Decisión de Corte de Apelaciones de Apure, de 21 de Noviembre de 2007

Fecha de Resolución21 de Noviembre de 2007
EmisorCorte de Apelaciones
PonentePatricia Salazar Loaiza
ProcedimientoApelación Contra Sentencia Definitiva

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

CIRCUITO JUDICIAL PENAL DEL ESTADO APURE

CORTE DE APELACIONES

San F. deA., 21 de noviembre de 2007

197° y 148°

PONENTE: P.S. LOAIZA

CAUSA N°: 1As-1469-07

ACUSADA: N.E.M.P.

DEFENSORA PÚBLICA SEGUNDA PENAL: RINALDA BRIGITTE GUEVARA MENDOZA

FISCAL AUXILIAR ENCARGADO DUODÉCIMO DEL MINISTERIO PUBLICO DE LA CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL DEL ESTADO APURE: C.J.I.

VÍCTIMA: EL ESTADO

DELITO: DISTRIBUCIÓN ILÍCITA DE SUSTANCIAS ESTUPEFACIENTES EN MENORES CANTIDADES, previsto y sancionado en el artículo 31 de la Ley Orgánica contra el Tráfico ilícito y Consumo de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas.

MOTIVO: APELACIÓN DE SENTENCIA DEFINITIVA.

Corresponde a la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del Estado Apure, emitir pronunciamiento judicial con relación al recurso de apelación interpuesto por el abogado C.J.I., Fiscal Auxiliar Encargado DUODÉCIMO del Ministerio Público de esta Circunscripción Judicial, en contra de la sentencia pronunciada por el Juzgado Mixto de Primera Instancia en Función de Juicio de este Circuito Judicial Penal, Extensión Guasdualito, mediante la cual se absolvió a la ciudadana N.E.M.P., quien es de nacionalidad venezolana, natural de Barinas, estado Barinas, nacida en fecha 25/12/72, de 34 años de edad, de estado civil soltera, hija de E.P. y C.M., de profesión u oficio Comerciante, residenciado en el barrio Santa Rita, callejón número 01, casa sin número, Guasdualito, estado Apure, y titular de la cédula de identidad número V-11.543.183, en la presunta comisión del delito de DISTRIBUCIÓN ILÍCITA DE SUSTANCIAS ESTUPEFACIENTES, previsto y sancionado en el artículo 31 de la Ley Orgánica contra el Tráfico Ilícito y el Consumo de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas.

Admitido el recurso interpuesto por el representante del Ministerio Público, como ya se indicó, a pesar de haberse incurrido en un error material en el texto del auto de admisión, en el cual se indicó en la dispositiva que lo fue por la Defensa, aun cuando el cuerpo de la decisión se desprende el recurrente correcto, error que queda debidamente subsanado, por ser admisible, por lo que entra de seguidas este Órgano Superior a pronunciarse sobre su procedencia y lo hace en los siguientes términos:

-I-

ALEGATOS DEL RECURRENTE

El profesional del derecho C.J.I., en su carácter de Fiscal Auxiliar Encargado Duodécimo del Ministerio Público, presentó escrito de apelación en contra de la determinación judicial pronunciada por el Juzgado Unipersonal de Primera Instancia en Función de Juicio Circunscripcional, Extensión Guasdualito, en los términos siguientes:

…Procediendo de conformidad con lo establecido en el artículo 452 numeral 2 de nuestra norma adjetiva penal…

…Omissis…

Sus alegatos se circunscriben a citar la declaración de varios testigos y señala que de la lectura de las mismas se observa que el procedimiento realizado por los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Ciminalísticas, se encuentra ajustado a derecho, de conformidad con lo establecido en el artículo 210 numeral 1 del Código Orgánico Procesal Penal, así como que hubo total hilaridad y coherencia entre el testigo instrumental y los funcionarios actuantes, mientras que se reflejan contradicciones entre lo expresado por la niña SERGELYS OMAIRY ZAMBRANO MÉNDEZ y su madre, la acusada N.E.M.P..

Agrega el recurrente que la autoría del delito in comento por parte de la referida acusada quedó demostrado con los medios de prueba presentados por el Ministerio Público, toda vez que fue la única persona presente en el acto de allanamiento de su vivienda, en el que se encontraron los pitillos contentivos de sustancias estupefacientes, existiendo serias contradicciones entre los dicho por la niña y la acusada y lo que se demostró con el testimonio de los funcionarios policiales, perfectamente coherente con el testimonio del testigo que presenció el procedimiento.

Asimismo, explica el representante del Ministerio Público que el escabino O.A. VENEGAS OSORIO manifestó que la acusada es inocente porque no se había detenido a la persona que salió corriendo, y en cuanto a la escabina DEXY B.G.T., indicó que la acusada tenía eso allí como comerciante que es.

Por su parte, la Juez profesional salvó su voto, en su opinión de manera acertada, considerando que quedó suficientemente demostrado durante el juicio la comisión del delito atribuido a la acusada N.E.M.P..

Concluye el mencionado profesional del derecho que existe ilogicidad manifiesta en la sentencia bajo estudio.

-II-

ALEGATOS DE LA DEFENSA

La Defensora Pública Segunda Penal, RINALDA BRIGITTE GUEVARA MENDOZA, en su condición de Defensora de la acusada N.E.M.P., dio contestación al recurso interpuesto, señalando que viola la disposición contenida en el artículo 453 del Código Orgánico Procesal Penal, ya que no se presenta un escrito fundado, no se expresa concreta y separadamente cada uno de los motivos que dieron lugar a la misma ni expresa la solución que se pretende.

Agrega que el escrito de apelación presentado manifiesta de manera muy vaga que se fundamenta en el numeral 2 del artículo 452 del Código Orgánico Procesal Penal, pero no expresa concretamente cual es la falta, contradicción o ilogicidad manifiesta en la motivación de la sentencia que apela, o cual es la prueba obtenida ilegalmente o que fue incorporada con violación a los principios del juicio oral ni demuestra tal motivo, razón por la cual considera que el escrito presentado por el Ministerio Público no cumple con las formalidades mínimas del recurso de apelación, ya que no tiene bases sólidas ni expresa de manera clara y precisa los motivos por los cuales se apela, por lo cual debe ser declarado sin lugar por falta de fundamentación.

-III-

CONSIDERACIONES PARA DECIDIR

Observa este Órgano Colegiado que el recurrente, C.J.I., en su carácter de Fiscal Auxiliar Encargado DUODÉCIMO del Ministerio Público, argumenta en su escrito de apelación, el motivo establecido en el numeral 2 del artículo 452 del Código Orgánico Procesal Penal, con lo cual pretende, según el petitorio efectuado en el escrito consignado, “sea admitido y declarado con lugar el presente Recurso de Apelación.”

De esta manera, entra este Superior Despacho a efectuar un análisis pormenorizado de la denuncia formulada por el recurrente y al efecto observa lo siguiente:

El recurrente C.J.I., señala que el Juzgado de mérito incurrió en el motivo de apelación establecido en el numeral 2 del artículo 452 del Código Orgánico Procesal Penal, es decir, en ilogicidad manifiesta en la motivación de la sentencia.

En este sentido, el representante fiscal indica que las conclusiones a las cuales arribaron los escabinos al sentenciar no fueron basadas en los testimonios de quienes participaron en el juicio, sino en argumentos ilógicos y hasta contrarios a derecho.

Al analizar el contenido de la sentencia impugnada, se observa que el a quo consideró que la acusada N.E.M.P. no es culpable de la comisión del delito por el cual fue acusada, ya que el escabino O.A. VENEGAS OSORIO manifestó que ella es inocente porque no se detuvo a la persona que presuntamente salió corriendo y huyó del lugar, así como la escabina D.B.G.T. indicó que tenía lo incautado porque era comerciante, con el voto salvado de la juez presidente del Tribunal.

A los fines de analizar si la sentencia se encuentra debidamente motivada, es pertinente revisar los precedentes jurisprudenciales relacionados con el tema.

En este sentido, debe analizarse la Sentencia dictada por la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia en fecha 04/12/03, acerca de los requisitos que debe cumplir la sentencia en relación con la adecuada motivación, en los siguientes términos:

Cabe destacar al respecto, la jurisprudencia establecida por esta Sala de Casación Penal, en relación con la correcta motivación que debe contener toda sentencia, que si bien los jueces son soberanos en la apreciación de las pruebas y en el establecimiento de los hechos, esa soberanía es jurisdiccional y no discrecional, razón por la cual, debe someterse a las disposiciones legales relativas al caso, para asegurar el estudio del pro y del contra de los puntos debatidos en el proceso, y para ello es indispensable cumplir con una correcta motivación, en la que no debe faltar:

1.- la expresión de las razones de hecho y de derecho en que ha de fundarse, según el resultado que suministre el proceso, y las normas legales pertinentes;

2.- que las razones de hecho estén subordinadas al cumplimiento de las previsiones establecidas en la Ley Adjetiva Penal;

3.- que la motivación del fallo no debe ser una enumeración material e incongruente de pruebas, ni una reunión heterogénea o incongruente de hechos, razones y leyes, sino un todo armónico formado por los elementos diversos que se eslabonen entre sí, que converjan a un punto o conclusión, para ofrecer base segura y clara a la decisión que descansa en ella; y

4.- que en el proceso de decantación, se transforme por medio de razonamientos y juicios, la diversidad de hechos, detalles o circunstancias a veces inverosímiles y contradictorias, en la unidad o conformidad de la verdad procesal.

