El pensamiento complejo en la ensenanza de la farmacognosia.

Autor:Gil Otaiza, Ricardo
 
EXTRACTO GRATUITO

THE COMPLEX THOUGHT IN THE PHARMACOGNOSY TEACHING

  1. Introduccion

    La utilizacion de plantas medicinales es tan antigua como la presencia del ser humano sobre la Tierra. Al principio, el hombre primitivo utilizo las plantas para satisfacer sus necesidades basicas: alimento, vestido y medicamento. Posteriormente --y a traves de un largo proceso--abandono las cuevas, e hizo de las plantas materia prima para la construccion de sus viviendas. Con el ser humano devino tambien la nocion de la enfermedad y de la muerte, y es a partir de entonces que tal vez por instinto--y por imitacion de los animales que las ingerian (1)--el hombre primitivo echo mano de las hierbas, arbustos y arboles en la consecucion de la salud perdida con la no muy lejana aspiracion de inmortalidad, que aun hoy pervive. "La terapeutica consistia en una combinacion de practicas, algunas religiosas y otras de indole magica (...) y en el empleo empirico de drogas regionales de los tres reinos naturales." (2)

    Tales premisas no lucen descabelladas si cotejamos los diversos hallazgos cientificos en disimiles lugares del planeta, en los que se corrobora como las civilizaciones antiguas utilizaron plantas medicinales, muchas de las cuales son conocidas por nosotros. (3) Gracias a la escritura el conocimiento acerca del uso de las plantas medicinales llega a nuestros dias convertido en una vieja tradicion hecha ciencia desde hace ya unos cuantos siglos. Con el nacimiento de la universidad napoleonica, que centra su atencion en la formacion profesional o la ensenanza de un oficio (a traves de "escuelas especiales", o facultades, como se les conocera luego), el estudio de las plantas medicinales se erige en centro de atencion muy particular en la formacion del profesional de la Farmacia, cuya practica cientifica y sanitarista de caracter social en Venezuela (en consonancia con el criterio universal) "comprende la elaboracion, tenencia, importacion, exportacion, y expendio de drogas, preparaciones galenicas, productos quimicos, productos biologicos, especialidades farmaceuticas y en general toda sustancia medicamentosa." (4)

    Si nos atenemos a que "en la actualidad, no obstante el florecimiento de las industrias farmaceuticas y la produccion de medicamentos de sintesis o semisintesis a escala industrial, el interes por la plantas medicinales, parece despertar" (5), aunado a las certezas de que buena parte de los principios activos que pasan a constituir las especialidades farmaceuticas de venta en el orbe proceden de drogas vegetales y que el mercado de la denominada fitoterapia esta en permanente evolucion (6) (aunque con mayor fuerza e impacto economico el de las drogas prohibidas) (7), el enfasis que desde la academia (las universidades) le pongamos al conocimiento de la Farmacognosia cobra hoy mayor importancia.

    En tal sentido, la Farmacognosia, desde el punto de vista etimologico, constituye un vocablo compuesto: Farmaco (pharmacon: veneno o medicamento) y Gnosia (gnosis: conocimiento). En otras palabras: el conocimiento de las drogas. En nuestro caso con enfasis en las drogas de origen vegetal, aunque no se excluyen las de origen animal. En la practica, se conoce a la Farmacognosia como a la

    Ciencia que estudia las drogas de origen natural (animal o vegetal), sus caracteres botanicos y taxonomicos, su origen geografico, su propagacion, sus productos, sus aplicaciones, sus acciones en el organismo, sus efectos colaterales y adversos, asi como sus origenes en la historia del ser humano. La farmacognosia es columna vertebral de las ciencias farmaceuticas, y su estudio es considerado como de primer orden en el conocimiento de las drogas que luego formaran parte de los medicamentos. (8) Como es logico suponer, la diferencia entre la cualidad de "medicamento" y de "veneno" de una droga vegetal (y de toda droga), estara dada fundamentalmente por la dosis. No obstante, a todos los efectos, cada droga es potencialmente toxica. De igual manera, en el presente trabajo los vocablos "droga vegetal" seran utilizados para significar un organo vegetal (o toda la planta) que por su composicion quimica es utilizado para buscar en el paciente un efecto terapeutico determinado. Por lo que se colige de lo dicho hasta ahora, que la acepcion de "droga" ya no solo estara circunscrita a aquellas sustancias psicotropicas, de control gubernamental, destinadas a producir en los pacientes efectos narcoticos, o de alteracion de la realidad, sino a toda sustancia de origen natural que por su naturaleza constituya materia prima de un medicamento, o sea de por si un medicamento.

    A pesar de que en casi todo el ambito de America Latina, Estados Unidos de Norteamerica y de Europa, el vocablo Farmacognosia continua vigente con la connotacion antes senalada, la practica ha derivado en una suerte de vocablos que buscan de algun modo significar, o hacer derivaciones con base en especializaciones. Si bien Fitoquimica, Productos Naturales, Plantas Medicinales y Farmacognosia (entre otros), se entretejen en una especie de tronco comun, y muchas veces son utilizados indistintamente, no obstante, para autores como Bruneton (9), y para quien esto escribe, no son completamente equivalentes, y poseen ademas especificidades. En este sentido, se parte de la premisa de que el vocablo Farmacognosia, acunado en 1815 por Seydler, en su Analecta Farmacognostica (10) (y lo que ha implicado en el ejercicio de la Farmacia a lo largo de casi dos siglos de vigencia), es lo suficientemente significativo como para continuar siendo el denominativo "oficial" de esta importante (y vital) rama de las ciencias farmaceuticas.

    La ciencia como producto de la modernidad nos ha impuesto una percepcion fragmentaria del mundo fenomenico. Es por ello que "solemos simplificar la realidad a los efectos de comprenderla, de asirla, de interpretarla" (11), y la Farmacognosia, como parte de las ciencias naturales y de la salud (ciencias farmaceuticas), no ha escapado a ello. La simplificacion de los fenomenos para su estudio no deberia implicar per se la simplicidad, pero asi ha sucedido. En un afan si se quiere pedagogico hemos de-construido la realidad, y en el proceso hemos perdido el norte hasta el punto de desvincular lo que esta articulado, de disociar lo que esta interrelacionado, distorsionandose de esa forma nuestra vision del conjunto.

    Partiendo entonces de la Farmacognosia como rama de la ciencia derivada del tratado Materia Medica, escrito por Pedanius Dioscorides en el ano 60 d.C., y que ha sido referencia obligada durante 1.500 anos para quienes se han acercado al arte de curar (12), y sobre la base de las herramientas que nos proporciona la hermeneutica, se busca replantear su ensenanza desde el denominado pensamiento complejo, y sus siete principios (Principio sistemico u organizacional; Principio hologramatico; Principio del bucle retroactivo o retroalimentacion; Principio del bucle recursivo; Principio de autonomia/dependencia (auto-eco-organizacion); Principio dialogico; Principio de reintroduccion del que conoce en todo conocimiento), abordados por Edgar Morin en su extensa obra filosofica (13), que permita a los estudiantes de la carrera de Farmacia, y a sus profesionales, percibir en su completud las interrelaciones existentes entre cada uno de los factores implicados en el uso de las plantas medicinales, a objeto de que posibilite una nueva vision, en contraposicion al pensamiento cartesiano, que de alguna manera desdibuja en su esencia la complejidad de los procesos atinentes a la vida.

    De igual modo, se busca una percepcion holista e integral de los sistemas en el interior de las plantas, como respuesta a la comprension sesgada (si se quiere, plana), de los mecanismos de autorregulacion, que permiten el sostenimiento de la vida sobre el planeta.

  2. El pensamiento complejo y su impacto en la ciencia

    El conocimiento que tenemos de la naturaleza, y de manera particular sobre la Farmacognosia, es producto del modernismo y se encuentra fuertemente impregnado de una nocion "newtoniana-cartesiana" del mundo de relaciones. Es decir, si retomamos el postulado de Rene Descartes y lo analizamos a la luz de nuestra ciencia, podriamos argumentar aca que para el entender modernista (reduccionista): "el todo es la suma de las partes". En este sentido, el conocimiento se halla circunscrito a una vision univoca y sesgada del mundo fenomenico, que nos impide atisbar mas alla de sus propias posibilidades. ?Verdad o ficcion? En este sentido, se hace necesario abrirnos a una nocion de lo complejo de las circunstancias vitales (y la actividad cientifica no escapa a ello), que nos permita vislumbrar nuevos espacios y derroteros de esta relevante rama de la ciencia, y de la ciencia en general.

    Se requiere entonces ir derrumbando progresivamente falsas creencias, que nos cierran el camino a una realidad que va mas alla de lo conocido y re-conocido como "verdad cientifica", para internarse en lo ignoto, en lo inconmensurable. La nocion de lo complejo nos dice que los limites entre lo real e irreal son difusos, a veces insospechados. La realidad no es tan real ni la ficcion es tan irreal. La complejidad nos recuerda que muchos de los conocimientos que atesoramos como "verdades irrefutables" e inamovibles, por las que nos rasgamos las vestiduras, podrian ser tan solo espejismos de la razon. Nadie es dueno absoluto de la verdad; mucho menos de la ciencia.

    Somos duenos tan solo de fragmentos de la realidad frente a una ambivalencia producto de acciones y retroacciones, de relaciones y de interrelaciones, que a manera de bucles hacen del mundo del conocimiento--y de la Farmacognosia en particular--, tierra ignota, y tambien de esperanzas. Se hace perentorio volver la mirada hacia lo que hasta hoy hemos aceptado como valido, para revisarlo, para ponerlo en duda, para colocarlo entre inmensos signos de interrogacion, para hacer de ese inmenso legado cultural e historico--que hoy disfrutamos como "conocimiento cientifico"--...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA