Pdvsa compromete la producción para obtener créditos baratos de China

Dos acuerdos de financiamiento tiene Venezuela con la República China. El primero es una línea crediticia y el segundo un fondo al que ambos países aportan recursos. Las condiciones impuestas por la nación asiática no parecieran difíciles de cumplir si se toma en cuenta que las tasas de interés que cobra son menores que las que el Gobierno venezolano tiene que cancelar cada vez que lanza una emisión de bonos. Sin embargo, un aspecto coloca en una posición de alta vulnerabilidad al país y es el hecho de que los préstamos no se cancelan en efectivo, sino con barriles de petróleo marcados al precio de la factura en dólares que se adeuda.

En otros tiempos esto no hubiese significado un inconveniente, pero actualmente Petróleos de Venezuela afronta problemas que han hecho descender su producción a 2,3 millones de barriles diarios. Si el precio de la cesta venezolana se mantiene alto, el compromiso no luce tan oneroso. No obstante, cuando ocurre una situación como la de la semana pasada, en la que el barril bajó 3,22 dólares para situarse en 101,07 dólares, la petrolera comienza a verse comprometida, pues debe alargar la líneas de crédito: Si cae el precio del crudo se pone más en evidencia el problema de producción de la empresa y corre el riesgo de que desatienda otros compromisos, explica el economistas y profesor universitario, Leonardo Vera.

En el mercado petrolero los imponderables están a la orden del día y la decisión de los países que integran la Agencia Internacional de Energía (organización que reúne a los 28 mayores consumidores) de liberar 60 millones de barriles de sus reservas estratégicas, con el fin de hacer descender los precios, en vista de la delicada situación en Grecia, tumbó la cotización del crudo. Esto obliga a Venezuela a aumentar el volumen para tener el mismo ingreso, asegura el economista José Luis Saboín.

Dinero fresco El primer acuerdo entre ambos países fue para la creación de Fondo Pesado Estratégico para Inversión China-Venezuela, firmado en 2007 entre el Bandes, Banco de Desarrollo Económico y Social, y el Banco de Desarrollo de China. Según las condiciones, por cada 2 dólares que aporta la nación asiática, Venezuela debe poner 1 dólar. Este financiamiento es a corto plazo y comenzó con 6 millardos de dólares, que luego fueron renovados. En febrero de 2010 este fondo se terminó de cancelar y hace poco fue reactivado por otros 6 millardos de dólares.

Todos los recursos aportados por Venezuela han salido del...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba