Los nombres vernaculos de las plantas medicinales como expresion linguistica y cultural en algunos herbolarios del estado Merida.

Autor:Gil Otaiza, Ricardo
Cargo:Ensayo
 
EXTRACTO GRATUITO

Introduccion

El hombre de otros tiempos no tuvo la fortuna de contar con la "ciencia" del curar, pero hizo frente a su real finitud con lo que la naturaleza y su propia inventiva le depararon, es decir, con el arte del curar. Medico y farmaceutico fueron alguna vez un solo hombre y una sola esencia, y en ella se conjugaban toda una miriada de posibilidades y practicas. Hierbas, raices, bejucos, hiel, bilis, sangre, etc., en sus formas mas pedestres, constituyeron parte sustantiva de la vieja practica medicofarmaceutica que perduro durante siglos. Seres signados por un contexto terrible y brutal constituyen--luego de siglos de tradicion judeocristiana--los precursores de una practica profesional que hoy heredamos completamente tecnificada; solo que avasallada por las fuertes corrientes de desarrollo tecnocientifico que pugnan por asirse de su larga tradicion y sapiencia.

Afortunadamente, a lo largo del tiempo se han ido desarrollando disciplinas cientificas que han buscado desentranar la esencia de las diversas culturas del planeta, a los fines de captar la informacion oral que ha pasado de generacion en generacion y que constituyen la base empirica de muchos estudios en el campo de las ciencias naturales, de manera especifica de la botanica. Nace entonces la denominada Etnobotanica, que se define como la disciplina cientifica que estudia la relacion del ser humano con su entorno natural y cultural en distintos tiempos y espacios geograficos y culturales. Si bien desde el punto de vista etimologico la Etnobotanica denota: botanica de etnias, el concepto se ha ampliado y en la actualidad abarca un espectro de accion que toca a toda comunidad, independientemente de su desarrollo cultural. Es decir, se puede desarrollar etnobotanica en el seno de grupos etnicos, asi como tambien en pequenos poblados y hasta en grandes ciudades. Donde quiera que haya personas relacionandose de manera directa o indirecta con su entorno natural, alli es factible la insercion de esta disciplina cientifica.

Ahora bien, la Etnobotanica es conocida y trabajada practicamente en todo el orbe, y de sus resultados derivan conocimientos fundamentales a la hora de comprender como han sido utilizadas y denominadas las distintas especies vegetales medicinales por parte de las poblaciones con el correr de los siglos. En Europa existen diversas escuelas y corrientes que trabajan de manera ardua para captar la informacion derivada del uso de plantas medicinales. En America los estudios etnobotanicos no estan uniformemente desplegados ni han alcanzado igual grado de desarrollo y de importancia. Cabe destacar que la escuela mexicana destaca por la riqueza de sus hallazgos, asi como por el impacto que estos han tenido en el contexto socio-cultural, no solo de Mexico, sino de otros paises como Guatemala, Honduras y El Salvador.

En el caso venezolano, el desarrollo de grupos de investigacion etnobotanica que lleven adelante el estudio serio de plantas medicinales (de manera especifica de las denominadas hierbas medicinales), no ha sido profuso. No obstante, en algunas regiones existen equipos interesados en llevar adelante estos estudios, a los fines de dar a conocer la gran biodiversidad presente. Estos equipos de investigadores se encuentran en su mayoria vinculados a las universidades de Oriente (UDO), Central de Venezuela (UCV) y la de Los Andes (ULA).

A pesar del inaudito "despegue" tecnologico de la ciudad de Merida, con la introduccion del sistema de transporte masivo trolebus, y con todo el inmenso impacto ecologico que ello ha representado para el paisaje de Merida y de sus poblaciones circunvecinas, las consecuencias negativas contra la biodiversidad (tala indiscriminada de arboles, extincion de especies, deterioro del cauce de los rios, fractura topografica, perdida de pequenas fincas, cierre de pequenas empresas familiares, trapiches, etc.) no ha sido de mucho impacto todavia en algunas poblaciones aledanas a la capital. Concentraciones humanas como la de Mesa de los Indios (Mesa de Ejido), Lagunillas y Tabay se mantienen exentas de profundos cambios que impliquen modificacion sustancial de sus suelos, de sus climas, de su vegetacion y de su fauna. No asi ha ocurrido con la poblacion de Ejido, fuertemente impactada por el "progreso tecnologico".

Por ello, en diversas publicaciones insertas en las bibliotecas de la Universidad de Los Andes, de manera especifica de la Facultad de Farmacia y Bioanalisis, referentes a la biodiversidad, se hallaron trabajos cientificos sobre la exploracion etnobotanica realizada en diversas comunidades del estado Merida, encontrandose con que en asentamientos campesinos, con fincas que todavia utilizan tecnicas y modos tradicionales, con criaderos de animales de carga y animales domesticos, con solares y jardines para el cultivo de plantas medicinales, las especies vegetales medicinales (hierbas, arbustos y arboles) reciben nombres vernaculos distintos, lo que significa un problema de orden sanitario para las comunidades en cuestion, pero desde el punto de vista de la lengua representa una cantera de diversidad y de riqueza cultural que no se puede ignorar.

En tal sentido, los investigadores han observado como en los mercados populares (denominados herbolarios por su derivacion linguistica de hierba) de la ciudad de Merida y de los pueblos circunvecinos (Ejido, Lagunillas, Mesa de los Indios y Tabay), las personas les otorgan a las plantas medicinales nombres vernaculos distintos, aun tratandose de la misma planta o especie, lo que trae consigo confusion a la hora de su uso y recomendacion. Paradojicamente, todo esto representa un aporte linguistico sustantivo a la hora de su comprension desde el hecho cultural, lo que se puede constatar en investigaciones etnobotanicas realizadas en las comunidades anteriormente citadas por parte de investigadores de la Facultad de Farmacia y Bioanalisis de la Universidad de Los Andes.

Con base en lo anteriormente planteado, la investigacion tuvo como objetivo general describir los factores de orden idiosincrasico que determinan la diversidad de nombres vernaculos o comunes de algunas plantas medicinales, expendidas en los mercados populares (herbolarios) de la ciudad de Merida, Ejido, Lagunillas, Mesa de los Indios y Tabay del Estado Merida, a los fines del conocimiento de la riqueza linguistica y cultural de dichas poblaciones.

Marco Teorico-Conceptual

En el campo de la etnobotanica los antecedentes se erigen practicamente en referentes clasicos, razon por la cual la data de muchos de los trabajos realizados en America Latina, y de manera particular en Venezuela, se aleja necesariamente en el tiempo. ?Como no citar entonces a un Garcia Barriga en Colombia o a un Henri Pittier en Venezuela, a pesar de que sus aportes se encuentran lejanos en el tiempo?

En el mundo el interes por la medicina herbaria es creciente; tan es asi que paises como Estados Unidos de Norteamerica (EEUU), en el que la medicina cientifica habia desplazado a la tradicional o herbaria:

... el 25% de las medicinas de patente-comenta Castleman (1994)-aun contiene ingredientes activos derivados de hierbas, y el medico promedio extiende a diario ocho recetas basadas en ellas. No solo eso, sino que incluso los opositores mas enconados de las plantas medicinales las utilizan todos los dias, por lo comun sin darse cuenta (p. 2).

Capasso, Balestrieri y Mascolo (1992), en la obra Plantas medicinales de Mexico, expresan:

En la actualidad, no obstante el florecimiento de las industrias farmaceuticas y la produccion de medicamentos de sintesis o semisintesis a escala industrial, el interes por las plantas medicinales, jamas extinguido, parece despertar y se ven publicitados con mayor insistencia preparaciones galenicas hechas con hierbas medicinales (p. 506).

Finalmente-comenta Castleman (1994)-: "La Organizacion Mundial de la Salud (OMS) calcula que las hierbas curativas son la medicina principal de dos tercios de la poblacion mundial, es decir, de unos cuatro mil millones de personas" (p. 1).

En America Latina el estudio de las plantas medicinales y de su contexto natural es de gran importancia. En Mexico cabe senalar al botanico, boticario, entomologo y agroeconomista Antonio de la Cal, quien en 1832 publico su obra fundamental: Materia medica, siguiendo la antigua tradicion llegada a nosotros desde Pedanius Dioscorides. A tal respecto dice Huerta (1996):

La preocupacion que llevo a Antonio de la Cal a la publicacion de la Materia medica, fue la necesidad de proporcionar, a las personas "precisadas a vivir fuera de las ciudades y de las grandes poblaciones sin recurso de facultativos", un metodo claro y sencillo para aplicar con mas seguridad aquellas plantas que ellos mismos conocian, y que empleaban en sus enfermedades, asignando las dosis que debian usarse en el tiempo oportuno (p. 57).

La citada obra representa un antecedente importante dentro de esta investigacion, porque en ella se incluyen un sinnumero de especies vegetales medicinales, sus usos terapeuticos, asi como la diversidad de nombres vernaculos o comunes utilizados en distintas regiones del pais azteca.

En Mexico tambien debe senalarse al desaparecido maestro Hernandez Xolocotzi, quien-segun Estrada (op. cit)-: "... durante los ultimos 21 anos dicto la catedra de Etnobotanica en (el) ahora Colegio de Postgraduados, Chapingo, tiempo durante el cual hizo escuela en esta area cientifica".

Mas adelante expresa el citado autor: "... el maestro inducia en nosotros (...) el afan por el planteamiento de nuevos conocimientos teoricos, de nuevas rutas (...); asi, han ido madurando poco a poco nuevas areas de la Etnobotanica: principalmente plantas medicinales ... (p. 66).

En el mismo contexto geografico cabe mencionar a Martinez, quien recopilo una serie de articulos sobre plantas medicinales para entregar la obra: Plantas medicinales de Mexico (1994). No deja de ser relevante (tambien de Mexico) para esta investigacion la obra de Gonzalez de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA