren la adquisición de equipos y materiales no fabricados en el país, los cuales arribarán a través de los terminales portuarios nacionales, solicitamos al despacho a su cargo, con fundamento en la exoneración de impuestos aduaneros con base en lo pautado en el artículo 91 de la Ley Orgánica de Aduanas, el cual establece que el Ejecutivo Nacional por órgano del Ministerio de Finanzas podrá conceder exoneración total o parcial de impuestos aduaneros, en el presente caso impuestos de importación, nos sea expedida la exoneración de aranceles y tasas aduanales al lote de equipos que arribarán a la Aduana Principal…

.

En este sentido, el referido artículo 91 de la Ley Orgánica de Aduanas de 1999, dispone la posibilidad de que el Ejecutivo Nacional por órgano del entonces Ministerio de Hacienda pueda exonerar total o parcialmente a los contribuyentes de los “impuestos aduaneros”, al consagrar textualmente lo siguiente:

Artículo 91.- El Ejecutivo Nacional por órgano del Ministerio de Hacienda podrá conceder exoneración total o parcial de impuestos aduanero en los siguientes casos…

(Destacado de la Sala).

Ese carácter potestativo previsto en la referida norma y sobre la cual se apoyó la sociedad mercantil Electricidad de Valencia, C.A., para solicitar la exoneración del impuesto de importación y de las tasas de almacenaje, pone de relieve que tal solicitud no necesariamente implica el deber de reconocimiento de ese beneficio fiscal, precisamente porque deben evaluarse el cumplimiento de los supuestos allí establecidos para que pueda tener lugar ese reconocimiento, por lo que ante la existencia de una operación aduanera, como lo es la importación, debe procederse con el mandato de nacionalización de la mercancía importada, iniciándose con la fase de declaración, tal como lo prevé el artículo 30 de la mencionada Ley.

Ese mandato establecido en el prenombrado artículo 91 de la Ley Orgánica de Aduanas de 1999 obedece al carácter restrictivo con el cual deben interpretarse los denominados incentivos fiscales, tal como fue considerado por el legislador patrio en el artículo 5 del vigente Código Orgánico Tributario.

Siendo así, la sociedad mercantil Electricidad de Valencia, C.A., debió proceder a realizar la declaración de la mercancía importada en el tiempo establecido, a los fines de evitar el vencimiento de los plazos dentro de los cuales debe cumplirse con las distintas fases para su nacionalización, para de esta manera evitar la permanencia excesiva de los efectos importados dentro de los almacenes, patios y demás dependencias adscritas a la Aduana, toda vez que ese uso excesivo de tales recintos es lo que genera el cobro de las tasas de almacenaje.

De manera que, independientemente de la existencia de la solicitud de exoneración de la tasa de almacenaje de la mercancía importada efectuada por la empresa Electricidad de Valencia, C.A., ha debido la citada sociedad mercantil realizar su proceso de nacionalización, iniciando con la declaración de la mercancía dentro del lapso establecido en el artículo 30 de la Ley Orgánica de Aduanas de 1999, toda vez que tal circunstancia no impide que dicho proceso se realice dentro de los plazos que prevé tanto la ley como sus reglamentos, en primer término porque el referido artículo 30 prevé un deber general de declaración de todas las mercancías que son objeto de este tipo de operación aduanera, y en segundo lugar, por lo discrecional que resulta el reconocimiento de la exoneración solicitada por la contribuyente, pues para que la misma proceda deben evaluarse los supuestos contemplados en el artículo 91 de la citada Ley.

En consonancia con lo anterior y en contraposición a lo sostenido por el juzgador a quo, estima esta Sala que en la presente causa no están dados los supuestos previstos en los referidos artículos 31 de la Ley Orgánica de Aduanas de 1999, y 34 de su Reglamento, toda vez que la demora que produjo la exigibilidad de las tasas de almacenaje devino por el cumplimiento tardío de la contribuyente en lo referente a la nacionalización de la mercancía, como lo demuestra la declaración de los efectos importados, pues tal como se sostuvo anteriormente, la solicitud de exoneración tanto del impuesto de importación como de las tasas de almacenaje no la dispensaba de cumplir con los lapsos establecidos dentro de los cuales debía llevarse a cabo esa nacionalización, por lo que se debe declarar con lugar el recurso de apelación ejercido por la representación fiscal contra la sentencia N° 0703 del 3 de noviembre de 2009, la cual se revoca. Asimismo, se declara sin lugar el recurso contencioso tributario interpuesto contra el acto administrativo signado con el N° SNAT/INA/GRA/DDA/ULG/2007/E N° 0005144 del 18 de mayo de 2007, el cual queda firme. Así se decide.

No obstante el pronunciamiento que antecede y tomando en consideración las interpretaciones que pudieron derivarse de los artículos 31 y 91 de la Ley Orgánica de Aduanas de 1999; y 34 de su Reglamento, que constituyeron parte de la situación que generó la presente controversia, así como de la expectativa de dispensa del pago de las tasas de almacenaje que pudo haber generado la exoneración del pago del impuesto de importación a la empresa Electricidad de Valencia, C.A., otorgada por la Administración Aduanera, debe esta Sala eximir a la citada sociedad mercantil del pago de las costas procesales. Así se declara.

-V-

DECISIÓN

En virtud de los razonamientos anteriormente expuestos, esta Sala Político-Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, declara:

  1. CON LUGAR el recurso de apelación ejercido por la representación judicial del Fisco Nacional contra la sentencia N° 0703 del 3 de noviembre de 2009, la cual se revoca.

  2. SIN LUGAR el recurso contencioso tributario interpuesto contra el acto administrativo signado con el N° SNAT/INA/GRA/DDA/ULG/2007/E N° 0005144 del 18 de mayo de 2007, el cual queda firme.

Se EXIME del pago de costas procesales a la empresa Electricidad de Valencia, C.A.

Publíquese, regístrese y notifíquese. Devuélvase el expediente al tribunal de origen. Cúmplase lo ordenado.

Dada, firmada y sellada en el Salón de Despacho de la Sala Político-Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia, en Caracas, a veintiséis (26) días del mes de julio del año dos mil once (2011). Años 201º de la Independencia y 152º de la Federación.

La Presidenta

E.M.O.

La Vicepresidenta - Ponente

Y.J.G.

Los Magistrados,

L.I.Z.

EMIRO G.R.

T.O.Z.

La Secretaria,

S.Y.G.

En veintisiete (27) de julio del año dos mil once, se publicó y registró la anterior sentencia bajo el Nº 01005, la cual no está firmada por la Magistrada Evelyn Marrero Ortíz, por motivos justificados.

La Secretaria,

S.Y.G.