Así mismo el artículo 456 del Código Orgánico Procesal Penal, obliga a los jueces que conozcan de las apelaciones, a decidir motivadamente. Esto significa que la sentencia debe contener la exposición concisa de los fundamentos de hecho y de derecho, conforme el artículo 364 ejusdem, con el objeto de verificar la racionalidad del fallo impugnado… (Omissis)…

…Al respecto es conveniente advertir, que en aras al principio de tutela judicial efectiva, según el cual no sólo se garantiza el derecho a obtener de los Tribunales una sentencia o resolución, y el acceso al procedimiento, a la utilización de recursos, y la posibilidad de remediar irregularidades procesales determinantes de indefensión, éste también debe garantizar una motivación suficiente, una decisión judicial razonada sobre todas las pretensiones deducidas que exterioricen el proceso mental, conducente a su parte dispositiva

.

Asimismo, mediante decisión de fecha 11/02/03, la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia sentenció con relación a los fines de la correcta motivación de la Sentencia de la siguiente manera:

La motivación, propia de la función judicial, tiene como norte la interdicción de la arbitrariedad, permite constatar los razonamientos del sentenciador, necesarios para que el acusado y las demás partes, conozcan las razones que le asistan, indispensables para poder ejercer con propiedad los recursos y, en fin, para poder determinar la fidelidad del juez con la ley. Por consiguiente, tiende a la incolumidad de principios fundamentales como el derecho a la defensa, a una sentencia justa e imparcial y a los principios de la tutela judicial efectiva (artículo 49, de la Constitución)

.

Con base en los argumentos expresados y por cuanto la sentencia recurrida carece de la determinación precisa y circunstanciada de los hechos que estimó acreditados, convirtiéndose en la narración de hechos aislados, sin la debida comparación del acervo probatorio, sin indicar las circunstancias de tiempo, modo y lugar en que considera que se demostró que fueron cometidos, este Cuerpo Colegiado considera que lo ajustado a derecho es declarar CON LUGAR la denuncia interpuesta por el abogado C.J.I., Fiscal Auxiliar Encargado Duodécimo del Ministerio Público de esta Circunscripción Judicial, por estimar que la situación denunciada encuadra en la disposición legal contenida en el numeral 2 del artículo 452 del Código Orgánico Procesal Penal. Y ASI DE DECLARA.

En atención a todo lo anteriormente analizado, esta Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del Estado Apure, considera procedente y ajustado a Derecho ANULAR el fallo pronunciado por el Juzgado Mixto de Primera Instancia en Función de Juicio del Circuito Judicial Penal del Estado Apure, Extensión Guasdualito, en fecha 19 de julio de 2007 y ORDENAR la celebración de un nuevo juicio ante un tribunal distinto del que sentenció. Y ASI SE DECIDE.

-III-

DISPOSITIVA

Con fundamento en los razonamientos de hecho y de derecho precedentemente expuestos, la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del Estado Apure, administrando Justicia en nombre de la República Bolivariana de Venezuela y por autoridad de la Ley, DECLARA CON LUGAR el recurso de apelación interpuesto por el abogado C.J.I., Fiscal Auxiliar Encargado Duodécimo del Ministerio Público de esta Circunscripción Judicial, en contra de la sentencia dictada en fecha 19 de julio del año 2007 por el Juzgado Mixto de Juicio Circunscripcional, Extensión Guasdualito mediante la cual acordó absolver a la ciudadana N.E.M.P., ya identificada, de la imputación formulada en su contra por la presunta comisión del delito de DISTRIBUCIÓN ILÍCITA DE SUSTANCIAS ESTUPEFACIENTES, previsto y sancionado en el artículo 31 de la Ley Orgánica contra el Tráfico Ilícito y el Consumo de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas, ello por considerar que están dadas las circunstancias denunciadas en el numeral 2 del artículo 452 del Código Orgánico Procesal Penal, es decir, por falta de motivación de la decisión. En consecuencia, se decreta la NULIDAD de la sentencia recurrida y se ordena la celebración de un nuevo juicio oral y público ante un Tribunal distinto al que pronunció el fallo recurrido.

Publíquese, regístrese y diarícese la presente decisión en los libros que al efecto lleva este Órgano Colegiado. Remítase la presente causa a la Presidencia de este Circuito Judicial Penal, a los fines de designar un Juzgado Accidental que la conozca. Cúmplase.

Dada, firmada y sellada en la Sala de Audiencias de la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del Estado Apure, a los veintiún (21) días del mes de noviembre de dos mil siete. 197° años de la Independencia y 148° años de la Federación.

LA JUEZ PRESIDENTE

P.S. LOAIZA

PONENTE

EL JUEZ LA JUEZ

ALBERTO TORREALBA L.A.S. SOLORZANO

LA SECRETARIA

ABG. K.S.

En esta misma fecha, se dio cumplimiento a lo ordenado en el auto que antecede.

LA SECRETARIA

ABG. K.S.

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR