Origen y desarrollo de la Constitución de la India. Un ejemplo de equilibrio entre tradición religiosa y laicismo

AutorPasquale Sofia; Paul Thressiamma Panikulangara
CargoUniversidad Rafael Belloso Chacin Maracaibo-Venezuela pasqualesofia@urbe.edu.ve; Universidad Gregoriana Roma-Italia tpanix@libero.it
Páginas64-89

Page 64

1. Introducción

La Declaración de Independencia de los Estados Norteamericanos del año 1776, da origen a las constituciones liberales del siglo XVIII, que declaran el derecho de los pueblos al autogobierno y a la cual seguirá, en 1787, la Constitución de los Estados Unidos de América. Tal modelo constitucional - el más antiguo texto formal existente - contenía el primer ejemplo de República presidencial y federal y ha sido modelo de casi todas las constituciones de los estados del mundo.

El fenómeno del colonialismo ha llevado consigo, desde el punto de vista institucional, los modelos constitucionales de los estados dominantes; después de la descolonización muchas élites políticas, formadas sobre todo en Europa, los han adoptado o tenido en cuenta como modelo de referencia para recrear sus nuevas instituciones y ordenamientos jurídicos. Por lo tanto, desde la democracia representativa, la soberanía nacional así como la separación de los poderes y el federalismo, el presidencialismo o la forma parlamentaria de gobierno, hasta la garantía de Page 65 los derechos individuales y colectivos, son herencias adquiridas por los países de nueva constitución (De Vergottini, 1987: 707-709).

En la línea de las constituciones de matrices liberales, la inglesa y la francesa han tenido mayor influencia en la formulación de las constituciones de los nuevos países generados por el fenómeno de la descolonización. Entre los más importantes países de recién unificación y liberación del dominio extranjero, que se han inspirado en el sistema gubernamental liberal británico, se encuentra la India.

Actualmente, la India es una República parlamentaria de organización federal, compuesta por 26 Estados y 6 territorios y está fundada sobre el pluripartidismo. El Parlamento está formado por: el Presidente; el Consejo de Estado (Rajya Sabha), de 250 miembros y; la Cámara Popular (Loka Sabha), de 545 miembros. Con más de mil millones de habitantes y casi 600 millones de ciudadanos votantes por mayoría, la India es considerada la democracia de mayor volumen poblacional del planeta. Además, su larga y antigua historia tiene una composición étnica y religiosa muy articulada y compleja, que ha condicionado su historia política y social, siendo una tierra donde se han cruzado y convivido por siglos diferentes culturas y sistemas políticos, religiosos y sociales. En función de la religión, en la India, están presentes 81,3% de fieles hinduistas, 9% de musulmanes sunitas, 3% de musulmanes sitas, 2,3% de cristianos, 1,9% de sikhs, 0,8% de budistas y 0,4% de jaimistas. A causa de esta amplia diversidad cultural interna, la autonomía de los Estados federales que componen la India es una autonomía bastante amplia y, contempla el fenómeno jurídico de las leyes tradicionales, las cuales se aplican sobre específicos aspectos de la vida familiar y social. Por ejemplo, según la Constitución vigente (art. 345) el idioma nacional es el hindi, sin embargo, cada Estado de la Unión tiene libertad de elección de la lengua.

La Constitución hindú vigente fue aprobada en 1950; ella maduró por medio de procesos históricos graduales y constantes, donde los acontecimientos particulares de las varias civilizaciones que han pisado el vasto territorio hindú han dejado sus propios testimonios culturales. Para comprender tales aportes y los procesos que la han influenciado, se analizarán los principales factores históricos y religiosos que han contribuido a su formación: el Hinduismo, el Islam y el período británico. En este trabajo se toma en consideración, principalmente, el aporte cultural dado por la religión hinduista y por la islámica, pues ambas representan numéricamente la más amplia presencia en el subcontinente hindú. A pesar de la influencia británica, la historia de la legislación de este inmenso y antiguo País demuestra Page 66 que la vida de estas dos comunidades en este territorio, constituye la forma mentis, el espíritu mismo de la legislación, contenidos en los artículos de la Constitución hindú.

Una característica importante del derecho hindú, determinada por esta prolongada convivencia de varias culturas, es la comparecencia en un único cuerpo, de dos tipos de ordenamiento jurídico: uno laico-estatual y otro tradicional religioso-cultural, donde "el estrato fundamental es aquel del dharma (que indica la religión, la ley, la justica) cuya coherencia interna es garantizada por el sistema del karma 1, o deber, y no por un sistema de derechos, como en la ley [...] Más allá de este estrato fundamental, tenemos la recepción de las instituciones de derecho y de las técnicas para administrarlo de impronta occidental" (Nanda V.P., Sinha S.P., 1996: xxi).

2. El período hinduista

La ley hinduista. Sruti significa "lo que se ha escuchado y comunicado desde los primeros tiempos", conocimiento sagrado transmitido oralmente por el brahmán de generación en generación. Smriti significa literalmente "lo que ha sido directamente oído y recogido" por los sabios. Los Smriti son considerados las principales fuentes de la ley hindú (Dhavamony, 1982: 5-6). En la práctica moderna, los Comentarios y las Costumbres hinduistas son la real referencia para quienes toman decisiones en las elevadas instancias de la administración judicial. Los Sruti están compuestos por los textos Védicos, Upanishadicos y Bhagavad Giticos, que ilustran la vida de los antepasados de los hindús. Los numerosos Smriti, como Manú-Smriti, Yagnavalkya-Smriti, Narada-Smriti, Katiyana-Smriti, Brhaspati-Smriti, etc., son los textos en los cuales los autores intentaron poner por escrito lo que aprendieron de los Sruti (Tandon, 1982: 1-2). Después han sido realizados los Comentarios sobre los Smriti, para analizar y sistematizar las normas contenidas en ellos y para codificar las leyes positivas. Los principales Comentarios son dos: Mitákshara, escrito por Vignáneswara y Dayabhaga escrito por Jimutváhana. Los Comentarios constituyen sumarios de reglas sobre la sucesión, la división de bienes, el matrimonio, etc. (Desai, 1986: 85-86). Las Costumbres son fundadas sobre las reglas locales y de las familias. Una Costumbre adquiere fuerza de ley si ella es antigua hasta cien años, es cierta y razonable, invariable y continua, si no se opone a la moralidadyalapolítica pública, si no está prohibida por una ley vigente (Tandon, 1982: 3-4). Los autores de los Smriti, como Brhaspati, Gautama, Yagnavalkyia, entre otros, recomiendan la superación de las palabras textuales (la palabra es muchas veces rígida) Page 67 y recurrir a la justicia, a la equidad y a la buena conciencia, cuando las normas del texto no logran dar una respuesta a problemas específicos.

Las instituciones sociales. En la antigua India existían dos tipos de instituciones sociales, uno basado sobre el sistema de las castas (varna) y el otro sobre la joint family, o sea la familia patriarcal. La institución basada en el sistema de las castas divide la sociedad hinduista en cuatro grupos principales: brahmán, chatria, vaisía y súdra. Los primeros tres grupos constituyen la clase dominante de la sociedad, mientras el cuarto grupo es considerado el más humilde y servil.

Una casta es constituida por un grupo social principalmente fundada sobre el tipo de ocupación: ya sea sacerdote, rey, comerciante, u obrero. Las leyes pertenecientes a sus legítimas actividades y funciones determinaron el vivir social hinduista, pues la casta determinaba el estilo de vida de un hindú entre los hindús, con una mentalidad de inferioridad y de superioridad, sea como individuo social sea como componente involucrado en ocupaciones sociales. El sistema de castas dictaba lo que se debía y lo que no se debía hacer en la vida religiosa y social. Nacer en una casta específica, determinaba e involucraba todos los aspectos existenciales y sociales de un hindú.

En este sistema social hinduista, los brahmán ocupaban el más alto grado de privilegios e influencias, hasta transformarse en un verdadero y propio poder que dominaba, o bien a la esfera social o bien a la religiosa. Los sacerdotes y los hombres cultos pertenecían a esta categoría, la cual consideraba poseer el conocimiento y el poder sagrado, la cultura superior y la santidad. Ellos gozaban por ley y de facto, de privilegios y prerrogativas que las otras castas no tenían. La casta de los chatrias constituía la clase dirigente de la sociedad; los reyes y los gobernantes pertenecían a esta casta, mientras los vaisía formaban la clase productiva: agricultores, comerciantes, artesanos, etc. Los súdra constituían la clase obrera encargada de los servicios de mano de obra.

La institución social basada en la familia patriarcal es formada por el abuelo, el padre, los tíos paternos, los primos por parte del padre, por las hijas y los hijos, los nietos y por los tataranietos. El fundador de un linaje gozaba de algunos poderes sobre la "unidad" (joint). La familia patriarcal formaba, así, una comunidad, kula. Un grupo de kula constituía una comunidad más amplia y organizada, vis'. Un grupo de estas comunidades formaba un pueblo, jana, el cual constituía una tribu. El poder de la tribu era dividido entre tres personalidades eminentes: kulapati, que era el jefe de familia; Page 68 vis-pati, que era el jefe de la unión de las comunidades familiares (villorrios); janapati, que era el jefe del pueblo.

La formulación del sistema de castas no se realiza durante el período védico 2, sino durante el período upanishadico (los Upanishad son textos de variada extensión y época, cuyos capítulos más antiguos se ubican entre el 700 y el 300 a.C.). El Atharva-Veda (uno de los cuatros Himnos que constituyen los Veda) nos ofrece los elementos fundamentales que constituyen una sociedad: el pueblo, el reino, el rey y el gobierno (Atharva-Veda: III, 3, 2-6). El pueblo...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba