Vo Nguyen Giap hasta la victoria siempre

Lo que Vietnam hizo fue mucho más que ganar la guerra, y merece el respeto de toda la hu manidad. Su victoria fue una victoria de los oprimidos. Gracias a uno de los mayores estrategas militares del mundo: el general Vo Nguyen Giap, el artífice de las victorias militares contra el Ejército francés y el estadounidense.Desde niño, Vo Nguyen Giap supo lo que era pelear para so brevivir: nació en 1911 en un pueblito campesino en el norte de Vietnam. Sus padres eran pobres, casi todos los campesinos eran pobres en aquella colonia francesa que integraba Indochina. Todo el proceso de la lucha vietnamita debió basarse en el campesinado, predica Giap en Guerra del pueblo. A los 19 años, se mudó a Hanói, donde comenzó a militar en grupos universitarios que luchaban por la independencia. ¿Sus principales armas? Saber leer y escribir.La guerra imperialista ame ricana contra Vietnam dejó 3 millones de muertos, 300.000 desaparecidos, 100.000 muertos después de la guerra por la explosión de bombas enterradas; pues sobre este país se lanzaron casi 10 millones de toneladas de explosivos y napalm; mucho más de lo que fue derramado sobre toda Europa durante la Segunda Guerra Mundial. Ostentan el récord del lugar del planeta más bombardeado nunca jamás. Pero, además, también debe lidiar con dos millones y medio de personas afectadas por las dioxinas, sustancias altamente tóxicas, que producen terribles mutaciones y la muerte por cáncer.Tim Peit, fotógrafo norteame ricano en Vietnam durante la guerra, afirma que el pueblo vietnamita fue y sigue siendo expuesto al horror de una gue rra que tienen que seguir librando cada día, pues sus efectos aún se sienten. Como una broma de mal gusto, los efectos secundarios y colaterales los padecen más allá del horror mismo. Unos 140.000 soldados del norte, acompañados de milicianos del Viet Cong voluntarios del sur, protagonizaron el 30 de marzo de 1975, la batalla de Danang, provincia cercana a Saigón, la capital. Liberando también La Playa Roja, que 10 años antes había visto desembarcar al...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba